astrología médica

Astrorreflexología: el templo humano visto en los pies

¡El microcosmos es un reflejo del macrocosmos y al revés! ¿Sabías que la profesión de astrólogo está reconocida por el Ministerio de Trabajo en Rumanía? ¿Y que los 12 signos zodiacales y los 4 elementos (aire, fuego, tierra y agua) están reflejados en el pie? Así lo afirma nuestra entrevistada.  Se llama Steluta, que en rumano significa Estrella, y es la creadora de la Astrorreflexología. Veamos en qué consiste esta terapia y cómo ayuda a sanar, entre otros bloqueos, las carencias de la infancia.

 

BT: ¿Quién es Estrella Frone?

Soy una caminante por la vida. Mi nombre verdadero es Steluta, que en rumano significa Estrella, y como todos sabemos, las estrellas están en el cielo, no tienen pies. Mi búsqueda siempre ha sido la estabilidad y la seguridad emocional. De pequeña sentía las emociones de las personas y empatizaba con ellas. Con cuatro años -y subida a la valla de mi casa- ya hablaba con mis paisanos todo el tiempo, porque mi madre no me dejaba jugar, como a mí me gustaba. Hoy sigo disfrutando del ser humano…

Lo que más me conmueve es compartir sentimientos, emociones. He aprendido a utilizar mi sensibilidad y a darle un surco positivo poniéndome al servicio de las personas. Me emocionan todavía mucho los abrazos sinceros, de agradecimiento, que me da la gente. Eso no tiene precio. Pero lo más importante para mí es el contacto con los bebés.

Para mí los bebés son Dios encarnado y me encanta el contacto con ellos. Vivo tan intensamente ese maravilloso diálogo de energías sutiles, que solo por eso merece la pena vivir en este planeta. Los niños antes de los tres años son nuestros protectores, nos enseñan lo que hemos olvidado de adultos. Por eso debemos apreciar y respetar a los niños, tratarlos como maestros que nos enseñan a vivir desde la pureza y la espontaneidad.

Cada día siembro el contacto consciente con las energías y con el guía interior que todos tenemos. Para mí, vivir es compartir y ayudar a la gente a que vea sus bloqueos emocionales para que su vida mejore. Cada persona que toco es un regalo que me aporta algo.

 

BT: ¿Cómo te definirías profesionalmente hablando?

Es una pregunta muy fuerte para mí, porque, después de veinte años de trabajo en el mundo de las terapias, puedo decir que soy la fundadora de la Astrorreflexología. Me defino como terapeuta holística; nunca he dejado de formarme y de aprender las terapias manuales, regresivas y energéticas. Mi especialidad es el cuerpo físico, que habla como un libro que espera ser leído, comprendido y ayudado. En lo más profundo me considero guía de caminos personales…

 

imagen estrella frone astrorreflexologia madrid

Estrella Frone, con blusa roja, y su equipo de la revista Energía Vital. Astrorreflexología. Madrid

 

BT: ¿Nuestros talentos y debilidades están en los pies?

Sí, nuestra historia está en los pies y lo más importante: en ellos residen los bloqueos que nos impiden cumplir nuestro destino. Los bloqueos convertidos en depósitos se disuelven con la manipulación manual, y con los consejos se va eliminando el hábito emocional que impide el buen funcionamiento del organismo. En los pies encontramos el don o talento de la persona, sus características emocionales, sus debilidades y sus puntos fuertes. También el alma y su posible transformación.

 

BT: ¿Los pies nos permiten acceder a nuestra existencia prenatal, a la información relacionada con dónde estábamos y qué experimentábamos antes de ser concebidos?

Esa información se encuentra en la carta astral y se puede trabajar en los pies. Por eso la carta es importante pues permite afinar las informaciones que ofrecen los pies.

 

BT: Has ido más allá de la reflexología clásica para hacernos saber que en los pies están presentes los cuatro elementos y los 12 signos del zodiaco. ¿Puedes explicarnos cómo descubres estas relaciones y en qué áreas del pie está cada elemento?

Así es, mi método va mucho más allá de lo físico, de lo que trata la reflexología normal. Fui reflexóloga quince años antes de descubrir la Astrorreflexología. España es el país que me ha dado la oportunidad de este descubrimiento. Hice un curso de personalidad en los pies y me quedé muy sorprendida del parecido con la astrología. Utilicé un año ese método, pero tenía inquietudes y preguntas. Como reflexóloga me venían informaciones que no sabía cómo manejar. Intuitivamente sentía cuando una persona era más líder, más habilidosa, etc.

Trabajando los cuatro elementos en los pies, llegué a la conclusión de que los doce signos zodiacales estaban también en la planta de los pies. Fue en un día de reflexión, como si una cortina se retirara y dejara entrar el Sol. Sentí y comprendí que si hay cuatro elementos, lógicamente debía de haber doce signos zodiacales. Aquel día fui plenamente feliz sin saber el trabajo que me esperaba. Me puse en marcha y empecé a estudiar intensamente todos los libros de astrología que tenía a mi alcance en castellano y en rumano.

Rumanía tiene una Escuela de Astrología bastante avanzada, incluido Constantin Eratostene, quien en 1920 escribió Astros y glándulas, libro que he estudiado a fondo. Como astróloga ya tenía casi diez años de trabajo. Aprendí con la vieja escuela, en la que se hacían los cálculos y la rueda del horóscopo a mano, antes de aparecer los programas informáticos. Mi maestro es Alexandru Nicolici, autor de varios libros y quien logró que la profesión de astrólogo fuera reconocida como tal en el Ministerio de Trabajo de mi país. Estudié con él cinco años y la astrología es para mí la base de la vida.

 

Sesión de formación en Astrorreflexologia. Estrella Frone. Madrid

Sesión de formación en Astrorreflexologia. Estrella Frone. Madrid

 

Lo primero que hice fue localizar los signos zodiacales en los pies y después en cada sesión ver cómo actúa la información astrológica. Sentí la necesidad de escribir el libro El templo humano visto en los pies, resultado de cuatro largos y duros años de estudio de las plantas de los pies y de los libros de astrología y reflexología.

  • En los pies, el elemento aire es el área de los dedos incluyendo las almohadillas de debajo. Este elemento nos da información del Sistema Nervioso Central y de los patrones de comportamiento adquiridos en la infancia. Con el elemento aire se trabaja el cerebro y el equilibrio entre los dos hemisferios.
  • El área del metatarso es el elemento fuego, que nos habla sobre las carencias afectivas, la autoestima, la comprensión de la vida, y la creatividad.
  • La zona del arco del pie es el elemento agua, que nos informa sobre cómo funcionan nuestros órganos internos y todas las emociones bloqueadas que se pueden trabajar y mejorar. También se puede saber cómo la persona fluye y acepta la vida.
  • El talón es el elemento tierra y habla del aquí y el ahora, y de cómo anda esa persona por la vida: con seguridad, haciendo lo que dice, etc. Además nos habla sobre su estabilidad en general y sexual en particular.

 

BT: ¿Es posible sanar la infancia manipulando los pies de un cliente?

Sí lo es, incluso puedo decir que se trata de la joya de esta terapia, ya que se pueden curar las carencias de la infancia. Tengo un montón de niños curados y felices por toda España, que han cambiado el paradigma de sentir la vida. Debemos cumplir con nuestro destino y dejar de buscar el amor que no hemos sentido en la infancia.

No deberíamos juzgar a los padres; a estos se les debe perdonar, y no esperar ya de adulto que llenen el vacío que uno siente. Este se llena cuando uno mismo se valora y está en su sitio, sin hacer de padre de sus padres, aceptando la evolución, la madurez y la conciencia del aquí y el ahora.

 

BT: ¿Cada signo zodiacal tiene propensión a padecer emociones, afecciones o enfermedades similares? ¿Sus pies se parecen físicamente?

Cada persona es única, así que puede haber predisposiciones parecidas pero siempre con un matiz personal. Los pies de personas del mismo signo no se parecen físicamente. Los pies muestran la rueda zodiacal y ahí un signo con el Sol en Aries puede tener 12 ascendentes distintos, con lo que cambian muchas características. Es como hacer variedades de pan, que tiene sus ingredientes: agua, levadura y harina de trigo, pero podemos hacer pan con nueces, con pasas, con cebolla, etc. y también pan con harina de maíz u otros cereales. Utilizo una metáfora pero así ocurre: todos tenemos detrás una herencia y un aprendizaje únicos, parecido a otros pero con matices individuales.

 

BT: ¿Tienen la tristeza, la ira o la culpa un lugar concreto donde se manifiesten en el pie?

Cada órgano está relacionado con una o más emociones y, según la melodía de fondo, como yo la llamo, se ve la característica principal de la persona. El sentimiento de culpa, por ejemplo, es una actitud mental que se puede chequear en la válvula ileocecal.

La culpa es un aprendizaje y se alimenta con el miedo a ser tú mismo.

BT: ¿Cómo tratas a un usuario cuyo pie ha sido amputado?

Masajeando el pie que tiene, las manos y dándole informaciones de la carta astral, donde se ve la causa emocional de la amputación.

 

BT: ¿Dios está en los pies?

¿De qué Dios hablamos? A mí me gusta hablar del Dios sentido, el que uno siente en lo más profundo de sí mismo. Dios está en todas partes y en los pies ha situado la base del edificio llamado cuerpo .

 

Estrella Frone

Directora de la Escuela de Astrorreflexología y fundadora de esa terapia

Directora de la revista Energía Vital

Artículos Bt relacionados:

Extracto: ¿Sabías que hasta el siglo XVIII se observaba con normalidad que un médico estudiase astrología como parte de su formación y no era extraño encontrar universidades en que la astrología fuese asignatura obligada?  ¿Puede  un astrólogo competente  ver en tu mapa natal tu tendencia metabólica, tu capacidad inmunológica, el estado de tu equilibrio psíquico o tus dificultades para eliminar tóxicos?

Extracto: Un juanete, un dedo martillo, la presencia de hongos, durezas y callos e incluso la longitud del pie hablan de ti y de los momentos de vida que has experimentado. En tus pies se manifiestan tus emociones, tus actitudes y tus aptitudes. Podemos ver cómo está tu autoestima, tu don de liderazgo, el carisma, la pasión, el miedo y la culpa.

Extracto: ¿Sabes dónde está ubicada la zona del plexo solar en tu pie?  El plexo no es un lugar cualquiera; es el espacio mágico donde habitan tus miedos, tensiones, sustos, ansiedad, nerviosismo… ¿Cuál es la diferencia entre ansiedad adaptativa y trastorno de ansiedad? ¿Cómo se trabaja desde la reflexología podal este trastorno?

Extracto: Son reflexólogos podales y los verás trabajando en Trasplantes, Neonatología o en Quimioterapia Ginecológica en el Hospital de Clínicas “José de San Martín”, en Buenos Aires. Desde 2008 enfermeros, médicos y reflexólogos estrechan vínculos para ayudar a los pacientes a mejorar su calidad de vida mientras realizan tratamientos en el hospital.

Astrología médica, ¿extraordinaria herramienta en el campo de la medicina preventiva?

¿Sabías que hasta el siglo XVIII se observaba con normalidad que un médico estudiase astrología como parte de su formación y no era extraño encontrar universidades en que la astrología fuese asignatura obligada?  ¿Puede  un astrólogo competente  ver en tu mapa natal tu tendencia metabólica, tu capacidad inmunológica, el estado de tu equilibrio psíquico o tus dificultades para eliminar tóxicos? Pedro Cano Huelves, nuevo colaborador Bt, te explica hoy cómo funciona la Astrología Médica a la que considera una extraordinaria herramienta en el campo de la medicina preventiva.

Dicen los antiguos Filósofos que los tres pilares sobre los que sostiene todo el conocimiento Hermético (de Hermes, el Armenio) son la Alquimia, la Astrología y la Kábala. En este mi primer artículo en Buenasterapias hablaré sobre la Astrología Médica.

Entendemos por astrología médica o cosmodiagnosis el uso de la astrología como herramienta para investigar los posibles desencadenantes de una enfermedad, su pronóstico y el seguimiento de su tratamiento.

 

ASTROLOGIAMEDICA SI

 

La ciencia racionalista ha generado descrédito hacia la astrología, generalmente fundamentado en prejuicios que poco tienen que ver con una aplicación seria del método científico y de la mala utilización que de esta ciencia han hecho charlatanes y adivinos. Sin embargo, la historia nos demuestra que esta disciplina, tanto desde su aspecto médico como desde su aspecto predictivo, ha sido estudiada desde hace miles de años por las antiguas culturas madre de los que hoy conocemos como Tradición Perenne: caldeos en el creciente fértil, Khemet (Egipto), Alejandría en el Mediterráneo, los chinos desde la geomancia, el feng sui y la medicina taoísta, la tradición Snakya, inspiración de las escuelas pitagóricas y creadora del ayurveda y del yotish o astrología hindú, los Hakim musulmanes, los médicos y cabalistas hebreos, los grandes filósofos y alquimistas cristianos y me supongo aunque no tenga datos para ello, en Mesoamérica de la mano de los sabios astrónomos que crearon los calendarios mayas que tanto juego han dado en los últimos tiempos.

Hasta el siglo XVIII, momento en que se provoca un cambio de paradigma a nivel científico, religioso y filosófico, se observaba con normalidad que un médico estudiase astrología como parte de su formación y no era raro encontrar universidades en que la astrología fuese asignatura obligada.

El cambio de paradigma generó también un cambio de calificación respecto a lo que hasta ese momento se consideraba “científico”, lo que provocó que se eliminasen ciencias hasta ese momento altamente consideradas como la alquimia o la astrología.

El interés por el estudio de las antiguas ciencias no ha menguado y se ha mantenido de la mano de grupos iniciáticos más o menos esotéricos y a lo largo del siglo XX han aparecido numerosos autores que han mantenido encendida la llama del conocimiento astrológico y Hermético.

Esta ciencia en su rama diagnóstica se fundamenta en un viejo axioma atribuido a Hermes Trismegistus:

Lo que está más abajo es como lo que está arriba
y lo que está arriba es como lo que está abajo.
Actúan para cumplir los prodigios del Uno

O con palabras de Paracelso en su Paragranum:

«No existe un solo poder invisible en el cielo que no encuentre su principio equivalente en el íntimo cielo del hombre; lo que está arriba actúa sobre lo que esta debajo, y esto reacciona primero.»

De la antigua división del cielo zodiacal en 12 partes iguales, desarrollada desde las culturas mesopotámicas y de la observación del movimiento de las dos luminarias (sol y luna ) y los cinco planetas visibles sin uso de sofisticadas tecnologías, se crea un paralelismo anatómico dividiendo al ser humano en 12 zonas anatómicas reflejo de las celestes y gobernadas por lo que conocemos como los siete planetas personales: Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno.

 

http://earthstation1.simplenet.com

 

Estas fuerzas planetarias, a su vez manifestación armónica de las cualidades arquetípicas del Uno, en su manifestación en el organismo humano devienen en funciones fisiológicas, glandulares, psíquicas… y su influencia sobre los cuatro elementos repartidos en lo que conocemos como triplicidades configura lo que en la medicina humoral se conoce como temperamentos hipocráticos.

Leí en alguna parte una analogía que he hecho mía que sostiene que el ser humano naciente no adquiere sus características por la configuración del cielo en el momento de su nacimiento sino que el cielo se muestra de una forma determinada en el momento del nacimiento de ese ser para mostrar cómo ha sido diseñado. En ese mapa de navegación personal, está escrito todo lo que la persona encarnante necesita saber para aprovechar de forma adecuada las dificultades y las facultades que le han sido proporcionadas para su aprendizaje vital en este ciclo.

Un astrólogo competente podrá establecer cuáles son las cualidades y las dificultades con que el individuo objeto de estudio cuenta y le podrá aconsejar sobre las áreas de su vida o a aspectos de su carácter, su vocación, su vida social y familiar que habrá de reforzar o cuidar para llevar una vida plena. De la misma manera, las reglas de interpretación de la astrología aplicadas a la práctica de la medicina se transforman en una extraordinaria herramienta en el campo de la medicina preventiva y en el diagnóstico de enfermedades.

El mapa natal de la persona nos informa sobre su constitución natal, su tendencia metabólica, su vitalidad, su capacidad inmunológica, el estado de su equilibrio psíquico, la tendencia a somatizar procesos emocionales mal resueltos, dificultades en la eliminación de tóxicos, debilidad o fortaleza constitucional, etc…

El estudio de lo que en astrología conocemos como progresiones o direcciones simbólicas permite inferir la edad a la que probablemente puedan aparecer debilidades orgánicas que favorezcan determinadas enfermedades. Es de notar que es cierto que el mapa natal nos muestra los materiales con los que contamos para construir nuestra vida pero debemos tener presente que desde ese preciso momento en adelante los planetas siguen su curso creando nuevas figuras geométricas, nuevas realidades energéticas que siguen influyendo sobre nosotros en lo que la astrología estudia como tránsitos. El estudio de cómo el planeta en su movimiento natural interactúa con lo que conocemos como planeta radical, es decir, el que estaba en una situación determinada en el momento de nuestro nacimiento, nos permite no solo afinar respecto al pronóstico sino, especialmente en el caso de los tránsitos de la luna, hacer un seguimiento de la evolución de la enfermedad, ayudándonos a prever posibles agravamientos que aconsejen variaciones en la dosificación del remedio.

Recurriendo otra vez a Paracelso:

«O sea, debe juzgar a la medicina según los astros, para comprender a los astros superiores y a los inferiores. Como la medicina no tiene validez si no es del cielo, ésta debe derivar del cielo…

Por ejemplo, todo aquello que respecta al cerebro es conducido al cerebro por la Luna, aquello que respecta al bazo fluye hacia este punto con los medios de Saturno, todo lo que respecta al corazón es portado hacia éste con los medios del Sol. De esta manera los riñones son gobernados por Venus, el hígado por Júpiter, la bilis por Marte«.

(Paragranum)

Quiero hacer notar un detalle importante del texto de Paracelso. Nos dice que el médico debe juzgar la medicina según los astros superiores (es decir, la fuerza planetaria celeste como manifestación del arquetipo correspondiente) y los inferiores, es decir, las funciones orgánicas que por ley de correspondencias se relaciona con la fuerza superior y, por lo tanto, el arquetipo que representa. A continuación no dice que la Luna, o Saturno o Venus gobiernen nuestro cerebro, nuestro bazo (y huesos), nuestros riñones, sino que canalizan todo aquello que los concierne. Este matiz es sumamente importante porque de ahí podemos inferir que no es el planeta el provocador de nada, sino el canalizador de la fuerza arquetípica correspondiente.

Es habitual que la astrología médica se apoye en la espagiria en cuanto al tratamiento, aunque no necesariamente. Tanto la fitoterapia, la homeopatía, la homo toxicología o cualquier otro sistema terapéutico tiene su aplicación en la astrología médica y son numerosos los investigadores que han desarrollado esquemas o tablas asociando zonas anatómicas (signos) y funciones (planetas) con flores de Bach, homeopatía, gemas usadas como joyas curativas (gemoterapia) o como remedios espagíricos o basmas ayurvédicos, sales de Schüssler

¿Alguien piensa que es casual que tanto los primeros remedios de Bach como las sales de Shüssler sean 12? De la misma forma que resulta curioso ver la similitud entre las primitivas clasificaciones homeopáticas: psora, sicosis y sífilis con las tendencias sintomáticas primarias asociadas a los signos cardinales, fijos y mutables, enormemente parecidos a su vez a los doshas ayurvédicos o a los humores hipocráticos…

Mismos conceptos, mismas verdades, diferentes formas de contarlas y de nombrarlas. Este es un mapa más, no el mejor ni el único pero si útil y probado. Mil monjes, mil religiones, decía el Budha.

Parafraseándolo, podría decir, mil médicos, mil formas de curar…