Alimentos para la Depresión

5 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 5 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 5 Flares ×

¿Está estipulada la dosis de veneno químico que se supone podemos ingerir cada día para no llegar a enfermarnos?

¿Por qué los garbanzos con espinacas y otros alimentos combinados sabiamente tienen propiedades antidepresivas? Te lo cuenta nuestro entrevistado y colaborador  Rafael Méndez Cobos, autor del libro “Siete enfermedades de hoy: soluciones naturales”.

Imagen del Dr. Rafael Méndez Cobos. Alimentos para la depresión. Buenasterapias

Dr. Rafael Méndez Cobos.

Rafael eDoctor en Medicina Natural por la Universidad de Londres y doctor en Homeopatía por The Open International University, fisioterapeuta y especialista en Homeoterapia, Alimentación y Salud por la Universidad Politécnica de Madrid. Fue profesor en la Escuela Superior de Naturismo Hufeland de Sevilla durante cinco años, impartiendo las materias “Dietética y Nutrición”, “Fitoterapia” y “Homeopatía”.

 

B.T:  Rafael, ¿por qué nos enfermamos?

Enfermamos por lo que pensamos, por lo que sentimos, por lo que comemos (la cadena alimentaria está contaminada por los pesticidas, hormonas de síntesis, los ftalatos, el bisfenol, cosméticos, detergentes, etc.)

El IDA es “la dosis de veneno químico que se supone que podemos ingerir cada día sin enfermar”. Esta unidad de medición IDA es un engaño, puesto que no protege a los consumidores sino a los fabricantes.

También enfermamos por lo que respiramos. Cuando estamos intoxicados nos recetan fármacos (o los tomamos sin recetas) y camuflamos el síntoma, tapamos, calmamos temporalmente la enfermedad, haciendo que dichos fármacos nos enfermen aún más.

“Siembra un pensamiento y cosecharás una acción. Siembra una acción y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás un carácter, siembra un carácter y cosecharás un destino”.

 

La enfermedad viene de nosotros y la medicina está en nosotros y no la usamos. Ya es tiempo de acabar con la visión errónea y pasiva del origen de la enfermedad. Debemos entender que somos nosotros los responsables de nuestros actos (y de nuestra salud). Podemos elegir entre estar todo el día enfadados, o no estarlo. O comer alimentos de cultivo biológico o no hacerlo…

B.T: ¿Cómo y con quién aprendiste que el alimento debe ser nuestra medicina y que somos lo que comemos?

Desde pequeño mi estómago fue un rebelde: no soportaba ni lácteos, ni fritos, ni galletas, magdalenas y tampoco grasas. Todo esto me hizo cambiar. Y por supuesto estaba clarísimo que si comía como debía me encontraba bien y como no lo hiciera enfermaba con gastritis, amigdalitis etc. Después de adulto fue el Dr.Eduardo Alfonso (1894-1991) el decano de los médicos naturistas, el que me demostró fehacientemente que el Naturismo sería mi destino. Aún recuerdo cómo me mostró con fotos las caras de hombres que eran grandes comedores de grasa de cerdo y a los que se les ponía” cara de cochinos” (con la papada, los carrillos y el color sonrosado).

 

Imagen de la portada del libro "Nutrición humana y cocina vegetariana", del dr. Alfonso Eduerdo

Imagen: www.libreriaargentina.com

 

B.T: En tu libro “Soluciones naturales para 7 enfermedades de hoy” elaboras dietas naturales para la depresión, la hipertensión, la obesidad, el dolor de cabeza, el colesterol, la disminución de la memoria y la dispepsia. Vamos a centrarnos en los alimentos que ayudan a neutralizar la depresión. He leído que el jamón serrano es bueno para la tristeza… ¿es cierto?

La felicidad es una buena comida y una buena digestión (Shakespeare). Muchas personas padecen de indigestión crónica, que les provoca desánimo, pereza, mal humor, insomnio, gases, halitosis, estreñimiento, apetito voraz perverso, tristeza, etc. Y van a su médico y le diagnostica depresión. Así que seguirá comiendo igual o peor, y además medicándose.

 

Por lo tanto en la depresión -como en cualquier enfermedad- es importante efectuar un estudio de alimentos (es un análisis por electroacupuntura de Voll) para eliminar alimentos nocivos de forma personal e intransferible. Y después viene la segunda parte que consiste en saber mezclar dichos alimentos permitidos.

Un magnífico alimento para la depresión son los garbanzos con espinacas: aumentan la dopamina. El pavo con verduras, y para los vegetarianos las habas con alcachofas, por el mismo motivo que los garbanzos y además esta última combinación lleva triptófano

 

Imagen de un potaje con garbanzos y espinacas, muy recomendable en caso de tristeza o depresión

Imagen: www.justvegetal.com

 

El jamón serrano sí es bueno para la depresión. El jamón, al llevar sal gorda, ya tiene una tremenda cantidad de minerales, además contiene todos los aminoácidos esenciales y se digiere bien si no lo mezclamos con cereales. Lo mejor sería jamón con apio o con zanahorias o jamón con rabanitos.

 

B.T.: Si deseas profundizar más en la combinación feliz de alimentos, en el libro “Siete enfermedades de hoy, soluciones naturales” encontrarás todas las recetas que el Dr. Méndez Cobos recomienda para los desequilibrios más comunes hoy día.

 

Imagen de la portada del libro "Siete enfermedades de hoy, soluciones naturales" del Dr. Rafael Méndez Cobos

“Siete enfermedades de hoy, soluciones naturales”

2 thoughts on “Alimentos para la Depresión

  1. antonio martin hidalgo says:

    Leeré el libro del Dr. Mendez Cobos, Siete enfermedades de hoy, y posible consulta. Gracias, Almabrazos… todo es UNO.

  2. Raquela Jimeno San Juan says:

    Gracias a ti, Antonio, por valorar este artículo. Feliz fin de semana.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

5 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 5 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 5 Flares ×