Medicina Cuántica, niños índigo y fotones

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Teresa Salazar es terapeuta energética y actualmente trabaja con Quantec, un sistema de sanación holística basado en los últimos adelantos de la Física Cuántica. Nos explica las ventajas del empleo de esta terapia a la hora de sanar nuestras dolencias (sean del tipo que sean) y nos ayuda a entender mejor a los Niños Índigo, con los que trabaja desde hace años.

B.T.: Teresa, ¿cómo llegas al mundo de las terapias naturales?

Llegué buscando algo diferente, porque la medicina oficial nunca me ha convencido del todo. No entiendo que todos los medicamentos tengan efectos secundarios y que el mismo remedio sirva para todo el mundo, cuando cada uno de nosotros es único e irrepetible.

 

B.T.: Has vivido muchos años en tierra gaditana, ¿qué te aportó energéticamente hablando?

Este lugar es tan bueno como cualquier otro, siempre que haya naturaleza y que la mano del hombre no esté muy visible todavía. La zona de Los Caños, donde residí, tiene una energía muy poderosa y muy extrema. Aquí se vienen a aprender lecciones muy duras y a toda velocidad. Mi alma buscaba “espabilar” y por eso llegué hasta aquí…

 

B.T.: ¿Qué es la enfermedad? ¿Para qué se hace presente?

Yo creo que la enfermedad es un aviso de nuestro cuerpo físico de que hay algo que no estamos haciendo bien y en ese sentido, pienso que en lugar de pelearnos con ella, es mucho más sanador agradecer el mensaje, escuchar y cambiar.

 

B.T.: Has elegido el Quantec como medio terapéutico para sanar a tus usuarios. ¿Puedes explicarnos en qué consiste y para qué sirve?

El Quantec es un sistema de sanación holística, basado en los últimos adelantos de la física cuántica y la radiónica. Mediante una simple fotografía, el Quantec escanea por fotones el estado de todos tus cuerpos (físico, emocional, mental, energético y espiritual) tanto de esta vida como de vidas anteriores. La información que te ofrece es tan certera, que incluso ahora -después de estar trabajando con más de setecientos usuarios- me quedo asombrada. Esa información se manda al Universo, la sopa cuántica, tu Ser Superior… o como quiera llamarle cada uno y automáticamente empiezas a recibir “paquetes de energía” con la sanación. La persona no siente nada especial, pero sus células empiezan a curarse poco a poco.

 

Por mi experiencia, creo que el Quantec trabaja lo que nosotros no podemos manejar… Por ejemplo, resolver emociones o situaciones de vidas anteriores, cortar lazos kármicos, etc., aparte de sanar el cuerpo físico, en el caso de que haya alguna enfermedad, tratar adicciones, problemas emocionales… Acabé un poco harta del tipo de terapias en las que tienes que llorar, hablar, analizar a tu familia, etc. Con todos mis respetos, en los tiempos actuales del cambio de conciencia, el Universo nos está dando otras herramientas más poderosas e indoloras para poder sanar y evolucionar.

 

De hecho, este tipo de medicina, es de la que habla Kryon en sus libros, denominándola la Medicina de la Nueva Energía. La sesión dura aproximadamente una hora y se puede hacer a distancia.

El Quantec y los niños Índigo

 

B.T.: En 2011 escribiste el libro “Una cuestión de energía” y se lo dedicaste a tus sobrinos ¿Son distintos los niños de hoy a los de hace 30 ó 40 años? Hablas de los niños Índigo en tu libro, ¿cómo son y cómo se sienten?

 

Imagen de la portada del libro "Una cuestión de energía", de Teresa Salazar, que  ya a la venta

 

Los niños de ahora están más evolucionados y formando parte a la vez de un sistema a punto de disolverse. Cuando hablamos de niños problemáticos, es la sociedad la que tiene el problema, no ellos.

 

Imagínate un niño que no es materialista, que no sabe mentir, que su alma está pulsando continuamente por una conciencia superior, una conciencia de amor… y que a la vez, está metido en un sistema de apariencias, de no mostrar los sentimientos, de no tener humanidad… Pues claro que el niño va a tener problemas por no poder adaptarse a una sociedad tan enferma como la nuestra…

 

Conozco muchísimos niños Índigo y casi todos están en familias a las que solo les preocupan el trabajo, el dinero y el entretenimiento. Me imagino que están aquí para enseñarnos una nueva manera de vivir, pero para ellos es duro.

 

B.T.: ¿Qué puedes decirle a los padres de niños índigos?

Los padres de un niño Índigo, generalmente, no están en el camino espiritual, por lo que estos niños “les ponen de los nervios”.

 

En el mejor de los casos, si los padres piden ayuda a alguien que conozca estos temas, les pueden dar  pautas para tratarlos de otra forma… y en el peor de los casos, acaban diagnosticados como niños con síndrome de hiperactividad y medicados con “Retalin” o medicamentos parecidos.

Con el Quantec he tratado a muchos niños Índigo y en la mayoría de los casos -cuando los padres reciben la noticia de que su hijo tiene otra conciencia- suelen reaccionar muy bien, porque en el fondo les mueve el amor. Empiezan a entender otras cosas y es como si de repente les encajaran las piezas del puzle que han querido montar desde hace tiempo sin ningún éxito.

 

B.T.: ¿Conoces colegios públicos y/o privados o instituciones diseñadas para formar y permitir que estos niños crezcan de forma expansiva mientras fortalecen sus bendiciones espirituales y creativas?

Actualmente creo que no existen en España colegios que traten a los Índigo. Lo que más se puede acercar, es la pedagogía Waldorf, pero es bastante caro y hay pocos centros en nuestro país.

 

B.T.: Algunas corrientes psicológicas afirman que los niños (hasta determinada edad) se enferman por razones sistémicas, es decir, que son catalizadores de las energías que hay en su entorno y que si no hay orden amoroso allá donde habitan, ellos lo detectan y “protestan” a través de su cuerpo… ¿Qué piensas tú? 

Creo que no tiene nada que ver si provienen de familias desestructuradas o en las que haya falta de amor… sino con una falta de conciencia . Los problemas vienen cuando los padres no están en el camino espiritual y los valores son distintos a los del niño. Cuando se me presenta un niño así, también les sugiero a los padres que se hagan un Quantec, para que tengan una apertura de conciencia y estén más en sintonía con su hijo.

 

B.T.: ¿Qué medicinas no convencionales recomendarías para los niños?

Para los niños Índigo, recomendaría cualquier tipo de terapia energética. Ellos, por sus características, no soportan bien las terapias en las que se trabaja a nivel mental, tipo psicología, Gestalt, etc. Necesitan trabajar a nivel corporal y a nivel energético.

 

Deben respetar también una dieta sana y equilibrada. Un desayuno energéticamente perfecto para nuestros niños sería un zumo de licuadora de frutas ecológicas con zanahoria y varias tostaditas de pan de espelta o centeno, con aceite, tomate y sal. Todos necesitamos alimentos vivos, pero para ellos es absolutamente esencial.

 

B.T.: ¿Podrías decirnos los alimentos que están ausentes en tu dieta? ¿Por qué?

Simplemente no como nada que lleve tóxicos. Hace ya tiempo que no compro nada de los supermercados. Mi dieta se compone de una caja semanal de fruta y verdura ecológica, pasta del herbolario, pollo de campo y pescados del mar, pan de espelta que me hago yo misma en casa, legumbres, frutos secos, e infusiones. No solo me alimento así por salud, sino porque pienso que nos están envenenando conscientemente, para retrasar todo lo que puedan el cambio de conciencia de la humanidad y a mí me gusta estar bien despierta.

 

B.T.: ¿Cuánta agua debemos beber diariamente? Hemos leído que el agua se puede energetizar para eliminar los tóxicos que pueda haber en ella…

Creo que cada uno debe beber lo que necesite. Si tomas suficientes zumos de frutas y verduras y apenas ingieres sal, lógicamente necesitas menos agua que otra persona que lleve una alimentación más convencional. Y sí, la manera de energetizar el agua es muy simple: pones el agua en una botella de cristal y al sol durante un par de horas.

 

 

Testimonio Quantec

Cristina M., usuaria de Teresa Salazar, ha compartido con los lectores de Buenasterapias los efectos que el Quantec produjo en su vida:

“Desde mucho antes de oír hablar del Quantec siempre he creído en el Universo, en su funcionamiento perfecto y armonioso. Siempre he imaginado herramientas para aplicar la sabiduría de la naturaleza en nuestras vidas… Pues bien, la primera vez que mi vieja amiga y hermana cósmica Teresa me hizo Quantec, pude experimentar esta magia de la que os hablo en mi propia vida y de forma directa. Y así han sido todas la veces sucesivas. El Quantec, con la ayuda de mi fe, ha manifestado cosas increíbles en mi vida, ha movido asuntos y situaciones estancadas, a las que no me atrevía a enfrentarme, por miedo, inseguridad, desconocimiento…

Cuando me pongo en manos de Quantec, sé que todo lo que ocurra a partir de ese momento estará en armonía con el Universo y con la vida y que responderá a un orden perfecto. Quantec ha despertado mi conciencia a muchos niveles, a partes de mi ser que estaban dormidas o que no sabía que tenía, y me ha dado una visión de la vida mágica y maravillosa. Recomiendo Quantec a todo el mundo, eso sí, hay que tener fe, porque la fe es el hilo conductor para que los `milagros´ empiecen a manifestarse. A veces podemos no entender bien qué está pasando, pero si tenemos fe sabemos en el fondo del corazón que todo está bien, que así tiene que ser. A mi madre también se lo hizo para un tema de depresión y de muchas cargas que tiene y aunque a priori los cambios han sido lentos, se han terminado por manifestar, a su debido tiempo y dentro del orden universal”.

 

B.T.: Teresa, antes de despedirnos hasta la próxima, ¿nos recomiendas un documental?

Recomiendo el documental THRIVE, que es lo mejor que he visto últimamente. Duración, 2:12:03.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×