Electricidad sucia

Las mantas eléctricas y la electricidad sucia

El Dr. Samuel Milham y la Dra. Magda Havas ya la llaman “electricidad sucia”. Se refieren a la contaminación producida por la electricidad. Cada aparato que utiliza electricidad para funcionar emite a su alrededor campos electromagnéticos. Ellos son parte responsable de determinados problemas de salud. ¿Qué hacemos, por ejemplo, con tu manta eléctrica, que se queda prácticamente pegada a tu piel? ¿Qué dice la medicina ambiental al respecto?

En teoría, las mantas eléctricas deberían utilizarse para calentar la cama y luego apagarla. O usarlas localizadamente y por poco tiempo para aliviar ciertos dolores musculares y articulares.

Hay personas que sienten, a menudo, “frío interno”. Muchas de ellas usan la manta eléctrica todo el año. A menudo compran mantas que ocupan la totalidad del colchón. Dormir a diario siete u ocho horas con una manta eléctrica encendida no es bueno para tu salud.

No se trata de alarmarse con los efectos nocivos que estas mantas puedan regalarte; más bien se trata de ser conscientes de la cantidad de aparatos eléctricos con los que convivimos a diario y reducir nuestra exposición a ellos dentro de nuestras posibilidades.

Cuando un cuerpo se siente enfermo debe cuidarse especialmente y permanecer alejado no solo de la manta eléctrica sino de todos los aparatos que funcionen con electricidad. Las personas con ciertas condiciones médicas (diabetes, embarazo, marcapasos), los niños pequeños, las personas mayores o personas con parálisis no deben utilizar una manta eléctrica debido a que el cuerpo no siempre siente que se está sobrecalentando. Cuando aumenta la temperatura en una cama se pueden inhibir los patrones de sueño a largo plazo y dar lugar a un sueño poco reparador.

La Dra. Magda Havas, epidemióloga de la Universidad de Trent (Canadá) es una de las científicas expertas en contaminación electromagnética del mundo y en la enfermedad relacionada con ésta: la electrosensibilidad o EHS.

Nancy Wertheimer y Ed Leeper describen en American Journal of Epidemiology la relación que observan entre el cáncer infantil y la electrificación a la que estamos expuestos  en su artículo «Electrical Wiring Configurations and Childhood cancer«.

La Fundación Alborada -Centro de Medicina Ambiental- recomienda para mantener saludable tu dormitorio “No utilizar mantas eléctricas ni camas de agua porque los calentadores eléctricos que contienen emiten campos  electromagnéticos liberando tóxicos en el aire. Tampoco se recomiendan los radiadores eléctricos porque tienden a tostar el polvo y las partículas circulan por la habitación. Evitar en lo posible que los cables principales de la casa pasen por debajo del suelo del dormitorio”.

Son consejos especialmente dirigidos a hogares donde vive una persona diagnosticada con enfermedad ambiental, sensibilidad química o exposición a pesticidas, pero resultan muy útiles para todos como medicina preventiva.

Os recomendamos el libro «Dirty Electricity: Electrification and the Diseases of Civilization«, del Dr. Samuel Milham.

 

electrucidad sucia

 

Entrevistas Buenasterapias relacionadas:

Título: «Escuelas sin wifi«. Entrevistado: Federico Santurino, experto en Geobiología y Feng Shui.

http://www.buenasterapias.es/archives/5650

Título: «Leche de vaca y osteoporosis«. Entrevistado: Dr. Rafael Méndez Cobos. En esta entrevista, el Dr. Méndez explica, entre otros temas,  por qué resulta tan perjudicial para la salud usar un microondas en vez de un horno tradicional.

http://www.buenasterapias.es/archives/1187

manta electrica