Clorofila

Soluciones naturales para la hiperhidrosis (sudoración excesiva)

Salvia, encina, abedul, ciprés, leche de magnesia, clorofila, zinc, ropa orgánica… ¿Sabías que en España más de 300.000 personas padecen exceso de sudor y que esta situación afecta a hombres y mujeres por igual generándoles falta de autoestima e inseguridad? ¡No te pelees con el sudor! Veamos qué encontramos en la alacena de la Naturaleza para echarte una mano. 

Sudas para conquistar  la temperatura corporal idónea, tu piel se protege de la sequedad y, simultáneamente, eliminas toxinas y  otros compuestos que el organismo necesita expulsar. El 90% del sudor es agua; el resto, sales minerales y materia orgánica. Ésta última es la responsable del olor.

Puede ocurrir que sudemos en exceso en axilas, rostro y plantas de pies y manos (hiperhidrosis) o todo lo contrario, que no sudemos. En ambos casos la medicina natural puede ayudarte a resolver. No es necesaria una intervención quirúrgica (simpatectomía) para solucionar el exceso de sudor ni tampoco el empleo de productos que contienen antitranspirantes (el más utilizado es el Clorhidróxido de Aluminio). Hay pautas sencillas y asequibles que en sinergia irán regulando la salida prudente del sudor en tu cuerpo.

150716 sudando mucho

  • Consulta a un experto en nutrición inteligente. Come sano y ecológico y evita alimentos procesados para que tu cuerpo no tenga que expulsar tantas sustancias tóxicas acumuladas. Puedes decirle adiós a las comidas grasas, al café, al alcohol, al chocolate y al azúcar.
  • De momento, el sistema nervioso no está muy “equilibrado” cuando hay exceso de sudor. Para templar nervios y reducir el estrés el yoga o cualquier otra disciplina que te ayude a estar más relajado será buena para ti.
  • Dale la bienvenida a los alimentos de hojas verdes (mascar perejil, alfalfa y otras verduras de hoja verde ayudan a reducir el olor corporal) ) y a las infusiones de salvia (infusión de una cucharadita de planta seca por vaso de agua. Tomar dos al día) o de encina y abedul (infusión de 20 gramos de hojas de encina y 20 gramos de abedul en 1 litro de agua durante ocho minutos. Dos vasos al día). Externamente, puedes hacer baños de pies y manos con ciprés: decocción -durante diez minutos- de tres cucharadas de ramas secas trituradas por litro de agua. Comer ajo y cebolla en exceso puede intensificar tu olor corporal; no abuses de ellos.
  • Olvídate de la ropa y el calzado sintéticos. Busca prendas naturales de algodón o  lino y deja que tu piel respire, evitando así el mal olor corporal que resulta tan desagradable para todos.
  • Puedes usar leche de magnesia -sin saborizantes ni colorantes- en axilas, manos y pies después de bañarse (no deja olor). Se emplea, igualmente, para hidratar la piel, aliviar quemaduras, calmar el dolor tras la depilación…
  • El zinc ayuda a eliminar el exceso de sudor de las axilas gracias a que revitaliza las enzimas del sistema inmunológico responsable de la cicatrización e hidratación de la piel. La clorofila y la vitamina A también. Consulta a un especialista natural.
  • Lávate las manos a menudo para evitar que se obstruyan los poros.
  • Como las bacterias que crecen debajo del vello se alimentan de las bacterias de la transpiración, evita los vellos en las axilas.
  • Utiliza (en axilas y pies) desodorantes naturales 100% (salvia, lavanda, aloe vera, tilo). Los encontrarás en la herboristería de tu barrio. Hay una gama amplia para elegir. O hazlos tú mismo con aceite de coco, manteca de cacao, agua de rosas o lavanda.

La Psoriasis se cura: ¡Viva la clorofila!

Según nos explica el Dr. Rafael Méndez Cobos, «la Medicina Biológica entiende que la etiología de la Psoriasis es multifactorial. En ella convergen varios factores: un estado mental-emocional (suma de conflictos no resueltos), una dieta inadecuada donde consumimos alimentos que nos causan alergias o intolerancias y un déficit de eliminación.

 

En mi experiencia con personas aquejadas de psoriasis, es fundamental practicarle al paciente una Organometría y estudio de alimentos para verificar el estado general de su organismo y la salud de sus órganos, a la vez que detectamos los alimentos provocadores de alergias e intolerancia por medio de electroacupuntura de Voll. 

 

La Organometría es un método que nos muestra el nivel energético y funcional de los órganos, sus alteraciones y desequilibrios, incluso antes de la aparición de trastornos. Tiene un alto valor preventivo y está basado en técnicas milenarias de acupuntura modernizadas y adaptadas a las nuevas tecnologías electrónicas e informáticas.

 

Además nos permite reconocer un problema cuando en las pruebas convencionales como analíticas, radiografías, etc. aparece todo normal y sin embargo la persona tiene síntomas claros de alteración.

 

 

Imagen de un estudio de alimentos con la Electroacupuntura de Voll

Testando los alimentos que nos hacen daño y nos restan energía vital. imagen: ouas.org

 

  

El tratamiento pasa por eliminar en lo posible el estrés, corregir el sistema digestivo, incrementar la clorofila ingerida y tonificar el sistema endocrino y nervioso.

 

La clorofila es muy beneficiosa para el organismo. Para evitar el mal aliento es muy eficaz y estimula al organismo para cicatrizar y reconstruir tejidos. También desintoxica y oxigena la sangre, equilibra el PH del organismo, desintoxica el hígado y el colon, inhibe la acción metabólica de los cancerígenos y es antioxidante, mejora la digestión y soluciona problemas de acidez, gastritis y úlceras.

 

Imagen de un licuado de clorofila

imagen: www.aperderpeso.com

 

¡Prepárate un licuado de Clorofila (desintoxicante, antioxidante y energético)!

Ingredientes:

Alfalfa fresca (o espinacas, manzana verde con piel, remolacha, apio), unas hojitas de menta (opcional) y un vaso de agua purificada. Podemos añadir también un poco de zumo de limón para que el sabor sea más agradable. Lo llevamos a la batidora. 

Colamos el jugo obtenido y ya podemos beberlo (en ayunas sería lo ideal).

 

Alimentos que contienen clorofila:

brotres de trigo, alfalfa, damiana (hojas), brócoli (hojas), té verde (hojas), mate (hojas), plátanos (parte interior de la piel), soja (semillas), espinacas (hojas), tomatera (frutos), manzano (fruto), pimentero (fruto), ajo (bulbo), verdolaga (planta), zanahoria (planta)…