Francisco Javier Fernández Pachón

Tu pulmón, la melancolía y la medicina tradicional china

¿Por qué casi todos los grandes románticos del siglo XVIII y XIX padecían del pulmón, concretamente de tuberculosis y empeoraban sus males en otoño? ¡La Medicina Tradicional China tiene la respuesta! ¿Será que el pulmón, el sentido del olfato, los recuerdos que convocan los olores y la melancolía están estrechamente vinculados en esta estación del año? ¡¡Sí!! Javier Fernández, acupuntor y colaborador Bt, profundiza en estos apasionantes temas en su artículo de hoy.

 

Francisco-Javier-Fernández-Pachon

 

El Otoño, junto a la Primavera, es una de las estaciones que solemos llamar “bisagra” porque nos permite dar el paso desde el calor del verano al frío del invierno sin que nuestro cuerpo se resienta con tan brusco cambio. Nuestra energía orgánica responde al medio ambiente y a los cambios que en él se producen de una manera armónica. Es por eso que necesitamos este tiempo de adaptación para que la energía YANG, calor que recorre en verano nuestro cuerpo y que domina la actividad física vaya mutando y transformándose en el YIN, frío que será predominante en el Invierno.

El Otoño, aún siendo una estación lluviosa, se relaciona con la “sequedad” que ha generado el calor del verano. La naturaleza cambia su aspecto y ahora la tierra y las plantas se muestran más secas y las hojas de los árboles se caen porque han perdido su nutrición líquida.

Esta es la estación en que la energía del Elemento Metal está en plenitud. Para la Medicina China existen cinco elementos de la naturaleza que se relacionan a nivel físico con 2 órganos, en este caso con el Pulmón y el Intestino Grueso. Funcionalmente uno de ellos, en su acción respiratoria, recibe un elemento “seco”, el aire y el otro se encarga de extraer en el proceso digestivo los últimos restos de nutrientes líquidos, realizando una función de “secado” del bolo alimenticio. A nivel orgánico nuestra piel también puede presentar signos de sequedad puesto que la piel se relaciona con el Pulmón.

Vemos aquí la gran carga ideológica que se esconde detrás de la sencillez con que la Medicina China relaciona los 5 elementos de la Naturaleza, en este caso el Metal con el Otoño y la sequedad y la relación que mantienen a nivel orgánico con los órganos que se encargan de funciones “secas”: Pulmón e Intestino Grueso.

El Pulmón, con su función respiratoria, es el artífice del principio y el final de la vida. Nacemos con una inspiración y morimos con una espiración. Pero la función respiratoria es algo más, significa capacidad energética, nutritiva y mental.

Energética puesto que un buen nivel de energía depende de una buena oxigenación de la musculatura, en Medicina China se le llama al Pulmón el maestro de la energía;

Nutritiva porque la energía nutricia que aportan los alimentos depende necesariamente de los aportes del oxígeno para su combustión;

Mental porque el gran consumidor de oxigeno del cuerpo es nuestro cerebro sin el cual rápidamente dejaría de funcionar, ocasionando su carencia lesiones irreversibles.

El Pulmón también produce una energía en el centro del pecho, que se le llama Torácica y que se encarga, junto con el Corazón de promover la circulación sanguínea. Muchas de las arritmias que se padecen tienen su origen no en problemas de Corazón sino en el Pulmón.

 

imagen: www.esencialnature

imagen: www.esencialnature

 

El Otoño es por excelencia una estación romántica, a veces melancólica en relación directa con los recuerdos que, de manera instantánea, son traídos a nuestra mente por los olores. Quién no ha percibido un olor a bizcocho o pan recién horneados y le han venido al momento recuerdos de su niñez; o tal vez aquel perfume de nuestro primer amor que, de nuevo percibido, nos devuelve a las experiencias vividas en nuestra adolescencia.

Es por ello que el Pulmón se relaciona a nivel funcional con el sentido del olfato, con la nariz y por esta particularidad que hemos mencionado con la emoción del RECUERDO. A veces cuando el pulmón enferma, ese recuerdo se vuelve MELANCOLÍA e incluso TRISTEZA. Aparece aquí el aspecto patológico o negativo que toda emoción lleva implícita y el vínculo tan estrecho que existe entre la enfermedad y la emoción. Y buena prueba de ello la encontramos en los grandes románticos del siglo XVIII y XIX que casi todos padecían del pulmón, concretamente de tuberculosis.

Las patologías relacionadas con el Pulmón tienen su mayor proliferación en el Otoño y cubren una amplio abanico de enfermedades que son de difícil tratamiento y de evolución lenta y que algunas veces pueden hasta cronificarse, como es el caso del asma bronquial o de las rinitis alérgicas. Suelen afectar a las vías respiratorias altas produciendo síndromes de obstrucción y estancamiento de mucosidades en garganta y senos nasales. El síntoma más característico de las enfermedades del Pulmón es la tos y la más habitual, que es padecida por la mayoría de las personas, el resfriado común.

Aunque no acaban aquí las implicaciones del Pulmón en otras afecciones orgánicas puesto que, como antes nombramos, el Pulmón mantiene una estrecha relación con la piel, por lo que en la aparición de eccema, urticaria y prurito (picor) hay que pensar en que el órgano Pulmón de alguna manera está relacionado con ello.

 

CHILE

imagen: www.theclinic.cl

 

En referencia a la alimentación que es propicia para esta época del año, decir que el sabor por excelencia que “nutre” al Pulmón es el picante, aunque no se puede abusar de él porque podemos obtener el efecto contrario. Cada uno de los órganos de nuestro cuerpo se ve beneficiado por un sabor, pero cuando la ingesta de ese sabor es excesiva el órgano se puede ver dañado alterando la función que le es propia.

En otoño las verduras mas recomendables son: cebolla, ajo, rábano y puerro. También coliflor, repollo, esparrago, calabacín y lechuga. En los cereales el arroz integral cocido con ajo, aceite y poca sal. Las legumbres una vez por semana. En las carnes el pollo, una vez por semana a la plancha. El pescado blanco, tomado a la plancha o cocido dos veces por semana. Huevos cocidos, uno solo a la semana. Lácteos: leche desnatada y quesos frescos. Frutas: manzana y pera. No son recomendables: dulces ni bebidas alcohólicas.

Ya hemos visto la estrecha relación entre Otoño, Pulmón y enfermedades bronquiales y de vías respiratorias, por lo que es recomendable ir siempre bien abrigados y con la garganta cubierta.

 

 

 

Francisco Javier Fernández Pachón

 Nombre Completo: Francisco Javier Fernández Pachón
 Áreas Profesionales:

  • Acupuntura, Auriculoterapia, Kinesiolgía, Flores de Bach

 Perfil Profesional:

– En 2001. Diplomado en MEDICINA TRADICIONAL CHINA en la Escuela NEI-JING.
Pozo Amargo (Cuenca).

– En 2001. KINESIOLOGÍA. Escuela Hufeland. Sevilla

– En 2004. Diplomado en MEDICINA TRADICIONAL CHINA en la Escuela CEMETC,
Centro de Estudios de la Medicina Tradicional China. Jerez.

– En 2005. Postgrado en ACUPUNTURA. Programa PHILIPPUS. Real Centro
Universitario Maria Cristina. El Escorial.

– En 2007. Estudio sobre FLORES DE BACH. Escuela de Perfeccionamiento
Profesional BIOMÉDICA. Santander (Cantabria)

 Preséntate:

En mi trabajo tengo una visión HOLÍSTICA de las personas considerando tanto
los aspectos físicos como emocionales que les puedan influir.

Aplico principalmente ACUPUNTURA, con el apoyo de la AURICULOTERAPIA para
reforzar los tratamientos entre sesiones.

Si el caso es principalmente EMOCIONAL se impone un desbloqueo de la Carga
Emocional Negativa con las Técnicas de KINESIOLOGÍA. Aquí me apoyo en las
FLORES de BACH para regular los 7 patrones emocionales que pueden verse
afectados.

En todo caso siempre se impone una Regulación Energética con ACUPUNTURA
puesto que nuestra Salud Física repercute en la Salud Emocional y viceversa
cualquier disturbio emocional puede crear una afectación orgánica.

Imágenes: 

 

 

PUBLICACIONES

Entrevistas:

Artículos de colaboración:

  • Título: ¡Cuida de tu hígado en Primavera! Leer AQUÍ

Extracto:

¡Vamos a aprender de la Medicina Tradicional China! ¿Sabías que el Hígado tiene su máxima expresión energética en Primavera? ¿Y que, a nivel emocional, comanda la imaginación, la competitividad y la valentía? No te extrañes si en estos momentos estás cansado, irritable o algo colérico. ¡Es tu hígado que reclama atención y cuidados! ¿Qué alimentos nos benefician ahora? ¿Cuáles nos perjudican? ¿Cómo puedes hacer tu limpieza hepática?

  • Título: La Inteligencia del Corazón en la Medicina Tradicional China. Leer AQUÍ

Extracto:

¿Sabías que el Corazón tiene un Sistema Nervioso independiente con sus propias neuronas y neurotransmisores y que es capaz de tomar decisiones al margen de tu cerebro? El Corazón es la expresión máxima del conocimiento y la inteligencia según la Medicina Tradicional China. Rige la lengua y en ella podemos leer parte del estado de salud de nuestro organismo. Nuestro colaborador Bt, Javier Fernández Pachón, te ilustra sobre este órgano mágico en este maravilloso artículo. 

  • Título: Tu pulmón, la melancolía y la Medicina Tradicional China. Leer AQUÍ

Extracto:

¿Por qué casi todos los grandes románticos del siglo XVIII y XIX padecían del pulmón, concretamente de tuberculosis y empeoraban sus males en otoño? ¡La Medicina Tradicional China tiene la respuesta! ¿Será que el pulmón, el sentido del olfato, los recuerdos que convocan los olores y la melancolía están estrechamente vinculados en esta estación del año? ¡¡Sí!! Javier Fernández, acupuntor y colaborador Bt, profundiza en estos apasionantes temas en su artículo de hoy.

Vídeos:

Eventos:

DATOS DE CONTACTO

 Teléfono: 955 32 23 79 – 654 914 606
 Dirección de contacto: Pasaje Gran Plaza, nº 1-ático. 41005 Sevilla
Email: caminandoaserdeluz@gmail.com
Web, blog, redes sociales:

Visítame en Facebook

La inteligencia del Corazón en la Medicina Tradicional China

¿Sabías que el Corazón tiene un Sistema Nervioso independiente con sus propias neuronas y neurotransmisores y que es capaz de tomar decisiones al margen de tu cerebro? El Corazón es la expresión máxima del conocimiento y la inteligencia según la Medicina Tradicional China. Rige la lengua y en ella podemos leer parte del estado de salud de nuestro organismo. Nuestro colaborador Bt, Javier Fernández Pachón, te ilustra sobre este órgano mágico en este maravilloso artículo. 

 

Imagen de Francisco Javier Fernández Pachón

Javier Fernández Pachón, Colaborador Buenasterapias

 

– Un día un maestro preguntó: ¿Por qué grita la gente cuando está enojada?

– Los monjes dijeron: Porque perdemos la calma -dijo uno de ellos, por eso gritamos.

– Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado?

Nadie dijo nada. Al final el maestro dijo:

– Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más alejados estarán y más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno al otro. Luego el maestro preguntó:

– ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?

– Se hablan suavemente porque sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.

Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, pues la distancia se hará tan larga que no encontrarán el camino de regreso.”

Este corto relato ilustra perfectamente algo que los antiguos chinos conocían muy bien y es la importancia del Corazón en todas las relaciones psico-afectivas.

 

El Corazón es el órgano más importante del cuerpo. Considerado como el Emperador, ha de ser protegido a toda costa, puesto que de él depende que toda la economía orgánica sea alimentada por el fluido más precioso del organismo: la sangre. Ésta, siendo su función principal, va de la mano de la no menos importante de control de las actividades mentales.

Se dice que el Corazón comanda las emociones en su acción de control al cerebro. Modernos estudios revelan que el Corazón también contiene células cerebrales.

Se podría pensar que el bombeo del Corazón es una función aislada y que se produce de manera autónoma sin ningún tipo de apoyo. Pero realmente ¿de dónde saca la energía para seguir latiendo constantemente durante los 80, 90 o 100 años de vida?. El Corazón se encarga de impulsar la sangre por los vasos sanguíneos pero para realizar esta función necesita los aportes energéticos proporcionados por el Pulmón por la llamada “energía torácica” que estimula la acción motora del Corazón. Muchas arritmias y fibrilaciones tienen su origen en disfunciones del Pulmón.

Los principios holísticos en que se basa la Medicina China tienen en cuenta la importante relación que existe entre los sistemas orgánicos y de los sentidos y la fisiología propia de los órganos.

 

imagen del mapa de una lengua

 

«Así nos dicen los tratados chinos que el Corazón rige la lengua. La lengua es un importante método de diagnóstico. Por la observación de su color, su forma y el estado de la saburra podemos deducir el estado del Corazón en referencia a la sangre. Pero la lengua también es el órgano del verbo y la palabra consideradas por la Medicina China la expresión máxima del conocimiento y la inteligencia, que son cualidades emocionales del Corazón. Podemos observar esto en las personas que o bien permanecen calladas (no expresan sus emociones) o bien hablan mucho, lo que nos indica “calor Yang de Corazón” (que no debe considerarse patología cardíaca).

El Corazón se manifiesta en la cara. Esto es las expresiones de tristeza o alegría que se ven en el rostro y, por otro lado, la manifestación propia del color relacionada con cada órgano. El rojo es el color del Corazón, el negro del Riñón, el amarillo del Bazo, el verde del Hígado y el blanco del Pulmón.

 

La Inteligencia del Corazón

Los textos clásicos nos dicen que la cualidad emocional del Corazón es la Inteligencia y el Conocimiento y en recientes investigaciones esta máxima se pone de manifiesto al descubrir que el Corazón contiene un Sistema Nervioso independiente con su propio sistema neuronal y de neurotransmisores capaces de tomar decisiones al margen del cerebro e incluso influir en él activando o inhibiendo determinadas partes.

Se ha descubierto que el campo electromagnético del corazón es muy potente y que se ve alterado por la influencia de estados emocionales negativos como miedo, frustración o estrés y que esto a su vez influye en la composición bioquímica de la sangre.

 

Pero de igual manera ante las emociones positivas su campo electromagnético se regula y el corazón es capaz de producir una hormona, la oxitocina, conocida como la hormona del amor. Se sabe que este campo electromagnético es muy amplio por lo que la información que emana de él, el amor, es capaz de “contagiarse” a los demás.

En base a esto se puede decir que el cerebro no es el único capaz de
procesar información, sino que el Corazón también la recibe y la procesa
atendiendo a la calidad de la misma según sean emociones positivas o
negativas. El Corazón responde alterando la frecuencia cardíaca de manera
que ésta sincroniza con las ondas cerebrales activando alguna función.

 

Este concepto de reciente estudio ya era tenido en cuenta por los tratados chinos que nos dicen que el Maestro de Corazón (pericardio energético o envoltura del corazón) se encarga de filtrar toda la información del exterior tratando de neutralizar los ataques emocionales o climatológicos capaces de alterar al Corazón y al líquido que controla, la sangre.

 

Esto es muy importante puesto que si nuestra receptividad se hace desde el Corazón la percepción que tenemos de la realidad es más exacta puesto que no ha de pasar por los circuitos cerebrales apoyados en experiencias pasadas y recuerdos subconscientes.

Nos encontramos aquí con un importante potencial que puede lograrse si somos capaces de liberarnos de todo el bagaje de miedos y situaciones estresantes que desarrollamos cada día y las cambiamos por emociones más positivas de entrega, afecto y amor. Para ello vamos a tomar conciencia de cómo nos estamos sintiendo, vamos a ser “observadores” de nuestros estados y comportamientos, sin culpas, sin juicios y entrando de lleno en la dinámica de pensamientos positivos y amor.

 

 

 

 

 

Cuida de tu hígado en Primavera

¡Vamos a aprender de la Medicina Tradicional China! ¿Sabías que el Hígado tiene su máxima expresión energética en Primavera? ¿Y que, a nivel emocional, comanda la imaginación, la competitividad y la valentía?

No te extrañes si en estos momentos estás cansado, irritable o algo colérico. ¡Es tu hígado que reclama atención y cuidados!

¿Qué alimentos nos benefician ahora? ¿Cuáles nos perjudican? ¿Cómo puedes hacer tu limpieza hepática?

Francisco Javier Fernández Pachón, experto en Medicina Tradicional China, kinesiólogo y terapeuta floral es, desde hoy, nuevo colaborador Buenasterapias. En éste su primer artículo te anima a que cuides de tu hígado y te da pautas sencillas para hacerlo. ¡Bienvenido, Javier! 

Llegada es la Primavera, bienvenida para unos por dejar atrás el crudo Invierno y todos sus estados asociados de frío, catarros, escasez de luz y días cortos propios de la estación. Pero también temida por otros por la gran cantidad de reacciones que les hace padecer tipo alergias, agotamientos, cambios de humor y otras sensaciones. Y es que la Primavera devuelve a la vida, al movimiento y crecimiento todo aquello que durante el invierno, gestándose desde la quietud, ha estado latente para explosionar en un mundo de color, luz y vida con toda la generosidad que el Universo tiene para el ser humano. 

Imagen de Francisco Javier Fernández Pachón

Javier Fernández Pachón

 

Todo eso ocurre en la naturaleza, en nuestro entorno más cercano. Pero dentro de nosotros, nuestro cuerpo también se ha estado preparando para dar respuesta física y emocional a toda esa fenomenología que le espera. Que la capacidad de respuesta sea suficiente y que nos sintamos más o menos afectados por ello dependerá de una correcta energía del Hígado. Para ello, durante el Invierno, debemos cuidarlo mucho con una dieta adecuada y una correcta actitud emocional.

El Hígado tiene su máxima expresión energética en Primavera

En Hígado se acumula y depura la sangre además de producirse en él muchas reacciones bioquímicas de la misma. Nos dice la Medicina Tradicional China que el Hígado es un órgano que tiende a la expansión y el movimiento y que rige la visión. Esto se puede traducir en que la sangre depurada de Hígado nutre ojos, músculos y tendones lo que va a permitir que tales funciones sean correctas.

Por lo tanto un desequilibrio en los procesos metabólicos de Hígado pueden posibilitar la aparición de problemas a nivel muscular, las clásicas astenias (cansancio) primaverales y de la visión como son el picor de ojos o la fotofobia (no tolera la claridad). Aunque esta es una causa principal no todas las astenias tienen ese origen.

Siguiendo en la observación de los síntomas claros que pueden darse en esta estación uno de los que más perturban son las alergias. En esto también tiene una clara implicación la energía del Hígado. Nos habla la Medicina Tradicional China de la existencia de una energía defensiva, llamada en chino Wei. En su formación intervienen varios órganos, pero fundamentalmente Hígado. En situaciones normales, lo que hace esa energía es adaptar nuestro cuerpo a las condiciones del medio en que vivimos dando una respuesta adecuada. Pero cuando actúa ante los factores que se pueden considerar agresivos a la economía orgánica produce reacciones físicas de lucha tales como: erupciones cutáneas, picores, estornudos, lagrimeo. Esto es la función correcta de esa energía: adaptación o lucha.

Cuando hay desequilibrios en Hígado, la formación de energía defensiva no es buena, no reconociendo adecuadamente las condiciones del medio y dando respuestas inadecuadas (alergias) ante ellas.

Por último hagamos mención a la función emocional que rige nuestro Hígado y que también en Primavera, cuando hay desequilibrios, puede verse afectada. Nos habla la Medicina Tradicional China que cada uno de los órganos comanda una emoción. Así la correcta energía de los mismos va a permitir que nuestro estado emocional sea adecuado a cada situación.

 

El Hígado en cuanto a las emociones comanda la imaginación, la competitividad, la valentía, la proyección. Si la energía funcional hepática es insuficiente el estado emocional del individuo también se resiente manifestándose en síntomas de irritabilidad, ansiedad, estados coléricos, iracundos y en algunos casos estados depresivos.

 

La Primavera es una maravillosa estación llena de colores, olores y sensaciones que nos invita a la creación y al movimiento. Y todo ese cúmulo, a veces sin saber por qué, nos pone al límite de nuestras posibilidades sintiéndonos cansados, con brotes alérgicos y con un estado emocional inestable. Ya vemos la cantidad de implicaciones que tiene el Hígado en todos estos procesos de reacciones anómalas y la importancia de su cuidado por todas las importantes funciones orgánicas que realiza.

Cuidar el Hígado es fundamental en general pero en esta época mucho más y para ello vamos a moderar y si es posible eliminar de nuestra dieta el consumo de fritos, carnes rojas y bebidas excitantes y estimulantes tipo Red Bull, además del café. Por supuesto el gran enemigo del Hígado: las bebidas alcohólicas de alta gradación.

 

Imagen de una cabeza de ajo cortado por la mitad

Una ensalada de tomates con ajito bien picado…

 

Como alimentos beneficiosos para depurar y cuidar se recomienda; -los jugos de naranja y limón, el agrio-ácido es el sabor que beneficia al Hígado. El ajo, la cúrcuma, los cereales sobre todo el trigo y el arroz integral, las carne de pollo, las verduras de hojas verdes como las espinacas y por supuesto la alcachofa, depurativo hepático por excelencia.

 

En nuestro estado emocional procurar una vida relajada, atendiendo a la inmediatez del presente, olvidando la competitividad y las luchas por el poder en todos los sentidos.

 

Limpieza depurativa hepática

Además de la dieta y la respuesta emocional y social adecuada, podemos realizar una Limpieza depurativa hepática, a base de Cloruro de Magnesio. El Cloruro de Magnesio es un eficaz remedio preventivo de muchas enfermedades relacionas con el sistema muscular, óseo, circulatorio y nervioso.

El producto viene en polvo, aunque también podemos encontrarlo en capsulas que facilitan su toma. La manera de prepararlo es la siguiente: Calentamos un litro de agua al punto de ebullición y se deja enfriar. A continuación, en un tarro de cristal se disuelven 30 gramos de las sales y se remueve bien con una cuchara de madera (nunca de metal o plástico). Se deja reposar, se tapa y esta listo para tomar. Conservar en lugar seco y fresco (no necesita refrigerador).

Como primera dosis se tomará una tacita pequeña en ayunas y otra al acostarse. Si se presenta diarrea, las siguientes tomas serán después del desayuno. Luego, como mantenimiento una vez al día, en ayunas si existen problemas de estreñimiento, y antes de dormir si existen problemas con el sueño. Las tomas se pueden mantener en el tiempo.  

Como alternativa podemos tomar algunos de los depurativos hepáticos, combinación de varias plantas,  que encontramos en Herbolarios y Para-farmacias.

¡Recomendar también una sesión de Acupuntura con el fin de regular el Movimiento Madera (Hígado y Vesícula Biliar) reforzando y equilibrando Yin-Yang!