Medicina ambiental: el mercurio es un veneno

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Hemos entrevistado a la Dra. Pilar Muñoz-Calero, experta en Medicina Ambiental. Se calcula que aproximadamente el 15% de la población española padece trastornos relacionados con la sensibilidad a los tóxicos que nos rodean. Pilar vivió estos trastornos en carne propia (malestar, pérdida de memoria, dolor de huesos, de cabeza, muscular, cansancio, irritabilidad) y ahora preside la Fundación Alborada (Brunete, Madrid), donde personas afectadas van a desintoxicarse y a comprender mejor las dolencias que les aquejan.

imagen de la Dra. Pilar Muñoz-Calero. Medicina ambiental. Buenasterapias

Dra. Pilar Muñoz-Calero. Medicina ambiental.

 

B.T: Es usted experta en Medicina Ambiental. ¿Puede explicarnos en qué consiste y aclarar qué síntomas están relacionados con la sensibilidad a la contaminación ambiental?

La Medicina Ambiental es aquella que tiene como objetivo diagnosticar y tratar las patologías derivadas de la influencia y de las consecuencias del entorno ambiental en el que se desarrolla el ser humano. Las patologías ambientales se producen como reacciones adversas a niveles ambientales de químicos tóxicos contenidos en el aire, alimentos y agua.

Muchas enfermedades conocidas, y otras no tanto, pueden tener a los tóxicos como factor implicado, entre ellas: Autismo, Sensibilidad Química Múltiple, Enfermedad de Parkinson, Fibromialgia, Epilepsia, Síndrome de Fatiga Crónica, Enfermedad de Alzheimer, asma y, por supuesto cáncer.

En el Congreso de la Sociedad Internacional de Epidemiología Ambiental celebrado este año en Barcelona, Christopher Wild, miembro de la OMS, director de la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer, manifestó que el 90 % de los cánceres son de origen ambiental y que 2 de cada 3 se pueden evitar.

Las enfermedades provocadas por los tóxicos comparten síntomas, la mayoría de ellos inespecíficos: alteraciones de la termorregulación, alteraciones digestivas, alteraciones en la piel, vasculares… no hay ningún síntoma específico que nos haga pensar que tenemos una de estas enfermedades.

 

pilar4

Medicina ambiental. El mercurio es un veneno.

 

Sí que podemos sospechar que un paciente puede padecer una Sensibilidad Química Múltiple si: puede oler más intensamente que los demás y estos olores le molestan, si tiene poca tolerancia al alcohol, si siente molestias al tomar alguna medicación, si se siente peor cuando va a centros comerciales o sus reacciones empeoran más en la ciudad que en el campo.

 

B.T: La Fundación Alborada se crea en 1998. ¿Cuáles son los objetivos a corto, medio y largo plazo de esta entidad?

Tiene un carácter fundacional que nació con el fin social de asistir a personas con cualquier adicción. Hace siete años nos orientamos hacia la Medicina Ambiental en su más amplio sentido: divulgación, información, formación y tratamiento de la medicina ambiental.

 

Hemos abierto un centro de tratamiento de enfermedades ambientales, único en nuestro país, participamos en charlas informativas, reuniones con universidades, hospitales, organizaciones gubernamentales, asociaciones de pacientes, otras fundaciones… y, sobre todo, organizamos anualmente un congreso internacional al que vienen los más prestigiosos expertos, para impulsar y dar a conocer los últimos avances de esta especialidad.

También estamos madurando la idea de organizar el primer Máster en Medicina Ambiental para así poder llegar al colectivo sanitario de una forma más reglada.

 

B.T: Desde 2009 atendéis a pacientes que padecen todo tipo de trastornos debidos a la contaminación ambiental. ¿Cuántas personas han acudido desde entonces a vuestro consultorio médico en Brunete? ¿Cómo los ayudáis a que mejoren su calidad de vida?

A nuestra Unidad de Control Ambiental (UCA) situada en Brunete, en un entorno natural y libre de la contaminación atmosférica y de contaminación electromagnética han acudido ya más de 400 personas. Después de una historia clínica detallada, realizamos analíticas específicas que nos ayudan a definir el tratamiento. Aunque he de decir que los pacientes comienzan a mejorar ya solo con los consejos y las recomendaciones que les damos sobre control ambiental. Nuestras terapias restituyendo el déficit de vitaminas y minerales que todos estos pacientes sufren, inmunoterapia, saunas… han ayudado a más del 95 %de los pacientes que han pasado por nuestra consulta.

 

Instalaciones de la Fundación Alborada, en Brunete

Medicina ambiental. Fundación Alborada, Madrid

 

Muchos de estos pacientes han dejado sus testimonios en nuestra página web y en ellos se puede comprobar la evaluación satisfactoria de sus síntomas así como la mejoría de la calidad de vida.

 

B.T: Hay corrientes terapéuticas que consideran que, aunque el origen de las enfermedades es multifactorial, las emociones juegan un papel muy importante en el desencadenamiento de una enfermedad. Los pacientes que tratáis, ¿tienen una biografía similar?

Las enfermedades que tratamos no son enfermedades psicosomáticas. Sin duda, un estrés emocional fuerte puede ser un factor desencadenante o actuar como cofactor, al igual que un trauma físico pero, desde luego, la base de estas enfermedades es la carga tóxica que sufre el organismo y sólo una adecuada desintoxicación del mismo, reduciendo esta carga total será el primer paso para la mejoría. Es indudable que disminuyendo el nivel de tóxico, disminuiremos a su vez, la ansiedad, el insomnio, el estrés…

 

Nuestros pacientes no tienen perfiles similares. Lo que sí podemos afirmar es que el 90 % son mujeres aunque cada vez vemos en nuestras consultas más varones afectados. Las mujeres siempre han estado más expuestas a tóxicos: limpiadores, cosméticos, tintes para el cabello…y ahora el sexo masculino también se está acercando a este tipo de productos.

B.T: ¿Qué papel juegan los odontólogos en la eliminación de los efectos nocivos de la contaminación con el mercurio y otros metales? ¿Cómo debe trabajar un odontólogo en su consulta para promover la salud integral de sus usuarios?

El mercurio es un veneno y puede provocar diferentes síntomas y signos en el organismo tan inespecíficos que los médicos no los llegan a asociar a los empastes.

 

En Noruega, las amalgamas dentales están prohibidas. Alemania y varios estados de EEUU tienen obligación de informar previamente de los riesgos. Dinamarca, Suecia, Francia, EE.UU. aconsejan no utilizarlas en niños, mujeres embarazadas o en edad fértil. Los dentistas tienen la obligación de conocer los efectos que causan los diferentes materiales que ellos usan, en el organismo.

Si un dentista decide retirarle las amalgamas a un paciente, debe asegurarse cumplir el protocolo de la IAOMT (International Academy of Oral Medicine and Toxicology). Si no lo hace, puede ser incluso más perjudicial, al remover los tóxicos que son vaporizados e inhalados.

 

B.T: El Reiki, la homeopatía, las flores de Bach… ¿podrían ayudar a estos pacientes?

Cualquier método, terapia, remedio o práctica terapéutica que le haga a una persona sentirse mejor puede ayudarle en su vida. Ninguno de ellos tiene efectos secundarios ni producen reacciones adversas.

 

B.T: Las compañías de telefonía móvil, de tecnología inalámbrica, etc. ¿Qué respuestas dan a vuestros descubrimientos y propuestas?

No creo que este tipo de empresas estén especialmente preocupadas por el efecto que puedan causar las ondas electromagnéticas en el ser humano. Creo que, más bien, sus intereses se dirigen por otros caminos.

 

B.T: ¿Estaríais a favor, por ejemplo, de eliminar el wifi en las escuelas y espacios públicos que alberguen a usuarios sensibles a la contaminación ambiental?

Las radiaciones que emiten el wifi y otras tecnologías inalámbricas han sido catalogadas por la OMS como un posible agente cancerígeno. Así que, por supuesto que estamos a favor de eliminar el wifi en las escuelas, sobre todo, teniendo en cuenta que son los niños los principales receptores de las radiaciones. Como hay serias dudas sobre su inocuidad, deberíamos aplicar el principio de precaución, ¿no?

 

B.T: El VIII Congreso Internacional de Medicina Ambiental se celebró en Junio 2015 en la Finca el Olivar, en Brunete, la sede de vuestra fundación. ¿Cómo fue el encuentro?

 

congreso

 

Fue una cita imprescindible para aquellas personas interesadas en cómo el entorno afecta al desarrollo de patologías como la sensibilidad química múltiple, fibromialgia, fatiga crónica, electrosensibilidad, trastornos hormonales, autismo y un amplio conjunto de enfermedades cada vez más comunes. Tuvimos con nosotros a los mejores especialistas de todo el mundo, que durante estos tres días compartieron sus conocimientos y experiencia clínica.

Entre los resultados del congreso destacamos la creación de la futura Sociedad Internacional de Medicina Ambiental, que aglutinará a profesionales y entidades de todo el mundo, y la Declaración de Brunete, un manifiesto que refleja la importancia de esta disciplina de la medicina en nuestros días.

Los médicos, a los que confiamos nuestra salud, están muy lejos de conocer los principios básicos de la Medicina Ambiental y el peligro que los tóxicos que nos rodean causan en nuestro organismo, tóxicos tan cotidianos como la colonia, el suavizante de la ropa, o… los alimentos que ingerimos diariamente. En nuestro Congreso nos hemos querido acercar de nuevo, a pediatras, médicos de atención primaria, especialistas, de salud laboral, enfermeros…

B.T: ¿Puede recomendarnos libros y/o documentales para profundizar más en la Medicina Ambiental?

Existen numerosas publicaciones, libros y vídeos sobre estos temas, pero la mayoría de ellos están en inglés. Actualmente los libros escritos por uno de los mayores expertos, el Dr. Rea, (5 tomos) están siendo traducidos al español por colaboradores de nuestra Fundación.

También están a disposición de quien lo quiera libros y DVDs recopilando las diferentes ponencias sobre medicina ambiental de los mejores expertos a nivel internacional que han acudido a nuestros congresos que se han realizado durante seis años seguidos.

 

Portada del libro "Sensibilidad Química Múltiple", del periodista Carlos de Prada. imagen: carlosdeprada.wordpress.com

imagen: carlosdeprada.wordpress.com

 

El libro “SQM, el riesgo tóxico”, escrito por el periodista Carlos de Prada y editado por la Fundación Alborada, también es un referente sobre estos temas.

 

B.T: ¿Hay en España alguna Facultad de Medicina que te forme en Medicina Ambiental? 

En la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid se imparte una formación completa en Patología Medioambiental. Es la única existente a nivel nacional y puede ser presencial o hacerse online.

La Fundación organiza cursos online destinados tanto a futuras mamás como a todo el personal sanitario que las acompaña en este momento vital tan importante. La carga tóxica recibida por la madre pasa al feto a través de la placenta y puede desencadenar dolencias futuras en el hijo a lo largo de su vida. Contacta con ellos si deseas más información al respecto.

Teléfonos

+34 902 909 902/ +34 91 815 50 74/ +34 91 815 68 38

Fax: +34 91 790 39 11

Email: oficina@fundacion-alborada.org

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×