Árbol de la Vida de la Kabala: el Tikún, misión de tu alma en esta existencia

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

¡Cuánta espiritualidad en las matemáticas!  Dice la Kabala que cada persona viene a esta existencia con un Tikún (la misión que elige el alma para evolucionar). ¿Cuál es tu Tikún? Si no conectas con él, puedes enfermarte ya que no materializas la plenitud que has venido a experimentar en la vida. Al Tikún lo intuyes porque cuando vives tu misión sagrada sientes verdadera paz en el corazón. Norah Barranco, colaboradora Bt, te cuenta algo sobre el Sentido de tu Vida. 

 

imagen de norah barranco, colaboradora buenasterapias, arbol de la vida de la kabala, registros akashicos, jaen, madrid, malaga, tikun

Norah Barranco. Socióloga. Árbol de la Vida de la Kabala

Hay una canción de Jorge Drexler que se llama Amar la trama más que el desenlace y creo que es la frase que mejor define este maremagnum en el que nos embarcamos cuando elegimos estar vivos.

Y en esa “trama” nos enredamos y nos encontramos, bajamos a los infiernos, tocamos fondo para luego ascender a lo más luminoso de nosotros mismos, para luego olvidarnos y volver a caer… Hasta que donde caemos es en la cuenta de que el manual de instrucciones de la Vida lo llevamos dentro y que, precisamente, escribirlo recordando quiénes somos, es una de las mejores ocupaciones que le podemos otorgar a los días.

Esa trama resulta que no es aleatoria, pero tampoco un guión cerrado. Me explico:

dice la Kabala que cada persona viene a esta existencia con un tikún (que viene a ser la misión de elige el alma para evolucionar), y que para cumplir ese tikún necesita experimentar algunas cuestiones, que se le hacen más o menos difíciles dependiendo de cómo se usen los demás recursos y potenciales que se trae puestos de fábrica o que ha desarrollado e integrado a lo largo experiencia vital. El caso es que en la constante elección (porque el libre albedrío es intocable, no se vayan a creer) de situaciones, personas y experiencias se nos va creando la trama necesaria para vernos cara a cara con nuestra verdadera esencia, desnuda de tonterías superficiales, y así afrontar lo que verdaderamente venimos a integrar.

No es tan complicado: traemos un tesoro dentro, pero como en los juegos, la literatura o el cine… lo importante no es el final, sino los mecanismos que ponemos en marcha para jugar a encontrar, no sólo el tesoro final, sino los miles de tesoros internos que nos van a acercar al cumplimiento de nuestro tikún. Que por cierto lo ha decidido el alma para evolucionar, no es una imposición sino una honesta elección.

¿Y cuál es nuestro tikún?

¡Ahí quería yo llegar!

Quizá sin usar esas mismas palabras, pero sí el mismo cuestionamiento, es la pregunta del millón desde tiempos ancestrales: ¿qué sentido tiene mi vida? Sería la pregunta. Pero igual el enfoque no nos crea más que nuevas preguntas, dudas, falsas creencias, inseguridades y hasta fanatismos. Yo he creído entender, en estos años de estudio y análisis, que igual habría que cambiar la pregunta para que la respuesta fuera menos desconcertante, quizá la pregunta sería menos incómoda así:  ¿cómo hago para darle sentido a mi vida? Porque al fin y al cabo quien tiene las herramientas de cambio en su mano es cada cual. Ahora, ¡cómo las uses es tu problema!

Y en ese sentido, una vez que se es consciente de la responsabilidad individual de cumplir el propio tikún (que por cierto cuanto más claro lo tienes más fácil te resulta, incluso sientes mucha más paz avanzando en esta vida sin despistarte en cuestiones baladís), es cuando empieza la acción consciente de dar el salto cuántico evolutivo que permite sanar esta vida (y otras anteriores o posteriores) en pos de la propia evolución y de la evolución humana en general…que se dice pronto.

Para facilitar este proceso de autoconocimiento y sanación, existe una herramienta que desde tiempos ancestrales nos acerca a la posibilidad humana de conectar todo el puzzle, interno y externo, para que el mapa del tesoro esté completo y la búsqueda resulte más fácil, se trata del Árbol de la Vida de la Kabala.

Gracias a la sistematización, análisis, actualización, recopilación y profundo estudio de Jaime Villarrubia, tenemos acceso a una Kabala Aplicada y Práctica que se está extendiendo por el mundo con la intención de que cada cual conozca su propio tikún con todos sus extras, bloqueos, crisis, potenciales, talentos y maestrías.

Basada en las matemáticas y la lengua hebrea,  elabora un mapa conceptual de la vida de cada ser humano capaz de ofrecer respuestas a las grandes preguntas que nos hacemos desde el principio de los tiempos.

Este “mapa” enlaza aspectos personales a nivel físico, mental, emocional y espiritual y con ello nos permite configurar una visión de cómo manejarlos para lograr una mejora en nuestros objetivos vitales y de cómo vivirlos de la manera más sana posible.

¿Y eso cómo se hace? A través de una sesión de interpretación de nuestro árbol, que previamente se ha realizado en base a operaciones matemáticas. La sesión dura entre hora y media y dos horas, se graba en audio para escucharla más de una vez e integrar la información que en un primer momento se nos escape. Y dado que el mapa es de cada cual, la responsabilidad de aprovechar dicha información también lo es. (Para más información búscame en el mapa solidario de Buenasterapias)

Una herramienta ancestral, redefinida para  acceder a su lado práctico y su aplicación directa en la vida cotidiana, que se abre al ser humano tras milenios de estar en la esfera de lo oculto. Toda una experiencia de autoconocimiento para verdaderamente “amar la trama… más que el desenlace”.

Gracias a Senai Rubio por sus enseñanzas.

Norah Barranco

Socióloga, Arteterapia, Directora del Programa radiofónico saludable Échate un Ojito (UniRadio Jaén), Maestra de Reiki, Registros Akáshicos, Árbol de la Vida de la Kabala.

670 700 256

Extracto:

Fue en el libro “Moby Dick” donde encontré una reveladora definición del Dolor del Miembro Fantasma (DMF) en la voz del capitán Ahab: “hay sólo una pierna para el ojo, pero dos para el alma”. En las narraciones infantiles encontramos ejemplos de personas con amputaciones: el soldadito de plomo, el padre de la princesa Brave, el niño del flautista de Hamelín, casi todos los piratas… En los referentes literarios y cinematográficos posteriores los personajes amputados son tratados con bastante menos amabilidad que en los cuentos: en su mayoría son los “malos” de la película. Resulta curioso que, en ninguna de las referencias anteriores, se hable del dolor del miembro fantasma…

Artículos de Colaboración Bt de Norah:

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×