Jesús G. López de la Osa

II Jornadas Andaluzas de Alimentación Inteligente en el Paraninfo de la Universidad Pablo de Olavide

¡Vamos a celebrar la salud y a disfrutar mientras aprendemos! Podrás llevarte a casa productos ecológicos y libros saludables, saborear tapitas y cuchareo 100% orgánicos y disfrutar de un concierto sanador diseñado especialmente para estas jornadas. Los ponentes de la mañana te contarán maravillas del Ayuno, de las propiedades nutritivas del Agua de Mar y de la Orinoterapia. Y en la tarde, hablaremos de la alimentación y las emociones anticáncer y de propuestas sencillas para evitar los efectos de la contaminación electromagnética y eléctrica.  ¡Reserva tu espacio por banco antes del 20 de octubre! ¡Vamos a premiarte por ello!

bannerjornadas_2014

 

Si reservas por banco tu espacio en las Jornadas de forma anticipada (antes del 20 de octubre), te hacemos un descuento y entras, automáticamente, en el sorteo de 20 pases para disfrutar de un magnifico Taller de FlamecoYoga que se celebrará por la tarde en un salón contiguo al Paraninfo.

 

PROGRAMA II JORNADAS ANDALUZAS DE ALIMENTACIÓN INTELIGENTE 

(09:30 a 20:00 hrs)

 

Mercado Saludable abierto de 09:30 a 18:00 hrs.

Buffet ecológico (desayuno, tapitas y cuchareo, merienda) abierto de 09:30 a 18:30 hrs. Debes confirmar que contamos contigo en el almuerzo llamando a Bea: 692 260 709

Librería saludable: Anatma (10:00 a 18:00 hrs)

Certificado de Asistencia (Puedes solicitarlo en la mesa de Recepción, antes de tu entrada al Paraninfo)

 

09:15 Recepción asistentes

 

10:00/11:00
La felicidad del ayuno

Ponente: Dr. Rafael Méndez Cobos Colaborador Buenasterapias. Especialista en Homeoterapia, alimentación y salud. Naturópata, fisioterapeuta, iridólogo y acupuntor. Autor de los libros: “La salud en la despensa”, “Adelgaza comiendo, recetas más listas que el hambre” y “Soluciones naturales para siete enfermedades de hoy”. Su web, Aquí.

 

11:00/12:00
Orinoterapia, el jugo milagroso

Ponente: Alquivar Marín. Orinoterapeuta y naturópata, especialista en Par Biomágnetico, Nutrición Ortomolecular y Biodescodificación. Ha escrito el libro “El jugo milagroso”. Su web, Aquí.

 

 

DESCANSO 12:00 a 12:30

 

12:30/13:30
Propiedades terapéuticas y nutritivas del agua de mar

Ponente: Mariano Arnal. Presidente de la Fundación Aquamaris. Ha escrito los libros “Cómo beber agua de mar” y “La mejor sal, agua de mar”.  Aquamaris es una Fundación cuya finalidad es investigar y divulgar las propiedades terapéuticas y nutritivas del agua de mar, además de nuevos usos como cosmética, riego o cocina, entre otros. También dedican gran parte de su esfuerzo en hacer del agua de mar un recurso conocido, útil y accesible a todo el mundo. Su web, Aquí.

 

14:00-16:00 DESCANSO y ALMUERZO ECOLÓGICO

 

16:00-17:00
Alimentación, emociones y terapias naturales anticáncer

Ponente: Remedios López Gómez. Mediadora en Nutrición formada en la Universidad Pablo de Olavide y ex paciente de cáncer de estómago.

 

17:00-18:00
La alimentación invisible: la contaminación eléctrica y electromagnética

Ponentes: Ing. Federico Santurino (Colaborador Buenasterapias. Ingeniero, geobiólogo y experto en Feng Shui) y Jesús García López de la Osa (Colaborador Buenasterapias. Experto en Geobiología y Feng Shui). Su web, Aquí.

 

17:00-18:30 TALLER DE FLAMENCOYOGA

Imparte: Olga Jimeno. Su web, Aquí. (Regalo exclusivo, previo sorteo, de 20 entradas para asistir gratuitamente al taller entre todos aquellos asistentes que hayan abonado su inscripción por banco antes del 20 de octubre).

 

18:00-18:30 DESCANSO

 

18:30-19:30 CONCIERTO
Alimentación para el alma, “Paisaje sonoro”

Concierto de clausura de Pilar Jiménez García (voz y sonidos) y Leopoldo Muras Negrete (sonidos). Visualización guiada de un paseo con sonidos que evocan la Naturaleza.  Un viaje que conecta con la madre Tierra, como un eco que armoniza las emociones y lleva a la paz interior. Pilar Jiménez García es psicóloga, pisicoterapeuta, monitora de relajación y maestra de Reiki.

 

20:00 Cierre Jornadas

 

DATOS BANCARIOS PARA RESERVA ANTICIPADA

Banco Santander

Importe: 8 euros si reservas por banco y 10 euros si abonas in situ en las jornadas

CCC: 0049 5423 27 2216063952

IBAN ES85 0049 5423 2722 1606 3952

Especificar en Asunto: Inscripción Jornadas + tu nombre y apellidos (llámanos al 651495063 si deseas participar en  el Taller de FlamencoYoga)

 

 

 

Las iglesias sevillanas (Catedral incluida) tienen mal feng shui

El edificio de la Diputación Provincial en Sevilla (Puerta de la Carne) fue construido sobre un cementerio judío, consecuencia de una matanza étnica medieval. ¿Sabías que la Iglesia de El Salvador tiene un catálogo de geopatías importante? ¿Y que el zaguán propio de las casas tradicionales sevillanas podría revelar nuestro carácter?  Entrevistamos a Jesús García López de la Osa, experto en feng shui y geobiología. ¡Hablemos de Feng Shui!

 

imagen de jesus garcia lopez de la osa, colaborador buenasterapias

 

B.T: ¿Qué ciudades españolas gozan de un Feng Shui “aceptable” o incluso “maravilloso”?

Centrándonos en España, Córdoba, Málaga y Palma de Mallorca gozan de un feng shui
bastante aceptable: montañas a la espalda, planicie al frente (mar o río) y elevaciones menores
a ambos lados.

 

B.T: ¿Existen gobiernos o empresas que presten atención al Feng Shui a la hora de diseñar sus
espacios?

Ciudades como Hong Kong o Singapur cuidan mucho los diseños de sus edificios de empresas
según las normas del feng shui. El conocido arquitecto Norman Foster ha recibido encargos de
este estilo. El ejemplo más reciente y claro lo tenemos en “La villa olímpica de Pekín 2008”.

Fue diseñada escrupulosamente según criterios de feng shui clásico y a eje directo con la
Ciudad Prohibida, para beneficiarse de su energía y poder. Y véase cómo está China en el
contexto mundial actualmente…

 

B.T: ¿Hay edificios energéticamente “masculinos” y “femeninos”?

Más que edificios masculinos o femeninos, según la teoría del feng shui, cabría hablar de
formas arquitectónicas vinculadas a los cinco elementos de la bioenergética china: fuego
(formas piramidales o cónicas), tierra (cubos), metal (esferas), agua (formas irregulares u
ondulantes) y madera (paralelepípedos verticales).

Ejemplos en Sevilla:

Fuego: pináculos de la Catedral, captadores de la energía del cielo hacia la tierra.
Tierra: Archivo de Indias. Adecuado para su uso Actual y pasado (comercio, almacén de datos).
Metal: Esfera bioclimática en la Cartuja.
Agua: “Setas” de la Encarnación. Energía ondulante y ambigua, como su construcción y acogida
por el pueblo sevillano.
Madera: “Torre Pelli”, Giralda. Símbolos de crecimiento vertical, uno económico y otro
religioso…

 

imagen de la plaza de españa, en sevilla

Plaza de España (Sevilla)

 

B.T: ¿Qué edificios (públicos o privados) hay en Sevilla que alberguen un Feng-Shui decente?

Sevilla no goza de abundantes edificaciones con “buen feng shui”. Quizás la Plaza de España,
ciertos rincones de los Reales Alcázares y el patio sevillano como concepto serían ejemplos
destacables de un uso armónico e inteligente del espacio. Y por supuesto, los dólmenes
de Valencina, que fueron templos de iniciación, reutilizados muy posteriormente como
enterramientos colectivos. Casi todos aprovechan energías de la tierra muy nocivas para vivir
pero ideales para trabajos espirituales.

 

imagen de la iglesia de el salvador, en sevilla

Iglesia de El Salvador (Sevilla)

 

B.T: Y la pregunta anterior al revés, ¿en qué espacios sevillanos no deberíamos
permanecer mucho tiempo por carecer de energía  saludable?

Huyan de la mayoría de las iglesias sevillanas (catedral incluida): demasiadas mezclas
energéticas. Es como un tablero del juego de la oca, con sus “capillas- trampa” incluidas y
zonas de alto nivel energético. En el Salvador existe un catálogo de geopatías bien interesante:
corriente de agua subterránea y dos fallas. Estas alteraciones telúricas se usan como en el caso
de los dólmenes ya citados. Cualquier geopatía afecta al campo electromagnético natural del
ser humano desestructurándolo y debilitando el sistema inmune, entre otros…

 

B.T: ¿Las ruinas de Itálica es un espacio energéticamente saludable. Cuando estás allí un rato
paseando te sientes mejor, más calmado. ¿Qué nos puedes contar sobre su Feng Shui? ¿Los
romanos entendían de estos menesteres?

Itálica: lugar de remanso en la actualidad, es un ejemplo de diseño extraño para su época y del
culto a lo efímero que tanto nos gusta en esta ciudad. Los romanos sí que sabían de geomancia
pero en Itálica se permitieron varias licencias, como por ejemplo, no respetar el eje norte-sur
en el diseño en damero de la urbe y edificar sobre una zona con problemas de corrimiento de
tierras por la proximidad del Betis.

 

B.T: ¿De qué manera – si la hay- podría solventarse el hecho de que esta ciudad no tenga un buen
Feng Shui?

 

imagen de la giralda

 

 

Hay dos maneras de lidiar con el nefasto feng shui de Sevilla: emigrar o tener claro qué tipo de
energía mueve esta ciudad por su especial configuración topográfica y geológica: nada queda
y todo pasa, tempus fugit, panta rhei… Para asentar proyectos, mejor otros lugares. Para
que Sevilla reconozca a sus hijos, mejor post mortem

 

B.T: Las casas antiguas sevillanas con patios y fuente, multitud de balcones, pasillos estrechos…
¿Qué tal Feng Shui tienen? ¿Habría que tener alguna precaución?

 

imagen de una fuente sevillana en el parque de maria luisa

 

El feng shui de” la casa tradicional sevillana” tiene sus más y sus menos. Magnífica la idea del
patio central con fuente como gestor y renovador de las energías. Genial la distribución en
planta alta para invierno y baja para el verano. Inquietante y revelador el concepto zaguán-
cancela…

Es decir: “te muestro la cara bonita de mi hogar (patio, fuente) pero no puedes
pasar de la verja de hierro. Parece abierto pero está cerrado. Transcripción arquitectónica del
carácter sevillano…

B.T: Imagina una casa ideal según el Feng Shui. ¿Cómo sería? ¿Has conocido alguna en tus años de
experiencia profesional?

Distribución ideal (sin entrar en consideraciones de bioconstrucción): entrada amplia con
recibidor diáfano. Habitaciones públicas cerca de la entrada. Patio central. Al fondo, la zona
más íntima y los servicios.

 

B.T: Los espacios que habitamos tienen memoria. Un ejemplo, el Parador “Dos reis católicos” de Santiago de Compostela… ¡Tiene más de 500 años y es el hotel más antiguo de Europa! Fue albergue para peregrinos; hospital con una cárcel propia para recluir a las personas que cometían un delito en su interior y también se recogían y criaban a niños expósitos ( pequeños que eran abandonados por sus familias a la puerta de una iglesia otorgándoles en su defecto el citado adjetivo por apellido)… ¿Puede el Feng Shui “limpiar” los edificios de su memoria?

Lamentablemente este es un hecho muy común. En Sevilla tenemos varios ejemplos: antiguo Hospital de las Cinco Llagas, sede del Parlamento Andaluz hoy. El edificio de la Diputación Provincial en Puerta de la Carne, antiguo Cuartel de Intendencia, construido sobre un cementerio judío, consecuencia de una “matanza étnica” medieval. El centro deportivo municipal de la calle San Luis, famosos en el barrio por los fenómenos paranormales al ser construido sobre el antiguo hospicio jesuita anexo a la Iglesia que da nombre a la calle.

Los edificios guardan memoria, indudablemente, y si es negativa o dolorosa y no se limpia antes de construir, permanece. Existen técnicas para eliminar esa información, tanto en el feng shui como en casi todas las tradiciones geománticas o chamánicas del mundo.

 

B.T: ¿Alguna “práctica” poco saludable por parte de arquitectos y diseñadores actuales a la hora de proyectar los hogares y decorarlos?

En general, la arquitectura contemporánea más practicada, adora la línea recta y el ángulo:
algo nada orgánico, que no existe en la Naturaleza y que el ser humano soporta con
consecuencias para su salud psicofísica. ¿Diseños para ser vividos? ¿Esculturas que sólo hablan
del ego del arquitecto? ¿Cajones-hormigueros para la masa?

 

B.T: ¿Hay universidades que tengan integrados en sus planes de estudio el Feng Shui como
materia?

Actualmente creo que no. Tan sólo en alguna universidad del Levante español (facultad de arquitectura) se imparte la geobiología como asignatura optativa. En Barcelona se intentó pero el proyecto no salió adelante.

Jesús García López de la Osa

Doctor en Historia del Arte, Formador en técnicas de Movimiento Consciente (Tai Chi, Yoga, Chi Kung, Aikido, Karate). Ha impartido talleres de Masculinidad/Feminidad consciente

B.T: ¿Hay edificios  con memoria en tu ciudad o pueblo? ¿Y lugares con energías beneficiosas? ¿Tienes imágenes para enviarnos? ¡Cuéntanos y comparte con nosotros en Facebook!

 

 

Los calendarios chinos y sus aplicaciones en el Feng Shui

Cuando los chinos deben tomar decisiones importantes en sus vidas -casarse, cambiar de casa o país, elegir socios de trabajo, inaugurar un negocio-  buscan las fechas propicias para materializar estos acontecimientos  consultando a un experto en Feng Shui.

Las fechas se escogen cuidadosamente para obtener el mayor beneficio energético posible.

China va camino de convertirse en una de las grandes potencias del siglo XXI e igual algo tiene que ver el feng shui en todo esto. Bienvenidos a este nuevo artículo de colaboración espontáneo de Jesús G. López de la Osaexperto en feng shui y geobiología. 

 

Lo primero que sorprende a un occidental al estudiar el cómputo chino del tiempo es el carácter cíclico del mismo y la coexistencia de calendarios lunares y solares.

De lo primero, en la cultura europea podemos rastrear vestigios en el mundo celta, con ese símbolo de la cruz griega (concepto lineal del tiempo) inscrita en un círculo (concepto cíclico). En nuestros días es difícil encontrar dicha concepción circular en Occidente. En Oriente sí que se ha mantenido hasta hoy. Aunque también es cierto que la física cuántica comienza a ratificar esa visión circular (¿esférica?) del tiempo que ya intuyeron los sabios orientales.

De lo segundo (coexistencia de calendarios solar y lunar) vemos que en las fiestas cristianas anuales se ha mantenido esa tradición. Se trata de los días festivos “móviles” (Semana Santa, Pentecostés, Corpus Christi). Es decir,  aquellas fechas que se establecen según criterios lunares. Baste decir, a modo de ejemplo, que nuestra Semana Santa debe “caer” siempre en la primera luna llena tras el equinoccio de primavera. Por eso, cada año se celebra en fechas distintas, pues los meses lunares de 28 días y pico no se corresponden con nuestros meses irregulares de 28, 29, 30 ó 31 días. Y con el correr del tiempo se producen  desajustes.

 

Centrándonos en el caso chino, vemos cómo ellos manejan un calendario solar, similar al nuestro, en el que establecen  24 hitos estacionales, con fechas fijas a lo largo del año. Este calendario es claramente de origen agrícola, pues marcaba momentos que ayudaban a las faenas del campo a lo largo de todo un año. Sirvan de ejemplo: 6 de junio “aparece  el grano en los tallos”, 21 de mayo “aparecen los tallos”, 20 de febrero “llegan las lluvias”.

En este tipo de calendario el inicio del año chino también tiene fecha fija, en torno al 4 o 5 de febrero. Es el momento en que muchos chinos hacen una gran limpieza doméstica anual.

El otro concepto, el del cómputo del tiempo cíclico, se basa en un esquema sexagesimal, similar a la medida del tiempo caldea que hemos heredado en nuestros relojes. Se establecen ciclos de 60 días y de 60 años, que son combinaciones de series de 10 elementos (“Los diez tallos celestes”) con series de 12 elementos (“Las doce ramas terrestres”). Estas últimas son los doce animales del zodíaco chino, mientras que “los diez tallos” son una duplicación de los cinco elementos de la cosmovisión china (madera, fuego, tierra, metal y agua) según sean de carácter yang o yin, lo que da un total de 10 combinaciones posibles.

 

Dibujo con los cinco elementos de la bioenergetica china

 

A nivel práctico y popular todo esto se traduce en buscar fechas propicias, que varían cada año, para los diferentes acontecimientos humanos.  Así, en función de tu fecha de nacimiento, habrá días, meses, años o ciclos de varios años, favorables o no para tu animal natal y su energía yang o yin. Esto correspondería al calendario fijo o solar. 

 

Esto se relaciona también con  el tema del año nuevo móvil, ese que tiene un animal -con su elemento- cada año. Por ejemplo, “dragón de metal, tigre de agua, serpiente de tierra… “. En este caso, el año nuevo entra entre el 21 de enero y el 21 de febrero (primera luna nueva  tras el solsticio de invierno). En el calendario lunar, cada año hay días propicios para casarse, abrir un negocio, viajar, mudarse de casa, invocar a las fuerzas celestes… Estas fechas valen para todo el mundo. Además, hay otras estrictamente personales, dependiendo de tu carta natal y sus energías concretas.  Es decir, según se relacione la energía de tu animal y elemento personal con la energía del día, del mes o del año, sabrás si esa época o momento te beneficia o no y si te perjudica, cómo compensarlo o equilibrarlo, usando, de nuevo, el esquema de los cinco elementos.

Como puede verse, el concepto chino del mundo tiende a complejizarlo todo y a cultivar la diversidad, dentro de esa  unidad que todo lo anima (Tao).

 

Vale decir que en China, aún hoy día, casi nadie toma decisiones importantes sin consultar al experto en feng shui. Las fechas se escogen cuidadosamente para obtener el mayor beneficio energético posible. ¿Cuándo y con quién casarse? ¿Cuándo emprender un nuevo proyecto? ¿Cuándo cambiar de casa o de país? ¿Con quién asociarme?…

 

¿Superstición? ¿Superchería? ¿Arte? ¿Ciencia? No lo sabemos pero lo cierto es que China va camino de convertirse en una de las grandes potencias del siglo XXI e igual algo tiene que ver el feng shui en todo esto. ¿Quién sabe? Puede que incluso esta hegemonía creciente ya estuviese predicha por sus antiguos astrólogos hace siglos.

Por si acaso y mientras tanto, voy a ir aprendiendo chino y un poco de chikung. Como decía Picasso: “Cuando venga la inspiración, que me pille trabajando”.

Jesús García López de la Osa

Doctor en Historia del Arte, Formador en técnicas de Movimiento Consciente (Tai Chi, Yoga, Chi Kung, Aikido, Karate). Ha impartido talleres de Masculinidad/Feminidad consciente

 

Otros artículos de Jesús g. López de la Osa en Buenasterapias:

  • Título: Feng Shui, medicina del hábitat. Leer AQUÍ
  • Título: Sevilla tiene mal Feng Shui. Leer AQUÍ
  • Título: Feng Shui en las calles de Sevilla. Leer AQUÍ

 

Sevilla tiene mal Feng Shui

¿Cómo se comporta Sevilla energéticamente hablando según el Feng Shui? ¿Cómo nos influye a los sevillanos y residentes estas características energéticas que nos acompañan mañana, tarde y noche?

Esta es la opinión de Jesús García López de la Osa, experto en Feng Shui y geobiología.

 

Hace un rato me vino a la memoria un comentario de un personaje en una peli de Amenábar; aquella en la que aparecían nazarenos pistoleros por el barrio de Santa Cruz. Quizás los que leáis esto recordéis el nombre del film en cuestión. Bien, pues ese actor decía algo así como: “¿Qué puede esperarse de una ciudad que en su plano coloca el norte a la izquierda?”.

 

La observación tiene su cosa, pues efectivamente, Sevilla “perdió su norte” casi antes de ser fundada. Y esto es una cuestión de feng shui básico, también llamado feng shui de la forma o de los cinco animales.

 

Dicen los historiadores que el origen de esta ciudad nuestra fueron primitivas construcciones sobre palos (palafitos) y que de ahí deriva su nombre latino: Híspalis, de “Hispal” (ciudad sobre palos). Esta teoría no se ha demostrado pero como hipótesis es sugerente.

En cualquier caso sí que está claro que en tiempos geológicos no muy lejanos, esta tierra fue un lago o mar interior, ya descrito por los romanos como Lago Ligustino, que entraba por la zona de Cádiz y se extendía por las actuales marismas hasta Coria del Río.

El investigador Ribero Meneses sostiene la particular teoría de que la Giralda (su antecedente pre-almohade, claro) fue un faro en el medio de ese mar interior.

 

Imagen del lago Ligustino

En el área verde se aprecia el lago Ligustino. imagen: elcristo.es

 

Este primer dato ya nos habla de que el lugar escogido como asentamiento no gozaba de características geológicas muy estables ni saludables. Recordemos las plagas de mosquitos que en verano inundan las zonas de marisma de las costas onubenses, por ejemplo.

 

El hecho de construir sobre arcillas con gran cantidad de agua en el subsuelo explica que, por ejemplo, en el centro de Sevilla hallemos tantas viviendas con corrientes de agua subterráneas. Aguas que pueden causar problemas de salud a sus moradores.

 

Y volviendo al film de Amenábar, Sevilla no goza de un entorno geológico que le aporte estabilidad y protección. Imaginad el plano de la ciudad con el norte arriba, es decir, la zona de San Lázaro. Lo explicaré siguiendo las teorías del feng shui clásico: en nuestras latitudes, lo ideal es asentarse en una zona al resguardo de los fríos vientos del norte y noreste. ¿Tiene Sevilla una sierra suficientemente próxima y alta que cumpla esta función? Obviamente, no.

Al Sur lo ideal es gozar de una llanura amplia que expanda la visión. Puede ser también un mar o un río que abrace a la ciudad, como envolviéndola. Sevilla tiene algo de esto pero el Guadalquivir no corre en este sentido por estas tierras: lo hace de norte a sur.

 

Imagen del Río Guadalquivir

 

En la zona Este se recomienda una elevación del terreno menor que en el norte o bien arboledas con suficiente altura como para cumplir dicha función. Al este de Sevilla tenemos La Vega de Carmona y La Campiña…

Finalmente, en el Oeste debería haber una zona de lomas viejas con poca altura que protejan un poco de los vientos húmedos del oeste. ¿Y qué encontramos aquí? La falla del Aljarafe y el río Betis de los romanos.

Podríamos aventurar, como primera hipótesis, que es ese flujo del río por el lado oeste de la ciudad el que impide que en Sevilla permanezca nada.

Históricamente es una ciudad que ha gozado de momentos de gran esplendor y que ha tenido muchas oportunidades pero todas acabaron desembocando en el Atlántico, allá por Sanlúcar. Recordemos que fue “puerto y puerta de Indias” en los siglos XVI y XVII y todo quedó en agua de borrajas. Sin ir muy lejos y ya en pleno siglo XX perdió dos grandes oportunidades en sendas exposiciones universales: las de 1929 y la de 1992…

 

¿Será la maldición de las dos últimas cifras en capicúa? ¿O será que en esta tierra todo llega y todo pasa?Creo que a nadie se le escapa el hecho de que asentar proyectos en Sevilla (especialmente si eres nativo) no es tarea fácil. Parece que aquí se cumple especialmente aquello de “no ser profeta en tu tierra”, sobre todo si perteneces a los perros verdes hispalenses. Que se lo cuenten a Cernuda, por poner un ejemplo…

 

Una amiga me sugirió una vez que –quizás- las torres de las iglesias, con la Giralda a la cabeza, actúen como especie de «acupuntura de la tierra», capaz de frenar un poco ese flujo de energía hacia el mar. Si venís desde cualquier parte hacia Sevilla, comprobaréis que la altura media de la ciudad y la de sus torres, exceptuando a la Torre Mayor y al Espárrago Pelli, no dan la talla como para llegar a ejercer esa función correctora. Y de cualquier forma, estudiando la historia de la ciudad se ve que, por ahora, seguimos siendo nativos de una tierra que acoge todo lo que le llega sin retener casi nada.

Y para que quede constancia de esa afición tan nuestra de recostar a la ciudad sobre su costado oeste (zona del río y del Aljarafe), mirad el primer plano de Sevilla, mandado ejecutar por el asistente Pablo de Olavide en 1771. Será que en esta tierra nuestra incluso al plano lo ponemos a dormir la siesta…

 

Imagen del primer plano de Sevilla, encargado por Pablo de Olavide en

Primer plano de Sevilla, encargado por Pablo de Olavide en 1771

 

Ahondaremos en estas y otras cuestiones en sucesivos artículos. Mientras, me voy a dar un paseo en barco por el río…

Jesús García López de la Osa

Doctor en Historia del Arte, Formador en técnicas de Movimiento Consciente (Tai Chi, Yoga, Chi Kung, Aikido, Karate). Ha impartido talleres de Masculinidad/Feminidad consciente

 

 

 

Feng Shui en las calles de Sevilla

En cada ciudad hay millones de calles con sus respectivas esquinas. Cada esquina tiene personalidad propia. Pero hay esquinas más originales que otras, donde alguien decidió, quizá sin darse cuenta, hacer Feng Shui callejero. Nos lo cuenta en este artículo Jesús García López de la Osa, experto en feng shui y geobiología. 

Del griego «apotrepô«, desviar. Son aquellos elementos supuestamente dotados de capacidad para desviar influencias «malignas». Surgen en todas las culturas y épocas bajo diversas formas y apariencias.

 

Imagen de un "apotrepo" en la ciudad de Sevilla

Imagen de un «apotrepo» en Sevilla

 

Imagen de un "apotrepo" en la ciudad de Sevilla

Imagen de un «apotrepo» en Sevilla

 

En Sevilla he descubierto, por ahora, tres caretas con forma de genios que, situados en esquinas, parecen desviar las malas influencias, al estilo del feng shui chino. La de la imagen está en la calle Imperial, reforzada por el aviso «Excepto residentes» y hay dos primos suyos en la calle Harinas con Jimios.

B.T.: Si encuentras este tipo de elementos en las calles de tu ciudad, no dudes en enviarnos una imagen (con o sin comentarios sobre la misma). ¡La publicaremos en Buenasterapias!

Jesús García López de la Osa

Doctor en Historia del Arte, Formador en técnicas de Movimiento Consciente (Tai Chi, Yoga, Chi Kung, Aikido, Karate). Ha impartido talleres de Masculinidad/Feminidad consciente

Feng Shui: medicina del hábitat

Hay espacios poco saludables para vivir. ¿Cómo debe estar ubicado tu hogar para tener un feng shui perfecto? ¿Sabías que el Feng Shui de los Muertos estudia cómo la energía de tus ancestros podría beneficiarte o perjudicarte? Jesús G. López de la Osa, experto en Feng Shui y Geobiología, lo explica en este artículo. 

 

¿Es el Feng Shui arte o ciencia?  ¿Superstición o Medicina del Hábitat?

No fue hasta después de los años noventa cuando en España se comenzó a publicar regularmente sobre Feng Shui. Hasta entonces esta disciplina era privilegio de unos pocos iniciados. Y para el saber popular, un absoluto desconocido. Actualmente incluso en revistas del corazón podemos encontrar “ideas feng shui para decorar tu casa”. Y muchos personajes públicos recurren hoy a expertos de feng shui para diseñar o remodelar sus viviendas.

Lo cierto es que el Feng Shui (literalmente “viento-agua”) cuenta con casi 5000 años de historia a sus espaldas. Y aunque solo sea por eso y porque aún hoy se sigue estudiando y practicando en muchos lugares del mundo, merece la pena conocer algo sobre sus propuestas.

 

Los 5 elementos de la bioenergética china (fuego, tierra, metal, agua y madera)

Los 5 elementos de la bioenergética china

 

Resumiendo mucho podemos decir que esta disciplina observa el entorno, el medio en el que se desenvuelve la vida del ser humano y trata de buscar, armonizar y potenciar los mejores lugares para vivir. En una segunda fase, contempla también el paso del tiempo y los cambios energéticos que se producen en un lugar y cómo estos afectan a las personas.

La energía del “viento” (feng) alude a todo aquello difícil de atrapar por su continuo movimiento y también a la respiración como símbolo de vida. Es decir, todo lo yang: activo, expansivo, dinámico. La del “agua” (shui) representa los senderos, los caminos, y lo que se remansa. También a nuestro 70% de agua corporal. Refleja el elemento yin: lo receptivo, tranquilo, acogedor.

La idea básica del feng shui es que todo tiene su particular y cambiante energía (ch’i). Un lugar, una casa, un terreno, también. Y esta energía, que puede ser de muchos tipos y calidades, interactúa siempre con la de los habitantes o visitantes ocasionales del lugar. La casa es tu segunda piel y, como tal, dice mucho de ti.

 

Un espacio con “mal feng shui” puede ser fuente de innumerables problemas de salud, de trabajo, de relaciones, económicos… Por ello es muy importante estudiar el lugar y su interacción con las personas. No todos los sitios son saludables y armonizar espacios y personas es una de las tareas principales del feng shui. Mejorar, sanar proteger y hacer circular la energía (ch’i) es la tarea básica de este arte chino milenario.

Para ello se emplean diferentes enfoques: uno más intuitivo sería el Feng Shui de la forma, que analiza las formas exteriores e interiores de la vivienda. Aquí se emplea la teoría de los cinco animales o cinco energías: tortuga, fénix, dragón, tigre y serpiente. Cada uno de ellos se asocia a una dirección cardinal: norte, sur, este, oeste y centro, respectivamente.

 

Ilustración con los cuatro puntos cardinales

 

Idealmente, un lugar (el centro o la serpiente) debería estar protegido por detrás (norte o tortuga) por una elevación importante del terreno o una construcción bastante más alta que la que se analiza. Por delante (sur o fénix) debe haber una llanura, mar o río que corra suavemente. A la izquierda (este o dragón), árboles altos o edificios rectangulares. A la derecha (oeste o tigre), setos bajos o edificios de poca altura.

 

Ilustración de una casa  con un Feng Shui perfecto

Una casa  con un Feng Shui perfecto

 

También se analiza el flujo correcto del ch’i y cómo diferentes obstáculos y elementos del mobiliario, la construcción o el entorno próximo pueden impedir esa corriente fluida.

 

El otro enfoque, más técnico y menos intuitivo es el llamado Feng Shui de la brújula, que se basa en cálculos matemáticos y espacio-temporales para analizar la interacción entre el espacio y las personas que lo habitan. Aquí se usa una división por sectores cardinales y se contempla el paso del tiempo. Cada sector de la casa se analiza en función de su energía espacial y de los cinco elementos de la bioenergética china (fuego, tierra, metal, agua y madera). Las correcciones pertinentes se realizan siguiendo esta misma teoría de las cinco energías.

Encontramos también un Feng Shui astrológico personalizado: por tu año, mes, día y hora de nacimiento, te corresponde un animal del zodíaco chino y un reparto de los cinco elementos muy personal, que indica también qué áreas de la vida que estarán más potenciadas y cuáles no.

Con estas dos últimas escuelas los chinos calculan las fechas auspiciosas para eventos importantes, tales como bodas, inauguraciones de negocios, firma de contratos, etc.

Finalmente, existe también el llamado Feng Shui yin o de los muertos. Es un conocimiento aún poco difundido en occidente y que estudia cómo la energía de los ancestros puede beneficiar o perjudicar a los descendientes. En ese sentido, tiene especial importancia, por ejemplo, la orientación cardinal de las tumbas de los antepasados.

 

El feng shui carece de utilidad si no se contempla previa o simultáneamente la salubridad geológica y ambiental del lugar (estudio de posibles geopatías), así como las contaminaciones artificiales por causa humana (campos electromagnéticos, radiactividad, microondas, radares…). De esto se encarga la geobiología, ciencia del hábitat. El estudio de estos factores debe ser previo o al menos, simultáneo al análisis de feng shui.

Por último, tan solo decir que el feng shui puede ayudar a mejorar bastante la calidad de vida y la salud de los espacios y personas pero no es la panacea: solo nos hace más conscientes y receptivos al entorno exterior y, de camino, y por resonancia, de nuestro interior, del cual lo externo es solo un reflejo…

Jesús García López de la Osa

Doctor en Historia del Arte, Formador en técnicas de Movimiento Consciente (Tai Chi, Yoga, Chi Kung, Aikido, Karate). Ha impartido talleres de Masculinidad/Feminidad consciente

 

Otros artículos Bt de Jesús García López de la Osa:

  • Título: Los calendarios chinos y sus aplicaciones en el Feng Shui. Leer AQUÍ

  • TítuloSevilla tiene mal Feng Shui. Leer AQUÍ

  • Título: Feng Shui en las calles de Sevilla. Leer AQUÍ