Hay un Yoga para cada personalidad

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Entrevistamos a Carmen Torres Benítez, profesora de Yoga en Sevilla. ¿Eres una persona filosófica, mental? Hay un Yoga para ti. ¿Eres más activo que contemplativo? Hay un Yoga para ti. ¿Tienes una personalidad con tendencias devocionales y emocionales? Hay un Yoga para ti.

Conoce de la mano de Carmen la grandeza del Yoga y los principios éticos que te ofrece para promover tu transformación personal. ¡La luz está dentro de ti!  

El Yoga es una práctica espiritual. Hay una definición preciosa y clara de Swami Maitreyananda sobre el objetivo esencial del Yoga: “El yoga enseña a desarrollar la inteligencia espiritual del ser humano, entendiéndola como capacidad de adaptación afectiva, sentimental y anímica de un individuo a su entorno. Esta capacidad de adaptación espiritual permite al yogui sobrellevar sentimientos y situaciones que a otras personas les resultarían insoportables”.

 

imagen de carmen torres benitez

Carmen Torres Benítez trabaja en Sevilla

 

B.T: Hay muchos tipos de Yoga, aunque aquí en Occidente el más conocido y el que nos resulta más familiar sea el Hatha Yoga. ¿Qué otros tipos de Yoga existen y cuáles son sus características esenciales?

Es cierto el Hatha Yoga es el que ha calado con mayor fuerza en Occidente, pero existen otras vertientes, otros caminos que nos ayudan a desarrollarnos, hablamos del Jnana yoga o Yoga del conocimiento. Se basa también en el estudio de las escrituras Sagradas o Vedas por medio de la intuición o conocimiento directo. El Jnana Yoga va es adecuado para las personalidades filosóficas, mentales e intuitivas.

El Karma Yoga es el Yoga de la acción o más bien del servicio, dedicación completa de las actividades, las palabras y la mente a Dios. Este tipo de yoga es el de la acción desinteresada, la acción sin recompensa. El practicante se esfuerza por dejar el ego de lado, alcanzando la purificación. Es el Yoga para las personalidades de acción o activas. El Karma Yogui ve en todo y en todos a lo Absoluto.

El Bhakti Yoga es el que busca la elevación espiritual, la devoción a Dios, “donación o entrega total” por amor a la divinidad. Es el Yoga de la devoción, apto para personalidades con tendencias devocionales y emocionales, donde la intelectualidad juega un papel secundario. Es la sublimación de todas las emociones. Las grandes religiones son formas de Bhakti Yoga.

Y el Raja Yoga. Se lo conoce también como el “camino real“. Consiste en la reintegración del ser con lo Absoluto por medio del dominio de la mente, por medio de la concentración y de la meditación. Para ello se basa en un conjunto de técnicas cuya meta es suprimir las modificaciones del pensamiento, volviendo silenciosa la mente. El Hatha Yoga es una de las formas que adopta el Raja Yoga por medio del dominio del cuerpo y la respiración para lograr esa meta.

 

La importancia de la práctica del Yoga en momentos de crisis

 

Swami Maitreyananda nos explica que espiritualmente “soy lo que siento”, mentalmente “soy lo que pienso” y físicamente “soy lo que hago”. Pero en ocasiones “pensamos y hacemos” lo que no sentimos, y este comportamiento produce una constante insatisfacción o dukha que nos lleva a la tristeza, a la ansiedad o a la angustia. Esta reflexión nos viene como anillo al dedo ahora que vivimos tiempos de grandes transformaciones y de crisis de valores.

B.T: ¿Qué puede el Yoga hacer por nosotros para reconciliarnos con nuestro momento de vida y no quedarnos enganchados a la pena o el estrés?

Bueno, el Yoga tiene recursos maravillosos para darnos cuenta que todo lo que vivimos es parte de un proceso necesario para nosotr@s, nada es por azar, todo es material utilizable. Cuando practicas y tienes cierta disciplina, no sólo de colchoneta y cojín, sino que llevas esa práctica a tu diario observas que las emociones van y desaparecen para nuevamente volver a hacer acto de presencia, cuando comienzas a observarlas algo más de cerca te das cuenta y pillas el truco, la trampa es sencilla, todo es un juego de la mente.

 

Imagen de un grupo de mujeres en el balneario de alange

Carmen organiza encuentros saludables en el Balneario de Alange (Extremadura)

 

El Yoga nos enseña a no identificarnos con todo lo que vivimos , ya sea los pensamientos, emociones, creencias… Todo es una especie de teatro, a veces nos toca el papel de mala, otra de buena, a veces somos felices y otras tremendamente desgraciadas, ahora es la crisis, nos envolvemos en ella, hablamos de la crisis, le damos vuelta y la hacemos nuestra. El Yoga nos enseña a mirar más allá de todo eso, actúo pero sin dejarme enganchar, como decía antes somos como una especie de actrices y actores en este teatro que es la vida.

 

La ética del Yoga

Patanjali Maharishi, uno de los mas grandes estudiosos de la mente de todos los tiempos en la India, sistematizó lo que hoy conocemos como Los 8 pasos del Raja Yoga. El Yoga tiene unos principios éticos que debe respetar el yogui para conectar con el camino correcto hacia la plenitud espiritual. Esta ética está integrada por los Yamas o Abstenciones (primer paso de los 8 mencionados arriba) y por los Niyamas u Observancias (segundo paso).

B.T: ¿Qué son y en qué consisten los Yamas o restricciones?

El yoga es un sistema completísimo, los Yamas y Niyamas, son condiciones o principios éticos esenciales para una verdadera transformación personal, pero no deben ser impuestos sino adoptados en conciencia.

Los Yamas son actitudes vitales que debemos adoptar si realmente queremos cambiar nuestras vidas.

1. Ahimsa: No violencia. La búsqueda de la paz y la amabilidad. Podríamos empezar practicando desde la mañana, dando las gracias por el nuevo día, por tener una casa, por ser lo que somos…

2. Satya: La verdad. Revisar mis gestos, mis palabras, mis pensamientos, realmente mis acciones corresponden a lo que hablo, siento, promulgo, etc.

3. Asteya: No robar, no apropiarse de lo ajeno. Me siento satisfech@ con lo que tengo, con lo que soy.

4. Brahmacharya: Castidad bien entendida. No se trata de represión o negación de la sexualidad, sino castidad. La sexualidad es una energía muy poderosa y debemos aprender a utilizarla.

5. Aparigraha: No posesión o pobreza bien entendida. A veces no es la cantidad de cosas materiales lo verdaderamente importante sino la actitud que tengo con respecto a lo material.

 

B.T: ¿Qué son y en qué consisten los Niyamas u Observancias?

Los Niyamas son disciplinas que se proponen al practicante.

1. Shauca: Significa limpieza, pureza, purificación. Se hace hincapié en la limpieza tanto a nivel interno del practicante como externo, tanto en lo que se come y cómo se hace y cómo y dónde se vive.

2. Santosa: Significa contento, satisfacción. Un contentamiento, independientemente de lo que me suceda. Da igual penas o alegría mi actitud de alguna forma no varía.

3. Tapas: Significa austeridad, autodisciplina.

4. Svâdhyâya: Significa el estudio de sí mismo. Podríamos comenzar leyendo lecturas que nos ayuden, que favorezcan nuestro desarrollo.

5 .Îshvara pranidhâna: El abandonarse a lo superior, la entrega. Pon tú corazón en todo lo que hagas, empieza con pequeños gestos. No es la acción lo que cuenta, sino la intención que se esconde detrás. Hay que encontrar la forma de hacer que las acciones surjan del amor auténtico y ofrecerlas a lo Divino.

 

Yoga: presente y futuro

B.T: ¿Cuál es el presente y el futuro del Yoga en Occidente? 

El Yoga en Occidente es imparable, cada vez más personas practican esta disciplina, y es lógico, es un Camino que te lleva a la Felicidad, a la verdadera Felicidad, haciéndote consciente de tus sombras, por supuesto.

Vamos muy deprisa, demasiado, y esta disciplina nos muestra de una forma hermosa cuál es nuestro ritmo. El presente es hermoso, hay una mayor consciencia, a pesar de vivir situaciones tan complicadas como las que estamos viviendo.

¿El futuro? Pues sinceramente no me lo cuestiono, cada vez vivo más aquí y ahora y el futuro…..quién sabe.

B.T: ¿Conoces alguna escuela, en algún lugar del mundo, donde a los niños se les enseñe Yoga como materia curricular? 

¡El Yoga en las escuelas!… Eso sería maravilloso, enseñar desde niñ@s la importancia de practicar el silencio, la respiración, tomar consciencia del momento presente, del ahora. Para ello es fundamental que despertemos esa necesidad, que exista profesionales dipuest@s a contemplar la educación a niveles más elevados, y por supuesto familias que también contemplen esta apuesta como algo valioso.

 Sé que en las redes sociales existe un movimiento para introducir el Yoga como parte de la enseñanza, ¡ojalá!, la verdad, siento que es muy posible, y seguramente existiría un mayor bienestar tanto para el alumnado como para el profesorado, eso conllevaría un menor fracaso escolar, y lo que resulta mucho más importante tendríamos personas felices, satisfechas, completas, personas reales, sabiendo lo que quieren, respetándose y por lo tanto respetando al vecin@……. Ya ves si es importante.

 

B.T: Te invitamos a entrar en el espacio de Carmen Torres. Sus propuestas de actividades saludables realmente merecen la pena. http://www.yogayvida.com/

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×