¿Cómo detectar el acoso escolar (bullying-ciberbullying) en tu hijo?

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

En Europa ya hay jóvenes que quieren prevenir el acoso escolar y ciberacoso (bullying-ciberbullying) y se están formando como mediadores de los conflictos que se dan en las aulas.

El 81% de los adolescentes españoles confiesa que está preocupado por este problema  y  el  35% ha sufrido al menos en algún momento de su vida bullying, según los datos de la Confederación de Centros de Enseñanza.

En los colegios andaluces, más de la mitad de los alumnos presencian ‘bullying’, siendo las principales prácticas el insulto y la marginación, aunque un 20% son testigos de peleas.

Le damos la bienvenida a nuestro nuevo colaborador Buenasterapias, Nicolás Vilches Crespo.  Es Director del Grupo de Adolescencia del Colegio Oficial de Psicólogos de Sevilla y Profesor del Máster de Psicología Clínica de la Asociación Española de Psicología Clínica Cognitivo-Conductual. Hoy nos habla de cómo detectar si tu hijo está experimentando acoso en el colegio. 

Son numerosos los padres preocupados por si su hijo/a pudiera estar sufriendo “Bullying” en su Centro Escolar. Esta forma de violencia se está extendiendo cada vez más entre los adolescentes, y lo más preocupante es que cada vez esta violencia está generalizándose hasta edades más tempranas.

Se produce dentro de un entorno escolar y entre escolares, y no es más que un maltrato psicológico, físico o verbal, pudiéndose afianzar durante cierto tiempo.

 

¿Pero todos los tipos aparentes de violencia son Bullying?

Para discernirlo vamos a señalar una serie de indicaciones:

 

Imagen de un cartel sobre acoso escolar

imagen: depsicologia.com

 

NO ES BULLYING

  • Los problemas generales de disciplina (incumplimiento de las normas generales del centro)
  • La conducta antisocial (indiferenciada grave hacia las normas, mentiras, robos, falsificaciones de firmas)
  • Las conductas disruptivas (comportamientos impulsivos faltos de motivación por modificarlos, molestar, interrumpir, levantarse sin permiso
  • El desinterés académico (comportamientos de apatía, desidia)

 

ES BULLYING

  • Si existe una víctima (indefensa) atacada por un agresor (abusador) o grupo de agresores (matones), para ello ha de existir una desigualdad de poder (desequilibrio de fuerzas) entre el más débil y el más fuerte.
  • La acción agresiva ha de ser repetitiva y suceder durante largo período de tiempo.

 

A continuación podemos ver algunas características generales del Bullying:

  • De género: Es más frecuente en los varones actuando tanto como agresores como víctimas
  • Edad: Entre los 11 y 14 años
  • Lugares frecuentes: En niños de primaria en el patio y en los adolescentes de secundaria en los pasillos
  • Modalidad: En los varones suele existir más un modelo directo y en las hembras, es más sutil, se realiza de forma indirecta

 

Indicadores de maltrato emocional a los que los padres deben de estar atentos:

Los niños/adolescentes pueden presentar una baja autoestima, estar con ánimo depresivo, miedo y ansiedad o estrés. Igualmente pueden presentar llanto frecuente, evitar el contacto visual y tener perturbaciones en el sueño.

 

¿Qué busca el acosador?

  • Intimidar, apocar, reducir o someter a su víctima
  • Consumir emocionalmente e intelectualmente a la victima para obtener algún resultado favorable
  • El reconocimiento y la atención de los demás
  • Rodearse de otros niños que le apoyan reforzando su comportamiento y así canalizar socialmente la violencia destruyendo al que no es seguidor

 

Pueden existir varios tipos de acoso entre los que podemos destacar:

 

  • BLOQUEO SOCIAL. Aislar a la persona y marginarla
  • HOSTIGAMIENTO. Burla, falta de respeto, desprecio
  • MANIPULACIÓN SOCIAL. Distorsionar la imagen social del niño
  • COACCIONES. Para que la víctima realice acciones en contra de su voluntad
  • EXCLUSIÓN SOCIAL. Excluir de la participación al niño acosado
  • INTIMIDACIÓN. Conductas que persiguen, amedrentar, apocar o consumir emocionalmente
  • AMENAZAS A LA INTEGRIDAD. Conductas que buscan amilanar, desalentar, distorsionar, mediante las amenazas contra la integridad física del niño o de su familia

 

¿Cómo podemos detectar si nuestro hijo está sufriendo Acoso Escolar?

 

Si observamos un cambio conductual en nuestro hijo/a como puede ser tener miedo a ir al colegio, continuas pérdidas de material escolar, cambios de estado de ánimo, que empiece a morderse las uñas, se resista a ir a clase de gimnasia, que evite actividades con sus compañeros, e igualmente cambios de Personalidad como puede ser el retraimiento, podemos sospechar que existe “Bullying”.

 

¿Cómo pueden actuar los padres?

Estableciendo un canal de comunicación y de confianza. Hay que decirle al joven acosado que él/ella no es el/la culpable de la situación y mantener la calma. Sentarse a su lado y hablar del tema dejando que desahogue su dolor.

Es conveniente implicar a tanta gente como sea posible. Ponerse en contacto con el profesor, tutor, dirección o Departamento de Orientación del colegio. Demostrarle determinación y positivismo al afectado/a y no fomentar la agresividad en tu hijo/a. Discutir alternativas asertivas para responder a los acosadores.

 

LEGISLACIÓN

En mayo de 2011 se aprobó en el Parlamento una ley contra el Bullying, a la espera de que sea ratificada en el Senado. ¿Cuáles son sus puntos principales?

• Todos los colegios deberán contar con un comité de Sana Convivencia Escolar

• Los establecimientos educativos tienen el deber de procurar la capacitación permanente de los profesionales del centro en materia de orientación y manejo de conflictos.

• Toda la comunidad educativa debe informar al establecimiento de cualquier acto de violencia física o psicológica, agresión u hostigamiento.

• Si las autoridades del colegio no toman las medidas oportunas serán sancionadas. Hasta el momento, en muchos casos de acoso, muchos colegios han sido exculpados de su falta de acción y no han sido sancionados. Con este proyecto de ley, se responsabiliza directamente a los centros de la protección de los menores a su cargo durante las horas lectivas, por lo que deberán responder ante los tribunales.

• Los padres, apoderados, alumnos, profesionales, asistentes de la educación, directivos y profesores tienen la obligación de promover la buena convivencia y prevenir cualquier caso de acoso o maltrato.

 

 ¿Qué preguntas frecuentes suele hacerse la víctima del acoso? ¿Por qué están todos contra mí? ¿Hay algo malo en mí? ¿Cuál es mi defecto? ¿Qué error he cometido? ¿Está bien dejar que se metan conmigo para conseguir tener amigos? ¿Por qué me acosan?

 

Evidentemente debemos discutir estas creencias disfuncionales y darle seguridad e insistir en que no tiene ninguna culpa.

 

¿Qué debemos vigilar además? El ciberacoso o ciberbullying

Es una extensión del anterior, es decir, un acoso entre iguales, utilizando para ello, las nuevas tecnologías de la información. Puede incluir todo tipo maltrato psicológico: chantaje, insultos, amenazas…

La víctima y acosador son niños, compañeros de colegio o instituto, en definitiva personas a las que tratan habitualmente. Es difícil de tratar porque su campo de actuación puede estar tan sólo limitado al manejo de la información por medios electrónicos, sin necesidad de mantener contacto visual con la víctima.

 

Un niño que está siendo intimidado siente puede sentir inseguridad, ansiedad, depresión o tristeza, aislamiento social, baja autoestima, tiene problemas  de conducta, cambios de ánimo, pocos amigos, bajo rendimiento escolar y presenta quizá síntomas físicos.

 

Por tanto es conveniente siempre una evaluación psicológica y el correspondiente tratamiento para evitar consecuencias desagradables.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×