Dra. Hulda Clark

Terapia Clark. La esquizofrenia, sobrecarga de tóxicos y patógenos en el organismo

¿Qué alimentos no debe consumir una persona con esquizofrenia? ¿Qué suplementos alimenticios necesitaría? «La esquizofrenia – al igual que otras enfermedades mentales- no es una cuestión genética, aunque esta pueda influir. No aparece porque los individuos compartan genes sino porque han compartido durante años, casa, colegio, alimentos, agua…, es decir, unos tóxicos y unos patógenos presentes en el mismo entorno de vida y relación». Así lo afirma nuestro entrevistado D. Ignacio Chamorro. Es Director del Instituto Clark España desde 2004, doctor en naturopatía y nutricionista ortomolecular. Se formó directamente con la Dra. Hulda Clark en México.

 

imagen de ignacio chamorro balda, terapia clark, hulda clark, esquizofrenia, enfermedades mentales, instituto clark

D. Ignacio Chamorro. Terapia Clark. La esquizofrenia, sobrecarga de tóxicos y patógenos en el organismo

 

BT: D. Ignacio, la Dra. Clark, creadora de la terapia que lleva su nombre, afirmaba que, para estar saludables, primero hay que eliminar los diferentes tóxicos presentes en el organismo y erradicar todos los patógenos (parásitos, bacterias, virus u hongos)…

imagen de la doctora hulda clark, terapia clark

Dra. Hulda Clark

 

Efectivamente. Para la Dra. Clark la base de casi todas las patologías tiene dos orígenes: los tóxicos y los patógenos.

La esquizofrenia – y otras enfermedades mentales- no es algo genético, aunque la hayan padecido familiares cercanos (madre, madre, hermanos, etc.). No se hace presente porque compartan genes (aunque éstos puedan influir) sino porque comparten o han compartido durante años, la misma casa, colegio, porque han comido los mismos alimentos, bebido el mismo agua…, es decir, unos tóxicos y unos patógenos presentes en el mismo entorno de vida y relación.

Los genes pueden determinar nuestra capacidad mental pero no una patología en el cerebro. Los tóxicos son inmunosupresores, que favorecen la aparición de un “terreno” propicio para el desarrollo de patógenos (parásitos, bacterias, virus, hongos,…).

imagen de la portada del libro la curacion es posible, dra. hulda clark, terapia clark, entrevista buenasterapias, esquizofrenia

 

En su primer libro La cura para todas las enfermedades, que actualmente se llama “La curación es posible”,  la Dra. Clark hace referencia al origen y tratamiento de innumerables patologías, desde la artritis al cáncer, pasando por otras como la psoriasis, esclerosis múltiple, otitis, cistitis, infertilidades, etc.

La base del trabajo en la Terapia Clark es la eliminación de los diferentes tóxicos presentes en el organismo, y la erradicación de todos los patógenos, sean estos parásitos, bacterias, virus u hongos, causantes directos de la mayoría de las enfermedades.

Para limpiar de tóxicos el organismo, lo primero es descolapsar los principales órganos, detoxificando riñones, hígado e intestinos, que pese a que podamos pensar que están bien, lo habitual es tenerlos sucios, con lo cual el correcto funcionamiento orgánico se ve seriamente comprometido.

 

BT: ¿De qué herramientas se valía la doctora Clark -y se vale usted- para proceder a este trabajo de limpieza del organismo?

La Dra. Clark creó una determinada aparatología para sanar enfermedades:

  • El sincrómetro. Aparato que por resonancia detecta patógenos -virus, bacterias, parásitos y hongos- y tóxicos en el organismo. También sirve para testar intolerancias alimenticias.

 

imagen de un sincrometro. terapia clark. instituto clark. ignacio chamorro balda. entrevista buenasterapias. esquizofrenia. toxinas. patogenos

Sincrómetro. Terapia Clark. Esquizofrenia

  • El zapper. Este aparato emite un barrido de frecuencias que eliminan los patógenos del organismo. Al mismo tiempo nos aporta polaridad norte, que es la correcta para la salud, ya que cuando un órgano enferma, su polaridad se vuelve sur. Aunque se utilice el zapper de forma regular, la Dra. Clark aconseja realizar el recordatorio del desparasitante herbal, para llegar a zonas de difícil acceso, como el interior de los intestinos, ojos, oídos, testículos, abscesos dentales o el interior de las piedras del hígado y vesícula, donde se refugian los parásitos.
Imagen de un varizapper. terapia clark. instituto clark. ignacio chamorro balda. entrevista buenasterapias. esquizofrenia. toxinas. patogenos

Zapper. Terapia Clark. Esquizofrenia

 

  • Platos de zappeo. Los platos de zappeo se utilizan unidos al zápper, para dirigir los efectos positivos de éste a un órgano concreto (hígado, páncreas, sistema linfático, etc.). Al zappear un órgano aislado, a la vez que eliminamos los patógenos en él, también estamos recordándole su frecuencia vibratoria, ya que cada órgano sano tiene una frecuencia propia, que pierde cuando empieza a funcionar mal o a enfermar.
  • Zapicador de alimentos. Energiza alimentos y agua, desparasita alimentos y agua, aportando polarización norte a los mismos e impide la absorción de benceno, colorantes azoicos y fenoles de los alimentos.

 

imagen de un zappicador alimentos. terapia clark. instituto clark. ignacio chamorro balda. entrevista buenasterapias. esquizofrenia. toxinas. patogenos

Zappicador de alimentos. Terapia Clark. Esquizofrenia

 

BT: ¿Qué intervenciones recomienda ante un caso de esquizofrenia?

Primero debemos eliminar parásitos, bacterias y hongos del organismo. Para lo cual se debe:

  • Seguir el protocolo de limpieza intestinal diseñado por la Dra. Clark, al que se añade en esta patología aceite de orégano, uno de los más potentes antifúngicos conocidos. Con este protocolo atacamos a más de 200 patógenos diferentes.
  • Usar el varizapper, aparato que permite eliminar del organismo los principales microbios patógenos-bacterias, virus, hongos, etc.,-mediante la emisión de frecuencias. Este aparato asimismo estimula el sistema inmune al energizar los glóbulos blancos aunque estén intoxicados con agentes inmunosupresores que suele ser el caso en este tipo de patologías.
  • Desparasitación de áscaris. Para ello se deben tomar megadosis de coenzima Q10, L, cisteína y aceite de oliva ozonizado, porque estas familias de parásitos no se logran eliminar con los ingredientes de la anteriormente citada limpieza intestinal.

 

En segundo lugar, evitar la ingesta de patógenos y tóxicos.

Tan importante como la eliminación de los patógenos es no permitir que entren más en el organismo para que no vuelvan a colonizar el cerebro y para ello es fundamental:

  • Ozonizar los alimentos con un ozonizador casero. Hay que desinfectar todas las comidas y bebidas con un ozonizador. El ozono mata toda bacteria y virus patógeno, huevos de parásitos y larvas de tenia presentes en nuestros alimentos, en sólo 10 minutos. Además al ozonizar, los colorantes azoicos, las sustancias fenólicas y los estrógenos presentes en la comida pueden ser también destruidos en 15 minutos, con lo cual la ingesta de tóxicos se reduce notablemente y esto es imprescindible en este tipo de paciente. Para ello se introduce simplemente la comida en una bolsa de plástico que se cierra con la manguera del ozonizador insertada. Una vez ozonizado el alimento durante 10 minutos deberemos dejar la bolsa cerrada otros 10 minutos antes de su ingesta para que el ozono actúe.

 

imagen de un ozonizador. terapia clark. instituto clark. ignacio chamorro balda. entrevista buenasterapias. esquizofrenia. toxinas. patogenos

Ozonizador. Terapia Clark. Esquizofrenia

  • Lavar bien las frutas y verduras, entre 1 y 3 gotas de lugol o ácido hidroclorhídrico al 5% por cada litro de agua con los que vaya a lavarlas, para de esta forma desinfectar totalmente estos alimentos, con productos totalmente atóxicos como son el lugol y el HCL, ya que la mayoría de los productos que se utilizan para desinfectar son tremendamente tóxicos y es algo que debemos evitar, y más aún si estamos tratando este tipo de paciente.

 

En tercer lugar, eliminar las micotoxinas del organismo. Hay determinados nutrientes que son útiles para eliminar micotoxinas. Son estos:

Vitamina C: consúmase al menos un gramo en cada comida

Ácido lipoico o tiotico: fundamental para la detoxificación y regeneración hepática

Vitamina B3: Elimina toxinas del organismo y los alimentos. Tomarla con cada comida

Glutation: imprescindible en la detoxificación. Ingiérase al menos una vez al día, preferiblemente por la noche

Evitar el microondas y el grill. Con ellos muchos minerales se oxidan pasando a ser metales tóxicos y consumir sólo agua procedente de destiladora. Evitar la ingesta de minerales inorgánicos

 

BT: ¿Cuáles son los alimentos que no debe consumir una persona que padece la enfermedad?

Arroz, Trigo, Avena, Cebada, Cacahuetes, lácteos por las micotoxinas que suelen contener estos .

 

BT: ¿Qué sustancias, toxinas, parásitos, bacterias, metales pesados… tienen los cuerpos de los enfermos esquizofrénicos?

El problema está en que los parásitos son difíciles de encontrar porque son en general tan blancos como pequeños y no se ven con un escáner ni con otros medios de diagnóstico porque se suelen recubrir de mucopolisacáridos, con lo que ni siquiera el sistema inmune los detecta. Añádase a esto que nuestro organismo es incapaz de expulsarlos en la mayoría de los casos porque vivos o muertos suelen estar adheridos a los tejidos y no se detecta su presencia en la sangre. Dicho lo cual cabe agregar que la Doctora Clark sí logró cómo descubrirlos detectando sus frecuencias porque cada patógeno vibra en una onda frecuencial diferente. Es como localizar distintas emisoras de radio que están emitiendo en nuestro organismo.

Aunque cada parásito tiene un lugar preferido donde vivir , en realidad cualquier parásito puede encontrarse en cualquier órgano, especialmente si éste está contaminado con solventes, metales u otros tóxicos y si es frecuente que se introduzcan en el cerebro es porque la actividad inmunitaria es menor en él que en otro órganos.

Las infecciones parasitarias son relativamente fáciles de contraer ya que el contagio puede producirse por vía bucal, respiratoria o transcutánea. De hecho deberíamos ser conscientes de que casi todo el mundo tiene parásitos desde niños y de que éstos pueden ser causantes de patologías leves y graves, si no ahora, dentro de un tiempo. Es corriente que algunos permanezcan latentes sin causar sintomatología alguna y que en un momento determinado se activen.

Cada parásito no es sólo peligroso por sí mismo, sino también porque en su interior lleva bacterias, virus y hongos. En el caso del paciente esquizofrénico solemos encontrar:

  • Strongyloides. Es un parásito portador de hongos y es de fácil contagio pues puede introducirse transcutáneamente, es decir, sin necesidad de que exista una herida abierta (basta una mínima erosión causada por andar descalzo).
  • Ascaris: portador de bacterias y hongos productores de neurotoxinas y cerca de un 70% de la población tiene en su organismo áscaris
  • Ancyclostoma: porta igualmente bacterias y hongos productores de neurotoxinas: también en este caso el contagio puede ser transcutáneo
  • Shigella: bacteria productora de toxinas presentes en nervios y cerebro
  • Micobacterium phlei: al igual que la anterior esta bacteria es productora de neurotoxinas

La Doctora Clark afirmó que “cuanto peor es la salud de una persona mayor presencia de parásitos hay en ella” y que “el agua y los alimentos son los que determinan la salud, hay que asegurarse de que estén libres de tóxicos”. La mayor parte de las sustancias que actúan como inmunosupresores vienen del agua y por ende de los alimentos que consumimos.

La inmunosupresión que producen las sustancias tóxicas no sólo se refleja en la disminución de la cantidad de glóbulos blancos en sangre sino en el deterioro de su actividad y eso es algo que en un análisis de sangre convencional no se detecta. Ya que en éstos simplemente se mide la cantidad de células blancas, pero esto por sí sólo no indica nada, ya que podemos tener nuestros recuentos perfectos y esos glóbulos blancos no estar trabajando, que es lo más habitual y no es tenido en cuenta por la medicina clásica, y eso es lo primero que miramos en nuestros pacientes, que los WBC,S no estén intoxicados.

Los 2 tipos de tóxicos que dan lugar mayormente a las patologías neurológicas son los metales pesados y las micotoxinas.

 

  1. Los metales pesados y como ejemplo diremos que:

El oro y el níquel detienen el flujo de acetilcolina y epinefrina precisamente dos de nuestros principales neurotransmisores.

La presencia en el cerebro de plomo, cobre y cadmio agravan la patología, probablemente por el apoyo que prestan a parásitos, bacterias y hongos, incrementando la actividad de éstos, sobre todo de las bacterias y virus.

Al expulsar los metales pesados del organismo se elevan nuestras defensas y de paso quitamos armas a las numerosas bacterias y virus que necesitan de su presencia para sobrevivir

2. Las micotoxinas:

Son sustancias tóxicas presentes en los hongos. De toxicidad elevadísima, sobre todo para el cerebro e hígado. De hecho en todos los casos de esquizofrenia hay una alta concentración de toxinas en el cerebro, siendo las que más influyen directamente, las micotoxinas. Que a la vez que se acumulan en el cerebro van destruyendo el hígado, órgano fundamental para la detoxificación, con lo que la toxicidad en el cerebro es cada vez mayor. Un cuadro que se agrava cuando a estos enfermos se les prescribe la medicación convencional ya que ésta es también hepatotóxica.

En cuanto a la sintomatología, el que un enfermo de esquizofrenia pase de estados de paranoia a oír voces o a tener comportamientos compulsivos depende según la Dra.Clark de la mayor o menor presencia y de la actuación de una u otra micotoxina.

Las principales micotoxinas encontradas en enfermos de esquizofrenia son:

Alcaloides del ergot (comezuelo del centeno): el ergot es un pequeño hongo que parasita el centeno, el trigo, la avena y la cebada y que contiene ácido lisérgico, un alcaloide alucinógeno del que se deriva el LSD.

Esterigmatocistina: esta micotoxina la producen mohos comunes y además de producir los síntomas de la esquizofrenia pueden provocar la formación de tumores en diferentes órganos. Es frecuente encontrarla en los cacahuetes y en los lácteos.

Aflatoxinas B: micotoxina de acción carcinogénica a nivel hepático. Provoca asimismo daños a nivel ocular. Está presente en el maíz y arroz

Citocolasina B: puede encontrase en casi cualquier alimento.

 

BT: ¿Quieres que te entrevistemos?
Contrata hoy mismo una entrevista Buenasterapias y promociona tu empresa, tu trabajo y tus herramientas saludables.
¡Llámanos! 651 495 063

 

 

 

 

 

Plata coloidal: potente antibiótico natural

¿Por qué Ciro, rey de Persia, llevaba una mula que transportaba recipientes de plata  llenos de agua hervida y sólo bebía de ellos y los primeros pobladores del oeste americano introducían un dólar de plata en los recipientes con leche? Desde principios del siglo XX se sabe que ningún microorganismo -hongo, virus, microbio o levadura- puede vivir en un líquido en el que haya una sola partícula de plata. ¿Cómo puede ayudarte la plata coloidal en tu día a día? El Dr. Rafael Méndez Cobos te lo explica hoy en este artículo de colaboración Buenasterapias.

 

Dr. Rafael Méndez Cobos

Rafael Méndez Cobos, especialista en homeoterapia, alimentación y salud.

 

Desde principios del siglo XX se sabe que ningún microorganismo -hongo, virus, microbio o levadura- puede vivir en un líquido en el que haya una sola partícula de plata. Este metal acaba con la vida del microorganismo en minutos. La plata coloidal es un potente antibiótico, sin efectos secundarios en dosis adecuadas,  no interacciona con otros medicamentos y no provocan alergia ni reacciones adversas.

El uso antibiótico de la plata data de la civilización griega y romana, que utilizaron este metal para elaborar utensilios de cocina o recipientes para almacenar o servir agua. Así lo recoge el historiador griego Herodoto (484-425 A.C.), considerado el padre de la historia.

Ciro, rey de Persia, llevaba una mula que transportaba recipientes de plata, llenos de agua hervida y sólo bebía de ellos, y es que, ya desde entonces, intuían que la plata inhibe el crecimiento de los microorganismos que contaminan los alimentos, las bebidas , el cuerpo humano y de animales.

También, los primeros pobladores del oeste americano, introducían un dólar de plata en los recipientes con leche, para facilitar la conservación y evitar el crecimiento de bacterias y hongos.

La Dra. Hulda Clark recomendaba el uso de la plata coloidal como antiséptico durante y después del trabajo dental. Seis gotas en el cepillo de dientes, después de las comidas y una cucharada como enjuague, gárgaras o ingestión. Resulta eficaz contra el clostridium, una bacteria que contribuye al crecimiento de tumores.

Ahora bien, es muy importante distinguir entre disoluciones de plata coloidal (suspensión de partículas de plata metálica, Ag 0 ) y plata iónica ( disolución de plata, Ag más ), procedente de sales de este metal, porque aunque ambos tienen un importante poder bactericida, su comportamiento en el organismo es muy distinto. Sólo el uso de plata iónica puede provocar el fenómeno de Argiria.

La plata coloidal está constituida por pequeñas partículas de plata metálica, que a su vez están formadas por muchos átomos.

Sin embargo, la plata iónica son iones, es decir, átomos de plata que han perdido un electrón quedando con una carga positiva. Dichos iones, pueden pasar a la sangre, de forma que al entrar en contacto con la luz solar, se reducen a plata metálica ( Ag O )  y originan manchas azuladas en la piel, es decir, producen Argiria. Por este motivo, la plata iónica no se debe de usar en ingesta ni uso tópico, ya sea farmacéutico o en alimentos.

Por el contrario, las partículas de plata coloidal pasan por el tracto digestivo, sin ninguna posibilidad de pasar a la sangre, ya que la plata, como metal noble, es insoluble en líquidos orgánicos y se elimina fácilmente por las heces en su totalidad.

En 1914, la revista THE LANCET, publica los resultados de un estudio llevado a cabo por el Dr. Henry Crookes con plata coloidal. Dicho estudio demostró que es altamente germicida e inofensiva para el cuerpo humano. En aquel artículo, el investigador americano afirmaba: «No conozco ningún microbio, que no haya podido ser eliminado en laboratorio con plata coloidal en un periodo de 6 minutos, sin efectos secundarios negativos, aún utilizando concentraciones más altas».

Recientes investigaciones, realizadas por la universidad de California ( UCLA, EEUU ) confirmaron que bastan 6 minutos o menos, desde el contacto con la plata coloidal, en inactivar las enzimas de los microorganismos, para impedir que el metabolismo del oxígeno se lleve a cabo, es decir, acabar con el  «pulmón químico» de los gérmenes y de sus formas pleomórficas o mutantes y eliminarlo, incluso, en su etapa de huevos.

Las células de sistema retículo endotelial (parte del sistema inmune), logra expulsar del cuerpo gérmenes ya muertos. Por tanto, la  plata coloidal funciona como un catalizador, ya que su sola presencia hace que muchos organismos causantes de enfermedades infecciosas no puedan respirar y mueran asfixiados.

Y lo hace, con unos 650 tipos diferentes de gérmenes, entre ellos, como demostró en 1988 el Dr. Larry C. Ford, investigador en la Escuela de Medicina de la citada ciudad californiana, los estreptococos pyogenes, staphilococus aurens, neisseria gonorrea, garnerella vaginalis, salmonella typhi y otros organismos patógenos, como la candida albicans, la candida globata y la malassezia furfur, por citar algunos. De ahí, que el doctor Harry Margral, bioquímico e investigador de la Universidad de San Luis (EEUU), colaborador de la Universidad de Washington y pionero en la investigación de la plata coloidal, llegara a afirmar :  “ La plata coloidal, es, sin duda, el mejor y más versátil combatiente de los gérmenes que tenemos».

La ingesta recomendada es de una gota por kg de peso.( 70 kg, 70 gotas), disueltas en un poco de agua y dividida en 2-3 veces al día, y preferiblemente con el estómago vacío. En niños como mínimo que tomen 10 gotas al día.

Durante la toma de la plata coloidal es deseable y frecuente que se den crisis de depurativas (diarrea, fiebre, expectoración, cansancio, falta de apetito) que remitirán de forma natural y espontánea a las 48 horas, siempre haciendo una hidratación  suficiente y un descanso reparador adecuado.

La plata coloidal, que la conocimos a través de la Revista Discovery de Salud al igual que muchos datos que tratamos en el artículo, la hemos venido utilizando en la consulta para patologías muy diferentes como es el caso de infecciones microbianas de distintas localizaciones: amigdalitis, otitis media e interna, faringitis, bronquitis etc. Al igual hemos obtenido buenos resultados en infecciones causadas por hongos, tanto en la piel como en mucosas (candidiasis), puesto que el coloide de plata inhibe el crecimiento de los microorganismos (bacterias, hongos, parásitos y virus)

Igualmente la hemos empleado para la consolidación de fracturas con resultados muy sorprendentes, porque dichas fracturas eran de una consolidación tórpida en muchos casos. Sabemos que la plata coloidal estimula el crecimiento de los huesos en las fracturas y ayuda a aliviar la inflamación corrigiendo, desequilibrios al actuar como biocatalizador metabólico en la síntesis de las prostaglandinas esenciales E-1 y E-3.

Los efectos del coloide de plata se ven muy aminorados si se ingiere leche de vaca durante el tratamiento, sobre todo en infecciones otorrinolaringológicas y en bronquitis e infecciones gastrointestinales.