Altramuces

Enamórate de los altramuces: proteínas vegetales de calidad

¿Ajoblanco de altramuces?  ¿Paté de altramuces con almendras y aceitunas? ¡Sí!  

Son platos riquísimos, saludables y económicos. Una curiosidad: los romanos usaban las semillas del altramuz como sustituto de las monedas en sus juegos, de donde viene el refrán: «lupinus del mummus» (un pedacito de dinero falso).

El altramuz es bueno para el corazón (por sus ácidos grasos) y para el estreñimiento (por su alto contenido en fibra). Si eres agricultor o aficionado a la huerta y tu tierra es pobre o demasiado ácida, tranquilo, los altramuces se adaptan a estas condiciones. ¡Qué generosos! 

 

El altramuz es remineralizante: contiene hierro, calcio, zinc, potasio, fósforo, magnesio, vitaminas del grupo B y vitamina E.

 

Se cultiva en las zonas del Mediterráneo y en Andalucía estamos acostumbrados a comerlos, aunque quizá no los compremos para consumirlos en casa. ¡Añádelos a tu cesta de la compra!

Los asociamos al tapeo, porque es en los bares donde nos ofrecen un plato con esta legumbre para acompañar a la cervecita o al tinto. Ya sabemos que diversas especies de altramuces salvajes de los montes de Andalucía tienen un alto valor nutritivo y que por ello son una alternativa para las personas que no comen carne. ¡Vamos a defender los cultivos autóctonos!

El altramuz más utilizado en nuestro país en alimentación animal es el de origen australiano de flores azules, o altramuz azul (Lupinus Angustifolius, variedades de tipo dulce). Es una materia prima muy adecuada para la alimentación de vacas de leche por su notable contenido en grasa y fibra digestible.

La fábrica Altramuces Saladitos, ubicada en Paradas (Sevilla), es la empresa española que más altramuces produce al año. Exportan a 25 países unos seis millones de kilos al año.

En muchos alimentos vegetarianos (hamburguesas, patés), en vez de usar harina de soja como mejorante nutricional, emplean harina de altramuz. Por su alto valor nutricional y su bajo índice glucémico, está especialmente indicada para todas las personas con celiaquía o con intolerancia al gluten.

Os dejamos en este vídeo una receta original y muy fresquita para que la disfrutéis en casa: Ajoblanco de Altramuces.

 

 

Y otra receta nutritiva a más no poder: paté de altramuces con almendras y aceitunas

http://canalcocina.es/receta/pate-altramuces-almendras-aceitunas-concurso-conservas