Embarazo

Naturopatía: vive el embarazo desde la Naturaleza

La Naturopatía se fundamenta en el hecho de que el organismo posee un poder innato para curarse a sí mismo. Te recuerda tu conexión con la Naturaleza antes, durante y después del embarazo.  ¿Cómo cuidar de ti y de tu bebé con todas las herramientas saludables que tienes a tu alcance? María Rodríguez Chacón, naturópata y doula te muestra las técnicas disponibles (alimentación, flores de Bach, reflexología, herbología, pnl) para que vivas esta maravillosa etapa de tu vida de la forma más natural posible.

 

imagen de María Rodríguez Chacón, naturópata, naturopatia, doula, reflexologia podal, pnl, flores de bach, gestando con amor, auriculoterapia

María Rodríguez Chacón, naturópata y doula. Sevilla

Naturopatía significa el sendero o camino de la naturaleza, la salud por la naturaleza. Vivimos bastante apartados de ella… y con el tiempo vamos sacrificando la salud física y emocional. El naturópata trabaja de forma global, teniendo en cuenta lo que pasa en tu cuerpo, cómo influyen tu intelecto y emociones, prestando atención a la calidad de tu vida social y otros aspectos que influyen en la salud.

La Naturopatía se fundamenta en el hecho de que el organismo posee un poder innato para curarse a sí mismo. Esta capacidad se llama fuerza vital. El naturópata aplica las técnicas o métodos naturales de salud y los recursos que nos ofrece la naturaleza, para apoyar y potenciar el trabajo de la  fuerza vital en el proceso de recuperación. Como decimos los naturópatas, más que enseñar cómo hacer las cosas, acompañamos a recordar lo que ya sabemos, pues esa conexión con la naturaleza está dentro de nosotros.

Contamos con multitud de técnicas que trabajan los diferentes aspectos de la persona, muy conocidas la mayoría, como son la alimentación, la nutrición (ortomolecular, energética), la herbología, las flores de Bach (u otras esencias florales), la distintas reflexologías (podal, facial, manos), los estímulos naturales (agua, sol, tierra…), masajes (quiromasaje, drenaje linfático, etc), la auriculopuntura, la relajación, la programación neurolingüística PNL, reiki, y un largo etcétera según sean técnicas manuales, psicofísicas, energéticas, alimentarias…

 

imagen de la manzanilla

Naturopatía y embarazo: manzanilla, tila, jengibre…

 

Estos métodos se aplican respetando los procesos naturales del organismo, pues forman parte de su trabajo de recuperación. Afecciones como los dolores de cabeza y musculares, fiebre o estreñimiento son, por lo general, síntomas de otros desequilibrios y forman parte de los mecanismos de autorregulación. Por ello, en consulta nos centramos en buscar el origen, restableciendo la función y el equilibrio de la persona, todo encaminado a la recuperación de la salud y apoyándonos en esa sabiduría innata que tenemos todos.

La fiebre es un ejemplo de lo explicado anteriormente. Puede aparecer cuando el cuerpo está trabajando para eliminar, como sucede cuando hay alguna infección. Si bajamos la fiebre estamos cortando la capacidad de defensa del organismo. La fiebre concentra la subida de temperatura en cabeza y tronco, así que con las técnicas naturopáticas lo que haremos será redistribuir la temperatura por todo el cuerpo, usando paños de agua fría en extremidades, hidratar y acomodar a la persona para acompañar ese proceso de eliminación, no facilitar comida, o en poca cantidad, para que el sistema digestivo pueda descansar y permita el empleo de toda la fuerza vital en la eliminación que el cuerpo está llevando a cabo.

La salud es algo más que la ausencia de enfermedad, y este es el concepto que aborda la Naturopatía, se enfoca en la recuperación de la salud, en la vida de acuerdo a las leyes naturales, en una forma de vida saludable, por eso hablamos del arte de vivir.

 

El embarazo desde la Naturaleza

La Naturopatía puede acompañarte de forma integral en un proceso tan importante de la vida como es el embarazo, para el que las mujeres estamos más que preparadas, pues es un proceso fisiológico natural. Una mujer embarazada o que planea estarlo, puede encontrar en la Naturopatía esa ayuda para prepararse, para vivir la gestación y beneficiarse de sus técnicas y recursos, el acompañamiento puede empezar en cualquier momento del embarazo, incluso durante el periodo de la preconcepción y llegar al postparto.

 

imagen de un bosque, maria rodriguez chacon, doula, naturopata, sevilla, buenasterapias

Naturopatía: la salud a través de la naturaleza.

 

El embarazo necesita un acompañamiento, no una intervención médica. Por supuesto siempre hablamos de embarazo sano, en una mujer sana, de lo contrario necesitará un control médico.

¿Cómo se puede beneficiar la mujer del acompañamiento naturopático? Conocemos el proceso fisiológico del embarazo, los momentos y situaciones que viven o pueden vivir de forma común las mujeres, teniendo en cuenta que cada una es diferente y que cada embarazo también.

Durante el embarazo pueden aparecer náuseas y mareos, anemia, dolores de espalda, retención de líquidos, sobrepeso, estrías… Y, a nivel emocional,  también puede haber momentos cargados de incertidumbre, miedos, ansiedad, etc. Podremos trabajar antes y durante el embarazo para preparar y prevenir algunas de estas situaciones, y regular las que puedan aparecer.

Aplicación de los métodos naturales de salud acompañando al embarazo:

Nutrición/ alimentación. La alimentación es uno de los pilares de la salud, por lo que recomendamos unas pautas que hagan que la mujer durante el embarazo tenga el aporte de nutrientes necesario para sostenerse tanto ella como el bebé.

 

pasta

Naturopatía y embarazo: sí a los alimentos ecológicos integrales sin procesar. Imagen cedida por La Crisálida Instituto Macrobiótico

 

Una alimentación equilibrada y adecuada influye positivamente sobre la salud a todos los niveles durante el embarazo, determina la fuerza, vitalidad y energía de la mujer al llegar al parto y por ello, también en el postparto y la crianza. Lo contrario, una dieta desequilibrada y carente en ciertos nutrientes como vitaminas y minerales afectará tanto a madre como a bebé. Los requerimientos nutricionales varían según el trimestre, por lo que la alimentación irá cambiando en función del mes o trimestre de gestación.

Siempre nos adaptaremos al tipo de alimentación de la mujer, teniendo en cuenta si sigue un tipo de dieta en concreto (vegetariana, macrobiótica, etc), qué tipos de alimentos suele tomar y qué le gusta, etc. aplicando las pautas que trabajamos en naturopatía. Se facilitará una dieta que combine los alimentos de forma adecuada para ayudar a su digestión y asimilación, y para prevenir problemas digestivos. Una dieta que aporte los nutrientes necesarios en función de cada trimestre (proteínas, grasas, hidratos, vitaminas, minerales) y que se adapte a la situación personal de cada mujer. La dieta la complementaremos con suplementos siempre que sean necesarios.

Recomendamos una dieta equilibrada y variada, con alimentos frescos,  saludables, integrales, no muy procesados, para que contengan todos sus nutrientes; alimentos ecológicos, siempre que sea posible. Controlaremos y reduciremos alimentos muy procesados o enlatados, dulces, refrescos, zumos de fruta no naturales, edulcorantes, excitantes, alimentos refinados y fritos. Debido al exceso de azucares, químicos o la falta de nutrientes, es aconsejable no abusar de estos alimentos durante la etapa gestacional, y si se puede, evitarlos.

Herbología. Estudia el uso y propiedades de las plantas como agente de salud. Es una técnica milenaria y una de las bases del trabajo del naturópata. Durante el embarazo, se pueden usar en caso de náuseas, para lo que se puede tomar jengibre o manzanilla, también se puede masticar un poco de jengibre. En caso de insomnio se puede tomar tila. Hay diferentes opciones pero las plantas tienen principios activos que hay que conocer bien, por lo que hay que tomarlas bajo recomendación profesional para saber cuál elegir, cómo se preparan y cuánto tomar según el caso.

Flores de Bach. Las esencias florales actúan restableciendo el equilibrio energético, armonizando el campo físico, mental, emocional… se basa en que un bloqueo energético provoca un desequilibrio emocional que si se prolonga, producirá un desequilibrio orgánico.  Durante el embarazo, por lo general, la mujer vive un movimiento importante de emociones. Las flores constituyen un remedio ideal, se pueden usar durante todo el embarazo, en el parto y en el postparto. Como ejemplo de flores usadas son:

 

olive

Olive. Flores de Bach

 

Conozcamos la flor Walnut. Ayuda a adaptarse a nuevas situaciones. En el embarazo Walnut ayuda tanto a afrontar cambios físicos -aumento de peso- como a cambios emocionales debido al movimiento hormonal propio de esta etapa.

Otra puede ser Mímulus, que ayuda a afrontar miedos o temores concretos tanto en el embarazo como en el parto (dolor, complicaciones, etc).

Olive para  dar energía.

En caso de darle muchas vueltas a la cabeza contamos con White Chestnut, para trabajar con pensamientos negativos.

Hay 38 flores, que se utilizarán y combinarán en función del momento y necesidad de cada mujer.

Reflexología podal. A través del masaje reflexológico se actúa sobre los puntos reflejos del organismo que tenemos en los pies, esa estimulación, activa nuestro poder autorregulador. Una sesión de reflexología tiene muchos beneficios como regular el estrés ayudando a relajar, aumenta las defensas, corrige desequilibrios y trastornos, modula el dolor, mejora la circulación, etc. Se puede utilizar para prevenir y actuar en diferentes problemas que surgen durante el embarazo, como problemas digestivos (fatiga, ardores, vómitos…), estreñimiento, hemorroides, anemia, dolores de espalda, retención de líquidos, ansiedad, insomnio…

Igualmente la reflexología podal es una técnica muy adecuada para preparar y afrontar el momento del parto. Acompaña y facilita la dilatación, pues permite estimular de forma natural las hormonas que se secretan en ese momento, ayudando también a relajar y reducir la ansiedad. Siempre valorando el momento del embarazo y la situación de cada mujer para aplicar esta técnica. En algunos casos hay que tener especial precaución y acudir a profesionales especializados en esta etapa que valoren la posibilidad de dar el masaje, como en el caso de placenta previa o embarazo de riesgo. La reflexología no elimina estos problemas, pero la mujer puede tener otros añadidos como dolores, náuseas, insomnio, etc. el naturópata valorará y sabrá qué puntos tocar y cuáles no, y si es o no conveniente hacer el masaje reflexológico en cada caso.

Masajes. El cuerpo de la mujer cambia durante el embarazo, el eje se desplaza y el peso va aumentando progresivamente, por lo que se producen dolores y contracturas en diferentes lugares del cuerpo. Los masajes son una herramienta muy adecuada para aliviar los dolores, ayudando a relajar además del cuerpo, la mente; ayuda a mejorar la circulación, la retención de líquidos y las piernas pesadas tan comunes a final del embarazo. Al hablar de masaje me centro sobretodo en el quiromasaje pero hay otros como el drenaje linfático, el masaje tailandés y el shiatsu que también se pueden recibir en este periodo, siempre se recomienda buscar un profesional con experiencia en el embarazo pues hay puntos y movimientos que se usan para estimular el parto, y deben evitarse. O ciertas zonas como la lumbar donde están los nervios que regulan la zona pélvica, que debe tocarse con precaución.

Homeopatía. Es eficaz para prevenir y tratar diferentes problemas que aparecen en el embarazo, como las náuseas, los mareos, cansancio, gripe, dolores, etc. también se puede usar para el parto.  Por tanto, es otro de los recursos usados en esta etapa.

Programación neurolingüística (PNL). La Programación Neurolingüística permite conocer patrones inconscientes o automáticos y modificarlos, es un conjunto de técnicas dirigidas a producir cambios permanentes a corto plazo en la persona. Trabaja a nivel inconsciente, se puede usar para manejar situaciones de miedos, fobias, angustias… por lo que es una herramienta muy útil para acompañar los diferentes momentos o procesos que surgen durante el embarazo.

En consulta las he usado, por ejemplo, para abordar el miedo al parto, pues ayudan a conocer las creencias que tiene la mujer, y a través de técnicas que incluyen la visualización de una escena y buscar la escena deseada, cambiar esa creencia y que la mujer llegue al parto sin ese miedo con el que muchas mujeres viven desde el comienzo del embarazo y que a veces es paralizante. Hay multitud de técnicas de PNL, en Naturopatía la utilizamos para acompañar a personas con diferentes problemas de salud y es una herramienta fantástica, ayuda a acelerar los procesos de recuperación, ya que muchos problemas empiezan por creencias limitantes o por pensamientos repetitivos, la mente en algunos casos es implacable, y la PNL permite actuar sobre el inconsciente. Si crees, eres capaz de crear.

Las recomendaciones expuestas en este artículo son ejemplos generales de uso y aplicación de las diferentes técnicas. Todos estos métodos naturales, por el hecho de serlo, no son inocuos, pues provocan una respuesta en el organismo. Lo que puede ser adecuado para una mujer durante su embarazo, puede no serlo para otra. Por lo que, tanto en el embarazo como en cualquier etapa de la vida o problema de salud, se debe acudir siempre a un profesional naturópata, que valore la situación y recomiende un plan personalizado de salud que incluya las técnicas y complementos adecuados a cada persona y momento vital.

María Rodríguez Chacón

Naturópata, Doula, Reflexóloga Podal, Flores de Bach, Nutrición Energética

Gestando con Amor

naturopata.maria@gmail.com

606 942 938

Te recomendamos que leas este otro artículo de Colaboración Bt de María: 

Extracto:

¿Qué es una Doula y qué papel juega en tu embarazo y parto? ¿Cómo te acompaña y qué maravillas te muestra? Ya lo decía Casilda Rodriganez: “Para parir con placer, hemos de empezar por explicar a nuestras hijas que tienen útero, que cuando se llenan de emoción y amor, palpita con placer… Las mujeres tenemos que contarnos muchas cosas: De mujer a mujer, de mujer a niña, de madre a hija, de vientre a vientre”.  María Rodríguez Chacón te abre las puertas al poder femenino, al tuyo, y te invita a vivir sin miedo tu bendito embarazo y tu parto sagrado.

Doulas: ¡Estoy embarazada, sé parir … y no me siento enferma!

¿Qué es una Doula y qué papel juega en tu embarazo y parto? ¿Cómo te acompaña y qué maravillas te muestra? Ya lo decía Casilda Rodrigañez: «Para parir con placer, hemos de empezar por explicar a nuestras hijas que tienen útero, que cuando se llenan de emoción y amor, palpita con placer… Las mujeres tenemos que contarnos muchas cosas: De mujer a mujer, de mujer a niña, de madre a hija, de vientre a vientre».  María Rodríguez Chacón, nueva colaboradora Bt, te abre las puertas al poder femenino, al tuyo, y te invita a vivir sin miedo tu bendito embarazo y tu parto sagrado.

 

María trabaja en Sevilla y es doula, naturópata, reflexóloga podal y especialista en nutrición energética. La encontrarás en sus talleres «Gestando con amor».

Antiguamente las mujeres daban a luz en la intimidad de sus casas, rodeadas de otras mujeres, familiares, amigas, vecinas… que conocían el proceso y la acompañaban. El marido normalmente esperaba fuera, y los médicos eran avisados por las matronas o parteras si se complicaban los partos. En general había una red de apoyo, había siempre una mujer experimentada que ya sabía, que ayudaba, y el embarazo se vivía en compañía. Desde que empezaba el embarazo, durante los nueve meses y hasta llegar al parto, se vivía de forma diferente a como se vive ahora.

 

A embarazo feliz

imagen: reflexologiaranvvai.es

 

Tras el parto, igualmente era importante el periodo del puerperio y la crianza, era un momento donde las otras mujeres, participaban, la acompañaban, estaban ahí si las necesitabas, compartían el momento, ayudando con las tareas de la casa, la comida, dando consejos en la lactancia si hacía falta, cuidando a los niños. Las mujeres conformaban una red de apoyo…

Llega un momento en el que el parto, la presencia de la parteras en casa y la de otras mujeres cercanas a la familia desaparece y este momento se desarrolla en los ambulatorios y hospitales. El embarazo y el parto se convierten en una especialidad médica y pasan a ser atendido por sanitarios y ser, por tanto, un proceso médico. Este cambio supone un avance a la hora de dar a luz porque hay menos muertes y complicaciones que en tiempos pasados, pero por otro lado provoca que los partos se conviertan en un acto médico, intervenido, con sus protocolos correspondientes.

Asimismo con el tiempo, la vida va cambiando, hay un gran movimiento desde el campo a la ciudad y a la vez una tendencia a la individualización. Desde hace ya unos años, las familias son cada vez más pequeñas y no están tan unidas en el espacio y el tiempo. Esta vida en la que tenemos pocas relaciones de sostén, influye en la forma en la que se vive el embarazo, el parto y postparto. Pasamos de esas grandes familias que viven juntas o casi juntas en tribu, a ser familias más reducidas y vivir separadamente, y a no tener casi relación con los vecinos y personas cercanas.

De esta forma, por lo general, las mujeres están solas durante todo el proceso de embarazo. Sin la referencia de ese entorno femenino que ya lo ha vivido, que conoce y sabe qué pasa y qué puede hacer, con quien compartir momentos, emociones y donde sentirse apoyada. La mujer llega al embarazo sin saber muy bien qué va a suceder, esto sumado a que el sistema médico trata el embarazo como una enfermedad, un proceso que hay que intervenir y un momento en el que la mujer tiene que ser controlada. En este contexto, el embarazo y parto pueden convertirse en un momento tenso, lleno de desconocimiento, de miedo y ansiedad…

Ocurre que el sistema médico no siempre acompaña. Hay magníficos profesionales en ambulatorios y hospitales, sí, pero los protocolos y el sistema hacen que por lo general el proceso de embarazo y parto se viva como una enfermedad que debe ser intervenida y controlada. En ese sistema no todos los profesionales acompañan de manera integral, y con esto me refiero a los miedos, las dudas, las emociones que vive una mujer durante su embarazo y que determinarán en gran medida cómo llegue y viva el parto. Ni el embarazo ni el parto son enfermedades ni patologías que hay que intervenir ni controlar, es un proceso totalmente natural y fisiológico; siempre por supuesto, hablando de una mujer sana con un embarazo normal.

 

si

imagen: blog.saludycalidad.com

 

Debido a esta situación, aparece la necesidad de buscar fuera del sistema médico, en caso de que éste no lo ofrezca, un acompañamiento más humanizado. Un acompañamiento que apoye, que haga conectar a las mujeres con su fuerza y su poder.

La mujer tiene un conocimiento ancestral y un poder inigualable que la conecta con la tierra, con los ciclos de la vida, con el poder de gestar y parir, el poder de dar vida, la mujer ya sabe parir, lo lleva innato.

Es probable que durante el embarazo la mujer se  encuentre un espacio donde se siente frágil,  donde donde le tiene miedo al dolor en el parto, donde piensa que todo lo que ocurre en esos nueve meses no tiene conexión con lo que le está sucediendo dentro, donde debe vivir desde la razón y estar “a la altura” de cualquier otra mujer que no esté embarazada. Todas estas premisas la desconectan de su poder.

Y es entonces que  aparece la figura del acompañamiento al embarazo y la presencia de la doula, cuyo acompañamiento puede prolongarse durante el puerperio si así se desea.

La doula es una mujer (también hay algunos hombres) que hace el papel de esa antigua fémina experimentada o comadre, que da la mano, que sostiene y que recuerda lo que la mujer ya sabe de forma instintiva, lo que ya lleva dentro de ella, le devuelve la confianza en la sabiduría de su cuerpo y le ayuda a conectar con su fuerza. La doula es una persona que acompaña a nivel emocional, que no forma parte del sistema médico, que no atiende el parto ni le dice a la mujer lo que tiene que hacer.

Lo importante, lo hermoso del acompañamiento, es que la mujer se reencuentra con su cuerpo, con su movimiento, con su conocimiento ancestral. Todo ello está abriendo un nuevo camino, o no tan nuevo, el de la mujer pariendo, no ayudada ni intervenida al dar a luz, en el que el embarazo le abre la posibilidad de conectar con su esencia, con su fuerza y conocimiento. Y no importa dónde de a luz (en el  hospital o en casa), sino cómo lo hace: partiendo de la sabiduría que le da el embarazo, conociendo las opciones que tiene a su alcance y sus necesidades y deseos en el parto, darle la bienvenida a su bebé en un acto natural y fisiológico, vivirlo como lo que es, un momento poderoso de la vida.

Que las mujeres estamos preparadas para dar a luz de forma natural no significa que haya situaciones en las que sea necesario durante el embarazo y el parto una intervención con sus protocolos. Por supuesto también hay magníficos profesionales sanitarios, dentro y fuera del sistema médico, que acompañan el embarazo de una forma maravillosa e integral. En esos casos no será necesario buscar el acompañamiento externo.

«Si todas las mujeres tuvieran la oportunidad de presenciar partos, como lo hacían antes, tal vez todo este temor a lo desconocido no estaría tan presente.» Carolina Cottens.

«Para parir con placer, hemos de empezar por explicar a nuestras hijas que tienen útero, que cuando se llenan de emoción y amor, palpita con placer… las mujeres tenemos que contarnos muchas cosas: De mujer a mujer, de mujer a niña, de madre a hija, de vientre a vientre.» Casilda Rodrigañez.

GESTANDO CON AMOR

 

María Rch

Naturópata y doula

Gestando con Amor

Las radiaciones del móvil en el embarazo y la niñez

Sabemos que los cráneos de los niños son más delgados y sus cerebros son menos densos y más fluidos que los cerebros adultos. ¿Sabías que también tienen mayor permisividad y conductividad eléctrica, lo que significa que la cabeza de un niño puede absorber entre el 50 y el 100% más de energía de radiofrecuencia de un adulto? Los bebés de mamás que han usado móviles durante el embarazo presentan en su niñez, en muchas ocasiones, más tendencia a tener problemas emocionales y de conducta, hiperactividad y  una mayor susceptibilidad a la leucemia y al asma. Vamos a conocer en profundidad todos estos temas de la mano de José Manuel López Menchero, geólogo y geobiólogo y colaborador Bt.

A los que estáis siguiendo el repaso que, a través de mis artículos, estoy haciendo de los factores que influyen en la salud Geoambiental de nuestros hogares, me vais a permitir que en esta ocasión haga un paréntesis y retome la cuestión de la contaminación electromagnética de alta frecuencia.

 

imagen de José Manuel López Menchero

José Manuel López Menchero, geólogo y geobiólogo

 

Y es que durante una excursión con unos amigos por la sierra de Huelva tuve la noticia del reciente embarazo de una de mis amigas. Tras estar un tiempo hablando con ella noté que llevaba su teléfono móvil en el bolsillo de la chaqueta, junto al vientre. Le pedí que por favor se lo pusiese en otro sitio porque ya había bastantes artículos científicos que alertaban de los posibles daños para el bebé durante una exposición prenatal de radiación electromagnética procedente de aparatos como los teléfonos móviles.

Ello me hizo pensar en compartir con vosotros alguno de estos estudios por si alguno estuviese en la misma situación de mi amiga y quisiese tomar alguna precaución al respecto.

Para el Informe Bioinitiative 2012 existe una probada:

 

Evidencia del daño a los espermatozoides y la reproducción

Varios laboratorios internacionales han replicado los estudios que muestran efectos adversos sobre la calidad, motilidad y patología del esperma en los hombres que usan y, en particular en aquellos que portan un teléfono móvil, PDA o buscapersonas, en el cinturón o en el bolsillo (Ver Sección 18 para referencias – Agarwal et al, 2008; Agarwal et al, 2009; Wdowiak et al, 2007; De Iuliis et al, 2009; Fejes et al, 2005; Aitken et al, 2005; Kumar, 2012). Otros estudios concluyen que el uso de los teléfonos móviles, la exposición a la radiación del teléfono móvil, o la ubicación de un teléfono móvil cerca de los testículos de los varones humanos, afectan el número, la motilidad, viabilidad y estructura de los espermatozoides (Aitken et al, 2004; Agarwal et al, 2007; Erogul et al., 2006).

Los estudios en animales han demostrado oxidación y daño en el ADN, modificaciones patológicas en los testículos de los animales, disminución de la movilidad y la viabilidad de los espermatozoides, y otras formas de daño perjudiciales para la línea germinal masculina (Dasdag et al, 1999; Yan et al, 2007; Otitoloju et al, 2010; Salama et al, 2008; Behari et al, 2006; Kumar et al, 2012). Hay unos cuantos estudios en animales que han estudiado los efectos de la radiación de teléfonos móviles sobre los parámetros de fertilidad femenina. Panagopoulous et al. (2012) reportan una disminución en el desarrollo y el tamaño de los ovarios, así como la muerte celular prematura de los folículos ováricos y las células nutricias en la Drosophila melanogaster. Gul et al (2009) reportaron disminución en el número de folículos ováricos en las crías nacidas de madres expuestas al nivel de radiación de radiofrecuencias que emite un teléfono en el modo de espera (es decir, prendido, pero sin estar en transmisión de llamadas). Magras y Xenos (1997) informaron infertilidad irreversible en ratones después de cinco (5) generaciones de exposición a la radiación de radiofrecuencias a niveles como los emitidos por las antenas de telefonía móvil, y aún en una intensidad menor a un microvatio por centímetro cuadrado (1μW/cm2).

 

Evidencia de que los niños son más vulnerables

Muchos estudios demuestran que los niños son más sensibles a las toxinas ambientales de diversa índole (Barouki et al, 2012; Preston, 2004; OMS, 2002; Gee, 2009; Sly y Carpenter, 2012). Algunos de estos estudios indican que los fetos y los niños de corta edad corren un riesgo mayor que las personas adultas frente a la exposición a las toxinas ambientales. Esto es consistente con una gran cantidad de información que demuestra que el feto y el niño de corta edad son más vulnerables que los adultos mayores a los productos químicos y la radiación ionizante.

 

imagen de niños jugando con tablets

imagen: www.infanciadigital.com

 

La Agencia Estadounidense de Protección Ambiental (EPA) propone un ajuste del riesgo a la exposición a agentes cancerígenos 10 veces mayor durante los primeros 2 años de vida y 3 veces mayor entre los 3 y los 5 años. Estos ajustes no se ocupan del riesgo para el feto y a causa del rápido desarrollo de los órganos durante ese periodo, debe examinarse la posibilidad de extender igualmente tal protección para la vida fetal.

La cuestión en torno a la exposición de los niños a la radiación de RF (radiofrecuencia) es de importancia crucial. Hay una evidencia abrumadora de que los niños son más vulnerables que los adultos a muchas exposiciones diferentes (Sly y Carpenter, 2012), incluyendo la radiación de RF, y que las enfermedades que más preocupación generan son el cáncer y los efectos sobre el desarrollo neurológico.

Sin embargo, padres y madres colocan en las cunas de sus bebés monitores que emiten radiación de RF, y proveen a sus niños de muy corta edad de juguetes inalámbricos y teléfonos móviles, usualmente sin ningún conocimiento de los peligros potenciales. Una creciente preocupación es el movimiento para hacer que todos los laboratorios de informática en las escuelas sean inalámbricos. Debe considerarse que un laboratorio de informática cableado no aumenta la exposición a la radiación de RF y provee un acceso eficiente y seguro a Internet.

 

Evidencia de efectos Fetales y Neonatales

Desde el 2006 se han observado, tanto en estudios en humanos como en animales, efectos de la radiación de los teléfonos móviles sobre el feto en desarrollo in-utero. Las fuentes de exposición fetal y neonatal que originan preocupación incluyen la radiación del teléfono móvil (tanto el uso paterno de dispositivos inalámbricos llevados cerca del cuerpo, como el uso materno de teléfonos inalámbricos durante el embarazo). Otras fuentes incluyen: la exposición a la radiación de RF sobre todo el cuerpo proveniente de las estaciones base de telefonía móvil, el WI-FI, el uso de computadores portátiles inalámbricos, el uso de incubadoras con niveles de radiación de CEM/FEB (campos electromagnéticos de frecuencias extremadamente bajas) excesivamente altos (lo que ocasiona alteración de la variabilidad de la frecuencia cardiaca y también reducción de los niveles de melatonina en los recién nacidos), y la exposición fetal a la resonancia magnética de la madre embarazada.

Donde ha habido exposición materna a los CEM de FEB aparece una mayor susceptibilidad a la leucemia y al asma en la niñez. Divan et al (2008) encontraron que los niños nacidos de madres que usaron teléfonos celulares durante el embarazo desarrollan más problemas de comportamiento cuando alcanzan la edad escolar que los niños cuyas madres no lo hicieron. Los niños cuyas madres usaron teléfonos móviles durante el embarazo tenían un 25% más de problemas emocionales, un 35% más de hiperactividad, un 49% más de problemas de conducta y un 34% más de problemas con sus parejas. (Divan et al., 2008).

Aldad et al (2012) mostraron que la radiación del teléfono móvil alteró significativamente el desarrollo del cerebro fetal y produjo en las crías de ratonas embarazadas el comportamiento que se ha observado en humanos en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Los ratones expuestos tuvieron un deterioro de la transmisión sináptica glutaminérgica en las neuronas piramidales de la capa V de la corteza prefrontal, que varió en relación dependiente con la dosis. Los autores concluyeron que los cambios de comportamiento fueron el resultado de la alteración del desarrollo neuroprogramado in útero. La descendencia de los ratones mostró un comportamiento hiperactivo y presentó problemas de memoria y comportamiento, al igual que los niños humanos, en Divan et al (2008).

 

Evidencia de los efectos relacionados con el autismo (Trastornos en el espectro del autismo)

Los médicos y los profesionales de la salud deben aumentar la visibilidad de los CEM de RF como un factor ambiental plausible en las evaluaciones clínicas y protocolos de tratamiento de los trastornos TEA. Considerando el peso global de la evidencia es una medida de precaución razonable, que debe ser considerada, la reducción o eliminación de los CEM y los estresores inalámbricos de RF del entorno de las personas con desordenes relacionados en el espectro del autismo.

Muchas alteraciones conductuales y procesos fisiológicos deteriorados en personas con Trastornos en el Espectro del Autismo (TEA) están estrechamente relacionados con los efectos biológicos y sobre la salud que, sabemos, ocasiona la exposición a los CEM de RF. Los marcadores biológicos y los indicadores de la enfermedad y sus síntomas clínicos tienen sorprendentes similitudes. A nivel celular y molecular muchos estudios de personas con TEA han identificado el estrés oxidativo y la evidencia de daño por radicales libres, así como deficiencias de antioxidantes como el glutatión.

El calcio intracelular elevado en los TEA puede estar asociado con mutaciones genéticas desencadenadas, a menudo, por la inflamación o la exposición a sustancias químicas. También puede ocurrir peroxidación lipídica de las membranas celulares, alteración del metabolismo del calcio, alteración de la actividad de las ondas cerebrales y, como consecuencia, alteración del sueño, disfunción en el comportamiento inmunológico y ruptura patológica de barreras críticas, como la Barrera Hematoentérica (entre el intestino y la sangre) y la Barrera Hematoencefálica (entre la sangre y el cerebro). Las mitocondrias pueden funcionar escasamente y perturbaciones en el sistema inmunológico de diversos tipos se presentan comúnmente. Aparecen cambios medibles en la electrofisiología cerebral y del sistema nervioso autónomo y las convulsiones son, por mucho, más comunes en esta población que en la población general. La alteración del sueño y los altos niveles de estrés son también casi universales dentro de este grupo. Todos estos fenómenos han sido documentados igualmente como resultantes de, o modulados por, la exposición a CEM de RF.

El público debe conocer que estos riesgos existen, que la transición a la tecnología inalámbrica no debe ser presumida como segura, que el esfuerzo para minimizar las exposiciones vale la pena, conservando las ventajas que la tecnología puede ofrecer en el aprendizaje, pero sin la amenaza de riesgo para la salud y de trastornos en el desarrollo, el aprendizaje y el comportamiento que ello puede acarrear en el aula.

Mayores recomendaciones también son aplicables relacionadas con la reducción de la vulnerabilidad fisiológica a las exposiciones, disminuyendo la carga alostática y construyendo resiliencia fisiológica a través de una nutrición de alta calidad, reducción de la exposición a agentes tóxicos y agentes infecciosos, y reducción del estrés; recomendaciones todas estas que pueden ser implementadas de forma segura, sobre la base del conocimiento disponible actualmente.

La Academia Americana de Pediatría y la Sociedad Canadiense de Pediatría establecen que los bebés de 0 a 2 años no deben tener ningún contacto con esta tecnología, de 3 a 5 años restringirlos a una hora por día, y de 6 a 18 años a 2 horas por día.

Según Cris Rowan, terapeuta ocupacional pediátrica, bióloga y escritora “los niños y jóvenes usan 4-5 veces más estos aparatos que la cantidad recomendada, con consecuencias graves y que con frecuencia amenazan su salud y su vida».

Estudios de la Fundación Kaiser y de “Active Healthy Kids”, Canadá, advierten que los dispositivos portátiles (teléfonos celulares, tabletas, juegos electrónicos) han aumentado de forma espectacular el acceso, uso y abuso de las tecnologías digitales, especialmente por los niños de muy corta edad. “Como terapeuta pediátrica, estoy pidiendo a los padres, los maestros y los gobiernos prohibir el uso de todos los dispositivos de mano para los niños menores de 12 años” –dice Rowan.

Las siguientes son 10 RAZONES basadas en estudios científicos para pedir esta prohibición.

  1. EL RÁPIDO CRECIMIENTO DEL CEREBRO. Entre 0 y 2 años, los cerebros se triplican en tamaño en el niño, y continúan en un estado de rápido desarrollo hasta los 21 años de edad. El desarrollo temprano del cerebro está determinado por los estímulos ambientales, o la falta de los mismos. La estimulación del desarrollo cerebral causada por la exposición excesiva a las tecnologías (teléfonos celulares , internet, iPads , TV), se ha demostrado que se asocia con la función ejecutiva y simultáneamente con déficit de atención, retrasos cognitivos, problemas de aprendizaje, aumento de la impulsividad y disminución de la capacidad de autorregularse, por ejemplo, rabietas.
  2. RETRASO EN EL DESARROLLO. El uso de estas tecnologías restringe el movimiento, lo cual puede resultar en retraso en el desarrollo. Uno de cada tres niños ahora entra a la escuela con retrasos de desarrollo, afectando negativamente la alfabetización y el rendimiento en el aprendizaje. El movimiento de los niños, en cambio, mejora la atención y la capacidad de aprendizaje. El uso de la tecnología bajo la edad de 12 años es perjudicial para el desarrollo infantil y el aprendizaje, según estudios de especialistas citados por Rowan en su página web.
  3. EPIDEMIA DE OBESIDAD. LA TV y los vídeo-juegos se correlacionan con el aumento de la obesidad. Los niños a quienes se permiten dispositivos en sus dormitorios tienen 30 % más de incidencia de la obesidad. Uno de cada cuatro canadienses y uno de cada tres niños estadounidenses son obesos. El 30 % de los niños con obesidad desarrollan diabetes, y las personas obesas tienen un mayor riesgo de accidente cerebrovascular y ataque cardíaco temprano, lo que acorta la esperanza de vida. “En gran parte debido a la obesidad, los niños del siglo XXI pueden ser la primera generación de la cual muchos no van a sobrevivir a sus padres”, advirtió el profesor Andrew Prentice.
  4. TRASTORNOS DEL SUEÑO. El 60 % de los padres no supervisa el uso de la tecnología de sus hijos, y al 75 % de los niños se les permite la tecnología en sus habitaciones. El 75 % de los niños de 9 y 10 años son privados de sueño en la medida en que sus calificaciones se ven afectadas negativamente, según estudios del Boston College en 2012.
  5. AFECCIONES MENTALES. El uso excesivo de tecnología digital está implicado como un factor causal en el aumento de las tasas de depresión infantil, ansiedad, trastornos de vinculación, déficit de atención, autismo, trastorno bipolar, psicosis y comportamiento del niño problemático. Uno de cada seis niños canadienses tienen una enfermedad mental diagnosticada y sometidos a medicación psicotrópica riesgosa, según el Dr. Waddell.
  6. AGRESIÓN. Contenidos de los medios violentos pueden causar agresión infantil. Los niños pequeños están cada vez más expuestos a la creciente incidencia de la violencia física y sexual en los medios de comunicación actual. Programas de TV retratan sexo explícito, asesinatos, violaciones, torturas y mutilación. En los EE.UU. se ha clasificado violencia en los medios como un riesgo de salud pública debido a un impacto causal sobre la agresión infantil, según estudios de Huesmann en 2007, cita Rowan.
  7. DEMENCIA DIGITAL. Contenidos de los medios de comunicación de alta velocidad pueden contribuir a déficit de atención, así como la disminución de la concentración y de memoria, debido a la poda de pistas neuronales de la corteza frontal cerebral, según estudios de Christakis 2004 y Pequeño 2008 . Los niños que no pueden mantener la atención no pueden aprender.
  8. ADICCIONES. Los padres atribuyen cada vez más a la tecnología, el aislamiento de sus hijos. Por su parte ante la falta de apego de los padres, los niños se unen a los dispositivos, lo que puede resultar en la adicción. Uno de cada 11 niños de 8-18 años son adictos a la tecnología.
  9. EMISIÓN DE RADIACIÓN Y CÁNCER. Ya en 2011, la Organización Mundial de la Salud clasificó los teléfonos celulares (y otros dispositivos inalámbricos) como un riesgo de categoría 2B (posible carcinógeno), debido a la emisión de radiación (OMS 2011). James McNamee, de “Health Canada”, en octubre de 2011 emitió una advertencia de precaución que indica: «Los niños son más sensibles a una variedad de agentes que los adultos ya que sus cerebros y sistemas inmunes todavía se están desarrollando, por lo que no se puede decir que el riesgo sería igual para un adulto que para un niño». En diciembre de 2013 el Dr. Anthony Miller de la Universidad de la Escuela de Salud Pública de Toronto recomendó, basándose en una reciente investigación, que la exposición a señales de radio debe ser reclasificado como 2A (probable carcinógeno), no como 2B (posible cancerígeno). La Academia Americana de Pediatría solicitó la revisión de las emisiones de radiación EMF de dispositivos de tecnología digital, citando tres razones relativas a la repercusión sobre la infancia.
  10. INSOSTENIBLE. Las formas en que los niños son criados y educados con la tecnología ya no son sostenibles –dice Rowan. “Los niños son nuestro futuro, pero no hay un futuro para los niños que abusan de la tecnología”. Un enfoque en equipo es necesario y urgente con el fin de reducir el uso de la tecnología por los niños.

En 2002, la Agencia Nacional de Protección Radiológica del Reino Unido, a través del informe Stewart, manifestaba que los niños, en general, son más sensibles a las radiaciones electromagnéticas procedentes de teléfonos móviles, lo mismo que ocurre con las radiaciones procedentes del WIFI. El hecho de que los valores límite de exposición tomen como referencia la cabeza de un hombre adulto también resulta preocupante.

Los cráneos de los niños son más delgados, y sus cerebros son menos densos y más fluidos que los cerebros adultos. También tienen mayor permisividad y conductividad eléctrica, lo que significa que la cabeza de un niño puede absorber entre el 50 y el 100% más de energía de radiofrecuencia de un adulto.

Estudios realizados en 2008 por Wiart y en 2009 por Kuster, muestran que “una señal dada se absorbe aproximadamente hasta el doble de profundidad en el cerebro de un niño, en contraste con el de un adulto, a pesar de que la absorción sistémica (de todo el cuerpo) puede no diferir sustancialmente”.

Además de absorber proporcionalmente más radiación que los adultos para la misma exposición, los cerebros de los niños son más sensibles a la radiación porque sus cerebros están aún en etapas de desarrollo, encontrando, por ejemplo, una menor integración neuronal y mielinización hasta cerca de los veinte años de edad.

 

Sin duda alguna tras lo expuesto, poco queda que añadir.

Pensar en la salud de nuestros hijos es algo que nos comienza a inquietar desde el principio.

Tomar la decisión correcta respecto a su salud es algo serio.

¿Para qué arriesgarnos? La solución es tan fácil como tomar unas simples recomendaciones.

Sin duda alguna limitar el uso del teléfono móvil durante el embarazo y aumentar la distancia entre el teléfono (aunque esté en espera) y la barriga sería lo más inteligente.

¿Quieres probar?

 

José Manuel López-Menchero González

Geólogo y Geobiólogo

Asesor en contaminación electromagnética y geobiología

enarmonia

 

Mis otros Artículos de Colaboración Buenasterapias:

 

 

Charla de Reiki en el embarazo y la infancia en Pedianatura

Este viernes 21 de marzo a las 12:00 hr os espero en Pedianatura (Centro de terapias naturales) para ofreceros una charla sobre el Reiki en el embarazo y la infancia.

Pedianatura os ofrece charlas y clases gratuitas en sus ya iniciadas jornadas de puertas abiertas.

Aprende qué puede hacer la osteopatía, la homeopatía, las terapias florales, la reflexología podal y la acupuntura para sanar a tus hijos pequeños y adolescentes.

También conocerás las ventajas de un parto natural, cómo prepararte con la danza para este momento único e irrepetible, cómo te ayuda la aromaterapia en la concepción, el trabajo de la pedagogía sistémica en la resolución de conflictos y la técnica metamórfica.

 

Reikipedianaturasisi

 

 

El sábado 26 de abril impartiré en este centro un Taller de Iniciación de primer nivel de Reiki. Si estáis interesados en formar parte de este grupo (máximo 4 personas) solo tenéis que contactar Pedianatura y reservar vuestro espacio. 

 

El Reiki potencia la capacidad autosanadora del organismo equilibrando y restaurando sus niveles energéticos. Reiki es energía amorosa, respetuosa e inteligente que armoniza el cuerpo físico, la mente, las emociones y el espíritu.

 

No es necesario padecer alguna dolencia física o estar experimentando un momento de crisis personal para recibir Reiki. Recibir Reiki durante el embarazo es una garantía de equilibrio emocional y físico tanto para la madre como para el niño. En la infancia y adolescencia, el Reiki ayuda a superar la falta de motivación, concentración y atención, la timidez, la hiperactividad, la tristeza, la rabia, la ansiedad y el estrés, el asco, la falta de apetito, los problemas de sueño, etc.

 

Contacto Pedianatura: 622 136 175 / 619 803 298

info@pedianatura.com

Carretera de Almensilla s/n

Edif. Supermercado MAS. Planta 1. módulo 25

Palomares del Río (Sevilla)

¡Nace Pedianatura en Sevilla! Salud integral para toda la familia

Pedianatura es un centro de terapias naturales recién nacido, ubicado en Palomares del Río (Sevilla).

Cuidan de tu embarazo y tu parto. Y de tus hijos pequeños y adolescentes. Puedes conocerlos en este mes de marzo, ya que abren sus puertas para ti y tu familia.

Aprende con estas charlas y clases gratuitas que te ofrecen. ¡Reserva telefónica!  

Jornadas de Puertas Abiertas

El objetivo de nuestro centro es acercar las terapias naturales a las familias, y que los beneficios que ofrecen a todos sus miembros puedan ser conocidos. Por este motivo les invitamos a participar en nuestras jornadas de puertas abiertas, que se desarrollarán desde el 17 hasta el 28 de marzo, ofreciendo CHARLAS Y CLASES GRATUITAS.

 

20140228_111506

 

MARTES 18
11:00 NATUROPATÍA. UNA VISIÓN NATURAL DE LA SALUD

18:30 NUTRICIÓN. UN PILAR DE LA SALUD SEGÚN LA NATUROPATÍA

Ambas a  cargo de María Rodríguez Chacón

MIÉRCOLES 19
11:00 LA MEDICINA HOMEOPÁTICA DURANTE EL EMBARAZO Y LA CRIANZA

18:00 LA MEDICINA HOMEOPÁTICA DURANTE EL EMBARAZO Y LA CRIANZA

Ambas a cargo de Antonio Gil Ortega

JUEVES 20
10:30 PREPARACIÓN AL PARTO A TRAVÉS DE LA DANZA

A cargo de Carolina Rodríguez Roldán
12:00 SANACIÓN PARA LA CONCEPCIÓN

17:00 TERAPIA FLORAL PARA NUESTROS HIJOS/AS

18:30 BENEFICIOS DE LA ARMONIZACIÓN INTEGRAL EN EMBARAZADAS

VIERNES 21
12:00 REIKI PARA EMBARAZADAS, BEBÉS Y NIÑOS/AS

A cargo de Raquela Jimeno San Juan

17:00 DANZA MATERNA PARA MADRES, PADRES Y SUS BEBÉS
18:30 DANZA ORIENTAL DE DESARROLLO PERSONAL

 

20140228_105702

Uno de los salones de Pedianatura. ¡Luz por todos lados!

 

MARTES 25
10:30 ACOMPAÑAMIENTO AL EMBARAZO CON LA NATUROPATÍA
12:00 REFLEXOLOGÍA PODAL Y DE LAS MANOS

Ambas a  cargo de María Rodríguez Chacón

MIÉRCOLES 26
10:30 BENEFICIOS DE LA SANACIÓN CHAMÁNICA

A cargo de Carolina Rodríguez Roldán
12:00 PEDAGOGÍA SISTÉMICA PARA LA RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

17:30 LA REFLEXOLOGÍA HOLÍSTICA EN LOS NIÑOS/AS Y LAS EMBARAZADAS

A cargo de Josefina Serrano Rico

 

JUEVES 27
12:00 OSTEOPATÍA Y ACUPUNTURA DURANTE LA INFANCIA

A cargo de Alejandro Avilés Martínez

17:00 TÉCNICA METAMÓRFICA. UN PROCESO DE SANACIÓN
18:30 PREPARACIÓN AL PARTO NATURAL
20:00 AROMATERAPIA Y CONCEPCIÓN

 

VIERNES 28
17:00 DANZA MATERNA PARA MADRES, PADRES Y SUS BEBÉS
18:30 DANZA ORIENTAL DE DESARROLLO PERSONAL