El aprendizaje de tus cargas o enfermedades primarias

26 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 1 Pin It Share 0 LinkedIn 25 Email -- 26 Flares ×

¿Sabes que estás aquí para adquirir cualidades y ser mejor persona? El orgullo, crueldad, egoísmo, codicia, odio, inestabilidad e ignorancia son tus “cargas” o enfermedades primarias, como las llamaba el Dr. Bach. Las utilizas contra tu persona y contra los demás. Y lo haces porque aún no has comprendido que el otro tiene la misma capacidad de aprendizaje y desarrollo que tú y las mismas dificultades que tú para hacer su proceso de aprendizaje. Dolores Rojas, Directora del Instituto El Despertar y colaboradora Bt, desgrana cada “carga” y nos da una buena noticia: ¡podemos prescindir de ellas cuando queramos!

 

imagen de dolores rojas sevilla flores bach coach integral instituto el despertar buenasterapias comunicacion integral saludable

Dolores Rojas. Crecimiento personal y Flores de Bach. Sevilla

 

¿Cómo comportarnos sin hacer daño a los demás?

Todos estamos, a nuestra manera, intentando comprender qué hacemos aquí, en la vida. Atravesamos un periodo de oscuridad que consiste en no saber entender que el objetivo de la vida es aprender hasta poder comprender y expresar lo que somos. Todos un solo Ser. Así, no entendemos el porqué de tanto sufrimiento, desigualdad social, desolación, guerras psicológicas, conflictos armados…  La mayoría de nosotros sufrimos sin encontrar la justificación a tanto dolor e injusticia.

En la historia de este mundo y hasta donde alcanza la memoria, se han sucedido las guerras, una tras otra, en diferentes zonas geográficas y en todos los continentes. En estos conflictos los dominadores creen tener la razón y se sienten más superiores y sabios que los dominados. Entonces se otorgan a sí mismos el derecho a la invasión, no sólo territorial, sino  también cultural e ideológica.

Para paliar el dolor humano necesitamos tener conocimiento de lo que somos y comprender cuál es el sentido de la vida.

La causa de los conflictos entre los seres humanos reside en las “cargas“, en lo que Edward Bach llamó en su momento enfermedades primarias.  La mayoría de nosotros hacemos uso de las cargas cuando nos relacionamos los unos con los otros, sin darnos cuenta que con su uso estamos infringiendo daño a los demás. También a nosotros mismos porque al hacer daño a los demás estamos dañando al conjunto del Todo. Todos sentimos el dolor que el uso de las cargas puede hacer en nosotros.  Por ejemplo, si nosotros podemos identificar el dolor que experimentamos cuando los demás utilizan la crueldad en su trato hacia nosotros, también podremos identificar cuándo nosotros utilizamos la crueldad en el trato con los demás.

Con la identificación de nuestras cargas comprendemos que las utilizamos para tener la estabilidad emocional que no podemos mantener por nosotros mismos. Otro ejemplo, si nosotros todavía no hemos comprendido que todos somos iguales creeremos que determinadas personas son mejores que otras, que unos son más que otros. Suponer que somos menos o inferiores, o mejores o superiores, nos podría hacer sentir perturbación emocional como  miedo, frustración, ira, tensión, falta de confianza, etc… Sería muy posible que utilizáramos la carga del orgullo si nos sentimos superiores y probablemente  tenderíamos a disfrazar  la inferioridad; o la codicia y la crueldad para intentar controlar y someter a los demás.

La utilización de las cargas siempre está relacionada con nuestra falta de comprensión de que todos nosotros estamos haciendo un proceso de desarrollo personal que consiste en adquirir cualidades y según vamos comprendiendo y adquiriendo estas cualidades vamos alcanzando ser mejores personas, hasta que llegamos a comprender lo que somos sintiendo que todos pertenecemos a una misma Unidad. Tener la visión de lo que somos se alcanza según avanzamos en nuestro proceso vital. Empezamos a identificar las cualidades que vamos comprendiendo y las expresamos en nuestro comportamiento y en nuestros actos, y simultáneamente identificamos las mismas cualidades en los demás, entendiendo que todos tenemos las mismas potencialidades, es decir, la misma capacidad de aprendizaje y de desarrollo. Asimismo observamos que el mismo proceso nos aúna, que todos pertenecemos a una misma esencia. En nuestro proceso de aprendizaje llegará un momento en que habremos vencido las cargas: dejaremos de utilizarlas porque habremos comprendido que los demás son como nosotros, iguales a nosotros, con las mismas dificultades que nosotros para hacer su proceso de aprendizaje. Y no podremos efectuar ninguna acción que conlleve hacer daño a los demás.

 

Imagen de grafiti, dolores rojas, flores de bach, sevilla, instituto el despertar, buenasterapias

Dolores Rojas. El aprendizaje de tus cargas o enfermedades primarias. Flores de Bach. Instituto El Despertar. Sevilla

 

Hay que considerar que la utilización de las cargas no nos hace sentir perturbación emocional. Lo que nos aleja del sosiego y contento interno es la paralización de nuestro aprendizaje.  Por ejemplo, nosotros sentimos perturbación emocional -como tensión o irritación- al criticar a los demás, al pensar que no hacen las cosas como deberían, al pensar que tienen defectos, al creer que hacen las cosas mal porque no se esfuerzan lo suficiente, etc… Si nosotros alcanzáramos un pensar dirigido a la comprensión hacia los demás, no sentiríamos perturbación emocional y nos daríamos cuenta de que la tensión y la irritación que sentimos es a causa de que somos intolerantes.  Si al criticar a los demás le añadimos las cargas, sentiríamos lo mismo pero nuestro comportamiento sería distinto, pudiendo llegar a insultar (crueldad), o a querer someter (codicia), o a desvalorar (crueldad), o a decir lo bien que lo hacemos nosotros (orgullo).

¿Observas la diferencia entre sentir la perturbación emocional a causa de la falta de aprendizaje con respecto a la tolerancia, que es solo en nosotros y cómo el uso de las cargas hace daño al otro? ¿Has comprendido que todos sufrimos al no saber entender que todos pertenecemos a una misma Unidad? ¿Ya te has dado cuenta de que lo conflictos entre los seres humanos suceden porque no comprendemos lo que somos? ¿Podrías considerar tener la actitud de identificar las cargas que utilizas?

Para dejar de utilizarlas solo hay que querer hacerlo y tener la decisión y la voluntad para ello. No existe ningún remedio que nos ayude a ello. Solo nuestro propio esfuerzo.

¿Qué idea es la que hace que yo diga, haga, o me comporte de determinada manera y conlleve la utilización de una carga? Para que podáis identificarlas mejor vamos a definir cada una de ellas, cómo se manifiestan y el alcance que tienen.

UTILIZO EL ORGULLO

  • Cuando tengo la idea de que soy diferente del resto, pensando que soy más que los demás
  • Cuando me siento superior a los demás, creyendo que soy especial
  • Cuando creo que llevo la razón pensando que los demás carecen de la capacidad para alcanzar sus propias conclusiones
  • Cuando quiero que los demás reconozcan lo que hago
  • Cuando utilizo mucho el “yo soy”… “yo tengo”… “yo hago”…
  • Cuando quiero que mi nombre figure porque así me siento importante

UTILIZO LA CRUELDAD

  • Cuando quiero ejecutar mis deseos sin considerar a los demás
  • Cuando hago lo que deseo sin pensar si estoy haciendo daño o no
  • Cuando quiero controlar a los demás con el fin de que no ejerzan su voluntad
  • Cuando miro con desdén a los demás
  • Cuando opino desvalorando a otro
  • Cuando insulto
  • Cuando maltrato
  • Cuando hablo sin usar la ternura

UTILIZO EL EGOÍSMO

  • Cuando tengo el deseo de acaparar
  • Cuando tengo la idea de beneficiarme
  • Cuando no tengo en cuenta que los demás podrían necesitar (alimento, vivienda, asistencia médica, etc.)
  • Cuando quiero obtener privilegios
  • Cuando tengo la idea de obtener sin hacer un esfuerzo que haga merecerlo
  • Cuando creo que todo lo que tengo es por mi propio esfuerzo
  • Cuando observo a las personas que tienen carencias sin sentir que es una injusticia

UTILIZO LA CODICIA

  • Cuando tengo el concepto de que los demás me pertenecen y quiero ser el dueño de sus vidas
  • Cuando intento que lo que digo sea una orden para acatar
  • Cuando pretendo que los demás ejecuten una labor para satisfacerme y por afecto
  • Cuando supongo que los demás están para satisfacer mis deseos
  • Cuando deseo que los demás piensen como yo quiero que piensen

UTILIZO EL ODIO

  • Cuando ejerzo la indiferencia frente al dolor que sienten los demás
  • Cuando no quiero amar
  • Cuando utilizo mi saber para sacar provecho sin pensar que el saber es propiedad de todos.
  • Cuando no comprendo que todos estamos aprendiendo y que todos estamos intentando comprender cómo avanzar en nuestro proceso de adquirir cualidades

UTILIZO LA INESTABILIDAD

  • Cuando no sé en qué idea voy a establecer mi decisión. Ahora tengo la idea de haCer una cosa y después tengo la idea de hacer otra, sin saber qué voy a decidir
  • Cuando pretendo dirigir mi vida al inconstante deseo que procede de la falta de saber qué quiero. Hago lo que deseo y cuando lo satisfago me doy cuenta de que no es lo que quería
  • Cuando decido actuar y tomar decisiones sin saber realmente qué quiero. (Para comprender mejor esta carga hemos de pensar en que los demás muchas veces deciden en base a nuestras decisiones).

UTILIZO LA IGNORANCIA

  • Cuando creo que sé todo lo que tengo que saber
  • Cuando creo que conozco las respuestas a las cuestiones que se plantean y no necesito averiguar más
  • Cuando no comprendo que me hace falta aprender

¿Con cuáles de ellas te sientes más identificado? ¿Hay alguna que predomina más en ti? ¿Has averiguado que ya has dejado de utilizar las cargas?

Dolores Rojas

Maestría en Flores de Bach y Máster en Coaching Integral

Directora del Instituto El Despertar

Desarrollo Personal y Flores de Bach

Vídeo presentación del curso Desarrollo Personal y Flores de Bach

institutoeldespertar@gmail.com

722 260 685

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

26 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 1 Pin It Share 0 LinkedIn 25 Email -- 26 Flares ×