Aromaterapia Integrada para cada momento de vida

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

¿Pueden los aceites esenciales modificar la calidad de nuestros pensamientos? ¿Hay aceites que te conducen a Dios? ¿Y aromas que pueden ayudar a las personas moribundas? ¿Sabías que el Cedrus atlantica, arquetipo masculino de rectitud, nobleza, justicia y fuerza suelen necesitarlo las mujeres maltratadas? Entrevistamos en profundidad a Enrique Sanz Bascuñana, Director del Instituto de Aromaterapia Integrada de Barcelona (ESB), Aromatólogo, Artesano Perfumista y escritor. ¡Vamos a oler el mundo!

¿Quieres formarte con Enrique a partir de este 31 de enero en Sevilla? Ya contamos en Andalucía con su completísima Diplomatura en Aromaterapia Integrada (dos años), reconocida por la Asociación Española de Aromatología, la Asociación Profesional Española de Naturopatía y Bioterapia (APENB) y la Asociación Española de Naturopatía Psicobiológica.

B.T.: ¿Quién es Enrique Sanz Bascuñana?

Pues un ser humano normal y corriente, padre de seis hijos, recientemente abuelo y dedicado por pasión al mundo de la Aromaterapia desde 1987. Comencé como hobbie a jugar con los aceites esenciales y las plantas con mi primer hijo, cuando vivíamos en un pueblo de Zaragoza (Caspe) y poco a poco esa afición se transformó en una pasión que me llevó a dedicarme exclusivamente a ella.

 

imagen de enrique sanz de bascuñana

Enrique Sanz Bascuñana, experto aromatólogo y Director del Instituto E.S.B.

 

Sin tener conocimiento alguno (ahora con la perspectiva del tiempo, una locura), dejé mi trabajo fijo y estable de ferroviario para montar con un grupito de idealistas un pequeño laboratorio. En 1991 comenzó “Apsara Vital”, una de las marcas pioneras en cosmética natural y aromaterapia en España, hasta el 2011. Allí aprendí todo lo que sé, desde abajo y desde dentro de la elaboración de los productos naturales con aceites esenciales y otros extractos de plantas.

Pero lo que más me gustaba en los últimos años de mi trabajo era la formación que ofrecíamos en vista de la desolación que imperaba en este ámbito en concreto de la aplicación de las plantas a través de sus aceites esenciales. Por desgracia, en nuestro país, existe un nivel muy bajo en comparación con otros, a pesar de que la aromaterapia se conoce desde hace más de 30 años. Así que opté por dedicarme a lo que realmente me apasiona: enseñar, investigar y escribir sobre aromaterapia y sus posibilidades insospechadas.

B.T: ¿Podría decirse que la Aromaterapia es una ciencia?

Depende de lo que entendamos por “ciencia”. Desde el punto de vista actual, hay aspectos de los aceites esenciales que pueden ser experimentados y comprobados con el método científico sin mayor problema. Hay toda una “aromaterapia clínica” o “aromaterapia médica” que algunos llaman “aromaterapia científica” (terminología que no comparto aunque respeto según de donde venga) que entiende el funcionamiento de los aceites esenciales a través de moléculas que pueden aislarse y tienen efectos farmacológicos, pero esto, desde mi punto de vista, está todavía muy lejos de encajar con el criterio “científico” actual, debido a que un aceite esencial está compuesto por decenas o centenares de moléculas aromáticas distintas, en proporciones siempre distintas también (son productos naturales que producen las plantas, nunca pueden ser iguales), con lo cual es difícil reproducir resultados con los parámetros que la visión científica reduccionista imperante considera.

Por otro lado, los aceites esenciales no son sustancias patentables, así que las industrias que destinan grandes cantidades de dinero para investigación no están interesadas en ellos. Sin embargo, estoy convencido de que cualquier persona, con espíritu realmente “científico” puede encontrar en ellos, si se atreve, un excelente recurso terapéutico, pero como me gusta decir a los alumnos, imagina que estás escuchando una orquesta sinfónica y pretendes explicar el efecto que un acto tiene sobre el público, por ejemplo, emocionándole hasta el punto de hacerle llorar por la belleza que transmite.

Ahora, como resulta que no tenemos el conocimiento suficiente para entender los complejos mecanismos que se producen en el ser humano y tampoco tenemos capacidad de analizar esos 70 instrumentos que están trabajando al unísono, nos enfocamos en concreto en el efecto que tienen el violín y el piano, porque esos dos los hemos podido analizar por separado, llegando a la conclusión de que la parte ejecutada por el violín tiene un cierto efecto (por ejemplo, melancólico) y el piano otro efecto (por ejemplo, euforizante). Eso no explica el efecto complejo y total de la orquesta sobre el que la escucha. Pero como la ciencia actual no tiene más recursos, considera que todo lo que sale de su espectro es “poco serio” o directamente “no existe, porque no puede ser demostrado científicamente”. Los avestruces también toman ese tipo de actitud (según me enseñaron de pequeño, aunque no es cierto, a los niños nos cuentan tantas mentiras…) y eso no evita que el peligro desaparezca.

 

imagen de enrique sanz impartiendo un curso de formacion

Enrique Sanz en uno de sus cursos de formación

 

De una forma parecida, el enfoque pretendidamente científico de estudiar el todo a partir de las partes, creo que no lleva a grandes cosas, pero también es cierto que ha dado a la Aromaterapia un nivel de seriedad y rigor del que antes carecía. Estamos en el camino, no sabemos casi nada de las posibles aplicaciones de los aceites esenciales y cualquier camino serio y honesto para conocerlos es loable, pero sin caer en los excesos del marketing y la venta que rodean inevitablemente cualquier cosa en esta sociedad.

 

B.T.: ¿Qué es la Aromaterapia integrada?

Es un concepto creado y registrado por mí que reivindica una sola Aromaterapia y diferentes maneras de aplicarla y practicarla. Hasta hace poco, e incluso para ciertas personas, los distintos enfoques y formas de aplicar la aromaterapia (la línea francesa, practicada por médicos, usa todas las vías –interna y externa- y todas las dosis –altas y bajas, mientras que la línea anglosajona, practicada por esteticistas, masajistas y otros terapeutas, sólo los usa por vía externa, en dosis bajas y con muchas prevenciones) eran incompatibles.

Yo considero que no, que son perfectamente compatibles, que todo el mundo puede aplicar y disfrutar la aromaterapia con unas nociones básicas y que todos los aceites esenciales se pueden aplicar con el suficiente conocimiento, porque eso es lo que me ha demostrado la evidencia y la práctica durante estos años. Por ello, en la Aromaterapia Integrada, integramos las distintas corrientes y aprovechamos lo mejor de cada una de ellas, desechando los lastres, prejuicios y absurdos que por desgracia las salpican.

También le damos un aire más ibérico, no somos ni anglosajones ni franceses, tenemos otra idiosincrasia, otros gustos y cultura aromática, y eso hay que reivindicarlo, potenciarlo y disfrutarlo. Nuestra riqueza y variedad en plantas aromáticas y medicinales es legendaria y sin embargo no la valoramos. Nuestra cultura también, con grandes defectos pero también con grandes virtudes. Esas son las que hay que rescatar y la aromaterapia no es más que un vehículo profesional y personal como cualquier otro para hacerlo.

B.T.: Y el concepto de Psicoaromaterapia, ¿a qué hace referencia? ¿Pueden los aceites esenciales modificar la calidad de nuestros pensamientos?

La Psicoaromaterapia es una parte más “moderna” y con menos desarrollo que la Aromaterapia aplicada a lo “físico”. Realmente la Aromaterapia tal y como la conocemos ahora, comienza a principios del siglo XX, así que es muy joven. La Psicoaromaterapia comienza a reivindicarse en los años 80 a través de Robert Tisserand y actualmente sigue siendo un gran misterio, y como tal, un apasionante camino de descubrimiento personal.

El olfato es un sentido privilegiado ya que conecta con el sistema límbico sin filtros, directamente. Es decir, en cuestiones que tienen que ver con lo esencial para la vida (memoria, reproducción, agresividad), la información sobre el medio externo que viene vía olfativa es instantáneo, directo, radical. Por eso los aromas pueden mover emociones profundas, conectar con recuerdos olvidados, sentirnos atraídos irremediablemente hacia algo o alguien, todo ello sin pasar por el filtro de la razón.

Sobre la pregunta de “modificar la calidad de nuestros pensamientos”, por supuesto que con el suficiente entrenamiento y trabajo, los aceites esenciales son capaces de conectarnos con experiencias de tranquilidad, relajación, serenidad, paz, alegría, etc., aunque mi experiencia al respecto es que cada persona responde de manera distinta a dichos aromas, así que generalizar no me gusta demasiado porque es banalizar algo sumamente profundo e importante para mí.

No obstante, podríamos decir, que en gran cantidad de personas, por ejemplo, el olor de la esencia natural de la naranja tiende a producir alegría. O que el aroma profundo e intenso de la jara, tan propia de nuestra tierra, es un bálsamo excelente para cicatrizar heridas “del alma” producidas por rechazo o pérdida, así como para tomar fuerza en caso de situaciones en las que se han de tomar decisiones importantes.

Pero para mí, todo esto, si no se hace con el enfoque y la conciencia adecuada, no funcionará, o no funcionará bien, porque esto no es algo que se produzca por “magia infusa”, sino por toma de conciencia y compromiso consigo mismo, y eso requiere de un proceso. En una sociedad tan mercantilizada, el riesgo de encontrar quien te vende “jara para los procesos de separación” o algo por el estilo, para mí es un patetismo más y un desperdicio de aprovechar una situación de crisis para conseguir un crecimiento personal.

 

B.T.: Los aceites esenciales nos ayudan en nuestros procesos de sanación. ¿Para qué nos “enfermamos”?

Mi opinión es que el organismo siempre busca la manera de equilibrarse y volver a la máxima economía y prioridad de procesos para conservar la vida. Por lo tanto, enfermamos porque no seguimos las leyes de la naturaleza y nuestro organismo busca cómo encontrar un equilibrio sacrificando lo que menos valor tiene para conservar la vida del individuo. Los aceites esenciales, sin ser milagrosos, pueden ser factores clave para devolver la energía y coherencia perdida. Pero si no cambiamos las raíces de la enfermedad, volverá a aparecer. Y por mucho que digan ciertos “iluminados”, todo el mundo muere antes o después… hasta ellos, (que me demuestren lo contrario y cambiaré de idea). Es decir, también hay que admitir que en este mundo en el que vivimos, la enfermedad forma parte de la vida, es intrínseca a ella.

La posición infantil de negar la evidencia resulta muy inmadura y característica del engaño en que vivimos en la actualidad. La salud perfecta no existe ni ha existido nunca, pero la naturaleza nos permite vivir de una manera más cercana a ese ideal de perfección. Por eso muchos terapeutas fingen que nunca enferman –mintiendo-, eso les pondría más allá del bien y del mal, es decir, más allá de este mundo. Todas las personas, de la más humilde a la más elevada, pasa en su vida por procesos de este tipo. Digamos que es el precio a pagar por vivir en este planeta. Pero claro, esto sólo es mi opinión.

B.T.:  ¿Cómo opera, a nivel orgánico, un aceite esencial?

El aceite esencial opera a todos los niveles energéticos posibles: desde los más densos (físicos) a los más sutiles (emocionales). El porqué no se conoce con exactitud: si nos aproximamos a ellos desde el punto de vista químico, cuando los inhalamos por ejemplo, además del efecto directo a nivel cerebral, también la parte inhalada pasa al interior del organismo a través de los pulmones. Lo que ocurre es que las cantidades que inhalamos normalmente son muy, muy pequeñas, por ejemplo en un difusor, y, sin embargo, ya pueden tener un gran efecto a nivel mental-emocional (pongamos por ejemplo el efecto inductor a la meditación del incienso: Boswellia carterii , no cualquier cosa que se queme a la que se llama así).

 

imagen de la portada del libro aromaterapia practica

 

Cuando los aplicamos sobre la piel, hay una parte que se absorbe (máximo 50% según los estudios que tenemos hasta el momento) y que pasa al torrente sanguíneo y se distribuye por todo el cuerpo. Para que nos hagamos una idea, en un masaje típico normal, para todo el cuerpo, la cantidad absorbida en el mejor de los casos estaría en torno a las dos gotas (unos 0,09 gr. 90 miligramos). Eso ya puede tener unos efectos –cada aceite esencial tiene sus propiedades y aplicaciones distintos- por ejemplo, el sedante o relajante de la muy conocida lavanda.

Otras formas muy empleadas son las inhalaciones, los baños, el uso de compresas frías y calientes, todas ellas por vía externa. Por vía interna, los aceites esenciales en uso médico se pueden administrar por vía oral –cápsulas, comprimidos, soluciones-, vía vaginal –supositorios y óvulos vaginales- o vía rectal –supositorios, excelentes para infecciones respiratorias e intestinales-.

 

B.T.: ¿Tiene sentido hablar de esencias femeninas y masculinas?

Bueno, eso debería argumentarlo quien lo sostenga, yo no. Es como si te preguntase ¿hay alimentos femeninos y masculinos? …

¿Hay alimentos que sólo pueden comer las mujeres? No lo creo. Ni al contrario. Con las esencias pasa lo mismo, todas son válidas para hombres y mujeres, indiferentemente y dependiendo de lo que precise trabajar cada uno/una de nosotros/as. Por ejemplo, poniendo casos extremos, la Rosa damascena sería el aceite esencial arquetípico representante de la feminidad, del amor, de la compasión, de la madre, de ese tipo de amor… Por supuesto, es un aceite esencial que usamos porcentualmente hablando más en las mujeres que en los hombres, pero eso no quiere decir que los hombres no podamos necesitarla y usarla.

 

imagen de un cedro

Cedrus Atlantica cuyo aceite esencial representa el arquetipo masculino de rectitud, nobleza, justicia y fuerza.

 

De igual modo, aceites esenciales muy “masculinos” como puedan ser la jara Cistus ladaniferus me salen en uso indiferente en hombres o mujeres o el Cedrus atlantica , arquetipo masculino de rectitud, nobleza, justicia y fuerza suele salir en mujeres maltratadas. Por lo tanto, yo no suscribo esa teoría. Tengo que decir que yo trabajo desde lo que la persona pide, no desde lo que creo que necesita.

B.T.: ¿Hay aromas que te conducen a Dios?

Sí claro, evidentemente el aroma es uno de los ejemplos más visibles de cómo se sutiliza o espiritualiza la materia, sólo tienes que observar el proceso de una varilla aromática quemándose para visualizar el proceso. El aroma, que consiste en moléculas que se evaporan muy rápidamente, es una muestra fácil para ver la transformación de lo que es pura materia (aceite esencial, cientos de moléculas con una química precisa y pesada) en puro espíritu (del vapor a la emoción, el pensamiento y la sensación).

Dependiendo de qué sea para ti Dios, pero entendiendo que siempre se trata de algo o alguien trascendente, los aromas de las plantas siempre se han empleado para comunicarse con los dioses. Yo siempre digo que los antiguos no tenían un pelo de tontos y que no hacían nada que no tuviese sentido práctico. Si usaban ciertas plantas y sus aromas era por algo, porque funcionaban. Entonces aquí tenemos dos cosas:

  • Los aromas nos inducen a estados de conciencia superiores y trascendentes, por lo tanto, ayudan a conectar con la divinidad de cada quien
  • A los dioses les agradan ciertos aromas y por ello siempre se han usado como ofrendas hacia ellos, por algo es. De algún modo, esos dioses se alimentan de ciertas cosas, entre ellas esos aromas.
  • Vigila a qué dios o dioses enfocas tu energía y atención, no es cuestión que los aromas te conduzcan a deidades demoniacas.

 

imagen de la Portada del libro de Enrique Sanz "Aromaterapia sagrada"

Aromaterapia sagrada“, libro escrito por Enrique Sanz. Ed. Jeanro (México, 2012)

B.T.: Háblanos de esencias que fuesen sagradas para determinados pueblos o civilizaciones antiguas y por qué se las apreciaba tanto…

Sí, este es un tema apasionante para mí y que me llevó a desarrollar un trabajo sobre Aromaterapia Sagrada desde hace varios años. Parece como si esto fuese algo antiguo y lejano, y no nos damos cuenta que hasta la iglesia católica sigue quemando incienso en sus ceremonias religiosas. No es lejano, no se ha dejado de practicar nunca ni en ninguna cultura. Cada pueblo tiene sus plantas sagradas y sus aromas sagrados también. Los actuales que tenemos por ejemplo en el cristianismo, evidentemente provienen de África y Oriente Medio.

El incienso y la mirra son los más importantes y empleados, los principales para comunicarse con los dioses. El cannabis también, aunque desde hace unos 100 años sea políticamente incorrecto hacerlo notar. En Asia tienen varios, posiblemente el que más conocemos aquí sea el sándalo blanco Santalum album, que proviene de la India. No somos conscientes del valor que les daban, porque lo valían, hasta el punto de que venían en lejanas caravanas de oriente a occidente y se consagraban tanto al sacrificio a los dioses como a la creación de todo tipo de medicamentos y preparados para la belleza o el cuidado personal de gente muy rica e influyente. Eso quiere decir que servían para algo muy importante, no era algo simbólico como estúpidamente y desde nuestra ceguera y falta de respeto por nuestros ancestros consideran los “ilustrados” actuales.

Reflexionemos sobre la ofrenda al niño Jesús: oro, incienso, mirra, eso era lo más valioso, y el oro no por su capacidad de hacer joyas, sino por las propiedades medicinales y energéticas que tiene. En América tienen el copal y miles de plantas que desconocemos, todas con poderes de conexión con otras realidades, energías y dimensiones, a las que muchas veces nosotros simplemente hemos llamado “dioses”.

Es importante que recuperemos esa sabiduría y empleemos las plantas que por historia y geografía nos corresponden para honrar a nuestras divinidades, que yo considero básicamente son internas.

 

B.T.: Has visitado México en varias ocasiones para impartir cursos y participar en diferentes congresos internacionales de Aromaterapia. ¡México me huele a cilantro! ¿A qué huele México para ti? (cuéntanos las propiedades de su aceite esencial…).

Sí, México es para mí la segunda patria y tierra muy querida y generosa conmigo, con personas maravillosas que me han enseñado a ser más humano. Ha sido el impulso para muchas de mis nuevas creaciones y avances en la aromaterapia, una de mis fuentes de inspiración. Así que no puedo evitar sentir un gran respeto y admiración por México.

El cilantro no es una especie que a mí me guste demasiado en la comida, en cambio el aceite esencial sí me agrada mucho. Es un aceite, como todos los de especias, muy enfocado y potente en el sistema digestivo y metabólico, un aceite caliente, picante pero también con un punto de dulzor muy agradable. México es color, vida, pasión, intensidad, multiplicidad. Para lo bueno y para lo malo. Para mi es grandeza, intensidad, vitalidad y sobre todo belleza. México me huele a ganas de vivir.

B.T.: ¿Los bebés en el vientre de su madre reciben los beneficios de la Aromaterapia?

Yo no lo sé. Lo que sí sé es que si la madre está bien, su bebé se beneficia. Es lamentable lo que está pasando con las embarazadas y la Aromaterapia. Se considera a la embarazada como un ser frágil y a los aceites esenciales como poco menos que venenos. Ni una cosa ni la otra son ciertas. Los prejuicios y miedos que ocasionaba la falta de conocimiento sobre los efectos de los aceites esenciales en embarazadas y bebés ocasionó una actitud prudencial de no usarlos, para evitar problemas, que con los años se ha convertido en una actitud: los aceites esenciales son muy peligrosos para las embarazadas y bebés.

 

imagen: www.tipsdebelleza.esimagen de un bote con aceite esencial

imagen: www.tipsdebelleza.es

 

Lo bueno del caso es que no hay ni datos, ni casos ni certeza alguna de que usando los aceites esenciales en cantidades de uso profesional y por vía externa, hayan producido ninguno de esos “desastres” que tanto llenan la boca de personas que en su vida han usado un aceite esencial, por lo que parece. Los datos clínicos que hacen referencia a problemas siempre son por accidentes, no por uso normal y profesional: intentos de aborto, intentos de suicidio o ingesta por accidente de niños pequeños. Eso no es Aromaterapia ni tiene nada que ver con lo que nosotros hacemos. En nuestras formaciones para embarazadas hablamos de aquellos aceites más empleados y beneficiosos para este proceso de la vida.

B.T.: ¿Qué aceites esenciales serían aconsejables para los niños diagnosticados de TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad)?

Me vas a permitir que no conteste a esta pregunta porque no quiero entrar en ese circo. La mayor parte de niños que actualmente son diagnosticados con ese síndrome, simplemente son:

  1. Niños: es normal que sean inquietos y que jueguen, que sean traviesos.
  2. Muy inteligentes y que sienten que están perdiendo el tiempo haciendo cosas que no les interesan ni motivan.

 

B.T.: ¿Hay propuestas desde la Aromaterapia para ayudar a las personas que están atravesando la experiencia de un cáncer?

Sí, aunque sea extenso para desarrollarlo aquí, básicamente hay aceites y tratamientos eficaces como paliativos y también como apoyo emocional, evidentemente, con el adecuado seguimiento y guía profesional.

 

B.T.: ¿Pueden las esencias acompañarnos cuando nos estamos despidiendo de esta vida que nos ocupa? (aromaterapia para personas moribundas)

Sí, todo aquello que sirve para que la persona se reconcilie o sienta paz en esos momentos, es muy positivo. En ese sentido, los aromas son privilegiados compañeros de viaje. Hemos tenido buenas experiencias con el aceite esencial de flor de azahar. No hay que olvidar, que en la tradición cristiana, existe el ritual de la extrema unción.

La unción es un ritual básico al que se ha vaciado de todo su contenido y potencia real desde hace siglos, y que se realizaba en origen con aceites de plantas potentemente aromatizados, en este caso, como compañía, refuerzo y apaciguamiento, pero también para ayudar a conectar con esas otras esferas sutiles.

Sobre tu Diplomatura en Aromaterapia Integrada que comienza en Sevilla este 31 de enero 2015…
B.T: Comentas que en tu Diplomado vas “más allá de las típicas fronteras y limitaciones de las llamadas escuela francesa y escuela anglosajona de Aromaterapia”. ¿A qué te refieres exactamente?

Bueno, que yo como apasionado de la Aromaterapia, sólo conozco una Aromaterapia, la que sirve y no hace daño.

Entonces mi sistema consiste en trabajar con todo lo que funciona y desechar todo lo que no sirve. Las escuelas antes citadas tienen grandes logros y también algunos defectos. Aprovecho los logros, elimino los defectos. Y le pongo mi propia esencia, yo no soy ni anglosajón ni francés, soy ibérico. Por lo tanto, mi propuesta es de integración de lo bueno y de eliminación de lo que no sirve y los lastres, es sencillo.

 

B.T.: Eres distribuidor de aceites esenciales y vegetales. ¿Podrán tus usuarios disfrutar de ellos una vez realizada su formación?

Durante más de 20 años tuve mi propio laboratorio y conozco desde dentro este mercado, los mejores proveedores y los peores, y las distintas calidades, porque muchas personas no saben que hay muchas calidades y simplemente miran el precio y una etiqueta que en ocasiones es falsa. Por lo tanto, y gracias a esa experiencia que tengo, puedo valorar con más conocimiento de causa que otros el tema de las calidades que considero adecuadas para una práctica correcta de la aromaterapia. Soy partidario de que los estudiantes de aromaterapia comiencen a trabajar con aceites desde la primera clase, sino no tiene sentido lo que hago. Así que los alumnos tendrán acceso a nuestros aceites de calidad y precios profesionales desde el primer momento, sí.

 

B.T.: ¿Tengo la posibilidad de realizar algunos módulos del Diplomado si no estoy interesado en hacerlo completo?

Sí, vamos a dar esa facilidad para quienes sólo quieran tomar alguno de los módulos, pero los alumnos del diplomado tendrán un precio mucho más económico que los que tomen sólo módulos sueltos.

 

B.T.: ¿Qué asociaciones españolas reconocen este diplomado?

La Asociación Española de Aromatología, la Asociación Profesional Española de Naturopatía y Bioterapia (APENB) y la Asociación Española de Naturopatía Psicobiológica.

 
B.T.: ¿Qué perfil necesita tener una persona para hacer el diplomado?

Amor por la Naturaleza y ganas de ser un profesional de la Aromaterapia, a ser posible, con creatividad y gusto por el aroma en general. Vamos a pedir que se estudie y a exigir resultados, no es una formación para perezosos.

 

B.T.: ¿Cómo vas a evaluar las competencias de tus usuarios durante los dos años que dura el diplomado?

Hay evaluación continua en cada uno de los módulos, evaluaciones prácticas y tesina de fin de curso. Algunas de las pruebas consistirán en elaboración de preparados y tratamientos, no todo es escribir. Todo lo que se exija será impartido en las clases, no estamos para poner “palos en las ruedas”, pero si para formar buenos profesionales. Para mí lo más importante es el criterio propio, la creatividad y el uso del sentido común en nuestro trabajo, así que pretendo que cada usuario cree su propio sistema de aromaterapia, ajustado a su esencia.

Me gustaría que en pocos años, podamos enorgullecernos de tener muy buenos aromaterapeutas/aromatólogos en este país y también poner nuestro granito de arena a nivel internacional desde nuestra propia esencia y forma de ver las cosas.

Para más información e inscripciones a la diplomatura contactar con Mercedes Naranjo: 652 556 709 o a escribir al  correo: asesoramercedesnaranjo@gmail.com

3 thoughts on “Aromaterapia Integrada para cada momento de vida

  1. marivi ruiz ruiz tellez says:

    Me gustaria saber como consegir aceite esencial de cebolla y aceite esencial flor algodon, gracias por todo

  2. Raquela Jimeno San Juan says:

    Mariví, buenos días. Aceite esencial de cebolla: http://www.aromium.es/cebolla.html
    Esta casa también es muy buena: http://www.esentialaroms.com/
    En tu herboristería más cercana es probable que los encuentres los dos. Si no lo tienen, pueden pedírtelo y en unos días los tienes en casa. Feliz fin de semana

  3. juan says:

    Muy bien explicado. Me encanta todo lo que tenga que ver con la naturopatía

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×