¡Cámbiate de nombre!

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

A veces te llamas como tu hermano al que nunca conociste porque murió justo antes de que tú nacieras.

Puede ser que te adjudicaran ese nombre en honor a un familiar que vivió años encerrado en un armario durante una contienda para que no lo le robaran la vida.

Quizá compartas nombre con tu madre y tu abuela…

 

Cada nombre tiene un poder, una consistencia, una vibración, respira por sí mismo… En multitud de ocasiones hay una biografía detrás de cada uno de ellos. Y en un número elevado de casos, esas biografías están marcadas por sucesos desagradables, tristes, con hondas soledades y frustraciones, con duelos espesos, con injusticias de gran calado…

Podemos honrar a nuestros familiares sin “cargar” con sus nombres. Podemos aceptar sus destinos, regalarles un espacio en nuestro corazón y elegir con conciencia otro nombre con el que conquistar la felicidad que nos merecemos.

¿Te gusta tu nombre? ¿Cómo fueron los días y las noches de esa persona con la que compartes ciertas vocales y consonantes? ¿Te has planteado alguna vez que hay una razón -o varias- por la que no te sientes a gusto con él? ¿Por qué llamarse igual durante toda una vida si a cada instante nos mudamos de piel y vemos el mundo con colores diferentes?

¿Será lo mismo llamarse Esperanza, Alba o Clara que llamarse Angustias, Socorro o Dolores?

 

“Cada uno de los miembros de la tribu recibe un nombre al nacer, pero se sobreentiende que lo perderá cuando crezca y que elegirá un apodo más apropiado por sí mismo. Es de esperar que el nombre de cada persona cambiará varias veces durante su vida a medida que su sabiduría, su creatividad y sus objetivos se definan con mayor claridad al transcurrir el tiempo. En nuestro grupo se hallaban Cuentista, Hacedor de Herramientas, Guardiana de los Secretos, Maestra en Costura y Gran Música, entre otros”.

Las Voces del Desierto. Marlo Morgan

 

¿Cuál sería el apodo o nombre en tu tribu en este momento de tu vida? ¿Cómo deseas que te nombremos? ¿Quién eres ahora?

De pequeña quise que me llamaran Margarita, y un solo miembro de mi familia -mi tío Federico- me tomó en serio y me llamó cual flor hasta el día en que se despidió de esta vida. Ahora me gusta mi nombre, aunque me suena mejor pronunciarlo en hebreo (Rajel). A ratos me llamo Serena. También hay variaciones de mi nombre. Mis amigos mexicanos me llaman Raquelito, mi madre Rakela y mi hermana pequeña, Ra. Todos me gustan y cada uno despierta en mí sensaciones distintas, matices de mi propio ser. ¡Somos infinitos!

 

Trámites para el cambio de nombre en España:

http://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/es/1200666550200/Tramite_C/1214483962185/Detalle.html

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×