Los calendarios chinos y sus aplicaciones en el Feng Shui

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Cuando los chinos deben tomar decisiones importantes en sus vidas -casarse, cambiar de casa o país, elegir socios de trabajo, inaugurar un negocio-  buscan las fechas propicias para materializar estos acontecimientos  consultando a un experto en Feng Shui.

Las fechas se escogen cuidadosamente para obtener el mayor beneficio energético posible.

China va camino de convertirse en una de las grandes potencias del siglo XXI e igual algo tiene que ver el feng shui en todo esto. Bienvenidos a este nuevo artículo de colaboración espontáneo de Jesús G. López de la Osaexperto en feng shui y geobiología. 

 

Lo primero que sorprende a un occidental al estudiar el cómputo chino del tiempo es el carácter cíclico del mismo y la coexistencia de calendarios lunares y solares.

De lo primero, en la cultura europea podemos rastrear vestigios en el mundo celta, con ese símbolo de la cruz griega (concepto lineal del tiempo) inscrita en un círculo (concepto cíclico). En nuestros días es difícil encontrar dicha concepción circular en Occidente. En Oriente sí que se ha mantenido hasta hoy. Aunque también es cierto que la física cuántica comienza a ratificar esa visión circular (¿esférica?) del tiempo que ya intuyeron los sabios orientales.

De lo segundo (coexistencia de calendarios solar y lunar) vemos que en las fiestas cristianas anuales se ha mantenido esa tradición. Se trata de los días festivos “móviles” (Semana Santa, Pentecostés, Corpus Christi). Es decir,  aquellas fechas que se establecen según criterios lunares. Baste decir, a modo de ejemplo, que nuestra Semana Santa debe “caer” siempre en la primera luna llena tras el equinoccio de primavera. Por eso, cada año se celebra en fechas distintas, pues los meses lunares de 28 días y pico no se corresponden con nuestros meses irregulares de 28, 29, 30 ó 31 días. Y con el correr del tiempo se producen  desajustes.

 

Centrándonos en el caso chino, vemos cómo ellos manejan un calendario solar, similar al nuestro, en el que establecen  24 hitos estacionales, con fechas fijas a lo largo del año. Este calendario es claramente de origen agrícola, pues marcaba momentos que ayudaban a las faenas del campo a lo largo de todo un año. Sirvan de ejemplo: 6 de junio “aparece  el grano en los tallos”, 21 de mayo “aparecen los tallos”, 20 de febrero “llegan las lluvias”.

En este tipo de calendario el inicio del año chino también tiene fecha fija, en torno al 4 o 5 de febrero. Es el momento en que muchos chinos hacen una gran limpieza doméstica anual.

El otro concepto, el del cómputo del tiempo cíclico, se basa en un esquema sexagesimal, similar a la medida del tiempo caldea que hemos heredado en nuestros relojes. Se establecen ciclos de 60 días y de 60 años, que son combinaciones de series de 10 elementos (“Los diez tallos celestes”) con series de 12 elementos (“Las doce ramas terrestres”). Estas últimas son los doce animales del zodíaco chino, mientras que “los diez tallos” son una duplicación de los cinco elementos de la cosmovisión china (madera, fuego, tierra, metal y agua) según sean de carácter yang o yin, lo que da un total de 10 combinaciones posibles.

 

Dibujo con los cinco elementos de la bioenergetica china

 

A nivel práctico y popular todo esto se traduce en buscar fechas propicias, que varían cada año, para los diferentes acontecimientos humanos.  Así, en función de tu fecha de nacimiento, habrá días, meses, años o ciclos de varios años, favorables o no para tu animal natal y su energía yang o yin. Esto correspondería al calendario fijo o solar. 

 

Esto se relaciona también con  el tema del año nuevo móvil, ese que tiene un animal -con su elemento- cada año. Por ejemplo, “dragón de metal, tigre de agua, serpiente de tierra… “. En este caso, el año nuevo entra entre el 21 de enero y el 21 de febrero (primera luna nueva  tras el solsticio de invierno). En el calendario lunar, cada año hay días propicios para casarse, abrir un negocio, viajar, mudarse de casa, invocar a las fuerzas celestes… Estas fechas valen para todo el mundo. Además, hay otras estrictamente personales, dependiendo de tu carta natal y sus energías concretas.  Es decir, según se relacione la energía de tu animal y elemento personal con la energía del día, del mes o del año, sabrás si esa época o momento te beneficia o no y si te perjudica, cómo compensarlo o equilibrarlo, usando, de nuevo, el esquema de los cinco elementos.

Como puede verse, el concepto chino del mundo tiende a complejizarlo todo y a cultivar la diversidad, dentro de esa  unidad que todo lo anima (Tao).

 

Vale decir que en China, aún hoy día, casi nadie toma decisiones importantes sin consultar al experto en feng shui. Las fechas se escogen cuidadosamente para obtener el mayor beneficio energético posible. ¿Cuándo y con quién casarse? ¿Cuándo emprender un nuevo proyecto? ¿Cuándo cambiar de casa o de país? ¿Con quién asociarme?…

 

¿Superstición? ¿Superchería? ¿Arte? ¿Ciencia? No lo sabemos pero lo cierto es que China va camino de convertirse en una de las grandes potencias del siglo XXI e igual algo tiene que ver el feng shui en todo esto. ¿Quién sabe? Puede que incluso esta hegemonía creciente ya estuviese predicha por sus antiguos astrólogos hace siglos.

Por si acaso y mientras tanto, voy a ir aprendiendo chino y un poco de chikung. Como decía Picasso: “Cuando venga la inspiración, que me pille trabajando”.

Jesús García López de la Osa

Doctor en Historia del Arte, Formador en técnicas de Movimiento Consciente (Tai Chi, Yoga, Chi Kung, Aikido, Karate). Ha impartido talleres de Masculinidad/Feminidad consciente

 

Otros artículos de Jesús g. López de la Osa en Buenasterapias:

  • Título: Feng Shui, medicina del hábitat. Leer AQUÍ
  • Título: Sevilla tiene mal Feng Shui. Leer AQUÍ
  • Título: Feng Shui en las calles de Sevilla. Leer AQUÍ

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×