Enfermedades raras

Macrobiótica: tu alimento afecta a tu campo energético y tus emociones

¿Qué tienen en común Isabel Preysler y Alejandro Sanz? ¡Que respetan una dieta macrobiótica! Raquel es  hija de Mati Navas, especialista en Macrobiótica y nuestra entrevistada de hoy. A Raquel le diagnosticaron una «enfermedad rara». Nos comenta Mati que “El médico la sentenció a 5-6 años de calidad de vida aceptable. Entonces empezó mi búsqueda desesperada para encontrar algo que pudiera ayudar a mi hija”.

Conoce de primera mano cómo se resolvió la salud de Raquel,  los alimentos recomendados para el Otoño, los orígenes de la macrobiótica, sus principios fundamentales, sus beneficios, en qué se diferencia de las dietas vegetariana y vegana y los inconvenientes de cocinar con vitro y microondas.

Mati Navas es directora de La Crisálida, Instituto Macrobiótico (Sevilla, 2008). Diplomada en Magisterio y en Nutrición y Dietética, se formó como consultora en Medicina Oriental Macrobiótica, en las escuelas reconocidas por el Instituto Internacional Kushi de Boston, de Madrid (Escuela de Vida) y Lisboa (IMP Instituto Macrobiótico de Portugal).

 

B.T: ¿A quién le debemos los principios de la Dieta Macrobiótica? (a partir de ahora D.M.)

La macrobiótica busca el equilibrio físico y mental a través de la dieta. La raíz del término Macrobiótica se halla en las palabras griegas y sánscritas: «Makros» que significa «grande». «Maka» que expresa «maravillosa». Biótica que proviene de «Bios» , que quiere decir «vida» y denota una manera de vivir. Resumiendo: Vivir un estilo de vida ordenado, responsable, equilibrado que nos permita alcanzar la longevidad con salud.

El primer registro conocido del vocablo Macrobiótica se encuentra en el ensayo del griego Hipócrates, titulado «Aire, agua y lugares» datado hace unos 2.400 años, donde lo emplea para referirse a las personas longevas y sanas. Este inconmensurable sanador, cuya terapéutica concede un papel primordial a la dietética, es tenido por el padre de la medicina occidental, cuyos miembros todavía se gradúan universitariamente como médicos alopáticos recitando el juramento hipocrático.

En sus obras «Alimentos», y «Medicina y Tradiciones» declara lo siguiente:

• «Que tu alimento sea tu principal medicina».

• «El pan (describe con insistencia) se elaborará con granos que mantengan su envoltura, ya que contiene los nutrientes básicos que nos alejarán de las enfermedades». (Hoy correspondería al pan integral biológico.)

• «Para alimentarse de forma equilibrada y vivir en salud es preciso consumir cebada, avena y trigo», que eran los cereales más cultivados en los territorios gobernados por Grecia.

Hipócrates no cesa en toda su obra de orientarnos sobre la forma natural y equilibrada de alimentarse para vivir macrobióticamente.

Herodoto, Aristóteles, Galeno, Platón y otros clásicos también utilizaban la voz Macrobiótica para describir un estilo de vida responsable y sano que giraba alrededor de una dieta moderada, cuyo resultado era la mejora de la salud y el logro de la longevidad sin lacras físicas, mentales ni espirituales.

Durante siglos los pueblos se mantenían sanos y fuertes con los productos naturales que obtenían de sus campos o de las tierras cercanas, incluidas las plantas sanadoras, el agua pura y el aire ozonificado, rebosante de iones negativos. Quienes se alimentaban siguiendo el dicho: Come de todo un poco, con sosiego, masticando y ensalivando los alimentos, seguían los principios dietéticos de la Macrobiótica. El naturismo clásico con más de dos milenios a sus espaldas tiene una completa biblioteca de obras que tratan sobre alimentación humana, donde el espíritu macrobiótico ronda por doquier.

Después de Hipócrates y varios clásicos de la Antigüedad griega, y tras el alemán Hufeland, y el japonés SagenIshizuka, es también su discípulo japonés NyoitiSakurazawa, que toma el sobrenombre de Georges Ohsawa, quien le da pleno sentido a la palabra Macrobiótica. La emplea por primera vez en el texto de su popular obra «Macrobiótica Zen», publicada en inglés por el Centro Ignoramus de Japón en 1960.

 

PLATO DE COMIDA MACROBIOTICA

 

Hasta su muerte en 1966, a la edad de 73 años, Ohsawa dedicó su vida entera a aproximar Oriente y Occidente utilizando la filosofía y la dietética. Difundió el estilo de vida macrobiótico con pasión predicando con el ejemplo. Dio unas 6.000 conferencias, seminarios y cursillos. Atendió a miles de enfermos en más de 30 países. Publicó cerca de 2.000 artículos y más de 300 volúmenes.

Sembró con rigor, pero generosamente, los granos de arroz de sus convicciones macrobióticas, que no eran otras que llevar al mayor número posible de seres humanos la libertad, la paz, la salud, la felicidad. Sus ideas movieron y siguen moviendo inversiones incalculables en numerosos campos relacionados con la alimentación.

Después que él, su discípulo MichioKushi continuó con su trabajo de difusión de la macrobiótica por toda Europa y América. De alguna manera fue él el que abrió las ideas de la alimentación macrobiótica con estilo más japonés a una dieta más mediterránea y abierta, más con el estilo de la alimentación sabrosa y poco espartana que practicamos aquí pero preservando los principios básicos.

Todos ellos insistieron en que los cimientos nutricionales de la Macrobiótica actual, como defendía Hipócrates y millones de sanadores a lo largo de la historia, están constituidos por los cereales en grano integrales biológicos, es decir, obtenidos ecológicamente mediante maquinaria y técnicas agrarias limpias, no invasivas, respetuosas con la variopinta vida de la tierra y su medio ambiente, sin manipulación genética, ni pesticidas, herbicidas, abonos químicos, aguas contaminadas, etc.

Los cereales son los últimos vegetales en aparecer. Sus minúsculos granitos contienen la memoria genética de toda la diversidad vegetal que les precedió. En la cadena de la evolución animal acontecida durante millones de años, el hombre es el último en surgir. Nuestros genes son la síntesis de toda la diversidad genética animal que existe y existió.

Los cereales integrales son semillas vivas, con capacidad para germinar y crear una nueva vida y todo ese potencial nosotros también lo adquirimos cuando consumimos una dieta basada en cereales integrales.

 

imagen de diversos cereales

Imagen: blogs.glamour.es

 

Cereales y Macrobiótica forman una entidad inseparable. Actualmente cada vez más personas se acercan a la macrobiótica buscando una nueva forma de vivir y alimentarse, de sentir y encontrarse, en una corriente de «lo natural» que emerge con fuerza en nuestro mundo desordenado. Son cada vez más los profesionales que se dedican a enseñar y profundizar en la dieta macrobiótica haciendo que evolucione para adaptarse a cada región, incluyendo así sus productos tradicionales y su sello propio. Así surge nuestra deliciosa dieta macrobiótica mediterránea con el sabor de la cocina de nuestras abuelas, a fuego lento, como las cosas buenas de la vida.

Tengo que citar que la información de esta respuesta la he obtenido del experto en macrobiótica Pedro Navarro Tordecillas.

 

B.T: ¿Cómo y cuándo descubres que esta dieta está hecha para ti?

Comencé a practicar la dieta macrobiótica hace ya diez años. Mi hija Raquel había sido diagnosticada de miastenia gravis, una enfermedad rara, neuromuscular crónica y cuyo tratamiento en la medicina alopática es sólo sintomático. El médico que nos dio la noticia la sentenció a 5-6 años de calidad de vida aceptable. Entonces empezó mi búsqueda desesperada para encontrar algo que pudiera ayudar a mi hija. Mi intuición me decía que tenía que ser en el campo de la alimentación, que ahí estaba la clave. Entonces contacté con el director del Instituto Macrobiótico de Portugal, Francisco Varatojo, que ahora es gran amigo y con el que tuvimos una consulta. Ahí comenzó mi aprendizaje en esta área, que supuso un descubrimiento de tal magnitud que me hizo enamorarme de esta filosofía a la que debo la salud de mi hija y mi vida.

Mi hija y yo comenzamos a practicar juntas porque yo la acompañé siempre comiendo con ella y así pude experimentar todo por lo que ella pasaba. Fue increíble ver su mejoría y también sentir yo misma cómo con la comida me transformaba, tenía mejor vitalidad, más optimismo, más alegría, se afinaban todos mis sentidos, sentía más placer al paladar…

Me abrió los ojos a una comprensión del mundo y de la salud que nunca había sospechado. Estoy muy agradecida.

 

B.T: ¿Por qué nos enfermamos?

Desde el punto de vista de la medicina oriental la enfermedad es el lenguaje de nuestro cuerpo para advertirnos de que algo no funciona bien en nuestro estilo de vida, que engloba la forma en que usamos nuestros cuerpos físico, mental y emocional, y no es un fallo casual de funcionamiento del cuerpo. Es el intento del cuerpo de seguir funcionando en unas condiciones que no son las adecuadas. En este sentido es la amiga que necesitamos para rectificar nuestro camino, pues ella nos va a ir indicando la dirección a seguir en cada caso.

Macroclasecocina

B.T: ¿Cuáles son los principios fundamentales de la D.M.?

La macrobiótica es mucho más que una simple dieta, es una filosofía y un estilo de vida que tiene como objetivo último ayudar a las personas a ser más íntegras, saludables y responsables, y consecuentemente también a construir una sociedad más pacífica y espiritual.

Macroclasecocina

La cocina macrobiótica es de suma importancia en esta filosofía, más no es el único factor, y sus principios relativamente simples hacen que esta forma de alimentación sea extraordinariamente versátil, sabrosa y saludable.

La cocina macrobiótica maneja la misma base conceptual que la medicina oriental (conceptos como yin y yang y la teoría de los cinco elementos se utilizan para entender el efecto energético de los alimentos).

En este enfoque no se consideran únicamente los nutrientes de los alimentos, sino también su energía. Nos referimos a cómo la energía del alimento nos afecta directamente en nuestro campo energético, en nuestra vitalidad, en nuestras emociones. El cuerpo siempre busca un equilibrio energético y aquí la macrobiótica nos enseña cómo conseguirlo de manera saludable. La comida se convierte en una importante herramienta para potenciar la salud y el bienestar físico.

La cocina macrobiótica es en esencia una cocina natural, los ingredientes que utiliza son alimentos «como los ofrece la naturaleza»: cereales integrales, algas marinas, legumbres y proteínas vegetales, pescado, semillas, aceites de primera presión en frío y no refinados, verduras y frutas ecológicas y de la estación son la base de la dieta.

 

imagen de una ensalada de legumbres

 

Por otro lado, no hay alimentos prohibidos, todos se usan con criterio y el sentido común que da la cocina tradicional practicada por cientos de años en las civilizaciones más prósperas.

 

B.T: ¿Qué beneficios se obtienen, en general, si la respetamos?

Desde luego que hay muchos factores que determinan el bienestar físico y emocional de una persona y entre los más importantes se encuentran la alimentación, la calidad del aire que respiramos y del agua que bebemos, la calidad de nuestras relaciones personales, el nivel de estrés y por supuesto nuestras emociones. Pero hay una cosa clara, aunque algunos de ellos no podemos manejarlos pues nos vienen de alguna manera impuestos, la alimentación es un pilar básico de nuestra salud que está por entero bajo nuestra responsabilidad.

Con lo que comemos se fabrica nuestra sangre, que es la encargada de nutrir a todas las células de nuestro cuerpo. Las células constituyen todo nuestro ser, nuestros órganos, nuestros tejidos, nuestros huesos, nuestro sistema nervioso y todo lo que somos. Así que la calidad de nuestra sangre determina nuestro físico de arriba a abajo. Y la buena noticia es que tanto la sangre como todas y cada una de las células de nuestro cuerpo tienen la capacidad de regenerarse periódicamente.

Pongamos unos ejemplos: en sólo 10 días se renueva nuestra linfa, en 4 meses se renueva toda nuestra sangre y en 7 años se renuevan todas las células de nuestro cuerpo disfrutando así de ¡¡un cuerpo totalmente nuevo!!

Cuando una persona cambia su estilo de alimentación a la macrobiótica las consecuencias se dejan notar de manera bastante rápida. Muchas personas experimentan una mejoría notable en sólo 10 días, y en el caso de enfermedades serias, muchas de ellas dan un giro total en 4-8 meses (que es el equivalente de 1-2 renovaciones de la sangre). En todos los casos, absolutamente todos, la persona experimenta una mejoría en su calidad de vida: aumenta la vitalidad, se equilibran las emociones, aumenta la visión positiva de las cosas, se equilibra el peso y mejora el aspecto físico.

Y en el plano más sutil, las personas se vuelven más confiadas, más tranquilas y relajadas, más seguras de sí mismas, ven que aumenta su autocontrol y su fuerza de voluntad y se afinan los sentidos física y metafóricamente hablando, esto es, vemos con más claridad las cosas importantes de la vida y empezamos a desarrollar nuestro potencial para vivir el presente y ser más felices. ¿No merece la pena intentarlo con un premio tan estupendo? y es que es mucho lo que podemos obtener «sólo» cambiando algunos de nuestros hábitos.

 

B.T: ¿Cuáles son los “inconvenientes” de la dieta macrobiótica? A veces parece que seguir la D.M. no es muy compatible con la vida que llevamos. Da la impresión de que hay que dedicarle demasiado tiempo a la cocina y sus menesteres…

Nuestra sociedad moderna dónde la productividad y el beneficio económico dirigen la vida, ha ocasionado que la cocina moderna sea rápida, barata (también en calidad) y ¡vuelta y vuelta listo en 1min! Cada vez hay más productos en el mercado más industrializados, más precocinados, más congelados que buscan que el consumidor “pierda” menos tiempo en la cocina y ocasione mayores beneficios. Para esto es fundamental la información confusa sobre alimentación y la idea cada vez más arraigada entre las personas de que cocinar es algo que no tiene valor porque la salud no está relacionada con la comida.

 

En contraposición la macrobiótica realza el valor y el efecto en nuestra salud de los alimentos naturales, cultivados de forma ecológica (sin transgénicos, sin productos químicos y respetando su ciclo natural), así como los estilos de cocción tradicionales (a fuego lento, con platos caseros, con mimo en los cortes y con “amor”). La cocina macrobiótica requiere más dedicación: desde la elección de los ingredientes que a veces no se encuentran en todas las tiendas hasta la elaboración de los platos. Esto supone ir un poco “contra corriente” en los hábitos que tiene la mayoría de la población. Pero afortunadamente hay cada vez más personas que despiertan y eligen una alimentación responsable, a pesar de ese esfuerzo. En cuanto al tiempo de elaboración de los platos no estamos hablando de un esfuerzo que no sea igualmente comparable al de la cocina casera, también elaborar un buen puchero, una buena tortilla de patatas o cualquier otro plato tradicional lleva su tiempo.

 

Por otro lado la macrobiótica te da las herramientas para entender el efecto de las comidas en nuestro cuerpo y nuestras emociones. Este conocimiento te hace una persona más libre para tomar decisiones con todas sus consecuencias. Las personas que entienden bien y practican la filosofía macrobiótica son personas capaces de adaptarse a cualquier situación y “alimentarse” bien, a través de la comida y por supuesto ¡de los amigos y de la vida! Una persona que deja de relacionarse con otras porque no practican la macrobiótica no ha entendido nada de esto.

 

B.T: Alimentos prohibidos para la dieta macrobiótica…

En la dieta macrobiótica no hay alimentos prohibidos porque se entiende que ningún alimento es bueno o malo en sí. Tampoco es una dieta vegana o vegetariana, estas son algunas de las opciones disponibles dentro de toda la variedad, esto quiere decir que uno puede optar por practicar una macrobiótica carnívora o quizás una vegetariana, según el gusto.

Lo que es importante y marca la diferencia con respecto a otras dietas es que establece las pautas y la frecuencia de consumo para que los alimentos nos produzcan salud y bienestar. Para que nos entendamos, todo el mundo entiende que la fruta es muy saludable, pero si sólo nos alimentáramos de fruta padeceríamos graves carencias nutricionales y al final enfermaríamos. En este sentido nos enseña qué alimentos son de consumo regular o diario y cuales debemos consumir en ocasiones. Y no sólo atendiendo a las características nutritivas de los alimentos, sino también al efecto energético que producen en nosotros y a la condición de la persona que los consume. Así por ejemplo la alimentación de un niño y de un adulto son distintas, o la de una embarazada, la de un oficinista o de un deportista. Todos admiten ajustes que consideran su situación.

 

B.T: ¿Hay formas de cocinar que no recomiendes a tus usuarios? ¿Qué opinión te merecen los microondas y la vitrocerámica en nuestras cocinas?

Vamos a considerar las diferentes técnicas de cocinar los alimentos desde la más saludable a la menos. Lo ideal sería cocinar nuestros alimentos a fuego de leña, pues la energía del fuego que se transmite al alimento y así a nuestro cuerpo es la más limpia, la más potente y la más sabrosa.

 

macrofuego

Imagen: mevoydecasarural.com

 

Pero claro, la vida moderna no nos permite tener cocinas a leña en casa, así que podemos optar por la siguiente opción mejor que es cocinar a fuego de gas. Los alimentos cocinados de esta manera aportan más vitalidad y dinamismo, más sabor y energía. Esto lo saben todos los grandes cocineros de los grandes restaurantes del mundo, en todas sus cocinas se usa fuego, o bien de leña o de gas, ninguno cocina con vitro.

 

Después tenemos opciones menos aconsejables, todas han colonizado las cocinas de las familias modernas desde hace menos de 30 años y todas son con diferencia peores que las dos primeras opciones. La vitrocerámica, que cocina los alimentos con calor eléctrico, y la inducción que utiliza un campo magnético alternante para calentar el alimento, aportan una energía muy desordenada y caótica, menos dinámica que la energía viva del fuego.

Pero la peor de todas es sin duda la cocina al microondas, pues el calor generado en el alimento no es transmitido desde el interior al exterior sino justo al revés, las microondas consiguen que las partículas del alimento se friccionen causando así un calor que se transmite desde dentro hacia afuera. A parte de que se ha demostrado que este estilo de cocción puede desnaturalizar algunas proteínas y nutrientes es que proporciona un calor que no es duradero, un calor que realmente no consigue calentarnos por dentro, que se pierde con facilidad. Por no entrar a considerar el efecto perjudicial en nuestra salud que el contacto con microondas pueden provocar.

Por otro lado también está muy de moda la comida congelada. Es importante entender que tenemos un cuerpo físico y un cuerpo energético que están unidos y que tenemos que alimentar. La ciencia ha descubierto que nuestro cuerpo físico necesita de ciertos nutrientes para que pueda funcionar bien, pero también nuestro cuerpo energético necesita de alimento. Y su alimento es el campo energético vibracional de todos los alimentos que ingerimos. Este es el motivo de que aún no se haya descubierto ninguna píldora que pueda sustituir una comida de verdad. Si comiéramos a base de píldoras nos moriríamos.

Y esta es la explicación de que la comida fresca nos sienta mejor, también la que ha sido cocinada y preparada con amor, pues toda esa energía la recoge el alimento y luego podemos sentirla. Cuando congelamos los alimentos los sometemos a un frío extremo, las paredes de las células estallan al aumentar su volumen de líquido y algunas proteínas se desnaturalizan. Ya no pueden ser más alimentos vivos, aunque luego los calentemos al comerlos. Es fácil hacer la prueba, come durante un mes sólo de alimentos congelados y verás tu vitalidad caer en picado…

Necesitamos agua, tierra, fuego y aire para estar conectados con la naturaleza, con nuestra esencia. El fuego nos aporta calor, dinamismo, alegría, pasión… ¿qué mejor que poner el fuego en cada bocado?

 

Casos prácticos

B.T: Nos vamos de senderismo y preparo mi mochila. Imaginemos que durante el paseo nos quedamos incomunicados durante tres días. ¿Qué alimentos deberíamos llevar en nuestras mochilas para mantenernos bien nutridos este tiempo? ¿Por qué?

Bueno, en realidad si me ajusto a tu pregunta te diré que podemos comer por tres días cualquier cosa o ni siquiera comer nada para mantener la salud. Nuestro cuerpo tiene normalmente las reservas de todo para hacer frente a una situación de carencia por unos pocos días. Pero si quiero llevar una buena mochila de senderismo pondría unos sushis de arroz integral con verduras que me aporten una buena fuente de energía con hidratos de carbono de absorción lenta, y también de vitaminas.

 

imagen de tofu frito con salsa agridulce

Imagen: www.cocinothai.com

 

Un platillo de algún alimento rico en proteínas que me hiciera aguantar bien el desgaste de la marcha, como un poco de tofu frito, o unas legumbres en ensalada. Fruta para el aporte de la frescura y las vitaminas, barritas de frutos secos para el buen aporte de grasas y de reserva energética en caso de cansancio o de frío. Y yo no me complicaría mucho más.

 

B.T: Estamos en Otoño. Nuestro cuerpo debe adaptarse a él tras el verano. ¿Qué alimentos e infusiones se recomiendan en este periodo para ayudarnos a hacer el cambio de estación sin desequilibrios energéticos y físicos?

En el verano la energía del ambiente es muy vibrante y caótica, hace mucho sol y calor, que nos secan y nos contraen y para equilibrar nos apetece expandirnos, refrescarnos y activarnos, así nuestra vida es más social, salimos y entramos con horarios más desordenados y hacemos más cosas divertidas. Tomamos muchas ensaladas, zumos, helados, frutas, comidas ligeramente cocinadas, como a la plancha, menor cantidad de comida y de productos animales. Así nos ayudamos a estar activos y frescos.

En medicina oriental se considera que hay cinco estaciones, la que se añade es el Verano Tardío, que es la estación de transición entre el verano más ardiente y el frío otoño. En el verano tardío el tiempo empieza a cambiar, los días se hacen más cortos, ya no hace tanto calor, y toda la naturaleza habla de recogimiento. En el campo ya no se ven tantos bichitos en acción, los árboles empiezan a perder las hojas, algunos animales comienzan a recolectar el alimento para la hibernación… Y a nosotros nos va apeteciendo lo mismo ¿no? Vamos saliendo un poco menos, vamos haciendo los planes para “la vuelta al trabajo”, los propósitos de gimnasio, de vida más ordenada… Así que tendremos que ayudarnos con nuestra comida para conseguir el propósito de ir calentándonos ligeramente, relajándonos y cerrándonos para estar bien preparados para la llegada de los fríos grandes y la humedad del otoño.Si hacemos una adecuada transición al verano tardío después vamos a poder empezar el otoño con mejor pie, evitando los resfriados y las gripes propios de la estación.

En macrobiótica estudiamos que en cada estación hay una pareja de órganos del cuerpo que se trabajan más activamente. En el verano tardío estos órganos son el bazo y el páncreas, que necesitan de la Energía Tierra y del sabor dulce para activarse y funcionar en equilibrio. Así que aquí la pauta será:

ir reduciendo la cantidad de fruta, que nos enfría, los zumos y los helados, ir reduciendo la cantidad de ensaladas y de aceites crudos, e ir aumentando poco a poco las sopitas, los guisos con más calor, la cantidad de algas para remineralizarnos, dando prioridad a las verduras dulces de la estación que tienen una poderosa energía tierra, como la calabaza, la zanahoria, los boniatos… los cereales que aportan dulzor como el mijo, y las frutas de la estación que podemos empezar a tomar en ricas y dulces compotas.

Acupirámide bioenergética: terapia vibracional para el siglo XXI

Ya conocemos a terapeutas y médicos que emplean las estructuras piramidales para sanar. Mario Gil -nuestro entrevistado- y su hermano son inventores españoles. Han creado la que consideran será “la pirámide del futuro”. ¿Su nombre?: Acupirámide Bioenergética. Con ella, comenta Mario Gil, atrapan y mantienen a voluntad «algunas de las denominadas  por la ciencia energías libres”. Mario considera que la fibromialgia y las «enfermedades raras» son producto de una alteración bioenergética y pueden revertirse empleando la AB. El Dr. Hilu (especialista en Medicina celular e Integrativa) comprobó en su conocido centro médico de Marbella los efectos sanadores que estas Acupirámides procuran en el organismo con tan solo permanecer 30 minutos dentro de la estructura. Además de la Acupirámide estos hermanos han creado y patentado el Acupresor “Loqi” (elimina el dolor) y el Penta (genera espacios geoambientalmente saludables).

A los 45 años, Mario Gil padeció inflamación ósea en la parte derecha de la cara y tenía dos osteofitos en dos vertebras, que le producían un bloqueo en el cuello y le impedía girar la cabeza. “No encontré soluciones a mis dolencias en la medicina alopática ni en la alternativa y decidí adquirir aparatología electrónica para ver si podía eliminar así mis padecimientos. Empleé varias terapias alternativas (electromagnetoterapia, inhibidores del dolor como el TENS y otros, electronipuntura, imanes terapéuticos de varios modelos y marcas) y solo experimenté una muy ligera mejoría”. Actualmente se encuentra bien de salud tras utilizar de forma continuada esta terapia vibracional de la que hablamos hoy.

 

B.T: ¿Cómo llegas a crear tus instrumentales: la acupirámide bioenergética, el acupresor Loqi y el Penta?

Por necesidad. Dado mis conocimientos de medicina china, de Bioenergía y entendiendo que lo que me ocurría era fruto de varios bloqueos energéticos repartidos por todo el cuerpo, me vino a la cabeza el crear un instrumental para eliminar esos bloqueos. Diseñé el Acupresor «Loqi», que resultó ser un muy potente desbloqueador y por tanto, eliminador del dolor, sea del tipo que sea. Ocho años después y con las experiencias obtenidas, se nos ocurrió fabricar una pirámide convencional a la que añadimos el Acupresor «Loqi» como antena y creamos así la Acupirámide Bioenergética “Magil” (la suma del Acupresor y la pirámide), que se convierte en un nuevo concepto diferente a las pirámides tradicionales y las traspasa en efectividad.

Entiendo que a lo largo de la historia de la Humanidad, a nadie se le ocurrió colocar una antena a una pirámide, nos tocó a nosotros, o sea, a mi hermano y a mí. Creemos que son las pirámides del futuro, las normales quedarán en el pasado.

Con el Acupresor y con la AB he visto cómo desaparecían mis dolores, y la fibromialgia que tantos años estuve sufriendo. A mi mujer le ayudó a superar sus migrañas, que las tenía desde hacía veinticuatro años.

 

B.T: Usted y su hermano han creado y patentado cinco instrumentos que formarían parte de una Terapia Vibracional de la que aún se desconoce cómo funciona pero que está obteniendo buenos resultados a la hora de sanar muchas afecciones en el organismo humano. Esta aparatología de la que hablaremos a lo largo de la entrevista se aplica igualmente en plantas y semillas, en el agua, en los minerales y en los espacios donde vivimos y trabajamos. Vamos a empezar por el principio: ¿Qué es y cómo funciona la Acupirámide Bioenergética (AB)?

Es una Cabina Piramidal de forma tradicional a la que le hemos añadido por primera vez en la historia y que conozcamos nosotros, una «antena» o «Captador». La aislamos del suelo y esto hace que la energía que se deposita en ella se mantenga dentro. Si colocamos un hilo de cobre uniendo el Captador o una de las varillas al suelo o tierra, automáticamente desaparece la energía que está acumulada en su interior, pues hemos realizado lo que se conoce en electrotecnia por cortocircuito. Con la Acupirámide atrapamos y mantenemos a voluntad algunas de las denominadas por la ciencia “energías libres”. El principio de su funcionamiento es que esta «Cabina Piramidal» se comporta como lo hace un circuito resonante en electrónica, recibiendo una onda electromagnética que es la que pasa cuando su resistencia es cero en relación a una determina frecuencia y longitud de onda emitida por una emisora de creación humana. Aquí se recibe una Energía Natural, sea electromagnética o no.

 

todasfotospersonasR 72px

 

acupiramide02

 

B.T: ¿En qué se diferencia la Acupirámide Bioenergética de las pirámides convencionales?

Antes de hablar de las cualidades de la acupirámide tendría que hacer referencia al concepto de unidades bovis, para facilitar que el lector entienda mi discurso. Las unidades bovis las descubrió y tipificó el investigador francés Antoine Bovis, el siglo pasado. Son unidades que se miden con radiestesia. Actualmente, que yo sepa, no hay aparatología que las mida. Según este investigador, en estado de salud el cuerpo tiene que estar por encima de las 6.500 unidades bovis -u/b-. Cuando el cuerpo emite por debajo de estas 6.500u/b, el organismo se encuentra bajo de energía, desprotegido, su sistema inmunológico se debilita y es presa fácil de la enfermedad por virus, bacterias, parásitos, etc.

La AB recibe una o varias ondas y/o frecuencias dependiendo de la, o de las antenas receptoras que se coloque en la cúspide de la cabina piramidal. En los nuevos modelos como se puede ver en la foto de más abajo, también se pueden poner antenas debajo del asiento. Nuestro invento no es la pirámide como tal. Nuestra aportación es haber ubicado una antena en la cúspide de la misma. Luego, como resultado de la investigación, fuimos incorporando distintas figuras geométricas como soporte de varias antenas. Creemos que estas estructuras están llamadas a ser las nuevas pirámides del futuro. Ahora puede sonar a ciencia ficción pero la ciencia ficción de hoy será la ciencia del mañana… Ya contamos con que ha habido muchos inventos que, al principio, no han sido comprendidos ni aceptados, pero con el tiempo la humanidad ha podido beneficiarse de ellos.

Todo en el universo es vibración, por lo tanto, frecuencia. Estando familiarizado con los principios de la física cuántica se comprende bien. Cada vibración o patrón de frecuencia que se emite desde el punto cero o campo fuente genera algo material en el universo, cada patrón vibracional -campo morfogenético estructural de la forma- genera en el cuerpo humano los órganos, etc. Cuando ese patrón se desarmoniza o pierde su frecuencia, aparece la enfermedad. Si conseguimos restablecer ese patrón recuperamos la salud. El principio por el que funcionan nuestros instrumentales receptores y/o generadores de energía libre cuando lo aplicamos a la salud energética está relacionado con generadores de ondas de forma.

 

chica acu

 

Entiendo que las pirámides normales tienen una vibración fija y las Acupirámides Bioenergéticas «MAGIL» pueden dar un abanico muy amplio de vibraciones. Cuando la AB tiene una sola antena da unas 14.000 unidades bovis pero, fruto de las pruebas y medidas que hemos ido realizando, podemos recibir o captar muy altas vibraciones, hasta varios cientos de miles de u/b. Eso se consigue colocando diferentes figuras geométricas con sus correspondientes antenas. El máximo de antenas colocadas y probadas hasta ahora han sido 161. Se puede seguir incrementando.

 

B.T: ¿Qué le ocurre al organismo humano cuando recibe la energía que se genera dentro de una AB?

Se genera un campo Magnético Natural (¿terrestre y/o Cósmico?) por determinar que se mantiene mientras no se derive a tierra porque algún elemento conductor toque una varilla. Hemos ido recibiendo información de los efectos que se producen en el organismo con la AB gracias a los informes que nos envían, periódicamente, médicos alópatas, clínicas y profesionales de las terapias naturales y terapeutas que ya disfrutan de nuestros inventos.

En 1999, la empresa Kirlionics Technology International -con cámara Kirlian Modelo GDV- detectó en un estudio los efectos energéticos que se generaban cuando cuatro voluntarios permanecieron 15 minutos debajo de la AB. Constataron: un incremento generalizado de energía, disminución de energía en los órganos y zonas del cuerpo en las que existían excesos, un notable aumento de energía en zonas donde existían deficiencias, mayor equilibrio en lateralidad izquierda-derecha de cuerpo y cabeza-cerebro, considerable aumento de energía en la columna y cabeza (este aumento coincide con la sensación subjetiva generalizada de apertura del séptimo Chacra y del canal de la columna), ayuda a otras terapias en la consecución de mejoras clínicas y acorta los tiempos de convalecencia, su aplicación continuada nos lleva a alcanzar un mayor desarrollo de la Consciencia y contribuye al crecimiento Interior.

En 2003, el «Centro Integral Sacro», en Madrid, realizó un estudio con dos voluntarios que se expusieron a la AB cada 15 días durante dos meses. Se obtuvieron los siguientes resultados: limpieza del ADN y mesénquima, eliminación del parásito oxiuro, eliminación de metales pesados, disminución de la presencia del parásito áscaris, activación del sistema inmunológico, desbloqueo de la zona genital, se elimina la contaminación por restos de vacunas, desaparecen los problemas detectados en el riñón derecho, queda corregida la carencia de vitamina A, se observa mejoría de los problemas medulares y de la mala circulación, desbloqueo del riñón izquierdo y desbloqueo de musculatura.

Os dejo este enlace a mi web con los estudios realizados por el Dr. Francisco Javier Merino de la Fuente. Ver aquí.

En este otro enlace, podéis ver los efectos de la AB cuando se aplica a los animales. Ver aquí.

 

B.T: Sabemos que visitó usted al Dr. Raymond Hílu por primera vez en julio de 2012 en su conocida clínica de Marbella y que luego hubo dos visitas más. El Dr. Hílu realiza una analítica celular a sus pacientes extrayéndoles una gota de sangre y analizándola in situ a través de un microscopio de campo oscuro. Desde la observación de esa muestra de sangre hace un diagnóstico del estado de salud general del paciente. Lo que ocurrió el día de tu visita fue que el doctor analizó tu sangre y la de tu mujer y la valoró, y tras esa primera valoración, permanecisteis media hora dentro de la AB, que estaba ubicada en otro salón de la clínica. Luego regresasteis a la consulta del doctor para ver qué había cambiado con respecto a la analítica celular anterior. Cuéntanos cuál era vuestro estado de salud y cuáles fueron las mejorías observadas después de permanecer media hora en la AB.

En la primera visita a la clínica fuimos mi mujer (63 años) y yo (67 años). En la segunda visita fuimos tres hombres, uno de 69, otro de 55 y yo, todos familiares míos. Las personas que nos sometimos a las analíticas celulares tanto en la primera visita como en la segunda estábamos «aparentemente sanas», y algunas de ellas eran vegetarianas o se alimentaban fundamentalmente a base de comida orgánica, no fumaban ni bebían ni ingerían otras sustancias tóxicas.

El Dr. Hílu mediante la analítica celular nos detecta algunas deficiencias. En mi mujer, mala circulación sanguínea, insuficiencia hepática, colesterol, metales pesados, estrés cardiaco y riesgo cardio vascular, parasitosis -e.coli, falta de defensas y de mala calidad. En mí, parasitósis – e.coli, acidosis, citoquinas en sangre, restos endoteliales, falta de colágeno, riesgo de padecer cáncer de próstata entre 1 y 5 años, exceso de radicales libres. En cuanto a los beneficios obtenidos tras la media hora en la AB, son estos:

  • Mejora la circulación sanguínea y la deja perfecta (100%).
  • Elimina el100% los parásitos y bacterias (E.Coli–Vacuolas).
  • Aumentan las defensas, otorgándolas una mayor robustez.
  • Aumenta la robustez de las arterias en un 100%.
  • Aumenta el colágeno y evita el aneurisma.
  • Regula las citoquinas en un 100% (No atacan las defensas).
  • Reduce: La insuficiencia hepático-biliar en un 75%.
  • Reduce: Los metales pesados en un 50%.
  • Reduce: El estrés cardiaco en un 70%.
  • Reduce: La acidosis en un 90%. Es decir, alcaliniza.
  • Reduce: La grasa en un 75%.
  • Reduce: La edad biológica del organismo, reduciéndola en cinco años.

Éste es el vídeo resumido del encuentro de D. Mario Gil con el Dr. Hílu en Marbella en 2012 titulado «La analítica celular» donde podréis observar las diferencias entre las analíticas celulares antes y después de permanecer media hora dentro de la AB.

 

B.T: ¿Qué opina el Dr. Hílu de lo ocurrido en su consulta ese día? ¿Has vuelto a contactar con él para otras pruebas?

Quedó muy sorprendido de la eficacia en la mejora de la salud (queda reflejado su asombro en los vídeos, es más, nos comentó que si él tuviera tiempo, le gustaría investigar sobre el tema). Volví por segunda vez con otras dos personas y una tercera vez habiendo pasado unos 90 días para ver si los resultados obtenidos se mantenían. Se comprueba que se mantienen los resultados. Se realiza la tercera prueba y se volvió a sorprender el Dr. de los resultados obtenidos con una sola exposición de 30 minutos en la AB.

 

B.T: ¿Qué le ocurre a plantas y semillas cuando están bajo el influjo de la AB? ¿Qué experimentos se han hecho al respecto?

La semillas se mantienen en óptimas condiciones por más tiempo (existen en la web fotos de las pruebas realizadas). Las plantas crecen con más fuerza y más altas. Las frutas se mantienen en perfecto estado por bastante más tiempo y siguen siendo comestibles (también existen en la web fotos de las pruebas realizadas).

 

B.T: ¿Puede la AB mejorar la calidad del agua que bebemos?

Se han realizados diferentes estudios radiestésicos por profesionales en distintos puntos de España y Francia que demuestran el aumento vibratorio y/o energético que alcanzan las moléculas del agua. Al beberla le otorga vitalidad y fuerza a la persona, además de una mejoría general dado que el agua pasa de estar vibrando a unas 6.000u/b a hacerlo a 12.000u/b

 

B.T: ¿Y limpiar y cargar minerales?

Sabido es que hay terapias que se realizan con minerales y cuarzos, que estos minerales tienen su vibración propia y que la van perdiendo por la contaminación de las energías que atrapan de las personas enfermas. Necesitan un tratamiento de limpieza un tanto engorroso y colocándolos dentro de la ab y dejándolos un tiempo, no solo se limpian de lo añadido que le afecta, sino que se les otorga una vibración mayor de la que tienen habitualmente, resultando más eficaces para las terapias.

Se realizó un estudio por un profesional donde pasa un informe de los resultados obtenidos sobre los minerales y la limpieza de la carga que van acumulando.

 

B.T: En España, ¿qué terapeutas o profesionales de la salud integral cuentan ya con Acupirámides en sus consultas o espacios de trabajo?

Ya hay bastantes en todas las comunidades autónomas. Son acupuntores, geobiólogos, radiestesistas, traumatólogos, masajistas, homeópatas, osteópatas, fisioterapeutas, reflexólogos podales, kinesiólogos, reikistas, etc.

 

B.T: ¿Qué efectos notan ellos en sus tratamientos con y sin la AB?

Que son más rápidos los beneficios que obtienen al combinar las sesiones de Acupirámide «MAGIL» con las terapias que venían aplicando. Ya existen muchos terapeutas y profesionales de la salud que los tienen integrados como una terapia más que aplican, obteniendo resultados allí donde otras terapias no llegan. Los profesionales que le aplican una sesión al paciente antes de su terapia habitual, me comunican que el paciente recibe mejores resultados y que el terapeuta al llegar al final de su jornada de trabajo, no se encuentra tan cansado o agotado. Es más, si el paciente llega con energía contaminante, queda limpio y ésta no le afecta al profesional.

 

B.T: ¿Es cierto que las A.B. se emplea en algunos hospitales en Cuba?

Sí. El Dr. Daniel Juan Zayas las utiliza en el Hospital Dr. Carlos J. Finlay en la Habana y en otros hospitales de las catorce provincias. Él se puso en contacto conmigo en marzo 2006. Entonces me visitó en Madrid el Dr. Osvaldo Pereda, colega suyo, para ver y estudiar la viabilidad de usar ellos las Acupirámides en los Hospitales de Cuba. Tras el informe positivo que el Dr. Osvaldo le comunicó a su regreso al Dr. Zayas, nos pidió y le enviamos una Acupirámide en el mes de julio para que probaran los efectos.

Cinco meses más tarde nos solicitaron 20 unidades más y ya en enero del 2007 necesitaron otras 12 unidades. En total tienen 33 Acupirámides «MAGIL». En diciembre de 2007 me envió un informe sobre los resultados obtenidos con los 1.308 pacientes que habían empleado la AB entre los meses de marzo a diciembre. El porcentaje mínimo de mejoría de estos pacientes está en el 72% y el máximo en un 100%. La media está en el 86%.

En 2010 una ex paciente del Dr. Zayas que fue tratada en su hospital con la AB, se puso en contacto conmigo para contarme cuál fue su experiencia de sanación. En el momento en que me llamó por teléfono la Dra. María S. estaba en Ibiza y conoció a un terapeuta de la isla que utilizaba la AB. Ella le comento a éste que con una pirámide como esa la habían curado en Cuba. Ella pensaba que la AB era un invento cubano, ya que el Dr. Zayas nunca le dijo que era un invento español patentado. La doctora, que ahora vive entre Asturias e Ibiza, quedó tetrapléjica tras un accidente de coche. Llevaba 18 años en una silla de ruedas y por aquel entonces vivía a 500 km de La Habana. Leyó en una publicación médica cubana los éxitos que se estaban obteniendo en traumatología en el hospital usando nuestros instrumentales. Se fue para allá y empezaron por incorporarle el uso del Acupresor y la Acupirámide con solo una antena. A los 20 días empezó a recuperar la sensibilidad en las piernas; a los 3 meses se puso de pie, a los 10 meses ya caminaba y regaló su silla de ruedas. Le dieron el alta como enferma hospitalizada y asistió durante un año más como paciente externa. Su historia clínica completa la pueden leer aquí.

 

B.T: Hay dos dispositivos más que habéis creado: el acupresor “Loqi”,  que inhibe el dolor de una forma muy sencilla y el Penta. Descríbenos brevemente cómo funcionan y qué beneficios obtenemos de ellos.

El Acupresor «Loqi» se concibe y desarrolla para tratar los puntos de acupuntura, pero me doy cuenta que funciona en cualquier parte del cuerpo donde hay dolor. Admitiendo que el dolor se produce por estancamiento de la bioenergía, si ésta de desbloquea y recircula, el dolor va desapareciendo. La novedad y la eficacia de la aplicación del Acupresor es que extrae la energía bloqueada hacia el exterior, dejándola circular de nuevo.

El Penta mejora la salud geoambiental de nuestras casas y oficinas. Ya son varios los geobiólogos, radiestesistas y expertos en Feng Shui que emplean el Penta en sus hogares y que los recomiendan a sus usuarios. Ayuda a eliminar los efectos nocivos de los campos electromagnéticos en las personas, los efectos perjudiciales provocados por las venas de aguas subterráneas, líneas Hartman y Curry, de las redes Wifi y telefonía. Y también limpia los lugares con mucha densidad energética emocional donde haya habido muchas discusiones y/o sufrimientos.

 

B.T: Sabemos que estás buscando financiación en I+D+I porque según tus palabras, aún se sabe muy poco del por qué la AB actúa de forma tan beneficiosa para el ser humano… ¿Habéis encontrado esa ayuda?

De momento no. Las investigaciones que estamos realizando con distintos profesionales las estoy sosteniendo yo solo. Dejo abierta la puerta a quien quiera contactar conmigo y ver cómo podemos aunar esfuerzos para que se realicen las investigaciones. Esta nueva terapia inventada en España puede ayudar mucho a paliar algunas de las enfermedades llamadas raras. Datos de contacto:

acupiramide@gmail.com

mario@acupiramide.com

Teléfonos: 925 50 30 62 / 655 51 00 75

Para ver todos los vídeos de Mario Gil, aquí