Gestando con amor

Danza materna en las Jornadas Andaluzas de Alimentación Inteligente

¡Tres Talleres para futuras mamás o mamás con niños pequeños en las Jornadas de Alimentación Inteligente (Sevilla, sábado 23 mayo, Cortijo del Alamillo)! Un bebé que baila con su madre se siente más protegido y amado. Una mamá que baila con su bebé fortalece el vínculo con él y reeduca su cuerpo tras el parto (reduce peso, corrige problemas posturales). Ven a los dos talleres de Danza Materna a cargo de Cibeli Luz (psicóloga, danzaterapeuta y bailarina) y al taller de Maternidad Consciente, Gestando con Amor, que será impartido por Cibeli y por María Rodríguez Chacón (naturópata especalizada en alimentación y doula). Programa completo de las Jornadas AQUÍ. ¡Reserva tu espacio ya!

 

10553603_318702968322027_4129989017966193022_n

Cibeli Luz, psicóloga, danzaterapeuta y bailarina

 

 

AL AIRE LIBRE (POR LA MAÑANA)

11:00-12:00. Danza materna (con bebés de hasta un año). Punto de encuentro con las mamás para esta actividad, en la entrada al Cortijo (bajo el arco).

¿Qué necesitas traer?

Una colchoneta para los dos y una tela o trapito para ubicar al bebé.

Será un espacio acogedor y divertido para conectar con vuestros bebés… Como afirma Cibeli: “Con la música acunamos a los pequeños, dentro y fuera nuestra, al mismo tiempo que ofrecemos la oportunidad de que se encuentren con nosotras,  con mujeres que están en el mismo momento del ciclo de la vida, con otros niños pequeños, otras recién mamás… Juntos podemos construir un nuevo canal de comunicación que será beneficioso para toda la vida”.

La danza para mamás/bebés/papás es un nuevo trabajo, que está siendo
desarrollado de forma especial por bailarinas y psicólogas en Brasil.

Es un primer contacto con el bebé, con sus movimientos y con el mundo que le rodea donde el ritmo y la música nos ayudan a desconectar de las preocupaciones del cotidiano. Creamos un espacio lúdico lleno de novedades y diversión.

Beneficios para la Mamá: retorno a la  vida social, optimización de la reducción del peso, reeducación corporal, tratar problemas posturales, fortalecimiento del vínculo con la/lo hija/o.

Beneficios para el Bebé: proximidad con la madre, sentirse protegido y amado, reducción de cólicos, momentos de relajación, ayuda en el descubrimiento del mundo, de los sonidos, ritmos y socialización con otros bebés.

 

TALLER DE DANZA CREATIVA PARA NIÑOS Y NIÑAS (POR LA TARDE).

SALA 2.

17:00-18:00. Danza Materna (con niños de dos años y medio hasta ocho),

Máximo de participantes: 30 mamás con sus hijos

¿Qué necesitas traer?

Colchoneta para compartir entre los dos

A partir de esta actividad se trata de ofrecerles a los niños la oportunidad de expresarse, de desplegar todas sus potencialidades, de fomentar su creatividad, su sensibilidad, su escucha y su juego.
Frente a un presente donde todo gira básicamente en desarrollar solo el intelecto, la Danza Creativa también permite que los niños exploren con su cuerpo el entorno que los rodea, que experimenten sin ataduras el tiempo, el espacio y el ritmo. Les otorga un lugar seguro para Ser, para conectar con sus emociones, para relacionarse  con los otros desde las diferencias y juntos, descubrir sus posibilidades de movimiento, su propia danza. De esta manera se construye así una base sana para los sucesivos aprendizajes.

La clase de Danza Creativa está dividida en distintos momentos, que siguen además de las demandas físicas, el método de desarrollo:

1. Actividades Preparatorias– calentamiento y relajación del cuerpo.

2. Entrenamiento– práctica de la consciencia corporal, aumento las
posibilidades corporales, promover la cualidad y variedad de las frases de
movimiento.

3. Auge– implementación y desafío de la experiencia adquirida, dando la
oportunidad de trabajar con los colegas para crear una composición.

4. Conclusión– el retorno a tranquilidad, finalización de la clase, con
el objetivo de llevar a una postura de bienestar físico y mental.

En este espacio trabajaremos los diversos ritmos, la escucha, el bailar
pasos nuevos y el crear su propia danza. Además en el mismo proceso de
aprendizaje tratamos de los límites, las dificultades y facilidades de cada
una, el jugar en grupo y el desarrollo individual.

Objetivos:

·  Facilitar el proceso de autoconocimiento,

Conciencia del esquema corporal, Construcción positiva de la imagen corporal, Ampliar las posibilidades de expresión, libertad, canalización de la energía, Desarrollo de la creatividad, concentración y atención, Nociones del tiempo y el espacio, Aceptación de límites, escucha de sí mismo y del otro, respeto y socialización

· Aumentar la autoestima y reconocimiento de nuestras potencialidades

· Trabajar tanto individualmente como en grupo, ayudando en la formación de lazos sociales

· Desarrollar la locomoción motora, los sentidos de dirección espacial y la lectura musical

· Crear un espacio divertido donde uno puede jugar con la música y
el baile

Cibeli, junto con María Rodríguez Chacón, te ofrecerán otro Taller en las Jornadas: Maternidad Consciente, Gestando con amor. En él conectarás con el poder que te otorga el ser madre (o estar a punto de serlo). María aportará su saber como naturópata y doula y Cibeli con su danza amorosa.

 

MARIA SI

María Rodríguez, naturópata y doula

 

 

TALLER MATERNIDAD CONSCIENTE, GESTANDO CON AMOR

SALA 2.

13:30-14:30. Gestando con amor,

Máximo de participantes: 30

¿Qué necesitas traer?

Esterilla

¡Te esperamos!

¡Reserva tu plaza ya!

(Aportación: 8€ si haces la reserva antes del 15 de mayo. 10€ si reservas después de esta fecha. No necesitas especificar en el ingreso tu nombre y apellidos si el banco te requiere un plus por ello. Envía una imagen con el resguardo del mismo y escribe tus datos a mano. Hazlo por correo a rakelajimeno@buenasterapias.es o vía whatsapp a este número: 651 495 063. En caso de hacer el ingreso para varias personas sí necesitas enviarnos los nombres y apellidos de las reservas).

Banco Santander Central Hispano

CCC 0049 5423 27 2216063952

IBAN ES85 0049 5423 2722 1606 3952

Doulas: ¡Estoy embarazada, sé parir … y no me siento enferma!

¿Qué es una Doula y qué papel juega en tu embarazo y parto? ¿Cómo te acompaña y qué maravillas te muestra? Ya lo decía Casilda Rodrigañez: «Para parir con placer, hemos de empezar por explicar a nuestras hijas que tienen útero, que cuando se llenan de emoción y amor, palpita con placer… Las mujeres tenemos que contarnos muchas cosas: De mujer a mujer, de mujer a niña, de madre a hija, de vientre a vientre».  María Rodríguez Chacón, nueva colaboradora Bt, te abre las puertas al poder femenino, al tuyo, y te invita a vivir sin miedo tu bendito embarazo y tu parto sagrado.

 

María trabaja en Sevilla y es doula, naturópata, reflexóloga podal y especialista en nutrición energética. La encontrarás en sus talleres «Gestando con amor».

Antiguamente las mujeres daban a luz en la intimidad de sus casas, rodeadas de otras mujeres, familiares, amigas, vecinas… que conocían el proceso y la acompañaban. El marido normalmente esperaba fuera, y los médicos eran avisados por las matronas o parteras si se complicaban los partos. En general había una red de apoyo, había siempre una mujer experimentada que ya sabía, que ayudaba, y el embarazo se vivía en compañía. Desde que empezaba el embarazo, durante los nueve meses y hasta llegar al parto, se vivía de forma diferente a como se vive ahora.

 

A embarazo feliz

imagen: reflexologiaranvvai.es

 

Tras el parto, igualmente era importante el periodo del puerperio y la crianza, era un momento donde las otras mujeres, participaban, la acompañaban, estaban ahí si las necesitabas, compartían el momento, ayudando con las tareas de la casa, la comida, dando consejos en la lactancia si hacía falta, cuidando a los niños. Las mujeres conformaban una red de apoyo…

Llega un momento en el que el parto, la presencia de la parteras en casa y la de otras mujeres cercanas a la familia desaparece y este momento se desarrolla en los ambulatorios y hospitales. El embarazo y el parto se convierten en una especialidad médica y pasan a ser atendido por sanitarios y ser, por tanto, un proceso médico. Este cambio supone un avance a la hora de dar a luz porque hay menos muertes y complicaciones que en tiempos pasados, pero por otro lado provoca que los partos se conviertan en un acto médico, intervenido, con sus protocolos correspondientes.

Asimismo con el tiempo, la vida va cambiando, hay un gran movimiento desde el campo a la ciudad y a la vez una tendencia a la individualización. Desde hace ya unos años, las familias son cada vez más pequeñas y no están tan unidas en el espacio y el tiempo. Esta vida en la que tenemos pocas relaciones de sostén, influye en la forma en la que se vive el embarazo, el parto y postparto. Pasamos de esas grandes familias que viven juntas o casi juntas en tribu, a ser familias más reducidas y vivir separadamente, y a no tener casi relación con los vecinos y personas cercanas.

De esta forma, por lo general, las mujeres están solas durante todo el proceso de embarazo. Sin la referencia de ese entorno femenino que ya lo ha vivido, que conoce y sabe qué pasa y qué puede hacer, con quien compartir momentos, emociones y donde sentirse apoyada. La mujer llega al embarazo sin saber muy bien qué va a suceder, esto sumado a que el sistema médico trata el embarazo como una enfermedad, un proceso que hay que intervenir y un momento en el que la mujer tiene que ser controlada. En este contexto, el embarazo y parto pueden convertirse en un momento tenso, lleno de desconocimiento, de miedo y ansiedad…

Ocurre que el sistema médico no siempre acompaña. Hay magníficos profesionales en ambulatorios y hospitales, sí, pero los protocolos y el sistema hacen que por lo general el proceso de embarazo y parto se viva como una enfermedad que debe ser intervenida y controlada. En ese sistema no todos los profesionales acompañan de manera integral, y con esto me refiero a los miedos, las dudas, las emociones que vive una mujer durante su embarazo y que determinarán en gran medida cómo llegue y viva el parto. Ni el embarazo ni el parto son enfermedades ni patologías que hay que intervenir ni controlar, es un proceso totalmente natural y fisiológico; siempre por supuesto, hablando de una mujer sana con un embarazo normal.

 

si

imagen: blog.saludycalidad.com

 

Debido a esta situación, aparece la necesidad de buscar fuera del sistema médico, en caso de que éste no lo ofrezca, un acompañamiento más humanizado. Un acompañamiento que apoye, que haga conectar a las mujeres con su fuerza y su poder.

La mujer tiene un conocimiento ancestral y un poder inigualable que la conecta con la tierra, con los ciclos de la vida, con el poder de gestar y parir, el poder de dar vida, la mujer ya sabe parir, lo lleva innato.

Es probable que durante el embarazo la mujer se  encuentre un espacio donde se siente frágil,  donde donde le tiene miedo al dolor en el parto, donde piensa que todo lo que ocurre en esos nueve meses no tiene conexión con lo que le está sucediendo dentro, donde debe vivir desde la razón y estar “a la altura” de cualquier otra mujer que no esté embarazada. Todas estas premisas la desconectan de su poder.

Y es entonces que  aparece la figura del acompañamiento al embarazo y la presencia de la doula, cuyo acompañamiento puede prolongarse durante el puerperio si así se desea.

La doula es una mujer (también hay algunos hombres) que hace el papel de esa antigua fémina experimentada o comadre, que da la mano, que sostiene y que recuerda lo que la mujer ya sabe de forma instintiva, lo que ya lleva dentro de ella, le devuelve la confianza en la sabiduría de su cuerpo y le ayuda a conectar con su fuerza. La doula es una persona que acompaña a nivel emocional, que no forma parte del sistema médico, que no atiende el parto ni le dice a la mujer lo que tiene que hacer.

Lo importante, lo hermoso del acompañamiento, es que la mujer se reencuentra con su cuerpo, con su movimiento, con su conocimiento ancestral. Todo ello está abriendo un nuevo camino, o no tan nuevo, el de la mujer pariendo, no ayudada ni intervenida al dar a luz, en el que el embarazo le abre la posibilidad de conectar con su esencia, con su fuerza y conocimiento. Y no importa dónde de a luz (en el  hospital o en casa), sino cómo lo hace: partiendo de la sabiduría que le da el embarazo, conociendo las opciones que tiene a su alcance y sus necesidades y deseos en el parto, darle la bienvenida a su bebé en un acto natural y fisiológico, vivirlo como lo que es, un momento poderoso de la vida.

Que las mujeres estamos preparadas para dar a luz de forma natural no significa que haya situaciones en las que sea necesario durante el embarazo y el parto una intervención con sus protocolos. Por supuesto también hay magníficos profesionales sanitarios, dentro y fuera del sistema médico, que acompañan el embarazo de una forma maravillosa e integral. En esos casos no será necesario buscar el acompañamiento externo.

«Si todas las mujeres tuvieran la oportunidad de presenciar partos, como lo hacían antes, tal vez todo este temor a lo desconocido no estaría tan presente.» Carolina Cottens.

«Para parir con placer, hemos de empezar por explicar a nuestras hijas que tienen útero, que cuando se llenan de emoción y amor, palpita con placer… las mujeres tenemos que contarnos muchas cosas: De mujer a mujer, de mujer a niña, de madre a hija, de vientre a vientre.» Casilda Rodrigañez.

GESTANDO CON AMOR

 

María Rch

Naturópata y doula

Gestando con Amor