Alimentos vacíos, declive nutricional y suplementos alimenticios

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

En nuestra dieta la cantidad (y sobre todo el tipo) de glicoproteínas, hidratos de carbono, grasas, vitaminas y minerales que necesitamos  para que nuestro organismo funcione adecuadamente no está asegurada. El estilo de vida actual hace que la cantidad y proporción que ingerimos de estos nutrientes esté alterada. Sobre todo existe un déficit de vitaminas y minerales, proteínas y grasas omega-3.

Además, casi todos vivimos bajo los efectos nocivos del estrés psicosocial, situación que requiere que ingiramos, sobre todo, más vitaminas.

Consumimos un exceso de hidratos de carbono refinados, azúcares refinados y aceites vegetales refinados, todos ellos alimentos “vacíos”. Nuestra dieta es deficiente en frutas, verduras y pescado. A ello le sumamos que los cultivos intensivos en suelos pobres en nutrientes y gliconutrientes no favorecen que alcancemos el estado de salud deseable.

 

Imagen de pan integral ecologico

El pan integral ecológico se encuentra en herboristerías y mercados saludables de tu ciudad

 

La comida que encontramos en los supermercados de Occidente es de exposición: tomates rojos inmaculados, enormes manzanas tan brillantes que puedes ver tu reflejo y que ya no desean ni los gusanos que antes de vez en cuando encontrábamos, huevos idénticos, del mismo color moreno, envasados con primor… La decepción llega tras comprobar que tanta belleza no tiene reflejo en el paladar. Comida perfecta que no sabe a nada. Y lo que es aún peor, la obsesión de los productores por obtener frutos grandes y atractivos está afectando a su valor nutricional.

Estas posibles deficiencias en el contenido nutricional de las frutas y verduras coincide con varias observaciones sobre las carencias de vitaminas de las personas. Se han detectado deficiencias en la población de EEUU y Europa en vitamina D, zinc, hierro y manganeso. A pesar de todo, las carencias no son tan fáciles de detectar. Una persona con una dieta deficiente puede pasar meses o años antes de presentar síntomas por falta de vitamina A, D o B12. El escorbuto, producido por una falta absoluta de vitamina C, tarda seis meses en manifestarse. Otros síntomas pueden ser más discretos: uñas quebradizas, dolores de cabeza y calambres.

 

imagen de verduras frutas ecologicas, buenasterapias

Comer frutas y verduras ecológicas es apostar por tu salud y la de los tuyos

 

Sin lugar a dudas los alimentos en su estado natural son los más ricos en vitaminas y minerales, pero por norma general ingerimos los alimentos que más nos gustan y no tanto los que nos nutren o revitalizan nuestro organismo. Podemos escoger una dieta equilibrada  y sana en vez de los hábitos alimenticios perjudiciales a los que estamos acostumbrados.

 

El uso generoso de fertilizantes, pesticidas y  herbicidas que añadimos a los cultivos contaminan la fruta y verdura que consumimos. Estos productos ya han perdido gran parte de su valor nutricional hasta en un 70%.  ¡Imagínate! Apenas consumimos el 30% de los nutrientes que necesitamos. Por efecto acumulativo, a lo largo de los años -y sin ser muy conscientes de ello- vamos propiciando un buen caldo de cultivo para la aparición de enfermedades degenerativas.

La hormona de crecimiento que le inyectan al pollo y a las carnes rojas con el fin de que sean más robustos y aparentemente de mejor calidad, tampoco ayuda mucho a que nuestras células –y el sistema inmunológico- estén funcionando al 100% de su rendimiento y cumpliendo con eficacia todas sus tareas. Por ello valoramos la importancia de los suplementos alimenticios de calidad contrastada.

Con el desarrollo de la Glicobiología y la constatación de la ausencia de gliconutrientes en nuestro cuerpo sabemos que consumir ciertas vitaminas, proteínas y minerales en cantidades científicamente estudiadas  beneficia la resolución de enfermedades y padecimientos muy comunes hoy. Por ejemplo, la vitamina A protege nuestra piel y el hígado, la Vitamina B2 nos da energía, regenera tejidos y disminuye el cansancio físico, la Colina evita que las grasas se acumulen en el cuerpo, la vitamina C es útil para la cicatrización de heridas y protege a la célula de las agresiones del medio ambiente externo.

Cuando consumimos suplementos y complementos alimenticios el cuerpo recibe las herramientas que necesita para mantener la energía vital que le corresponde. Y con esa fortaleza, no somos tan susceptibles a enfermedades que en muchas ocasiones resultan fatales. El cuerpo sabe cómo mantenerse sano; desde la perfección de su diseño solo necesita una nutrición inteligente.

Me gustaría resaltar que con los complementos alimenticios:

  • Ayudamos a compensar el exceso de alimentos refinados (que producen niveles de azúcar muy elevados en sangre) con productos para mejorar la sensibilidad a la insulina como: aceite omega-3, vitamina D, zinc, magnesio, cromo y proteínas.
  • Mejoramos el ratio de grasas omega-6:omega-3 mediante la suplementación con grasas omega-3.
  • Aumentamos la ingesta de gliconutrientes como vitaminas y minerales que evitan el estrés oxidativo (envejecimiento), mejoramos todas las funciones enzimáticas (reacciones químicas) del cuerpo y reducimos los procesos inflamatorios.
  • Adecuamos la proporción de gliconutrientes ofreciendo una gama de proteínas y aminoácidos de alto valor biológico, lo que mejora el control del azúcar, aumenta la producción de calor (importante para disminuir la grasa corporal) y refuerza los tejidos corporales.

 

Los organismos modificados genéticamente (OMG) en la industria alimentaria actual

Se estima que más del 80 % de los alimentos procesados ahora contienen organismos modificados genéticamente. La rapidez con la que estos alimentos han invadido nuestros supermercados es poco menos que preocupante. Por ejemplo, Roundup Ready OMG remolachas azucareras de Monsanto se introdujo por primera vez al mercado en 2008. En la actualidad, al menos el 95 % de las remolachas cultivadas en los Estados Unidos son GMO con más del 50 % del azúcar blanco procedente de remolacha OMG.

La mayoría de los países del mundo optan por informar en sus etiquetas de todos los ingredientes con los que se ha elaborado un producto. Sin embargo, en EE.UU. todavía no se requiere ninguna información para advertir a los consumidores del acecho OMG. Desconocemos los efectos a largo plazo que producen los OMG en el ser humano. Sería recomendable  que los padres se planteasen qué están comiendo sus hijos y qué opciones más saludables hay en el mercado. Creo que los alimentos procesados que contienen OMG no son realmente comida sino un experimento químico con efectos colaterales. Nuestros hijos se merecen algo mejor que ser desafortunados conejillos de indias para el sistema alimentario industrial.

 

La compra de los productores locales de confianza y la búsqueda de productos que son orgánicos o tienen la etiqueta Verificada ‘Non-GMO proyecto’ es la mejor manera de lograr este objetivo hasta que los fabricantes están finalmente obligados a revelar la verdad sobre las etiquetas de ingredientes.

Por mi experiencia personal y profesional y por los testimonios de personas que han optado por una intervención nutricional específica sé que comer mejor y con más conciencia (alimentos eco y suplementos alimenticios) puede ser una herramienta más eficaz, más económica, menos dañina y menos invasiva que la mayoría de los tratamientos médicos convencionales.

 

No necesitamos una droga para cada enfermedad porque la enfermedad sobreviene, entre otras razones, porque nuestro alimento ha dejado de ser medicinal. Cuando sabemos cómo nos afecta lo que comemos y evitamos saturar al cuerpo de sustancias nocivas para la salud vamos por el camino adecuado.

Ángel Pérez Esquerdo

Empresario Social- Asociado independiente en Mannatech

670 420 567

regeneracioncelular686@gmail.com

 

B.T:

Lee la entrevista que Buenasterapias le hizo a Ángel Pérez Esquerdo, titulada «Glicobiología, la ciencia de las glicoproteínas».

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×