Laureano Domínguez

Nicaragua: dispensarios marinos y Nueva Medicina Germánica

Nicaragua es uno de los países más pobres de América Latina y no es un foco de interés vital para las farmacéuticas. Hablamos de la Nueva Medicina Germánica, de miles de pacientes tratados con agua de mar, del ébola y del cáncer con nuestra entrevistada de hoy, la Dra. María Teresa Ilari, española de nacimiento y Directora médica de la Clínica Santo Domingo, (Managua, Nicaragua). ¿Sabías que en esta clínica se distribuyen cada mes más de 6000 litros de agua de mar a pacientes y a pobladores que lo solicitan? ¿Y que Nicaragua ha recibido ya 6 cursos internacionales de formación en Nueva Medicina Germánica que han capacitado a 300 trabajadores de la salud y pacientes?

 

Teresa con bata

Imgen: www.unmundodebrotes.com

 

 

En su consulta de medicina interna Teresa practica la NMG (Nueva Medicina Germánica) y prescribe agua de mar a todos sus pacientes. Nos va a contar su día a día con ellos, sus retos y esperanzas y todo lo que lleva aprendido en un país que le dio la bienvenida en 1986.

 

B.T: ¿Cuándo y por qué te enamoras del agua de mar?

En el año 2003, cuando Laureano Domínguez, periodista de investigación colombiano, trae a Nicaragua la información científica conocida hasta el momento, partiendo de la obra del Dr. René Quinton en Francia de hace 100 años.

 

Laureano Domínguez, periodista e investigador

Laureano Domínguez, periodista e investigador

 

Me interesó el tema de la prescripción terapéutica del agua de mar al conocer los testimonios de cura en Francia y en Colombia, explicados por Laureano Domínguez. Consideré que por la rica y completa composición química del agua de mar (contiene todos los elementos de la tabla periódica) es la más mineral de todas las aguas, y que valía la pena comprobar en mi práctica médica su poder curativo, ya que además es inocua (carente de efectos indeseables) y totalmente gratuita y abundante en el planeta Tierra (que según el Dr. Ángel Gracia debería de llamarse planeta “Agua”).

Al ir confirmando su poder curativo con miles de pacientes atendidos en mi consulta médica y en la de muchos colegas en Nicaragua, quedé totalmente convencida de que era el mejor elemento terapéutico que les podía ofrecer, y se la prescribo a todos sin excepción.

 

B.T: ¿Podemos decir que el agua de mar es un medicamento?

No es un medicamento en si, como se entienden las drogas sintetizadas o preparadas en los laboratorios farmacéuticos, cuya prescripción en general responde a los intereses billonarios de la industria farmacéutica, que manipula a su favor falsas hipótesis de la medicina occidental oficial. Pero lo podría denominar como un maravilloso coadyuvante terapéutico, que al mejorar la composición del medio interno de los seres vivos, permite que las reacciones bioquímicas (intra y extracelulares) de cada organismo vuelvan a funcionar con un óptimo rendimiento.

 

B.T: ¿Qué “enfermedades” tratas en tu cotidiano con el agua de mar?

 

mar

Imagen: www.haycomprension.com

 

Prescribo un promedio de medio litro de agua de mar al día (sola o mezclada con otros líquidos) a todos los pacientes que asisten a mi consulta de Medicina Interna y Nueva Medicina Germánica. Mejoran pacientes con enfermedades como hipertensión arterial, diabetes, cardiopatías (enfermedades del corazón), insuficiencia renal crónica (con creatinina elevada de hasta 19 y 20 mg/100 ml), enfermedades de la piel, rinitis y enfermedades alérgicas en general, nefrolitiasis (cálculos en el riñón), enfermedades del tiroides, gastritis, estreñimiento o diarreas, sangrados digestivos y ginecológicos, enfermedades oculares, amigdalitis y faringitis, úlceras varicosas y todo tipo de heridas abiertas, cánceres, cirrosis hepáticas y enfermedades del hígado en general, artritis y artrosis, etc.

 

Uno de los primeros casos que mejoró estando desahuciado fue un paciente varón con cirrosis hepática, que tenía el abdomen muy abultado (como de un embarazo de 9 meses) a quien había que drenarle más de 8 litros de líquido ascítico de su abdomen cada semana, para que pudiera desplazarse (con mucho ahogo) y respirar un poco mejor, y sobrevivir a un mal pronóstico hospitalario. Al mes de estar tomando medio litro de agua de mar al día, ya no hubo que practicarle el drenaje del líquido (llamado en medicina paracentesis) y a los 3 meses, su abdomen había recuperado su perímetro normal y el paciente ya estaba trabajando.

 

Otros casos interesantes son varios casos de insuficiencia renal crónica, que casi no orinaban por mal funcionamiento de su riñón y su única solución desde la medicina convencional era la diálisis peritoneal o la hemodiálisis o el trasplante de riñón y muchos de ellos al empezar a beber agua de mar en cantidades calculadas según el caso, empezaban a miccionar e iban recuperando progresivamente su función renal.

 

La mayor parte de diabéticos e hipertensos pueden dejar de tomar fármacos al tomar un promedio de medio litro al día de agua de mar. Así mismo los pacientes artríticos. Hay una paciente con esclerosis múltiple que no podía caminar sin bastón, y hasta había tenido que movilizarse en silla de ruedas, que al poco tiempo de consumir agua de mar pudo dejar hasta el bastón y ahora se desplaza normalmente, como una jovencita.

 

En Nicaragua hay muchos testimonios vivos que pueden ser entrevistados en la Clínica Santo Domingo y otros dispensarios marinos de Managua y otras regiones del país.

 

B.T: ¿Por qué elegiste Nicaragua para vivir y trabajar? ¿Qué has aprendido en este país?

Llegué en el año 1986, como personal médico de una brigada que venía a alfabetizar en la cruzada Nacional de Alfabetización, que casi logró erradicar el analfabetismo en este país, segundo país más pobre de América Latina. Me enamoré de este hermoso país y de sus gentes, y me quedé.

 

Imagen: thegirlandglobe.com

Imagen: thegirlandglobe.com

 

Colaboré en los programas de medicina preventiva impulsados por la Revolución Popular Sandinista. Después me fui formando en diferentes terapias alternativas hasta que el 5 de octubre del 2011 fue aprobada la Ley 774 “de Medicina Natural, Terapias Complementarias y Productos Naturales de Nicaragua”.

En la Facultad de Ciencias Médicas de la UNAN-Managua, principal universidad pública del país, se empezaron a impartir cursos de diferentes terapias alternativas, entre ellas la prescripción terapéutica del agua de mar y la NMG (Nueva Medicina Germánica) que son base de los nuevos paradigmas en Medicina, y aunque todavía no son implementadas a nivel oficial en los sistemas públicos de salud, espero que no tarden, ya que la ley obliga a ofrecerlas y da derecho al pueblo a ser atendido con ellas.

En Nicaragua he aprendido paciencia (a esperar los tiempos de los procesos sociales y personales), solidaridad y amor compasivo. He tenido la oportunidad de aprender aquí decenas de diferentes terapias alternativas que figuran en la ley 774.

 

B.T: ¿Qué es un dispensario marino, cómo funciona y qué objetivos cumple?

Un dispensario marino es cualquier lugar donde se consigue, almacena y expende agua de mar con fines terapéuticos y nutricionales. Alguna persona voluntaria, muchas veces médica, terapeuta o líder comunitario se acopia de agua de mar y la distribuye gratuitamente y sin filtrar a quien la quiera probar para mejorar su salud. Muchos de los que tienen dispensarios marinos en su casa, clínica o centro comunal se han formado en cursos de capacitación, donde se les han dado a conocer las investigaciones que demuestran las bondades del agua de mar para la salud y la nutrición humana y animal en base a estudios publicados y a experiencias clínicas en diferentes países.

 

teresa recogiendo agua mar

Recogiendo agua de mar en un dispensario marino en Managua. imagen: www.canteranicaragua.org

 

El principal objetivo es multiplicar en cada barrio, localidad, centro de salud, dispensario u hospital la información y distribución del agua de mar, es decir, acercar el agua de mar a la gente, sobre todo a los sectores social y económicamente más vulnerables.

 

B.T: ¿Cuántos dispensarios hay en Nicaragua? ¿Cuánto tiempo llevan funcionando? ¿Podrías hacernos un balance general de lo que ha aportado en materia de salud en este tiempo?

En Nicaragua existen entre 80 y 90 dispensarios marinos, la mayoría en Managua, pero también en diferentes regiones del país. La mayoría funciona solidaria y voluntariamente desde hace más de 10 años.

El principal resultado de su funcionamiento es la masificación del método marino en todo el país, y centenares de casos de cura. No hay una estadística concreta, pero si infinidad de testimonios, que se van divulgando de boca a oído, y acercan a nuevos candidatos a este método natural y prometedor para toda la humanidad. La Clínica Santo Domingo, donde laboro, distribuye más de 6 mil litros de agua de mar cada mes a pacientes y pobladores que la solicitan, así como a otros dispensarios marinos, que a su vez la entregan gratuitamente en diferentes puntos de la nación.

 

B.T: ¿Es cierto que el agua de mar puede emplearse a través de todos los orificios del cuerpo?

Desde la cabeza a los pies describiré orificios y superficies en los que se puede aplicar: La principal vía de administración es la vía oral, es decir bebida, a razón de un promedio de medio litro al día. Se puede usar tópicamente aplicada en el curso cabelludo o en toda la piel. Esta aplicación es útil para casos de calvicie, caspa, hongos, pies llamados diabéticos, úlceras varicosas, y cualquier dermatitis.

En los ojos se puede aplicar como colirio en casos de conjuntivitis y glaucoma. En los oídos como gotas óticas, en casos de otitis externa. Por la nariz en forma de gotas o lavados nasales, en casos de rinitis alérgicas o sinusitis. Gárgaras en casos de amigdalitis o faringitis. Nebulizada en casos de asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquitis, neumonía, tuberculosis, etc. Enemas por vía rectal, para lavados colónicos, y se ha usado por esta vía en perros moribundos a los que no se les podía aplicar por vía intravenosa, logrando salvar su vida. Lavados vaginales en casos de leucorrea o flujo vaginal, displasias o cánceres de cuello uterino. Pediluvios en casos de pies llamados diabéticos, úlceras y mal perforante plantar. Por último la vía endovenosa, ya se hipertónica (36 gr. de sales por litro de agua) o isotonizada (9 gr de sales por litro de agua), en forma de suero.

En casos de diarrea, se puede preparar el mejor suero rehidratante: 1 parte de agua de mar por 3 de agua dulce, y un poco de limón recién exprimido. Este suero oral contiene toda la tabla periódica de minerales y oligoelementos.

 

B.T: ¿Es seguro beber el agua de mar sin filtrar  que podamos recoger en una playa cercana a nuestra casa?

Buscamos una playa limpia, que no tenga cloacas ni ríos que desemboquen cerca, y recogemos el agua de mar de la misma orilla. Hemos comprobado, en análisis de laboratorio en el Ministerio de Salud nicaragüense que está libre de microorganismos patógenos y que es totalmente segura y apta para el consumo humano.

 

B.T: Has sido una de las impulsoras de la Ley de Medicina Natural, terapias complementarias y productos naturales en Nicaragua. Explícanos en qué consiste. ¿Se aplica en los hospitales públicos?

La Ley 774, “de Medicina Natural, Terapias Complementarias y Productos Naturales de Nicaragua” fue impulsada desde las bases, tanto desde la Red de Medicina Natural de Cantera, liderada por la Hermana Julie Marciacq, como por la Asociación de Médicos Naturoortopáticos, así como por productores de medicinas naturales. Se hizo una consulta previa en la que se incluyeron todos los aportes de los actores y expertos en el tema. Cuando se inició la redacción definitiva en la Asamblea Nacional, órgano legislativo del país, participó una comisión de expertos nacionales, elegidos desde las bases, en conjunto con los legisladores.

Antes de esta ley, se había aprobado la Ley 759de Medicina Tradicional Ancestral”, el 4 de julio del 2011, que ha hecho cooficial esta medicina en las zonas indígenas de Nicaragua. Ha habido una voluntad política de la presidencia del país de impulsar la discusión y aprobación de estas leyes.

Desgraciadamente todavía no se aplica en hospitales públicos. “Las cosas de palacio van despacio”… Por ello, hay que esperar con paciencia los procesos sociales de toma de conciencia para que desde abajo el pueblo exija el derecho que le otorga la ley, de ser atendido de formas más naturales y menos invasivas. Los intereses de las farmacéuticas penetran todos los ámbitos médicos oficiales y sin la capacitación adecuada de los prescriptores es muy difícil que el sistema oficial se lance a cumplir este deber al que la ley 774 obliga.

Atiendo pacientes médicos y trabajadores de la salud que cada vez más buscan alternativas naturales y más efectivas en el proceso de sanación. De ellos se espera que desde su experiencia personal impulsen desde abajo la necesidad de esta formación y su amplia difusión en los sistemas públicos de salud.

 

B.T: ¿Por qué Nicaragua tiene esta apertura tan grande ante la medicina natural?

Porque al ser uno de los países más pobres de América Latina no es un foco de interés tan vital para las farmacéuticas. Porque hay un sector indígena considerable que practican sus conocimientos ancestrales y botánicos. Porque es un país que ha tenido una Revolución política y social, y el pueblo en general está acostumbrado a decidir y a exigir. Porque hay conocimientos populares para la cura que se practican en los hogares desde siempre. Porque hay un interés de la actual presidencia de este país en estas prácticas alternativas de sanación. Porque ha habido una labor tesonera de la Red de Medicina Natural de Cantera y otras organizaciones afines que han impulsado en los sectores más desfavorecidos consultorios médicos populares ofreciéndose en ellos alternativas naturales para la cura, además de cursos y talleres de autoayuda. Porque hay varias universidades que ofrecen la carrera de Medicina Naturo-Ortopática, donde se forman médicos con otra visión y otro tipo de práctica.

 

B.T: ¿Qué medicinas, terapias o técnicas están ya al servicio de los ciudadanos en los centros hospitalarios?

Se acaba de crear un Centro de Medicina Alternativa y Tradicional por el propio Ministerio de Salud. No estoy directamente informada de sus objetivos y alcances, pero parece que en esta etapa se están formando a algunos cuadros en fitoterapia. En los centros hospitalarios hasta donde sé no se practica ninguna de las terapias establecidas en la ley 774.

 

B.T: La Nueva Medicina Germánica es oficial en Nicaragua y nos ha llamado mucho la atención. Aquí en Europa podríamos decir que está perseguida y penalizada. ¿Por qué crees que es así?

Hemos tenido hasta el momento 6 cursos internacionales de formación en NMG en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNAN-Managua. Se han capacitado 300 trabajadores de la salud y pacientes, la mayoría nicaragüenses, pero también procedentes de casi todos los países de América Latina. Han sido cursos intensivos de entre 15 días y un mes, 8 horas cada día. Han generado gran interés en quienes los han recibido, y muchos de nosotros practicamos este nuevo paradigma médico, con mucho éxito y esperanza para la población enferma.

Opino que ésta es la verdadera medicina. He podido comprobar en los cursos, altamente científicos y didácticamente estructurados de NMG, que la medicina oficial está basada en falsas hipótesis que sólo responden a los intereses de la industria farmacéutica.

En la medida en que terapeutas y pacientes se liberan de la dependencia a los fármacos, y se sienten mejor con un abordaje que sigue los dictados de la Naturaleza, en base al autoconocimiento y la autorresponsabilidad en la cura, la NMG se va instalando progresivamente en el quehacer médico y en la búsqueda de nuevas opciones terapéuticas de los pacientes.

 

B.T: Hay enfermedades que generan miedo y ansiedad en el paciente (cáncer, SIDA…). ¿Cómo reaccionan tus pacientes cuando les transmites la mirada del Dr. Hamer sobre su enfermedad?

Casi no atiendo pacientes con SIDA, normalmente captados por el sistema público de salud y adentrados en los tratamientos antirretrovirales. Sí atiendo pacientes con cáncer que buscan alternativas que superen las macabras estadísticas de sobrevivencia a los 5 años de la quimioterapia. Este estudio de tres oncólogos australianos, del tipo metaanálisis: “La contribución de la quimioterapia citotóxica a la supervivencia de 5 años en adultos con tumores” (The Contribution of Cytotoxic Chemotherapy to 5-year Survival in Adult Malignancies) Por Ralph Moss, Ph.D. – www.ralphmoss.com/ Newsletter nº 226  del 05-03-2006  – Newsletter del 12-06-2006 demuestra una sobrevivencia al cáncer del 2% a los 5 años después de la aplicación de la quimioterapia, exactamente: 2.1% en Estados Unidos de América y un 2.3% en Australia. Es decir, mueren el 98 % antes de los 5 años. En cambio las estadísticas del Dr. Hamer (NMG) rondan un 95 % de sobrevivencia, sin radio ni quimioterapia. De hecho, en Israel, donde se practica la NMG, sólo en los pacientes judíos, se registra la más baja mortalidad por cáncer en el mundo.

 

B.T: En estos momentos hay mucho miedo y angustia por parte de los ciudadanos con respecto al ébola. Los medios de comunicación no ayudan mucho porque también están empapados del discurso del miedo. ¿Puede tratarse el ébola desde la medicina natural?

Al igual que la Dra. Teresa Forcadas en Catalunya, y algunos exministros de salud de algunos países europeos denunciaron el fraude de la llamada pandemia de la gripe H1N1 y los peligros e inutilidad de aplicar la vacuna -que sólo respondía a intereses billonarios farmacéuticos- también el ébola está siendo catalogado por sectores informados y críticos de la sociedad científica como un montaje que responde a intereses económicos de Estados Unidos y algunos países poderosos del norte. Estos países africanos tienen diamantes, petróleo, y otros rubros que les interesa dominar y controlar, y también militarmente. Hay muchas pruebas de lo dicho, que en estos momentos no vienen al caso.

 

Teresa Forcades

Dra. Teresa Forcades

 

Por el miedo dominan a los pobladores de este mundo, por eso promovemos cursos de formación e información alternativa en Nicaragua. Perder el miedo gracias al conocimiento y a la autorresponsabilidad en la propia vida y en la cura. Esto es lo que en primer lugar intentamos transmitir a los pacientes, que inmediatamente se sienten aliviados. Desde el ámbito médico de la Psiconeuroendocrinología, el bienestar psíquico favorece la recuperación de la salud, y la depresión y el miedo la dificultan.

En NMG no abordamos las etiquetas de las enfermedades, sino que desde los síntomas que presenta el paciente podemos conocer los conflictos biológicos que sufrió y que originaron su programa biológico de sobrevivencia que llamamos enfermedad. La mayoría de los síntomas molestos pueden manejarse por procedimientos naturales y no invasivos, muchísimo más baratos que los fármacos y vacunas, algunos de ellos gratuitos como el agua de mar. Ya Hipócrates habló de que la vía de cura es la Naturaleza (“Via Medicatrix Naturae”)

Por tanto, sí puede tratarse el programa biológico llamado enfermedad del Ébola desde la medicina natural, pero como ésta no responde a los intereses de la industria farmacéutica, no creo que a niveles oficiales le pongan mucha atención…

 

Nota:

Queridos lectores, no tengo tiempo para buscar testimonios ni para hacer un trabajo periodístico, pero me pongo a vuestra disposición si queréis venir y escuchar los numerosos testimonios de los pacientes que diariamente asisten a la Clínica Santo Domingo, donde aplicamos muchas de estas terapias alternativas, y preferentemente, al agua de mar y la NMG.

Fundación Aquamaris: ¡bebe agua de mar!

Mariano Arnal es gerente de la Fundación Aqua Maris, que nace en Badalona con la idea de agrupar a un considerable número de terapeutas que emplean y prescriben el agua de mar. En diez años de andadura ha tenido la oportunidad de relacionar la Fundación con los movimientos que propugnan la salud por medios naturales. Recibe muchas consultas de toda España y de América, desde California a la Patagonia. Los libros que ha escrito sobre el poder sanador del agua de mar están aquí.  

B.T: ¿Cuáles son los objetivos principales de vuestra organización? 

Nuestro objetivo marco es poner el agua de mar al alcance de todo el mundo sin necesidad de intermediarios. Nuestra alimentación es deficitaria en unos casos, y desequilibrada en otros, en cuanto a minerales. Sobre todo si a causa de la pobreza no se puede acceder a una alimentación completa. Siendo el agua de mar nuestra fuente segura, completa y equilibrada de minerales, es una gran ayuda completar la dieta con agua de mar.

 

mar

 

Con el agua de mar prevenimos un número importante de enfermedades derivadas de la desnutrición y de la malnutrición. De ahí nuestro empeño por ponerla al alcance de los que más la necesitan. Y esto sólo puede hacerse investigando, para dar seguridades sobre la fiabilidad y la bondad del agua de mar, y divulgando estos conocimientos.

 

B.T: La Universidad de Antioquia (Colombia) participa con la Fundación. ¿Qué hace exactamente y cuáles han sido sus logros? ¿Quién es Laureano Domínguez? 

En la Universidad de Antioquia cuenta la Fundación con un grupo muy potente de profesores, alumnos y personal administrativo de la Facultad de Medicina, liderado por el Dr. Wilmer Soler, bioquímico, presidente del Comité Científico de Aqua Maris. Amén de las actividades que realizan en la Universidad, se dedican a difundir el agua de mar y a implementar fórmulas de recogida, almacenaje y distribución segura del agua, con total garantía sanitaria. Realizan además las investigaciones que les encarga la Fundación.

En cuanto a Laureano Domínguez es un periodista colombiano. Fue el redescubridor de René Quinton y el dinamizador de colectivos entusiasmado con el agua de mar, entre ellos la Fundación Aqua Maris.

 

B.T: ¿Hay otras instituciones –públicas o privadas- que colaboren con Aqua Maris?

Por fortuna no dependemos de ninguna institución pública ni privada. Hemos tenido ayudas ocasionales, especialmente de MANGO, que nos han permitido mantener vivos muchos dispensarios marinos y la investigación. Con la crisis ha habido un enorme bajón de las subvenciones y ayudas públicas, que no nos ha afectado porque no las teníamos. Y por supuesto, también han bajado las ayudas privadas. Pero seguimos luchando y sobreviviendo.

 

B.T: La Fundación decide, en un momento de su trayectoria, compartir lo que sabe sobre el agua de mar con instituciones políticas, sanitarias e incluso con las casas reales europeas. ¿Qué ocurrió? 

Cada cosa tiene su momento, y por lo visto aún no ha llegado el del agua de mar. Pero por varios motivos, parece que se va acercando. La acelerada transformación de la conciencia de la gente respecto a los medios para conservar y recuperar la salud es un hecho. Cada vez atrae más lo natural y el respeto a la naturaleza. Otro acelerador del cambio puede ser  la profundización de la crisis, que hará que dejemos de ver lo económico y lo gratuito como enemigo de la prosperidad y del bienestar.

Entendemos que teniendo como tenemos en nuestro país soluciones de ricos, resultan muy poco atractivas las soluciones de pobres… incluso para la ayuda los países pobres. Por eso, cuando hemos llegado a las altas instancias con el mensaje del agua de mar solo se nos ha escuchado con cortesía, y a veces ni eso.

 

B.T: Has comentado que -como seres humanos- genéticamente necesitamos complementar nuestra alimentación con minerales. ¿Cómo sentimos este déficit desde nuestro organismo?

El paladar nos advierte que muchos de nuestros alimentos tienen carencia de minerales. A nuestra dieta, vista globalmente, le falta minerales. Por eso nuestro paladar nos los pide… y normalmente se los damos en forma de sal. El problema es qué sal le estamos dando a nuestro cuerpo.

 

En los últimos 75 años la industria ha desnaturalizado la sal, refinándola hasta reducirla a sólo dos minerales, el cloro y el sodio. Así han eliminado los otros noventa y pico minerales que naturalmente contiene el residuo sólido del agua de mar, es decir, la sal integral. De este modo engañamos al paladar, pero no al cuerpo. El organismo acaba pasándonos la factura por este déficit de minerales. 

 

B.T: ¿Qué funciones ejercen los minerales en el organismo?

Es una pregunta de enciclopedia pero podría resumir la respuesta en el principio general que nos dice que los minerales son el cimiento de nuestra alimentación. Van incorporados a los alimentos (pero no en cantidad suficiente), y por supuesto, al agua. Por eso estamos tan interesados en las aguas “minerales”, porque son éstos los que diferencian a unas aguas de otras. Y por encima de todas ellas, claro está, el agua de mar, que los contiene todos.

 

Imagen de la playa de Chipiona (Cádiz)

 

Pues bien, los minerales tienen en el organismo tres funciones básicas: primera, la función constructiva. Echemos cuenta del calcio, del hierro, del fósforo. Todos los días renovamos materiales de construcción de nuestro cuerpo. No tenemos en el cerebro o en el sistema nervioso fósforo acumulado desde hace años, ni en la sangre hierro antiguo ni en los huesos calcio de sobra para toda la vida. Eso no va así, sino que reponemos constantemente los materiales gastados, y para ello es indispensable la ingesta de minerales.

La segunda función es electrolítica: el agua en que están sumergidas nuestras células y nuestra flora y que además las impregna sería una pésima conductora, sin actividad eléctrica por tanto, si no contuviese todos los minerales que nos aporta la mejor agua mineral: la del mar. La variedad de minerales nos garantiza la enorme variedad de funciones eléctricas que se producen en nuestro organismo.

Y la tercera función de los minerales en el cuerpo es la de reactivos para propiciar la multiplicidad de reacciones químicas que permiten el funcionamiento de nuestro metabolismo.

 

B.T: En tu libro “Cómo beber agua de mar” describes la forma perfecta de ingerir agua marina… ¿Cuál es?

Hay tres formas básicas de beber agua de mar: como laxante-purgante- desintoxicador. En este caso se beben cantidades importantes, preferiblemente en forma hipertónica (sin rebajar).

 

Si se bebe como nutriente, es mejor en forma isotónica (3 partes de agua dulce, más una de agua de mar), cuyo sabor se puede mejorar añadiéndole zumo de limón. Se trata de beberla en pequeñas cantidades distanciadas, justamente para evitar el efecto laxante.

La tercera forma de beberla, de carácter singularmente terapéutico, es a pequeños sorbos de agua hipertónica. Cada sorbo hay que retenerlo en la boca unos 10 minutos y luego ir deglutiéndolo muy despacio. Esta forma de beber es excelente para mantener una higiene bucodental impecable o para combatir infecciones de la cavidad bucal y para cuidar de forma exquisita todo el tracto digestivo.

 

B.T: Y si una persona vive a 1000 kilómetros de distancia de la costa, ¿qué otra opción tiene para ingerir agua de mar?

A falta de pan, buenas son tortas. Del mismo modo que en las aguas minerales lo que andamos buscando son los minerales, también es ésa la cuestión con el agua de mar. Sabiendo que ésta los contiene todos, y que en su residuo sólido, la sal integral, se mantienen la mayoría de los minerales (tantos más, cuanto menos manipulada está), lo que le queda al que no tiene forma de conseguir agua de mar, es recomponerla a partir de la mejor sal marina posible.

No será lo mismo, como tampoco es lo mismo la leche en polvo del biberón que la leche materna. Pero si finalmente nos permite salir del apuro, bien está.

B.T: En  tu segundo libro titulado “Agua de mar: la mejor sal”, ¿qué nos ofreces?

 

Imagen de la portada del libro "La mejor sal: agua de mar"

 

Después de explicar en mi primer libro  cómo beber agua de mar era necesario explicar por qué beberla. Adelanto que es tan extenso e interesante el tema, que no cabe en un solo libro, sino que irá en dos: “Por qué beber agua de mar”, y “La mejor sal, agua de mar. ¿Por qué?«. En el primero explicaré qué tiene de especial (y de completo) el agua de mar que las demás aguas sólo tienen de forma parcial e insistiré en la importancia que tienen los minerales en la correcta alimentación (definiendo de paso los grupos de aguas minerales por sus propiedades alimentarias y en su caso medicinales). En el dedicado a la sal incidiré especialmente en las posibilidades de recuperar el uso del agua de mar en la preparación tanto doméstica como artesanal e industrial de alimentos. Ahí tendremos, por supuesto, un buen puñado de fichas con recetas de cocina con agua de mar.

 

B.T: ¿Organizáis charlas sobre los beneficios del agua de mar en Badalona?

Sí, durante todo el año.  Para solicitar una conferencia sobre el agua de mar se debe rellenar un sencillo formulario. Las charlas son informales y abiertas.

 

Nos encantaría conocer los testimonios de personas  y profesionales de la salud integral que ya estén familiarizados con la ingesta de agua de mar. ¡Anímate a escribir tus comentarios en esta entrevista! Tu experiencia vale mucho. Si empleas la Terapia Marina en tu consulta  ¡Te escuchamos!

 

Más Info:

http://www.seawater.org/SEAWATER/Home.html

(Héctor Bustos-Serrano y Ángel Gracia)

http://dispensariosyoasismarinos.blogspot.com.es/

(Oasis y Dispensarios Marinos)

Noticias relacionadas:

 

Título: «El agua de mar vence a las bebidas deportivas»

http://www.aquamaris.org/el-agua-de-mar-vence-a-las-bebidas-deportivas/

Título: «Eficiencia en el tratamiento de la rinitis alérgica con agua de mar por ingesta y lavado nasal»

http://www.aquamaris.org/resumen-del-estudio-de-tratamiento-de-rinitis-alergica-con-agua-de-mar/

Título: «Un trago de agua de mar podría aliviar problemas de estómago y disminuir el riesgo de úlceras y cáncer estomacal»

http://www.antena3.com/noticias/salud/trago-agua-mar-podria-aliviar-problemas-estomago-disminuir-riesgo-ulceras-cancer-estomacal_2013091700087.html