Recetas con arcilla verde, rosa y blanca

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

¿Qué arcilla necesitas? ¿La verde, la rosa o la blanca?

El Dr. Rafael Méndez Cobos, colaborador Buenasterapias, nos habla hoy de las múltiples bendiciones de la Arcilla y comparte con nuestros lectores recetas sencillas para aliviar muchos trastornos que nos aquejan a diario. Descubrirás para qué sirve beber el agua de arcilla blanca…

 

La arcilla es un producto de la tierra con propiedades terapéuticas y cosméticas excepcionales. Existen diferentes tipos con usos e indicaciones diversas. Unas de las propiedades que caracteriza a la arcilla es su estructura, que la dota de una superficie activa muy grande.

Comparada con el cuarzo, cuya superficie exterior es de un centímetro cuadrado por gramo de materia, la arcilla, que es un silicato, presenta una superficie sinuosa que puede alcanzar los mil metros cuadrados por gramo. De cuatro a cinco gr. de arcilla bastarían para cubrir un campo de fútbol. Posee también una gran capacidad de absorción; esta capacidad filtra entre todas las sustancias aquellas que resultan dañinas o tóxicas para el organismo. Ejerce una acción ligeramente mineralizante, reequilibra la acidez (de la piel) y ayuda a la cicatrización por medio del silicato de aluminio que contiene.

 

Existen tres tipos de arcilla diferente: la verde, la rosa, y la blanca. La arcilla verde y la rosa la utilizaremos para los cuidados de la belleza y de la piel en general, mientras que la blanca (caolín) la usaremos en alergias.

 

Las cataplasmas de arcilla verde  son un útil y antiquísimo remedio para aliviar los dolores. Para ello haremos lo siguiente: pondremos arcilla verde en un recipiente no metálico y lo dejaremos reposar unas horas; cuando esté como una pasta para modelar, la aplicaremos sobre las zonas dolorosas (neuralgias, calambres, heridas no infectadas, quemaduras). Si se trata de un resfriado o de un tratamiento de revitalización (para los riñones o durante la menstruación) se aplicará caliente.

Para las lesiones y enfermedades de la piel la arcilla es muy recomendable.

Si padece acné prepare una pasta de arcilla como si fuera a hacer una cataplasma. Moje un pincel blando en la mezcla y píntese con él la zona enferma, una vez trascurridos treinta minutos, enjuáguese y vierta sobre la misma zona un poco de zumo de limón. Para hidratar utilice yogur natural. Ayudando a este tratamiento ingiera una o dos cucharaditas diarias de arcilla en ayunas o antes de las comidas. Este mismo tratamiento descrito es igualmente válido para eccemas y erupciones. Si tiene picazón (prurito) aplíquese una pomada preparada con arcilla y leche de almendras dulces o aceite de oliva.

Por su parte, la arcilla blanca (silicato de aluminio hidratado) está compuesta de caolín puro, sin ninguna impureza ni arena. Su nombre viene del chino kao (alta) y ling (colina), ya que fueron los chinos los que encontraron por primera vez este tipo de arcilla natural. Su indicación principal es para uso interno:

 

contrarresta la acidez estomacal en gastritis, predisposición a úlceras duodenales y gases intestinales. Con el uso de la arcilla blanca disminuye la agresividad propia de la hiperacidez y se equilibra enzimáticamente la mucosa digestiva, ahí donde estuviese más dañada. Se utiliza también como desintoxicante y como desinfectante. Por último, ejerce una acción reguladora de las glándulas endocrinas (tiroides, suprarrenales, sexuales) y absorbe las radiaciones nocivas.

 

¿Cómo la utilizo y en qué dosis?

Se recomienda poner una cucharadita de arcilla blanca colmada en medio vaso de agua, moverla bien con una cuchara de madera, no metálica y dejarla reposar una hora. Entonces bebemos el agua sin necesidad de tener que tomar el poso formado en el fondo del vaso. El agua de arcilla blanca debe tomarse por las mañanas en ayunas y antes de dormir por las noches. Está contraindicado si se toma parafina o se ha tomado, puesto que puede provocar oclusión intestinal. También contraindicado en casos de hipertensión arterial severa, en estreñimiento crónico y con tratamientos homeopáticos.

 

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×