Hipertermia

Ángel Mateo

 Nombre Completo: Ángel Mateo
 Áreas Profesionales:

  • Hipnosis clínica
 Perfil Profesional:

Trabajo en Centro de Hipnosis Profesional 

 Preséntate:

Ante todo hay que decir que la hipnosis, y muy especialmente la hipnosis profesional, es simplemente una técnica, muy poderosa si se utiliza bien, y que nos permite abordar cualquier distorsión problemática que no sea vírica o genética, y aún en estos casos se podría intervenir, bajo la dirección apropiada, en algunos aspectos muy concretos inabordables desde nuestra sola perspectiva. 

La capacidad que tiene la hipnosis, tal cual la concebimos, es tan enorme que solo es posible aplicarla bien y extraer todo su potencial conociéndola bien y en profundidad, no como un simple intento de aproximación sin más base. 

Conociendo lo más perfectamente posible la técnica de la hipnosis, y aplicándola así, se convierte en una especialidad que por si sola puede producir cambios conductuales apetecibles y apetecidos. 

Imágenes: 

Imagen de Angel Mateo, hipnologo profesional

Ángel Mateo

 

Imagen de la portada del libro Tumor infiltrante: vivencias con un cancer de vejiga tratado con hipertermia

Mi libro autobiográfico

PUBLICACIONES

Entrevistas:

  • TítuloHipnosis y ansiedad. Leer AQUÍ
Artículos de colaboración:

  • TítuloBases científicas de la Hipnosis. Leer AQUÍ
  • TítuloHipnosis y fibromialgia. Leer AQUÍ
  • TítuloHipertermia en hipnosis para lesiones deportivas y tumores. Leer AQUÍ
Vídeos:

Eventos:

DATOS DE CONTACTO

 Teléfono: 963 444 880
 Dirección de contacto:  José María Mortes Lerma, 21 1º 1ª. 46014 – Valencia
Email: centrodehipnosis@ono.com
Web, blog, redes sociales:

Mi web Centro de Hipnosis

Mi blog

Espacio en Facebook 

 

 

Cáncer de vejiga tratado con hipnosis

“Entiendo el desgaste familiar, el temor, la errónea certeza que ha calado en la población de que solo la quimio resuelve un tumor. ¡Qué gran error! La quimio puede ser de aplicación cuando ya no queda otra salida. Mientras tanto hay que intentarlo todo.”

A D. Ángel Mateo, hipnólogo profesional y colaborador Buenasterapias, le diagnosticaron un cáncer de vejiga en 2003.

En ese momento delicado de su vida se serenó, se sacudió el miedo y buscó alternativas menos agresivas que las que le proponían en el IVO (Instituto Valenciano de Oncología) para tratar su tumor.

 

imagen de don angel mateo, hipnologo profesional

Don Ángel Mateo, hipnólogo profesional

 

Desoyó las propuestas de los facultativos que le aconsejaron “cistectomía y prostatectomía radicales” (vejiga y próstata fuera). Hoy está sano y satisfecho tras haber elegido la hipertermia en hipnosis para acercarse a su tumor infiltrante.

Don Ángel Mateo acaba de publicar su tercer libro: “Diagnóstico: Tumor infiltrante. Vivencias con un cáncer de vejiga tratado con Hipertermia”.

 

Imagen de la portada del libro Tumor infiltrante: vivencias con un cancer de vejiga tratado con hipertermia

 

En una de las visitas que Ángel Mateo hizo al IVO un facultativo del Instituto le mostró su TAC. Ángel le comentó a dicho médico que iba a iniciar un tratamiento con hipertermia en hipnosis para abordar su tumor. Y luego añadió: “Le ruego que me haga un volante para el hipnólogo de guardia”. El facultativo respondió: “Nosotros no tenemos de eso”.

A partir de ahí se puso en manos de su maestro Jesús Genaro González, Presidente de la Sociedad de Hipnosis Profesional y profesor de la Escuela Superior de Hipnosis Clínica. La hipertermia en hipnosis es un protocolo concreto descubierto y puesto al día por este profesor. Si queréis conocer cómo funciona la hipertermia, os dejamos el enlace a un artículo de colaboración Buenasterapias donde Ángel Mateo comparte más información al respecto.

Título: “Hipertermia en Hipnosis para lesiones deportivas y tumores”

http://www.buenasterapias.es/archives/767

En el libro que nos ocupa hoy Ángel comenta que un médico amigo formado en la Escuela de Hipnosis Profesional, quiso aplicar la hipertermia en el hospital donde trabajaba. Quería hacer ensayos y comprobaciones y se lo negaron dos veces. Al tercer intento le dejaron claro que si volvía a proponerlo sería despedido.

Ángel recomienda en su libro la dieta macrobiótica porque “llevada con rigidez y de forma estricta, permite evoluciones impensables con otros sistemas”, la homeopatía y el empleo de las vacunas preparadas con la orina de los enfermos.

Asimismo, hace referencia al oncólogo ecuatoriano Dr. Edwin Cevallos Arellanos (residente en México) por los tratamientos naturales que emplea para sanar el cáncer de próstata.

Conoce mejor a Ángel Mateo en esta entrevista Buenasterapias titulada: «Hipnosis y ansiedad»

http://www.buenasterapias.es/archives/771

 

Hipnosis y ansiedad

Muchas personas creen conocer la hipnosis a través de las informaciones que le ofrecen los medios de comunicación o las películas de moda. Sin embargo, la hipnosis clínica (o hipnosis médica) no es algo místico, oculto o esotérico en el que un individuo con dones sobrenaturales controla la mente de otro, que se convierte en víctima renunciando al control de sí mismo. En los últimos cincuenta años las ideas y las actitudes han cambiado y el hipnotismo es reconocido como una valiosa técnica que mejora enfermedades físicas, psicológicas y termina con hábitos sociales como el tabaquismo, la adición al alcohol y a la comida.

Entrevistamos a D. Ángel Mateo, ex vicepresidente y coordinador de la SHP (Sociedad de Hipnosis Profesional) y actual comisionado de APTN-COFENAT para la sección de Hipnosis.

 

B.T.: D. Ángel, ¿puede explicarnos cómo y dónde nace esta técnica y en qué consiste?  

Es una técnica milenaria que recibe el nombre actual de “hipnosis” (del griego “sueño) en el año 1.860 proporcionado por James Braid, cirujano escocés que lo aprendió de su amigo Lafontaine que a su vez lo había aprendido de Mesmer, quien había re-descubierto esta técnica basándose en un pretendido magnetismo animal. Anteriormente se llamaban “técnicas sugestivas” y hoy realmente el nombre sobra, ya que la hipnosis es una híper-focalización atencional, es decir, la persona está completamente despierta, más que en vigilia, aunque parezca dormida. Se consigue mediante ejercicios muy contrastados y experimentados que posibilitan una disociación entre la mente consciente y la inconsciente, permaneciendo activa ésta segunda.

 

James Braid. Imagen: escuela.hipnosis.org.es

James Braid. Imagen: escuela.hipnosis.org.es

 

B.T.: ¿Por qué considera “peligrosas” las terapias a vidas pasadas, las progresiones a vidas futuras o los retornos al útero materno?  

Las progresiones no son peligrosas porque el sujeto sabe que va a un futuro, a algo que no ha sucedido. En regresión la mente fabula y cuenta mil fantasías, pero el sujeto las vive y después es muy complicado explicarle que eso no ha existido. En este estado se produce un cierto estrés que procura que el cortisol, la hormona del estrés, se dispare y contribuya a fijar ese recuerdo falso, de manera que es fácil introducir un trastorno múltiple de personalidad, enfermedad incurable e intratable.

 

B.T.: ¿En qué comunidades autónomas hay mayor número de profesionales de la Hipnosis?  

Quizá en Valencia al estar nuestra escuela aquí. En Barcelona hay un buen grupo de profesionales y luego por todo el territorio hay profesionales sueltos, no somos muchos.

 

B.T.: En España, ¿podría un profesional de la Hipnosis entrar en un quirófano y anestesiar a la persona que va a ser intervenida, como se hace en otros países?  

No, lo llevan muy a rajatabla, aunque hace unos años me llamaron de un hospital de Palma para una operación de urgencia, cosa que me extrañó muchísimo, aunque luego no se pudo confirmar.

 

B.T.: Buenasterapias ha publicado una entrevista a una psicóloga que trabaja como profesora de autoescuela ayudando a personas diagnosticadas como “amaxofóbicas”. ¿Qué puede hacer la hipnosis por ellas?

Pues son bastantes los casos tratados. Tienen su origen en la ansiedad y hay que ir corrigiendo desde atrás hacia la fecha. Contar un caso concreto es complicado porque son todos muy parecidos: inseguridad, baja autoestima, y focalización en la conducción. Probablemente haya habido frases sueltas de que “no vas a poder, te pones nervioso” o cosas así, que condicionan. Al subir la autoestima y la seguridad ese miedo se esfuma en un porcentaje elevadísimo.

 

B.T.: Ha llevado usted a cabo más de 10000 sesiones con personas que deseaban mejorar su calidad de vida. ¿Cuáles son las enfermedades, problemas o limitaciones que más ha tratado usted con la Hipnosis?  

En más del 50 % la ansiedad, en todas sus formas y efectos, incluyendo las fobias. También las depresiones, los trastornos obsesivos y neurosis. Pero lo que tiene mayor relevancia y va subiendo en cantidad de usuarios son los problemas psicosomáticos, fibromialgia, colon irritable, migrañas, dolores itinerantes, molestias de todo tipo sin origen real, etc.   Aquí la efectividad es altísima porque el protocolo está muy conseguido y resulta muy eficaz. El tabaco (dejar de fumar) también tiene su protocolo y se efectúa normalmente en una sola sesión. Las drogas duras también tienen buen tratamiento pero es más complicado y largo, siendo muy habitual el tratamiento de cocaína.

 

imagen: marasuar.blogspot.com

imagen: marasuar.blogspot.com

 

B.T.: Usted considera que aproximadamente el 75% de las enfermedades son psicosomáticas. ¿Puede definir “psicosomáticas”?  

El psicosomatismo es una enfermedad concreta: cuando el médico trata de buscar el origen fisiológico de la misma, no lo encuentra, no existe. El dolor es real, pero no hay causa aparente: es mental, psicosomático. Acabo de mencionar los más frecuentes pero se puede extender a toda aquella dolencia que no tiene origen físico.

 

B.T.: ¿Podría compartirnos algunos casos tratados por usted donde se resolviera positivamente alguna de estas enfermedades psicosomáticas? Ayudaría al lector a ver más allá del síntoma…  

Casos de fibromialgia hay muchos, así como de colon irritable. Lo normal es que a la tercera sesión el dolor haya casi desaparecido y a la quinta se haya eliminado por completo. Puede haber algún caso que precise alguna sesión de refuerzo al ir pasando el tiempo. Una paciente de hace unos años me llama cada catorce o quince meses y me dice que firmaría seguir así y sin un solo fármaco. En este caso hay que resaltar la enorme colaboración recibida por su medico de familia que ha estado controlando en todo momento la evolución de la paciente, con lo que ella no solo se ha ido sintiendo mejor sino que se sintió muy segura y protegida.

 

B.T.: ¿Qué requisitos formativos debemos cumplir para llegar a ser profesionales de la Hipnosis? ¿En qué espacios docentes puede ser estudiada?

Es una profesión sin regulación de ningún tipo, totalmente libre, por lo tanto la enseñanza también es libre. Hay cursitos lamentables y hay cursos serios. Quiero resaltar que la hipnosis no se enseña en ninguna universidad del mundo de forma oficial por lo antedicho, así es que los cursos que se hacen en algunas universidades tampoco tiene más valor que el puramente informativo.

 

B.T.: ¿Para cuándo la regulación de esta técnica y de las personas que la aplican?  

Es una profesión que suscita bastantes recelos y temores, además de existir muchísimos intereses creados… No se atisba una pronta regulación. Nuestra asociación profesional ya ha comenzado por crear una Asociación Colegial para tratar de poner algo de orden en este río revuelto, muy revuelto, donde todos tratan de pescar, muchas veces sin saber bien qué.

 

B.T.: Ha escrito tres libros sobre Hipnosis…

El primero lleva el título “¿Y por qué no con hipnosis?”. Es un libro tipo anecdotario de la consulta donde se describen múltiples situaciones sin nombres propios. Hay incluso algún caso que ha sido preciso distorsionarlo bastante porque la persona resultaba fácilmente identificable sin distorsiones. Este libro fue idea de una buena amiga y paciente, que además es escritora y que se ha encargado de la parte literaria. La casuística descrita se desarrolla por patologías con lo que es fácil que cada cual se pueda ver reflejado en algún caso concreto o en varios.

Portada del libro ¿Y por qué no con Hipnosis?, escrito por D. Ángel Mateo

imagen: www.visionlibros.com

 

 

 

El segundo libro es una puesta al día de lo que es y supone la técnica de la hipnosis de forma actual. Se titula “La hipnosis, hoy”. Realmente es una actualización del anterior que se editó hace cinco años y que se había quedado algo obsoleto.

 

Portada del libro "La Hipnosis hoy"

imagen: www.visionlibros.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

B.T.: De su tercer libro, recién publicado por Liber Factory hablaremos en otro momento. Es autobiográfico. ¿Su título? «Diagnóstico: tumor infiltrante. Vivencias con un cáncer de vejiga tratado con hipertermia» (2013). Nos ha donado varios ejemplares para que lo compartamos con los lectores Buenasterapias. Participa en nuestros concursos y entrarás automáticamente en el sorteo de los libros que tenemos en nuestra biblioteca de donaciones.

 

Imagen dela portada del libro "Tumor infiltrante: vivencias con un cáncer de vejiga tratado con hipertermia"

Hipertermia en Hipnosis para lesiones deportivas y tumores

Cuando D. Ángel Mateo -hipnólogo profesional- aplica la hipertermia a un usuario durante una sesión le pide que visualice un incendio en determinada parte de su organismo. Esta visualización, ¿podría desencadenar la mejora -o incluso la sanación- de determinadas lesiones o enfermedades? En este artículo de colaboración BT nos aclara los fundamentos de la hipertermia en hipnosis y su alcance.

La hipertermia, en medicina, puede resultar un hecho muy grave cuando se produce de forma generalizada. Localmente es la evidencia de que hay una infección o cualquier alteración que al producir elevación de temperatura tiende a curarse.

Se ha descubierto, hace ya casi cien años, que generar una elevación de temperatura en una zona dañada afecta a las células implicadas que, para defenderse de esa temperatura, activan una proteína como mecanismo de defensa. Se genera una especie de escudo protector que, a la vez que defiende a la célula también la transforma en hipotóxica, falta de oxígeno, que la convierte en muy volátil. Por tanto una muy ligera elevación de la temperatura la destruye, eliminándola.

 

Imagen de un termómetro

imagen: ferato.com

 

Los profesionales de la hipnosis, que por lo general no somos médicos, ni entramos ni salimos en ese principio puramente médico, simplemente nos limitamos a traducir al lenguaje y modos de la hipnosis aplicada el mencionado principio.

 

Las pruebas realizadas sobre la eficacia de la hipertermia han demostrado que lo más eficaz para lograr esa elevación de temperatura es desencadenar una visualización de un incendio que va a producir que la musculatura de la zona a tratar vibre y al vibrar produzca calor, temperatura, que va a afectar a la zona dañada, y cuyo manejo por el profesional debe hacerse en la línea que convenga.

Esas pruebas a las que me refiero se han realizado especialmente por la Universidad de los Países Bajos, que incluso publican informes bajo el nombre The Journal of hyperthermoa, donde dan a conocer sus logros, aunque siempre con aparatos, no con hipnosis. Al ser el principio el mismo nos sirven de guía y orientación.

Hay especialmente un estudio realizado por ellos y por la Universidad de México, en 1.992, en el que se hicieron tres grupos de pacientes: uno solo recibió quimioterapia, otro solo hipertermia y un tercero recibió las dos técnicas. ¿El resultado final? El grupo con óptimos resultados fue este último; el segundo, fue el de la hipertermia sola y el tercero, ya bastante distante, el de la quimio.

 

Las posibilidades de intervención con este protocolo, protegido en el Registro de la Propiedad Intelectual por su descubridor, nuestro Presidente y Director de la ETH (Escuela Técnica de Hipnosis), D. Jesús Genaro González, son enormes pudiendo acelerar de forma casi increíble un esguince o una lesión muscular, quemar una tumoración, posibilitar una recuperación funcional de miembros, estimular una glándula en la forma adecuada, eliminar varices flexibilizando las venas y hasta realizar una lipólisis, proceso este bastante extenso pero extraordinariamente eficaz.

 

Imagen de un usuario con una lesión deportiva

imagen: aztecanoticias.com.mx

 

Al estar protegida la autoría de este protocolo se ha evitado que se produzca una especie de invasión de “inventores” por cualquier lado, pero también ha evitado, y esto es una limitación, su divulgación más amplia.

La hipertermia que se lleva a cabo con aparatología está muy extendida por el norte y centro de Europa, pero no es tan conocida en nuestro país y por eso se aplica poco. En el caso de la hipertermia con hipnosis ocurre igual.

Cuando se aplica la hipertermia para reducir o eliminar carcinomas, por la gravedad de los mismos, la espectacularidad del proceso alcanza límites que nadie o casi nadie reconoce, al desconocerse el proceso y el protocolo, ya que es siempre la medicina convencional la que diagnostica en principio y es esa misma medicina la que determina si ha habido remisión o no. A la hora de aplicar este protocolo nos convertimos en máquinas parlantes simplemente, sin la menor posibilidad de intervención en cualquier parte del proceso, ni para diagnosticar ni para decidir sobre la evolución.

Es conocido que hay quien fabrica aparatos muy sofisticados que producen esta hipertermia, pero aplican el calor desde fuera del cuerpo hacia adentro, con sesiones largas y repetitivas y bajo diferentes técnicas, ya sean electromagnéticas, de radiofrecuencia o como consideren más eficaces.

En cambio, el proceso realizado en hipnosis genera la temperatura dentro del organismo, alrededor de la zona afectada, y tiende a evaporarse, a salir, siguiendo el sentido contrario al de los aparatos, lo que produce un mayor aprovechamiento de la elevación de temperatura prácticamente integral.

Si bien el principio médico es el mismo, el proceso de aplicación es exactamente el contrario, lo que permite sesiones mucho más cortas y espaciadas. A título de ejemplo, si actuamos sobre una glándula no debemos estar con temperatura elevada más de 6 minutos, y esto una vez a la semana para dejar que los tejidos recuperen bien.

Lamentablemente nos hemos ido encontrando detractores que argumentan sin saber nada del proceso, desconociendo todo alrededor de esta técnica y, lo que es peor, sin querer averiguar nada sobre la misma.

La realidad es que cada vez más avances en medicina y especialmente en cirugía, contienen elementos en los que la elevación de temperatura aporta un plus de eficacia que antes no existía. Esto nos hace pensar que tan despistados no debemos estar.

 

Una de las aplicaciones de la hipertermia que deberían tener mayor incidencia es en las lesiones deportivas, en las que se podrían acortar los tiempos de recuperación de forma drástica pero que no se utiliza en absoluto en esta línea.

Recuerdo el caso de un defensa brasileño del F.C. Barcelona que por un esguince de rodilla se le vaticinó una larga recuperación pero logró jugar sin problemas en poco tiempo. Se le había aplicado hipertermia con aparatos, no hipnótica, y el resultado fue excelente.

El por qué no se quiere aplicar la hipertermia con hipnosis pienso que posiblemente nazca del desconocimiento que se tiene de la técnica y de su aplicación. Es verdaderamente lastimoso perder oportunidades tan importantes y valiosas a la hora de realizar recuperaciones que pudiéramos denominar como sorprendentes.

Hay que hacer alusión para terminar que el cuerpo humano, para su funcionamiento correcto, dispone de mecanismos que son automáticos, y que impedirían que una mala intervención del profesional pudiera causar daño alguno, refrigerando la zona de forma instantánea.

También son casi perfectamente conocidas las principales reacciones del ser humano bajo este proceso lo que permite al profesional actuar en la forma más adecuada, procediendo en cada caso según las particularidades de cada sujeto. No todo el mundo responde igual ante el mismo estímulo, ni se puede hacer lo mismo sin la imprescindible adaptación.

Si lo prueban me darán la razón, no tengo la menor duda de esto.