Emilio Carrillo

Presentación en Sevilla del libro «Yo niño, ¿recuerdas tu cita con Dios?»

Nucho Castañón, ejercía como abogado ambientalista hasta que dos días en la U.C.I. le cambiaron sustancialmente la vida. Ahora trabaja con niños y adolescentes, mostrándoles una mirada distinta del mundo. Éste es su primer artículo de colaboración. Ha escrito varios cuentos infantiles donde un niño de otro planeta, Zax, hace un intercambio de estudios con una niña «terrestre», Ada. Hoy miércoles Emilio Carrillo presentará en Sevilla otro libro de Nucho, esta vez para adultos: «Yo niño, ¿recuerdas tu cita con Dios?. En Centro Akasha (C/Abades, 16) a las 20:00 hr. 

Mi nombre es Nucho. En realidad ese no fue el nombre que me pusieron mis padres. Nucho fue como me llamaban de pequeño, cuando mis ojos no habían visto todavía el color negro del miedo. Nucho veía el mundo con la luz que emitían muchos colores.

Al descubrir a mi niño ya siendo adulto y volver a empezar a mirar con sus ojos los colores de la realidad, sentí el deseo de identificarme con él a través de su nombre. Y así fue como pasé de llamarme Manuel, a llamarme Nucho.

Nucho enseñó a Manuel a ver de nuevo el mundo con los tonos y matices de color que siempre tuvo y que un día olvidó. Recordé que cuando era niño sentía profundamente en mi corazón que era un ser del Universo, que no sólo era el cuerpo físico que veía en el espejo, sino que era una realidad mucho más excelsa y maravillosa que esa identidad física. Cuando descubrí en mi interior todo esto que te explico, entendí que no podía seguir viviendo conforme a los viejos paradigmas de mi vida anterior.

Estudié Derecho y me especialicé en Derecho Ambiental. Como había pocos especialistas en esa disciplina, el despacho empezó a crecer rápido y mi currículum también. Esto hizo que mi vida se centrará en trabajar, trabajar y trabajar.

El ritmo de vida que llevaba consistía en hacer muchas cosas lo más rápidamente posible. De hecho, si tenia algún hueco en mi ajetreada agenda, me sentía incómodo, como si esos huecos hicieran saltar las alarmas de que algo no estaba bien en la planificación del día, de que algo no funcionaba correctamente dentro de mis patrones de comportamiento social.

El culto a la velocidad que protagonizaba mi vida por aquel entonces me originaba un gran estrés y eso ocasionaba inestabilidad emocional y física y, por supuesto,  enfermedad. ¡Mi importante y gran agenda me llevó a la cama de un hospital!

Dos días en la U.C.I fueron suficientes para que me diera cuenta de que esa vida que había construido, basada en el éxito social y la conquista de dinero y estatus como únicos objetivos, había alcanzado su fecha de caducidad.

Empecé entonces a advertir la necesidad de tener una vida lo más sencilla posible y comencé un proceso de introspección interior, que antes de estar en el hospital ya había tímidamente irrumpido en mí, casi sin darme cuenta.

Ese proceso de girar la mirada hacia mi interior, me llevo a conectar con el niño que una vez fui y que ahora brilla en mi corazón. Recordé que un día fui un niño despierto, curioso, alegre, confiado,  inocente y sencillo, conectado con la Totalidad, la Fuente, Dios o como cada uno quiera llamarlo.

imagen de la portada del libro yo niño, ¿recuerdas tu cita con dios?

 

El paso del tiempo y el trato con otros seres humanos y con circunstancias de la vida, hicieron que ese niño se fuera escondiendo cada vez más dentro de mí… hasta el punto de olvidar que una vez existió.

Olvidé completamente esa sensación de plenitud y de conexión con la Totalidad que atesoran en su corazón los niños y las niñas.  Olvidé que un día fui un ser del Universo, un ser alegre, libre, con confianza en la vida, que creaba sus sueños con la magia de la conexión que relegué.

Encerré a mi niño dentro de una caja en mi corazón y para asegurarme de que no pudiera salir, cerré esa caja con muchas cadenas, llenas de candados. Tan oculto lo mantuve, que no me di cuenta que, en mi afán de protección, conseguí separarme de mi esencia.

Cuando vuelves a conectar con tu verdadero ser, con tu propia divinidad, empiezas automáticamente a ver el mundo con otros ojos y a descubrir nuevas puerta que te llevan hacia senderos cuyo último fin es la armonía y el equilibrio. Dicen que cuando descubres una verdad te transformas en ella.

Yo descubrí que podía mirar el mundo con los ojos de mi alma, a través de la mirada del niño que fui y que soy.  Entonces cambié la prioridad de tener por el goce ser, transformé la necesidad de conquistar por la alegría de compartir y substituí materia por vida. Esa vida donde el equilibrio abandera tus actos y la plenitud guía tu caminar.

Es posible darle una oportunidad a tu niño o tu niña para que vuelva a vivir en ti, creando a cada instante tu realidad y a cada momento tu verdad.

Lo/a encerraste en tu corazón hace mucho tiempo y está deseando salir a volver a mirar el mundo con sus ojos, con los ojos de Dios, que son los tuyos.

Un privilegio compartir contigo estas breves reflexiones nacidas del corazón, que inician una serie de aventuras que compartiremos juntos en este espacio, si ese es tu deseo.

La aventura del recuerdo del ser.

Con amor.

Os dejamos el enlace a la presentación del universo de Ada y Zax:

I Gratiferia en Sevilla: ¡aquí todo es gratis!

La I Gratiferia de Sevilla se celebró en abril 2012 en los Jardines del Valle. Encontramos un espacio donde todo era gratis. Abrió sus puertas a las 11:00 y a las 14:00 empezaron las tareas de limpieza y orden del espacio para dejarlo todo tal y como estaba a primera hora de la mañana.

 

Esta Feria se celebra por todo el mundo. Su lema: «Trae lo que quieras (o nada) y llévate lo que quieras (o nada). Cuando participamos en ella vamos más allá del trueque, ya que no existe el concepto de reciprocidad. Si no puedo en este momento concreto de mi vida compartir bienes con los demás (libros, música, ropa, calzado, juguetes, muebles, material didáctico, aparatos eléctricos, etc.), puedo tomar algo de lo que realmente necesito. Además, puedo ofrecer mis servicios, es decir, si soy terapeuta floral, te atiendo y te preparo tu fórmula; si soy buen@ jugando al ajedrez, te enseño; si diseño y fabrico orgonites, te explico cómo se hacen y para qué sirven.

 

Después de esta partida entre adultos, los niños jugaron el resto de la mañana

Después de esta partida entre adultos, los niños jugaron al ajedrez el resto de la mañana

 

La idea de organizar una Gratiferia en Sevilla nació a finales del 2011 en el Taller de la Vida Sencilla (grupo de personas buscadoras de una vida más natural y amable que se reúnen una vez al mes en Sevilla). El coordinador del Taller, Manuel López Arrabal (Málaga, 1967) vive en Sevilla desde 1991. Es autor del libro «La Huelga Tranquila» y coautor, junto con Emilio Carrillo, de la obra “Glocalismo”. Hemos hablado con él.

 

B.T.: Manuel, ¿dónde empezaron a celebrarse Gratiferias en el mundo?

Las primeras Gratiferias del mundo, según el argentino Ariel Rodríguez Bosio (que dice ser el promotor de dicha iniciativa) se empezaron a celebrar en Argentina y en Uruguay a principios del 2011. Después, se trasladan a otras muchas ciudades de Latinoamérica con mucho éxito hasta que llegan a España: en febrero de 2012 la 1ª Gratiferia de Valencia; en marzo de 2012 la 1ª de Barcelona; en Abril de 2012 la 1ª de Esporles (Baleares) y el 22 de Abril de 2012 la 1ª de Sevilla. Ahora en mayo se celebrará también la 1ª Gratiferia de Marbella (Málaga) y, posiblemente, ya se han celebrado o se están planificando otras en Iberoamérica y el resto del mundo.

 

B.T.: ¿Cuáles son los principios que rigen esta Feria?

Para empezar debes revisar tus pertenencias y valorar qué es lo que ya no te hace falta para llevarlo a la feria. Puedes ofrecer igualmente tus habilidades y tu tiempo a quienes lo necesiten. Debes llevar únicamente lo que puedas transportar. Los objetos más pesados y los servicios personales los puedes ofrecer a través de una cartulina grande y/o fotografía con tus datos de contacto. También repasas tus necesidades (materiales o no) y con lista en mano visitas la Gratiferia, a ver si encuentras lo que buscas. Al final de la Gratiferia debes retirar todos los bienes sobrantes que hayas traído.

 

B.T.: ¿Cómo se organiza el espacio en una Gratiferia?

La Gratiferia está dividida en siete secciones: Vida Digna (ropa y calzado), Cultura (libros, música, películas…), Tecnología (aparatos eléctricos y electrónicos), Ocio y Educación (juguetes, material didáctico…), Arte y Hogar (pinturas, artesanías, muebles…), Oferta y Demanda de bienes y servicios y, por último, Salud.

 

La sección de libros fue la más visitada por los asistentes a la Gratiferia

La sección de libros fue la más visitada por los asistentes a la Gratiferia

 

B.T.: ¿Qué valoración hacéis de esta primera Gratiferia sevillana?

Muchas personas necesitadas que han recibido la información a través de internet, de la radio o por el boca a boca, mostraron su agradecimiento ante tal experiencia y demandaron la celebración periódica de más Gratiferias. La afluencia de personas cargadas de objetos para ser depositados en las secciones correspondientes, no cesó entre las 11:00 y las 14:00 horas. En este tramo horario, hubo momentos en los que se aprecia una gran multitud de personas repartidas por todas las secciones, pudiéndose contabilizar en tales momentos unas 250 personas y quizás más de 500 durante toda la jornada. En líneas generales, se podría decir que ha habido una elevada participación, por encima de los mejores pronósticos previstos, tanto de público como de intercambio de objetos, así como de participación en las actividades paralelas.

 

 I Gratiferia de Sevilla

I Gratiferia de Sevilla

 

 

Una visitante a la Gratiferia recibiendo una sesión de Reiki

En la Gratiferia se ofrecieron sesiones de Reiki

 

En definitiva, una experiencia maravillosa, donde todos los que tuvimos la suerte de participar pudimos disfrutar de una nueva forma de relacionarnos los seres humanos, para satisfacer muchos de nuestros deseos y necesidades más esenciales, sin necesidad del “Dios-Dinero”.

 

B.T.:  ¿Habrá más Gratiferias en nuestra ciudad?

En las próximas reuniones del Taller de la Vida Sencilla decidiremos cuándo, dónde, cómo y con qué periodicidad celebraremos las próximas Gratiferias de Sevilla. Animo desde aquí a que cualquier grupo de amigos o asociación se atreva a realizar también otras Gratiferias por cualquier barrio, pueblo o ciudad de España, Europa o del mundo. Una Nueva Consciencia se está generando con este tipo de actividades en las que aprendemos a relacionarnos desde al Amor Incondicional.

B.T.: Nos despedimos de Manuel y seguimos disfrutando de la Gratiferia con un Taller de Cuentacuentos -Nacho Terceño es un excelente narrador- , partidas de ajedrez, una meditación al lado de un árbol precioso, abrazos gratis, momentos de sanación energética… y de agua potable fresquita en la fuente de los jardines.

Es cierto, como dijo un defensor de las Gratiferias, que cuando el lucro es cero el ser humano deshace el hechizo del déficit y la escasez y se atreve a sentir la abundancia de la vida.

Estamos ante un movimiento cultural, sociopolítico y económico que ya está sembrando la economía humanizada que tanta falta nos hace. Estuvieron presentes en esta jornada matinal la Asociación Círculo Sierpes, la Red Consciencial de Andalucía y la Red Decrecimiento Sevilla.

Hasta hoy se han celebrado ya la II y la III Gratiferia en Sevilla. La segunda tuvo lugar en octubre en los Jardines del Valle y la tercera en abril en el Parque del Alamillo.

En este vídeo de 7:30 minutos titulado «Gratiferias: una nueva forma de comercio» escucharás a Ariel Rodríguez Bosio dando más detalles sobre las Gratiferias en su país.

 

 

 

 

Más info sobre Manuel López Arrabal:

http://tallervidasencilla.blogspot.com.es/2012/01/taller-de-vida-sencilla-programacion.html