Fatiga crónica

La limpieza ecológica: tu hogar libre de tóxicos

¿Un hogar libre de tóxicos? Se puede. ¡Olvídate de la lejía, el amoníaco, el desengrasante y los ambientadores! ¿Sabías que si prescindes de ellos te ahorras respirar sustancias sintéticas contaminantes que flotan en el aire  y acaban depositándose en tus órganos internos? Julia Rodríguez Peralta, nueva colaboradora Buenasterapias, es especialista en limpieza ecológica. Con ella sabrás que la limpieza verde está a tu alcance y que cuida de la salud de tu familia, mascotas y plantas.   

¡Cuéntanos tus trucos caseros para limpiar naturalmente! 

 

foto colaborador julia rodriguez

Julia Rodríguez Peralta

 

¿Limpiamos o contaminamos?

Gran pregunta que nos debe hacer reflexionar. Por muchos es sabido que, la producción de químicos sintéticos ha ido creciendo de manera vertiginosa en las últimas décadas. Un dato ilustrativo es que en 1930 la producción estaba en 1 millón de toneladas, lo que hoy son más de 800 millones. Lo realmente preocupante es que ni un 1% han sido, adecuadamente, evaluados por los organismos competentes. Lo que evidencia que los efectos negativos sobre los seres vivos están aún por conocerse.

Carlos de Prada, uno de los periodistas medioambientales más reconocidos de nuestro país y autor del libro Anti-Tóxicos, nos anima a poner en entre dicho los límites legales de infinidad de sustancias permitidas.

Una parte considerable de estas sustancias sintéticas contaminantes los encontramos flotando en el aire del interior de nuestros propios hogares e inevitablemente acabamos  por respirarlos y llevarlos a nuestros órganos internos.

La EPA (Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) defiende que la calidad del aire interior es uno de los 5 riesgos más fuertes para la salud; pueden representar un riesgo real para la salud, particularmente de los grupos más vulnerables, como las mujeres embarazadas, los niños y las personas asmáticas”.

 

¿Dónde se encuentran estos químicos tóxicos?

Pues en productos básicos de higiene, alimentación, menajes, pinturas, barnices o productos de limpieza que encontramos en los supermercados o grandes almacenes. Este último es el que más nos interesa por el tema que estamos tratando: Los productos de limpieza nocivos.

 

¿Cuáles son?

Pues todos aquellos que habitualmente adquirimos en cualquier comercio o grandes superficies.  Casi todos estos productos que se usan para la limpieza son tóxicos y muy contaminantes:

La  lejía, amoníaco, sulfumán, disolventes, ambientadores, desatascadores, abrillantadores de metales, insecticidas, etc.

Según estudios realizados estos productos  contienen numerosos compuestos altamente nocivos para nuestra salud, en particular, sustancias cancerígenas (como el benceno y el formaldehído), alérgenos, irritantes o elementos que pueden afectar al sistema reproductivo, como almizcles artificiales y ftalatos.

Mucho cuidado con los cloros y amonios. Atención, ya que, si por sí solos son tóxicos  al  mezclarlos la toxicidad se puede disparar.

La lejía, tan familiar para muchos, es de los productos más usados en nuestros hogares y también de los más dañinos. Los gases que emana irritan las vías respiratorias y los ojos. Sin embargo, es menos conocido el efecto que produce al entrar en contacto directo con la piel: a través de los poros llega el componente tóxico al riego sanguíneo, como consecuencia la sangre se acidifica lo que puede desencadenar en problemas articulares y, con el tiempo, en la artrosis.

Otro producto que nos traiciona por el olfato son los ambientadores. En un análisis llevado a cabo en España por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) sobre los ambientadores se concluyó que 23 de los 32 productos estudiados eran “muy malos” y deberían prohibirse.

“Al contrario de lo que se nos hace creer, los ambientadores y perfumes para el hogar no purifican el aire, sino que lo contaminan al emitir sustancias claramente tóxicas”, afirma el director de BEUC (Organización Europea de Consumidores), Jim Murray.

Podemos reemplazar muchos de estos productos  por preparados ecológicos, seguros y eficaces.

 

Conclusión:

No estamos enseñados en el manejo de las sustancias químicas y, por ser habituales en nuestros hogares, parece que todo vale.

Con todo ello queremos llegar a que nuestra salud y la de nuestros seres queridos (personas, mascotas y plantas)  esta potencialmente expuestas a enfermar. Según diversas investigaciones  los efectos pueden ir desde un simple dolor de cabeza o mal estar, a depresiones, asma, alergias, afecciones de la piel, fibromialgia, SMQ, cáncer, etc.

No hay que olvidar que hay químicos que el organismo no elimina  y, por tanto se  pueden ir  acumulando en los distintos órganos y causar dolencias a largo plazo. La alternativa está en nuestras manos. La investigación en este sentido está avanzando porque la demanda también es mayor, al igual que  la preocupación por la conservación del medio ambiente.

 

La limpieza verde es posible. ¿Por dónde empezar?

En primer lugar, hay que cambiar el chipla limpieza no huele. Cuando decimos que algo huele a limpio es porque lo relacionamos con el olor que desprenden los productos normalmente perfumados con  fragancias sintéticas muy perjudiciales.

Podemos reemplazar muchos de estos productos  por preparados ecológicos, seguros y eficaces que se comercializan en tiendas especializadas , muchas online.

Otra opción es la de fabricar tus propios productos naturales, como limpiacristales, friegasuelos, multiusos, desengrasantes, ambientadores, etc. Sólo necesitas materiales tan básicos como:

 

  • Vinagre de vino blanco. Elimina el moho, las bacterias y los gérmenes.
  • Bicarbonato sódico. Se usa para desodoriza, pule superficies y es un agente limpiador natural.
  • Zumo de limón. Tiene cualidades antibacterianas y antisépticas, es un blanqueador natural y controla los olores.
  • Aceite de oliva. Sirve para pulimentar y nutrir la madera.
  • Sal. Es un abrasivo para fregar y desodorizar.
  • Agua oxigenada. Ideal para eliminar las bacterias y el moho.
  • Jabón de Castilla. Es el jabón natural, hecho con aceite de oliva y sosa cáustica,
  • Aceite esenciales. Usa tus fragancias favoritas para perfumar.

 

B.T: Julia estará presente en el Mercado Saludable de las III Jornadas Andaluzas de Alimentación Inteligente (23 de mayo, Cortijo del Alamillo). Allí conocerás sus propuestas, podrás consultarle tus dudas y, si lo deseas, llevarte a casa productos saludables de limpieza verde.

Electrosensibilidad: ¿Qué precio pagamos por una comunicación sin cables?

Lola Bohórquez, nueva colaboradora Bt,  es electrosensible, igual que su hija, su madre, hermanos y algunos de sus sobrinos. En España ya hay bebés electrosensibles y ciudadanos con  incapacidad laboral por padecer Electrosensibilidad. ¿Sabías que entre un 50 y un 70 % de la población actual (en países desarrollados) es electrosensible o electrohipersensible y que  tan sólo un 2 o 3% saben que lo son? Veamos qué ha hecho Lola para recomponer su salud y ayudar a aquellos que viven situaciones similares a la suya. ¡Bienvenida y gracias por compartir!

 

imagen de lola bohorquez, colaboradora buenasterapias

 

¡Buenos días! Me llamo Lola Bohórquez y soy electrosensible desde muy temprana edad, posiblemente de nacimiento. Mi madre, hermanas, hermanos, mi propia hija y algunos de mis sobrinos también lo son.

Descubrí mi electrosensibilidad hace tres años, a los 36, gracias al Dr. José Manuel Gómez Morillo– que me explica exactamente qué me está pasando y, además, me trata para devolverme un buen estado de salud. En cuestión de semanas empiezo a ver cómo mejoro, mi vida comienza a tener sentido y por fin me observo como una persona normal y vital.

Me sorprende y me alegra mucho haber dejado atrás casi 20 años de insomnio, dolores generalizados, cansancio crónico, nerviosismo, falta de concentración, pérdida de memoria, desidia, irritabilidad, estrés agudo, desorientación, sequedad de ojos y boca, dermatitis y eccemas, resfriados continuos y, en definitiva, la tristeza profunda de carecer de fuerza para seguir habitando el planeta… ¡Ahora vivo sin antidepresivos!

En todo este periplo que os comparto, me defraudaron aquellos médicos que me maltrataron psicológicamente al tacharme de desequilibrada por decir que padezco unos problemas de salud que no aparecen reflejados en ninguna de las decenas de pruebas que me han realizado. ¡Cuánto dinero me gasté en su momento en la medicina privada intentando encontrar un profesional que me ofreciera una solución!

¿Y qué hacen las compañías de telecomunicaciones, así como sus compinches, al respecto? Conocen perfectamente el daño que la radiación electromagnética emitida por sus antenas, sus móviles, sus dispositivos wifis, etc. hacen en las personas.

La verdad es que las autoridades no están por la labor de llevar la contraria a estas grandes empresas que tanto beneficio reportan a las arcas estatales. Las compañías farmacéuticas, por su parte, se están haciendo de oro con el negocio que les reporta las enfermedades contraídas por las personas electrosensibles.

antena cactus

Las operadoras de telefonía móvil camuflan las antenas. imagen: www.movilinvasion.es

 

 

A veces siento desilusión al pensar cuán diferente habría sido mi vida si hubiese sabido desde pequeña que todos mis problemas de salud eran producidos por esta electrosensibilidad y me hubiesen orientado para saber utilizar las tecnologías sin que me hicieran daño.

A pesar de todo, estoy contenta por haber tenido la suerte de no haber contraído enfermedades graves: tan sólo he padecido Fibromialgia y Fatiga Crónica durante casi 20 años. Es decir, he cogido a tiempo mi problema y he podido restablecer el funcionamiento de mi organismo de tal forma que ahora mi vida es la de una persona sana. Esto implica seguir unas pautas y si no las sigo, recaigo.

 

¿Cómo puede una persona saber si es Electrosensible o electrohipersensible (EHS)?

 

Uno de los aprendizajes de estos años vividos es compartir lo que sé por haberlo experimentado. Ahora ayudo a otras personas que se encuentran en circunstancias muy similares o peores a la mía, y por otro lado aconsejo a las personas que aún no tienen problemas de salud para que puedan prevenirlos.

Sería bueno que todo el mundo -adultos, niños, bebes y mayores- que averigüen si son o no electrosensibles. La forma más fiable de saberlo es mediante una prueba denominada Bio Organometría. Es importante que la haga un médico especializado en la materia. Yo lo hice en el Dr. José Manuel Gómez Morillo, médico homeópata con más de 30 años de experiencia en la electrocontaminación y las enfermedades que ésta puede provocar.

Hay otra forma de averiguar si eres Electrosensible o EHS y es mediante la realización de un test que se puede encontrar en la Home de nuestra página web: www.tecnowell.eu. No obstante este test sólo es válido para adultos (y niños mayores de 6-7 años) que ya padezcan problemas de salud o, al menos, presenten síntomas característicos.

Os comparto estas cifras estimadas…

Entre un 50 y un 70 % de la población actual (en países desarrollados) es Electrosensible o Electrohipersensible.

Tan sólo un 2 o 3% saben que lo son.

Menos del 0.3 % saben qué hacer para evitar enfermar o recuperar su salud en caso de ya existir enfermedad.

¿Hay edad para la electrosensibilidad?

No. Hoy en día son muchos los bebés que nacen electrosensibles. Es posible que lo hereden de sus madres y también es posible que, aunque sus madres no sean electrosensibles, ellos sí lo sean debido a la exposición a ondas electromagnéticas a la que han estado sometidos durante la gestación.

Por otro lado hay personas que no han padecido nunca de electrosensibilidad hasta una determinada edad. Este cambio normalmente suele coincidir con un periodo de estrés en sus vidas como puede ser: la pérdida de un ser muy querido, un divorcio, una infancia difícil que se manifiesta a posteriori, una operación quirúrgica, una mala experiencia laboral, etc. No está demostrado por qué ocurre esto, pero sí que es cierto que cuando una persona pasa por unas circunstancias de este tipo, su sistema nervioso se vuelve más vulnerable a todo y especialmente a los daños que la radiación electromagnética puede causar ya que es precisamente el sistema nervioso el que originalmente sufre el desequilibrio provocado por la radiación. Luego, este desequilibrio se ve reflejado en un mal funcionamiento del organismo, que es lo que nos lleva a enfermar.

Por fortuna el tema de la electrosensibilidad y los problemas de salud derivados de ella son cada vez más conocido. No obstante aún es un tema muy ignorado por un amplio porcentaje de la población mundial, lo que hace que el peligro sea importante. Pienso que para poder defenderte de un ataque, no hay nada mejor que conocer por dónde puede atacar tu enemigo. En este caso, nuestro enemigo es la radiación electromagnética que emiten todo tipo de dispositivos destinados a consagrar el buen funcionamiento de las comunicaciones sin cable. Es un enemigo silencioso, desconocido y hábil, por lo que conocerlo nos hace fuertes.

En todos los países desarrollados existen ya muchas empresas que se dedican a asesorar a las personas que quieren conocer el problema, bien porque ya padecen sus consecuencias en la salud, bien porque les produce curiosidad algo nuevo sobre lo que apenas conocemos, etc.

Hay empresas que te asesoran sobre cómo protegerte de las radiaciones en tu casa, en el trabajo, etc. Hay otras empresas que te asesoran sobre cómo eliminar de tu organismo la radiación que ya has absorbido y debido a la cual has enfermado. Otras te asesoran a la hora de construir o decorar tu casa con vistas a neutralizar toda radiación electromagnética posible. Y, afortunadamente, cada vez son más los médicos que tienen los medios y el conocimiento para diagnosticar a las personas de Electrosensibilidad, aunque todavía son muy pocos en el mundo los que saben tratar este problema y todavía es menos la información oficial médica que existe. Yo he tenido la fortuna de conocer a uno de ellos y volver a ser una persona sana.

No obstante no tienen la misma suerte otras personas Electrosensibles. De hecho ya existen casos en España de incapacidad laboral por Electrosensibilidad. En concreto puedo nombrar a Minerva Palomar, primer caso en España con reconocimiento de incapacidad laboral. Minerva es una persona que dedica su vida a luchar por conseguir reducir las emisiones de contaminación electromagnética e, incluso, hacerlas desaparecer, en la medida en que su salud se lo permite. Muy difícil y loable lucha que desde aquí apoyo.

Minerva Palomar padece un nivel de Electrohipersensibilidad extremo. Nivel que debemos evitar a toda costa y para lo cual se hace imprescindible que sepamos si somos o no electrosensibles. Éste mi primer artículo se lo dedico a ella, para que se sienta un poco más acompañada y comprendida.

 

Dieta integrativa para enfermedades crónicas

¿Es normal que ya te  duela alguna articulación, que te sientas hinchado o tengas gases un día sí y otro también? ¿Es normal tener estreñimiento o diarreas frecuentes? ¿Es normal resfriarte con asiduidad o tener infecciones repetidas veces? ¿Es normal levantarte cansado o tener el colesterol elevado?

Elisa Blázquez Blanco, autora del libro que hoy recomendamos “Dieta Integrativa: la dieta que tu salud necesita” considera que estas dolencias y afecciones no tendrían que visitarnos tan a menudo y que alejarlas de nuestro cotidiano no es tan difícil como podríamos pensar en un principio.

Para la Medicina Integrativa la nutrición es un instrumento terapéutico esencial. El Dr. José F. Tinao -en el prólogo del libro de hoy- afirma: “La dieta Integrativa es un modelo de dieta antiinflamatoria. Con ella reducimos el riesgo de padecer un infarto de miocardio, de conseguir que sus articulaciones no se inflamen ni le duelan, que su intestino este regulado, que sus neuronas funcionen bien toda la vida y que su sistema inmunológico esté fuerte. Este modelo de nutrición nos permite reducir la ingesta de medicamentos y mejorar la calidad de vida de los pacientes. Reducir el cansancio y los dolores, mejorar el ritmo intestinal, reducir la ansiedad y la inflamación, mejorar la calidad del sueño, etc”.

 

dieta integ libro

 

Elisa Blázquez Blanco, autora del libro, es ponente en congresos internacionales y responsable del Departamento de Nutrición y Dietética de la Clínica Medicina Integrativa. Asegura por experiencia que

 

la mayoría de las enfermedades crónicas se pueden prevenir con una dieta Integrativa y considera que sería bueno “dejar atrás las dietas milagro, las recetas prodigiosas y las falsas promesas” para darle la bienvenida a una alimentación viva, consciente e individualizada.

 

La dieta Integrativa que propone Elisa Blázquez le concede una importancia fundamental a la la salud intestinal para mantener nuestro organismo y nuestra mente sana. “Entre los expertos es popular decir que el intestino es nuestro segundo cerebro y también sabemos que en nuestro intestino está el 70% de nuestro sistema inmunológico. Si no hay equilibrio intestinal no podemos ser personas sanas”.

Recalca que es importante “que nuestra dieta no nos aporte un exceso de toxinas o químicos ambientales y que no sea rica en grasas que favorezcan la inflamación”.

Para Elisa Blázquez la nutrición es la medicina de la prevención. “Solo tenemos que comprender, utilizar el sentido común y cambiar nuestra manera de ver la vida de una vez por todas”.

 

En la parte final del libro encontrarás un bien muy preciado: pautas nutricionales para estas enfermedades tan familiares entre nosotros: la fatiga crónica y la fibromialgia, la candidiasis crónica, las enfermedades intestinales, el síndrome metabólico, el cáncer, las enfermedades reumáticas, la osteoporosis, la hipertensión y la ansiedad y el estrés.

 

 

¡Regálate este libro y conviértete en sujeto activo de la salud que siempre te has merecido! Gracias, Elisa Blázquez, por compartir todo lo que sabes con nosotros.

 

Te dejamos un vídeo donde Elisa explica de forma clara y sencilla por qué el azúcar blanco no es bueno para tu salud. Duración, 4:21.

 

 

Más info:

Artículo de colaboración Buenasterapias escrito por el Dr. José F. Tinao sobre la Medicina Integrativa:

http://www.buenasterapias.es/?s=medicina+integrativa

Medicina Ambiental para ti

¿A qué te dedicarías si fueses expert@ en Medicina Ambiental? De momento, sabrías que podemos enfermarnos cuando el aire, el agua y los alimentos tienen importantes niveles ambientales de químicos tóxicos.

Igualmente podrías detectar cuándo estás frente a un paciente que sufre Sensibilidad Química Múltiple.

¡Se calcula que aproximadamente el 15% de la población española padece trastornos relacionados con la sensibilidad a los tóxicos que nos rodean!

La Dra. Pilar Muñoz-Calero, experta en estos temas y presidenta de la Fundación Alborada,  ya habló de estos químicos en Buenasterapias y afirmó que el mercurio era un veneno al que teníamos que prestarle atención.

Hoy nos da una buena noticia. Su Fundación impartirá, desde el Campus Virtual, un Curso de Medicina Ambiental en español (abril 2014-abril 2015).

 

Logo de la fundacion alborada

 

¿Objetivo del curso?

Familiarizarse con los principios de la Medicina Ambiental y aplicar técnicas específicas para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades relacionadas con el entorno.

 

Contenidos Generales

  • Diagnóstico y tratamiento de alergias respiratorias
  • Diagnóstico y tratamiento de sensibilidades alimentarias
  • Diagnóstico y tratamiento de la sensibilidad química
  • El metabolismo: nutrición y nueva endocrinología

 

Tutora: Pilar Muñoz-Calero

Doctora en Medicina, especializada en Pediatría, Neonatología, Estomatología y Adicciones. Directora durante ocho años de la Clínica El Olivar para el tratamiento de la enfermedad de la adicción. Presidenta y Directora de la Consulta de Medicina Ambiental de la Fundación Alborada. Profesora colaboradora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Inscrita y registrada en el General Medical Council (GMC), Consejo regulador de la profesión médica de Reino Unido, desde el año 2012. Miembro de la AAEEM (Academia Americana de Medicina Ambiental). Colabora con el Hospital Breakspear del Reino Unido (centro de Medicina Ambiental de referencia a nivel europeo).

 

¿Su precio? 1500€

Más información sobre el curso:

http://www.fundacion-alborada.org/formacion/curso-medicina-ambiental-aaem

¿Cómo inscribirme?

A través del teléfono (+34) 695 578 823, o bien por e-mail a cursos@fundacion-alborada.org

La enfermedad y el Agua Alcalina Ionizada

El andaluz Antonio Ortiz Ordóñez en su libro “Los colores del agua: el agua alcalina ionizada” rinde tributo  al doctor y científico iraní Batmanghelidj. Este médico expresó con meridiana claridad: “No estás enfermo, estás sediento”. La deshidratación es el primer paso hacia la enfermedad. Durante la revolución iraní,  fue encarcelado como preso político durante dos años y siete meses. En la prisión de Evin trató a más de 2000 prisioneros solo con agua.

De hecho, cuando cumplió su condena decidió quedarse allí para completar sus investigaciones sobre la relación de las enfermedades con la deshidratación de sus pacientes. Fue liberado en 1982 y se fue a vivir a EEUU.

El doctor creía firmemente que una boca seca no es el primer síntoma de la sed sino uno de sus últimos. Bebemos menos cuando envejecemos y esta situación potencia precisamente el envejecimiento prematuro. Criticaba que en las facultades de medicina se invirtieran más de 600 horas al estudio de la farmacología y prácticamente ninguna a estudiar nutrición y dietas saludables.

 

El agua alcalina ionizada nos ayuda a liberar del organismo los desechos ácidos tóxicos. Batmanghelidj explica que cuando un ser humano está deshidratado es presa fácil de la artritis, artrosis, lumbago, bulimia, cáncer, diabetes, fatiga crónica, estrés, hipertensión, sobrepeso, asma y alergias, migrañas, colitis… Afirma que el agua alcalina cura, no solo por su valor nutricional sino porque la acidez atrae a la enfermedad y el agua alcalina neutraliza el exceso de acidez de nuestro organismo.

 

Cuando no bebemos suficiente agua, explica el doctor,  el cuerpo segrega un exceso de histamina y el médico te receta antihistamínicos o bloqueadores de histamina. Con ellos, el cerebro recibe menor provisión de sangre y de nutrientes. Muchas funciones de las células cerebrales empiezan a deteriorarse. Entre ellas, el sistema de transporte de los neurotransmisores a los terminales nerviosos.

 

Según Batmanghelidj la deshidratación crónica de las células cerebrales junto a la falta de sodio y de triptófano son la causa principal del Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple, depresión… Para él, las enfermedades no tienen nada que hacer en el organismo si éste se mantiene alcalinizado.

 

Los japoneses han creado ionizadores que alcalinizan el agua del grifo. Divide al agua corriente en agua alcalina (para beber y cocinar) y en agua ácida (mata las bacterias al contacto, es buena para lavar el cabello, astringente para la piel, elimina el sarro de los dientes, ideal para lavarte las manos para desinfectar frutas, verduras y de heridas menores). En Japón hay más de 30 millones de ciudadanos que tienen estos dispositivos en sus hogares.

 

¿Alimentos alcalinos?: fruta fresca, vegetales, raíces, tubérculos, nueces, legumbres, y alimentos bajos en azúcares. ¿Alimentos ácidos?: todos los que contiene azúcar (bollería), alcohol, grasas saturadas, exceso de sal, carne, queso, harinas blancas, leche…

 

Os recomiendo la lectura del libro “Los colores del agua: el agua alcalina ionizada” del andaluz Antonio Ortiz Ordónez. No tiene desperdicio.

 

Imagen de la portada del libro Los colores

 

Medicina ambiental: el mercurio es un veneno

Hemos entrevistado a la Dra. Pilar Muñoz-Calero, experta en Medicina Ambiental. Se calcula que aproximadamente el 15% de la población española padece trastornos relacionados con la sensibilidad a los tóxicos que nos rodean. Pilar vivió estos trastornos en carne propia (malestar, pérdida de memoria, dolor de huesos, de cabeza, muscular, cansancio, irritabilidad) y ahora preside la Fundación Alborada (Brunete, Madrid), donde personas afectadas van a desintoxicarse y a comprender mejor las dolencias que les aquejan.

imagen de la Dra. Pilar Muñoz-Calero. Medicina ambiental. Buenasterapias

Dra. Pilar Muñoz-Calero. Medicina ambiental.

 

B.T: Es usted experta en Medicina Ambiental. ¿Puede explicarnos en qué consiste y aclarar qué síntomas están relacionados con la sensibilidad a la contaminación ambiental?

La Medicina Ambiental es aquella que tiene como objetivo diagnosticar y tratar las patologías derivadas de la influencia y de las consecuencias del entorno ambiental en el que se desarrolla el ser humano. Las patologías ambientales se producen como reacciones adversas a niveles ambientales de químicos tóxicos contenidos en el aire, alimentos y agua.

Muchas enfermedades conocidas, y otras no tanto, pueden tener a los tóxicos como factor implicado, entre ellas: Autismo, Sensibilidad Química Múltiple, Enfermedad de Parkinson, Fibromialgia, Epilepsia, Síndrome de Fatiga Crónica, Enfermedad de Alzheimer, asma y, por supuesto cáncer.

En el Congreso de la Sociedad Internacional de Epidemiología Ambiental celebrado este año en Barcelona, Christopher Wild, miembro de la OMS, director de la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer, manifestó que el 90 % de los cánceres son de origen ambiental y que 2 de cada 3 se pueden evitar.

Las enfermedades provocadas por los tóxicos comparten síntomas, la mayoría de ellos inespecíficos: alteraciones de la termorregulación, alteraciones digestivas, alteraciones en la piel, vasculares… no hay ningún síntoma específico que nos haga pensar que tenemos una de estas enfermedades.

 

pilar4

Medicina ambiental. El mercurio es un veneno.

 

Sí que podemos sospechar que un paciente puede padecer una Sensibilidad Química Múltiple si: puede oler más intensamente que los demás y estos olores le molestan, si tiene poca tolerancia al alcohol, si siente molestias al tomar alguna medicación, si se siente peor cuando va a centros comerciales o sus reacciones empeoran más en la ciudad que en el campo.

 

B.T: La Fundación Alborada se crea en 1998. ¿Cuáles son los objetivos a corto, medio y largo plazo de esta entidad?

Tiene un carácter fundacional que nació con el fin social de asistir a personas con cualquier adicción. Hace siete años nos orientamos hacia la Medicina Ambiental en su más amplio sentido: divulgación, información, formación y tratamiento de la medicina ambiental.

 

Hemos abierto un centro de tratamiento de enfermedades ambientales, único en nuestro país, participamos en charlas informativas, reuniones con universidades, hospitales, organizaciones gubernamentales, asociaciones de pacientes, otras fundaciones… y, sobre todo, organizamos anualmente un congreso internacional al que vienen los más prestigiosos expertos, para impulsar y dar a conocer los últimos avances de esta especialidad.

También estamos madurando la idea de organizar el primer Máster en Medicina Ambiental para así poder llegar al colectivo sanitario de una forma más reglada.

 

B.T: Desde 2009 atendéis a pacientes que padecen todo tipo de trastornos debidos a la contaminación ambiental. ¿Cuántas personas han acudido desde entonces a vuestro consultorio médico en Brunete? ¿Cómo los ayudáis a que mejoren su calidad de vida?

A nuestra Unidad de Control Ambiental (UCA) situada en Brunete, en un entorno natural y libre de la contaminación atmosférica y de contaminación electromagnética han acudido ya más de 400 personas. Después de una historia clínica detallada, realizamos analíticas específicas que nos ayudan a definir el tratamiento. Aunque he de decir que los pacientes comienzan a mejorar ya solo con los consejos y las recomendaciones que les damos sobre control ambiental. Nuestras terapias restituyendo el déficit de vitaminas y minerales que todos estos pacientes sufren, inmunoterapia, saunas… han ayudado a más del 95 %de los pacientes que han pasado por nuestra consulta.

 

Instalaciones de la Fundación Alborada, en Brunete

Medicina ambiental. Fundación Alborada, Madrid

 

Muchos de estos pacientes han dejado sus testimonios en nuestra página web y en ellos se puede comprobar la evaluación satisfactoria de sus síntomas así como la mejoría de la calidad de vida.

 

B.T: Hay corrientes terapéuticas que consideran que, aunque el origen de las enfermedades es multifactorial, las emociones juegan un papel muy importante en el desencadenamiento de una enfermedad. Los pacientes que tratáis, ¿tienen una biografía similar?

Las enfermedades que tratamos no son enfermedades psicosomáticas. Sin duda, un estrés emocional fuerte puede ser un factor desencadenante o actuar como cofactor, al igual que un trauma físico pero, desde luego, la base de estas enfermedades es la carga tóxica que sufre el organismo y sólo una adecuada desintoxicación del mismo, reduciendo esta carga total será el primer paso para la mejoría. Es indudable que disminuyendo el nivel de tóxico, disminuiremos a su vez, la ansiedad, el insomnio, el estrés…

 

Nuestros pacientes no tienen perfiles similares. Lo que sí podemos afirmar es que el 90 % son mujeres aunque cada vez vemos en nuestras consultas más varones afectados. Las mujeres siempre han estado más expuestas a tóxicos: limpiadores, cosméticos, tintes para el cabello…y ahora el sexo masculino también se está acercando a este tipo de productos.

B.T: ¿Qué papel juegan los odontólogos en la eliminación de los efectos nocivos de la contaminación con el mercurio y otros metales? ¿Cómo debe trabajar un odontólogo en su consulta para promover la salud integral de sus usuarios?

El mercurio es un veneno y puede provocar diferentes síntomas y signos en el organismo tan inespecíficos que los médicos no los llegan a asociar a los empastes.

 

En Noruega, las amalgamas dentales están prohibidas. Alemania y varios estados de EEUU tienen obligación de informar previamente de los riesgos. Dinamarca, Suecia, Francia, EE.UU. aconsejan no utilizarlas en niños, mujeres embarazadas o en edad fértil. Los dentistas tienen la obligación de conocer los efectos que causan los diferentes materiales que ellos usan, en el organismo.

Si un dentista decide retirarle las amalgamas a un paciente, debe asegurarse cumplir el protocolo de la IAOMT (International Academy of Oral Medicine and Toxicology). Si no lo hace, puede ser incluso más perjudicial, al remover los tóxicos que son vaporizados e inhalados.

 

B.T: El Reiki, la homeopatía, las flores de Bach… ¿podrían ayudar a estos pacientes?

Cualquier método, terapia, remedio o práctica terapéutica que le haga a una persona sentirse mejor puede ayudarle en su vida. Ninguno de ellos tiene efectos secundarios ni producen reacciones adversas.

 

B.T: Las compañías de telefonía móvil, de tecnología inalámbrica, etc. ¿Qué respuestas dan a vuestros descubrimientos y propuestas?

No creo que este tipo de empresas estén especialmente preocupadas por el efecto que puedan causar las ondas electromagnéticas en el ser humano. Creo que, más bien, sus intereses se dirigen por otros caminos.

 

B.T: ¿Estaríais a favor, por ejemplo, de eliminar el wifi en las escuelas y espacios públicos que alberguen a usuarios sensibles a la contaminación ambiental?

Las radiaciones que emiten el wifi y otras tecnologías inalámbricas han sido catalogadas por la OMS como un posible agente cancerígeno. Así que, por supuesto que estamos a favor de eliminar el wifi en las escuelas, sobre todo, teniendo en cuenta que son los niños los principales receptores de las radiaciones. Como hay serias dudas sobre su inocuidad, deberíamos aplicar el principio de precaución, ¿no?

 

B.T: El VIII Congreso Internacional de Medicina Ambiental se celebró en Junio 2015 en la Finca el Olivar, en Brunete, la sede de vuestra fundación. ¿Cómo fue el encuentro?

 

congreso

 

Fue una cita imprescindible para aquellas personas interesadas en cómo el entorno afecta al desarrollo de patologías como la sensibilidad química múltiple, fibromialgia, fatiga crónica, electrosensibilidad, trastornos hormonales, autismo y un amplio conjunto de enfermedades cada vez más comunes. Tuvimos con nosotros a los mejores especialistas de todo el mundo, que durante estos tres días compartieron sus conocimientos y experiencia clínica.

Entre los resultados del congreso destacamos la creación de la futura Sociedad Internacional de Medicina Ambiental, que aglutinará a profesionales y entidades de todo el mundo, y la Declaración de Brunete, un manifiesto que refleja la importancia de esta disciplina de la medicina en nuestros días.

Los médicos, a los que confiamos nuestra salud, están muy lejos de conocer los principios básicos de la Medicina Ambiental y el peligro que los tóxicos que nos rodean causan en nuestro organismo, tóxicos tan cotidianos como la colonia, el suavizante de la ropa, o… los alimentos que ingerimos diariamente. En nuestro Congreso nos hemos querido acercar de nuevo, a pediatras, médicos de atención primaria, especialistas, de salud laboral, enfermeros…

B.T: ¿Puede recomendarnos libros y/o documentales para profundizar más en la Medicina Ambiental?

Existen numerosas publicaciones, libros y vídeos sobre estos temas, pero la mayoría de ellos están en inglés. Actualmente los libros escritos por uno de los mayores expertos, el Dr. Rea, (5 tomos) están siendo traducidos al español por colaboradores de nuestra Fundación.

También están a disposición de quien lo quiera libros y DVDs recopilando las diferentes ponencias sobre medicina ambiental de los mejores expertos a nivel internacional que han acudido a nuestros congresos que se han realizado durante seis años seguidos.

 

Portada del libro "Sensibilidad Química Múltiple", del periodista Carlos de Prada. imagen: carlosdeprada.wordpress.com

imagen: carlosdeprada.wordpress.com

 

El libro “SQM, el riesgo tóxico”, escrito por el periodista Carlos de Prada y editado por la Fundación Alborada, también es un referente sobre estos temas.

 

B.T: ¿Hay en España alguna Facultad de Medicina que te forme en Medicina Ambiental? 

En la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid se imparte una formación completa en Patología Medioambiental. Es la única existente a nivel nacional y puede ser presencial o hacerse online.

La Fundación organiza cursos online destinados tanto a futuras mamás como a todo el personal sanitario que las acompaña en este momento vital tan importante. La carga tóxica recibida por la madre pasa al feto a través de la placenta y puede desencadenar dolencias futuras en el hijo a lo largo de su vida. Contacta con ellos si deseas más información al respecto.

Teléfonos

+34 902 909 902/ +34 91 815 50 74/ +34 91 815 68 38

Fax: +34 91 790 39 11

Email: oficina@fundacion-alborada.org

 

Alimentos sin gluten y Electroacupuntura de Voll

¿Qué es el Síndrome Hana? En muchas ocasiones, los alimentos que más te gustan y los que comes con más asiduidad pueden provocar en tu cuerpo una reacción silente que derive en patologías como los acúfenos, la hiperactividad en niños, la fibromialgia, fatiga crónica o la artritis asociada a enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa. La electroacupuntura de Voll te ayuda a saber qué alimentos te benefician y cuáles te hacen daño y te roban energía. El Dr. Rafael Méndez Cobos, colaborador Buenasterapias,  te lo cuenta.

 

 

 

Dolencias como la cefalea, la fatiga crónica, la fibromialgia, la diarrea, la sialorrea (mucha secreción de saliva ), las contracturas, dolores abdominales, urticarias, deshidratación de los discos intervertebrales, acúfenos, alergias, hiperactividad en niños, mal humor y falta de energía etc., pueden tener su causa en “la alimentación” y por tanto, eliminar de la dieta estos alimentos provocadores de trastornos en unos casos y enfermedades en otros será más razonable que tomar fármacos para paliar el daño ocasionado por el alimento en cuestión.

 

Así lo han constatado un grupo de médicos de diferentes especialidades –entre ellos el Dr. Félix López Elorza, presidente de la Sociedad Andaluza para el Estudio de las Intolerancias Alimentarías -que han decidido llamar a este estado Síndrome HANA (siglas de Histaminosis Alimentaría no Alérgica).

Un caso claro expuesto por ellos, concretamente por el Dr.Carlos Isasi, miembro del Servicio de Reumatología del Hospital Puerta de Hierro, es que la ingesta de gluten-proteína presente en cereales como el trigo, el centeno, la avena y la cebada es la principal causa de patologías como la fibromialgia, la espondilitis anquilosante, la artritis reactiva, la artritis psoriásica y la artritis asociada a enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

 

Imagen con los síntomas propios de una Histaminosis Alimentaria No Allérgica

 

Poco a poco, y a codazos, esta verdad se está abriendo paso a paso entre el colectivo médico. Nos relata el sevillano Dr. Félix López Elorza, que el principal problema es que en el síndrome Hana se dan cita síntomas que pueden ser tratados desde distintas especialidades. El enfermo suele acudir al médico para resolver el síntoma que más le preocupa, sin que normalmente el médico relacione su patología con la ingesta de alimentos. A excepción de la intolerancia al gluten, lactosa etc.

 

¿Qué ocurre en la mayoría de los casos? Que al desconocerse la causa, el paciente se ve condenado a tomar un medicamento sintomático (elimina o alivia el síntoma) pero no acaba de curar su patología, dado que no deja de tomar el alimento diario, que por otro lado le apetece y gusta mucho.

 

Con el estudio de alimentos por parte de la Electroacupuntura de Voll, el paciente va tocando todos y cada uno de los alimentos que come en casa. Nosotros los tenemos en nuestro laboratorio liofilizados para que por el mero hecho de tocarlos el paciente, podamos saber si lo que digiere en mayor o menor medida le causa intolerancia, alergia o incluso le puede provocar un shock anafiláctico (muy raro este caso). El test de incompatibilidades se basa en los estudios realizados por el Dr. Voll y la aplicación de su método se denomina electro acupuntura.

Dentro de las distintas mediciones que pueden realizarse al organismo humano están la electroencefalografía, reactancia de la piel, electro miografía, oculografía, etc.…, siendo pues, el método del Dr.Voll una más de entre ellas.

Se trata de un método sencillo, indoloro, no agresivo, que mide la reactancia de un determinado punto situado en la parte externa lateral de la mano izquierda, y posteriormente, se va comprobando mediante un puntero medidor cómo afectan los diversos alimentos a dicho punto. Este proceso se realiza mediante un aparato denominado organómetro, que posee una rejilla donde se van situando los distintos alimentos y se observa en la pantalla del ordenador cómo ese alimento afecta a la medida original tomada previamente. Se ha comprobado su efectividad para numerosas patologías, pues simplemente retirando aquellos alimentos que alteran la medición, se observa una mejora sustancial en diferentes patologías.

 

Entre los estudios que hemos realizados, entre el 25% al 40% de pacientes sufren patologías como fibromialgia o fatiga crónica. Un 25% padecen problemas traumatológicos, hernias discales y deshidratación intervertebrales. Un 15% tienen problemas digestivos: gases, halitosis, estreñimiento o diarreas y dolor epigástrico. Todos mejoran mucho tras el estudio de alimentos.

 

En Pediatría, niños con gran mucosidad (amigdalitis, faringitis, sinusitis y bronquitis recidivantes) que no logran mejorar con antibióticos mejoran ostensiblemente en cuanto se les retira la leche de vaca. El problema es que los especialistas suelen limitarse casi siempre a valorar a los pacientes desde la óptica de su especialidad. “Especialidad es saber cada vez más de cada vez menos para acabar sabiéndolo “todo” de casi nada. Además a los médicos no se les ha formado en nutrición y la mayoría no asume aún su enorme importancia.

Cuando efectuamos el E.A (estudio de alimentos), cada persona sometida a la prueba debe llevar escrito todo alimento que toma habitualmente. Como anécdota, hubo un caso de un usuario que tomaba con cierta asiduidad chorizo picante relleno de no sabemos qué, así que tuvo que traernos al laboratorio una muestra del mismo para comprobar si le afectaba a su estado de salud. Aunque insisto, contamos con todos los alimentos comunes al uso. Por cierto al señor del chorizo picante le desapareció la migraña en cuanto dejó de desayunar su “manjar”.

 

Así que un mismo enfermo de dos o más síntomas comunes aparentemente sin conexión, puede padecer una Histaminosis Alimentaria no Alérgica, es decir, una reacción silente a algunos alimentos que termina causando poco a poco un deterioro en la calidad de vida del afectado.