Gastritis

Arcilla verde para enfermedades de la piel y blanca para la gastritis

Arcilla en Egipto para curar a los faraones y momificar los cuerpos; en Grecia, para afecciones de la piel e incluso contra la peste. Los geófagos (comedores de tierra) y las embarazadas que la toman ya nos indican que la arcilla alimenta y cura. El abate Kneipp usó la arcilla para curar a los animales y trató con éxito  la fiebre aftosa. Y en la I Guerra Mundial ¡arcilla con mostaza para combatir la disentería!

El Dr. Rafael Méndez Cobos, colaborador Buenasterapias, nos habla de las múltiples bendiciones de la Arcilla y comparte con nuestros lectores recetas sencillas para aliviar muchos trastornos que nos aquejan a diario. Descubrirás para qué sirve beber el agua de arcilla blanca… ¡Visita la web del Dr. Cobos!

 

Imagen del Dr. Rafael Méndez Cobos. Colaborador Buenasterapias. Arcilla verde. Acné. Gastritis

Dr. Rafael Méndez Cobos. La Arcilla

 

La arcilla es un producto de la tierra con propiedades terapéuticas y cosméticas excepcionales. Existen diferentes tipos con usos e indicaciones diversas. Unas de las propiedades que caracteriza a la arcilla es su estructura, que la dota de una superficie activa muy grande.

Comparada con el cuarzo, cuya superficie exterior es de un centímetro cuadrado por gramo de materia, la arcilla, que es un silicato, presenta una superficie sinuosa que puede alcanzar los mil metros cuadrados por gramo. De cuatro a cinco gramos de arcilla bastarían para cubrir un campo de fútbol. Posee también una gran capacidad de absorción; esta capacidad filtra entre todas las sustancias aquellas que resultan dañinas o tóxicas para el organismo. Ejerce una acción ligeramente mineralizante, reequilibra la acidez (de la piel) y ayuda a la cicatrización por medio del silicato de aluminio que contiene.

En Egipto se empleaba la arcilla, purificadora y antiséptica, para momificar los cuerpos. Los griegos la utilizaban para las afecciones de la piel e incluso contra la peste. Hemos oído hablar de los geófagos (comedores de tierra) de las Indias, del Sudán y de América latina y de las mujeres embarazadas que comen tierra para satisfacer sus deseos y porque creen que fortalecerá a su bebé. La tierra de las termiteras (refugios que construyen las termitas) es un remedio infalible para las infecciones intestinales en Filipinas… El abate Kneipp usó la arcilla para curar a los animales y trató con éxito  la fiebre aftosa. Luego la aplicó con los hombres y en determinados casos.

La arcilla se emplea por fuera y por dentro tanto en hombres como en animales. En la I Guerra Mundial los servicios sanitarios recetaban a los combatientes franceses aquejados de disentería tomar arcilla con mostaza, controlando así esta plaga. En las filas rusas la disentería se trataba con una taza de 200 gramos de arcilla en polvo por día.

 

La arcilla cura. Arcilla verde. Arcilla blanca. Rafael Méndez Cobos. Buenasterapias

Afecciones que pueden tratarse con arcilla

 

La arcilla se presenta bajo diferentes colores: amarilla, roja, blanca, morena, azul, gris o verde. Nos centramos en la verde (y rosa), ideales para los cuidados de la belleza y de la piel en general y en la blanca (caolín), que usaremos en gastritis, úlceras y gases intestinales.

Las cataplasmas de arcilla verde  son un útil y antiquísimo remedio para aliviar los dolores. Para ello haremos lo siguiente: pondremos arcilla verde en un recipiente no metálico y lo dejaremos reposar unas horas; cuando esté como una pasta para modelar, la aplicaremos sobre las zonas dolorosas (neuralgias, calambres, heridas no infectadas, quemaduras). Si se trata de un resfriado o de un tratamiento de revitalización (para los riñones o durante la menstruación) se aplicará caliente.

Para las lesiones y enfermedades de la piel la arcilla es muy recomendable.

 

Mascarilla de arcilla verde. Acné. Piel grasa. Buenasterapias

Mascarilla de arcilla verde. Acné. Piel grasa. Imagen: trendenciashombre.com

 

Si padece acné prepare una pasta de arcilla como si fuera a hacer una cataplasma. Moje un pincel blando en la mezcla y píntese con él la zona enferma, una vez trascurridos treinta minutos, enjuáguese y vierta sobre la misma zona un poco de zumo de limón. Para hidratar utilice yogur natural. Ayudando a este tratamiento ingiera una o dos cucharaditas diarias de arcilla en ayunas o antes de las comidas. Este mismo tratamiento descrito es igualmente válido para eccemas y erupciones. Si tiene picazón (prurito) aplíquese una pomada preparada con arcilla y leche de almendras dulces o aceite de oliva.

Por su parte, la arcilla blanca (silicato de aluminio hidratado) está compuesta de caolín puro, sin ninguna impureza ni arena. Su nombre viene del chino kao (alta) yling (colina), ya que fueron los chinos los que encontraron por primera vez este tipo de arcilla natural. Su indicación principal es para uso interno:

contrarresta la acidez estomacal en gastritis, predisposición a úlceras duodenales y gases intestinales. Con el uso de la arcilla blanca disminuye la agresividad propia de la hiperacidez y se equilibra enzimáticamente la mucosa digestiva, ahí donde estuviese más dañada. Se utiliza también como desintoxicante y como desinfectante. Por último, ejerce una acción reguladora de las glándulas endocrinas (tiroides, suprarrenales, sexuales) y absorbe las radiaciones nocivas.

 

¿Cómo la utilizo y en qué dosis?

Se recomienda poner una cucharadita de arcilla blanca colmada en medio vaso de agua, moverla bien con una cuchara de madera, no metálica y dejarla reposar una hora. Entonces bebemos el agua sin necesidad de tener que tomar el poso formado en el fondo del vaso. El agua de arcilla blanca debe tomarse por las mañanas en ayunas y antes de dormir por las noches. Está contraindicado si se toma parafina o se ha tomado, puesto que puede provocar oclusión intestinal. También contraindicado en casos de hipertensión arterial severa, en estreñimiento crónico y con tratamientos homeopáticos.

 

BT: Te dejamos una receta casera de Yolanda Jordán, autora del libro Tu Bebé, libre de tóxicos,  para elaborar una pasta de dientes con arcilla blanca (propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes):

Ingredientes:
  • 1 cucharada de tomillo, 1 cucharada de salvia, 3 cucharadas de arcilla blanca, 2 gotas de aceite esencial de menta, 1 pizquita de sal

Pasos:

  1. Pon a calentar 1/4 de litro de agua en un cazo.
  2. Añade una cucharada pequeña de salvia y otra de tomillo y déjalo hervir durante 5 minutos.
  3. Cuela la infusión.
  4. En un vaso aparte mezcla 2 cucharadas de la infusión resultante con 3 cucharadas de arcilla blanca y 2 gotas de esencia de menta y la pizca de sal.
  5. Mezcla bien con una cuchara hasta que quede una crema uniforme. Si queda un poco líquida puedes ir añadiendo arcilla hasta obtener la consistencia deseada.

Conservación: En un tarro pequeño de vidrio en el frigorífico. Dado que no tiene conservantes, por seguridad, hay que consumirla pronto.

Con este vídeo sabrás aplicar correctamente una mascarilla de arcilla, aprovechando también los beneficios de añadirle al agua algunas tisanas. Recordarte que puedes hacerte la mascarilla con agua de mar -rica en minerales- multiplicando los beneficios de la misma.

 

Recetas con arcilla verde, rosa y blanca

¿Qué arcilla necesitas? ¿La verde, la rosa o la blanca?

El Dr. Rafael Méndez Cobos, colaborador Buenasterapias, nos habla hoy de las múltiples bendiciones de la Arcilla y comparte con nuestros lectores recetas sencillas para aliviar muchos trastornos que nos aquejan a diario. Descubrirás para qué sirve beber el agua de arcilla blanca…

 

La arcilla es un producto de la tierra con propiedades terapéuticas y cosméticas excepcionales. Existen diferentes tipos con usos e indicaciones diversas. Unas de las propiedades que caracteriza a la arcilla es su estructura, que la dota de una superficie activa muy grande.

Comparada con el cuarzo, cuya superficie exterior es de un centímetro cuadrado por gramo de materia, la arcilla, que es un silicato, presenta una superficie sinuosa que puede alcanzar los mil metros cuadrados por gramo. De cuatro a cinco gr. de arcilla bastarían para cubrir un campo de fútbol. Posee también una gran capacidad de absorción; esta capacidad filtra entre todas las sustancias aquellas que resultan dañinas o tóxicas para el organismo. Ejerce una acción ligeramente mineralizante, reequilibra la acidez (de la piel) y ayuda a la cicatrización por medio del silicato de aluminio que contiene.

 

Existen tres tipos de arcilla diferente: la verde, la rosa, y la blanca. La arcilla verde y la rosa la utilizaremos para los cuidados de la belleza y de la piel en general, mientras que la blanca (caolín) la usaremos en alergias.

 

Las cataplasmas de arcilla verde  son un útil y antiquísimo remedio para aliviar los dolores. Para ello haremos lo siguiente: pondremos arcilla verde en un recipiente no metálico y lo dejaremos reposar unas horas; cuando esté como una pasta para modelar, la aplicaremos sobre las zonas dolorosas (neuralgias, calambres, heridas no infectadas, quemaduras). Si se trata de un resfriado o de un tratamiento de revitalización (para los riñones o durante la menstruación) se aplicará caliente.

Para las lesiones y enfermedades de la piel la arcilla es muy recomendable.

Si padece acné prepare una pasta de arcilla como si fuera a hacer una cataplasma. Moje un pincel blando en la mezcla y píntese con él la zona enferma, una vez trascurridos treinta minutos, enjuáguese y vierta sobre la misma zona un poco de zumo de limón. Para hidratar utilice yogur natural. Ayudando a este tratamiento ingiera una o dos cucharaditas diarias de arcilla en ayunas o antes de las comidas. Este mismo tratamiento descrito es igualmente válido para eccemas y erupciones. Si tiene picazón (prurito) aplíquese una pomada preparada con arcilla y leche de almendras dulces o aceite de oliva.

Por su parte, la arcilla blanca (silicato de aluminio hidratado) está compuesta de caolín puro, sin ninguna impureza ni arena. Su nombre viene del chino kao (alta) y ling (colina), ya que fueron los chinos los que encontraron por primera vez este tipo de arcilla natural. Su indicación principal es para uso interno:

 

contrarresta la acidez estomacal en gastritis, predisposición a úlceras duodenales y gases intestinales. Con el uso de la arcilla blanca disminuye la agresividad propia de la hiperacidez y se equilibra enzimáticamente la mucosa digestiva, ahí donde estuviese más dañada. Se utiliza también como desintoxicante y como desinfectante. Por último, ejerce una acción reguladora de las glándulas endocrinas (tiroides, suprarrenales, sexuales) y absorbe las radiaciones nocivas.

 

¿Cómo la utilizo y en qué dosis?

Se recomienda poner una cucharadita de arcilla blanca colmada en medio vaso de agua, moverla bien con una cuchara de madera, no metálica y dejarla reposar una hora. Entonces bebemos el agua sin necesidad de tener que tomar el poso formado en el fondo del vaso. El agua de arcilla blanca debe tomarse por las mañanas en ayunas y antes de dormir por las noches. Está contraindicado si se toma parafina o se ha tomado, puesto que puede provocar oclusión intestinal. También contraindicado en casos de hipertensión arterial severa, en estreñimiento crónico y con tratamientos homeopáticos.

 

 

 

El ayuno cura: ¿Qué le ocurre a tu organismo cuando ayuna?

¿Por qué cuando ayunamos nos sentimos poderosos y llenos de energía? ¿Sabías que Francia cuenta con 30 centros y 60.000 inscritos a la Federación de Ayuno y Senderismo? ¿Y que aproximadamente dos millones de alemanes ayunan caminando cada año? ¡El Ayuno cura!  Se ha respetado en todos los tiempos y culturas. ¿Qué le ocurre a tu cuerpo cuando ayunas? Maya Maëlys te lo explica en esta entrevista de hoy.

Maya se formó en programas de Ayuno y Senderismo de la mano de Gisbert Bölling, fundador de la Federación Francesa de Ayuno y Senderismo. Amplió sus estudios sobre nutrición, zumoterapia y yoga terapéutico con el K.R.I. Jagadish. Es, además, especialista en el Chavutti Thirumal, masaje tradicional hindú.

¡Y practica la meditación Vipassana a diario!

 

B.T.: Maya, ¿el Ayuno se ha respetado en todos los tiempos y en todas las culturas?

El ser humano ayuna desde la Antigüedad: los egipcios, los griegos o los espartanos lo practicaban frecuentemente. Muchas grandes figuras de la historia han utilizado el ayuno de manera beneficiosa:

“El ayuno cura las enfermedades, seca los humores corporales, expulsa a los demonios, libera de los pensamientos impuros, aclara la mente, purifica el corazón, y eleva al hombre al trono de Dios”. Ateneos

 

ayuno1

 

“Si quieres un cuerpo sano, camina y ayuna; si quieres un alma sana, reza y ayuna; caminar ejercita el cuerpo, rezar ejercita el alma y el ayuno limpia el cuerpo y el alma”. Francis Quarles

“A través del ayuno he logrado una salud perfecta, un nuevo estado de existencia, una sensación de pureza y felicidad, algo desconocido para la mayoría de los humanos”. Upton Sinclair.

 

B.T.: ¿Por qué recomiendas el ayuno?

El ayuno puede ser un magnífico comienzo para quien decida acabar con los abusos en las comidas y con el estilo de vida apresurado y estresante. Dichos abusos se manifiestan en forma de cansancio, sensación de digestión pesada, menor resistencia física e incluso mental.

El ayuno controlado permite que los riñones y el hígado eliminen toxinas, y que el estómago e intestinos, sobrecargados por la ingesta de un exceso de alimentos, descansen y normalicen su funcionamiento. Al igual que el cuerpo requiere períodos de descanso y de actividad y el cerebro pide dormir para recuperar la fuerza mental, también el intestino necesita periodos de reposo.

El ayuno no exige limitar la actividad diaria, sino simplemente no realizar ejercicios particularmente rigurosos mientras se lleva a cabo. Cuando ayunamos, el organismo se limpia, la mente se agudiza, los procesos de reparación y rejuvenecimiento comienzan su andadura y muchas toxinas y kilos innecesarios desaparecen.

 

B.T.: ¿Cómo vive el cuerpo un ayuno?

Al no tener que digerir y asimilar tres comidas diarias, el organismo se puede dedicar a desintoxicarse, autocurarse y regenerarse. Durante el ayuno, los tejidos vitales y las células continúan recibiendo nutrientes, que proceden de las reservas del organismo. Estas reservas contienen todos los nutrientes necesarios: vitaminas, minerales, proteínas, hidratos de carbono. Lo cierto es que el organismo se nutre mejor y con menor esfuerzo cuando ayunamos, hasta que las reservas así lo permiten.

Durante el ayuno se aceleran los procesos de autolisis (destrucción de tejido indeseado), de fibrinólisis (degradación de coágulos sanguíneos) y fagocitosis (destrucción de bacterias y de cuerpos extraños por parte de los glóbulos blancos).

En la fase inicial se elimina el exceso de materiales tóxicos, a continuación los tejidos grasos, independientemente de donde estén localizados, más tarde tienen lugar procesos de desintegración y eliminación de quistes sebáceos, tumores y partes enfermas en general. Y todo esto mucho antes que los soportes musculares vitales y los órganos comiencen a degradarse.

Después del ayuno, el organismo reemplaza cada célula por otra más nueva y pequeña que la anterior, iniciando con ello un proceso de rejuvenecimiento. El ayuno es una operación sin bisturí que se lleva a cabo con la máxima precisión y en un orden meticulosamente definido.

 

B.T.: ¿Por qué ayuno y senderismo?

¡Ya que el ayuno asusta, ayunar y caminar puede parecer una locura! Sin embargo es sorprendentemente fácil.

Gracias a los cuerpos cetónicos producidos por el ayuno nos sentimos poderosos, llenos de energía. Caminar en plena naturaleza, respirar profundamente y hacer ejercicios de bajo impacto maximizan todos los procesos de eliminación, oxigenan todo el organismo, masajean los órganos, aclaran la mente y relajan.

IMAGEN DE PERSONAS HACIENDO SENDERISMO

imagen: supercalcetines.com

 

Se ha comprobado científicamente que los beneficios del ayuno junto con los del senderismo se multiplican por 30. En los países donde la conciencia de la salud goza de un mayor arraigo se unen las dos actividades desde hace años.

Francia cuenta con 30 centros y 60.000 inscritos a la Federación de Ayuno y Senderismo. Aproximadamente dos millones de alemanes ayunan caminando cada año. ¡Ya es un fenómeno europeo!

 

B.T.: ¿En qué estados físicos y mentales nos ayuda el ayuno?

Ya he comentado que ayunar es bueno porque favorece una limpieza orgánica general, proporciona un descanso al sistema digestivo y normaliza sus funciones, es un método preventivo (previene el cáncer, por ejemplo), elimina la fatiga general, alivia la depresión, ansiedad, nerviosismo, migraña, mala digestión, gastritis, acidez, úlcera, reumatismo, gota, colesterol, asma, alergias…

Alivia la tensión, mejora el sueño, pierdes peso, ayuda a superar la delgadez crónica, es bueno en las primeras fases de la diabetes y en trastornos femeninos de diferente tipología… También ayuda en las enfermedades cuyo origen se encuentra en la desnutrición y malnutrición, aumenta la riqueza espiritual, la agudeza mental y sensual, la estabilidad psicológica, la autoconfianza y la resistencia física.

B.T.: ¿Quién no debe realizar ayunos?

La personas que sientan fobia al ayuno, niños, embarazadas, diabéticos, personas enfermas o que estén tomando medicinas alopáticas (aunque en la mayoría de los casos les resultará adecuado ayunar, deberían consultar previamente con el médico antes de iniciar un ayuno superior a tres días).

 

B.T.: ¿Dónde y cuándo vas a realizar estas escapadas a la naturaleza?

Las haré en julio, agosto y septiembre en Talavera de la Reina, Ibiza, Cádiz. Ya las he organizado anteriormente también en Andorra, Extremadura y Marruecos. Si surge un grupo en cualquier zona de España que quiera venirse conmigo a vivir la experiencia, solo tienen que decírmelo y me desplazo al lugar donde corresponda.

 

B.T.: ¿Cómo planificas estos ayunos durante la semana de convivencia?

Según las capacidades y la vitalidad de cada uno, combinamos un plan de ayuno hídrico (agua o ayuno de zumos y caldos) o un ayuno parcial (de frutas) con paseos placenteros de 10km aproximadamente. Paseamos sin prisa, 6 horas cada día, alimentándonos del sol, del aire y de la naturaleza.

Además existe la posibilidad de disfrutar de terapias corporales, charlas, consejos sobre la nutrición, talleres pedagógicos, vídeos y libros. El séptimo día ya reanudaremos los alimentos, preparando una comida sana juntos.

 

B.T.: Maya, en Buenasterapias nos gusta que los lectores puedan leer y profundizar sobre los temas que tratamos. Recomiéndanos bibliografía sobre el ayuno…

 

  • Los tres libros sobre el ayuno del Dr. H.  Lützner
portada del libro Rejuvenecer por el ayuno

imagen: www.vivirsinbeber.com

 

imagen con la portada del libro Introduccion al ayuno terapeutico

imagen: www.unizar.es

 

imagen de la portada del libro Ayuno terapeutico

  • El Ayuno Consciente, de Dahlke
  • La Curación por el Ayuno, de Suvorin
  • De la Dieta al Ayuno, de Truffaut.
  • El Ayuno, una nueva forma de vivir, de Cott
  • Ayuno racional, de Ehret
  • El ayuno con zumos, de Gerhard
  • El poder curativo del ayuno, de Sintes.

 

B.T.: Contacta con Maya si es tu momento. Organiza periódicamente prácticas de ayuno y senderismo en diferentes espacios naturales en España, Portugal y Francia. Te dejamos su Facebook Aquí.

¡Precioso y lleno de sabiduría! Este vídeo se titula «El ayuno cura«. El Dr. Karmelo Bizkarra, director médico del centro de salud Zuhaizpe (Navarra), nos habla sobre el ayuno y su poder curativo. Duración, 8:16. Publicado en junio 2013

 

 

Enlaces de interés: 

  • Portal pedagógico del Ayuno

http://www.ayuno.es/