Naturopatía Psico-física

Yoga Aéreo Unnata ®: beneficios del yoga en suspensión

¿Volamos? ¿Disfrutarías del yoga en el aire? ¿Todos podemos hacerlo? ¿Qué se siente al estar «colgado»? ¿En qué se diferencia esta práctica del Hatha Yoga, donde las asanas (posturas) se realizan sobre el suelo? Karina Morales colaboradora Bt y enamorada de los «altos vuelos», te explica cómo funciona esta disciplina. Y algunos practicantes dan sus testimonios sobre la experiencia de estar suspendidos en su maravillosa hamaca.

El yoga es una práctica muy conocida e integrada en nuestra sociedad. Aporta grandes beneficios y es apta para todas las edades. Lo mejor de Yoga es que es una disciplina viva y en constante evolución. Hoy os voy a hablar de un yoga especial, que pocas personas conocen en profundidad: es el Yoga Aéreo Unnata ®, una forma diferente de vivir y experimentar el yoga sin perder su más pura esencia, una experiencia única y diferente.

 

imagen yoga aereo unnata karina morales yoga aereo unnata sevilla huelva buenasterapias comunicacion integral saludable

Yoga Aéreo Unnata ®: beneficios del yoga en suspensión. Karina Morales

 

Unnata es una palabra procedente del sánscrito que significa, “elevado”, también se traduce como “en suspensión”, ya que cuando hablamos de elevado, hace referencia a estar en el aire. Para su práctica se usa como herramienta principal la tela o hamaca. Su creadora, Michelle Dortignac, combinó sus conocimientos de danza y yoga para adaptarlos a la hamaca y trasladarlos en su forma elevada (en suspensión). Sus secuencias evolucionan de la práctica tradicional de Hata Yoga (en el suelo) a “elevar las asanas” (en el aéreo), es decir, es una práctica evolucionada del Yoga Tradicional. No son acrobacias ni piruetas, aunque sí es una práctica divertida y agradable que invita al disfrute.

De entrada muchas personas creen que esta modalidad de Yoga es difícil y requiere alto nivel físico. Sin embargo, está preparado para adaptarse a todo tipo de personas y niveles, no es necesario tener una forma física determinada ni estar preparado físicamente, pues la hamaca nos ayuda a trabajar utilizándola como apoyo. Cualquier persona que tenga curiosidad y ganas de experimentar nuevas sensaciones puede practicar esta disciplina.

 

imagen yoga aereo unnata karina morales sevilla huelva buenasterapias comunicacion integral saludable

Yoga Aéreo Unnata ®: beneficios del yoga en suspensión. Karina Morales

 

Este estilo novedoso de Yoga tiene, a parte de la tela, dos elementos fundamentales que juegan a nuestro favor: el peso corporal, la gravedad y nuestra capacidad de relajarnos y apoyarnos sobre la hamaca. En la práctica de este yoga las sensaciones son intensas y los resultados son visibles en un periodo más corto que en otras prácticas.

¿Cuáles son sus beneficios? A nivel físico te facilita la alineación de la única forma que se puede conseguir, en suspensión o colgados en el aire… es inmediato el efecto de alineación con sólo dejarse caer en la hamaca. También se alivian molestias musculares, pues al apoyarse en la tela las articulaciones dan de sí lo necesario para permitir que la musculatura se estire y relaje. María Cabrera, alumna de Unnata® Yoga, Quiromasajista y Maestra de Reiki, describe desde sus conocimientos los beneficios físicos de esta disciplina:

“Con la práctica del yoga aéreo, el cuerpo recupera su alineamiento natural. Las posturas invertidas ayudan a descomprimir los espacios intervertebrales y aliviar las presiones que ejercen las vértebras sobre los discos intervertebrales, quita tensiones de los tejidos blandos, causantes de muchas molestias y dolores. Se realiza un intenso trabajo de nuestra musculatura desde dentro hacia fuera, desde los músculos más profundos conocidos como estabilizadores, proporcionando mejor posición postural, agilidad y fortaleza.”

María habla desde la experiencia y con el conocimiento técnico necesario para trasmitirlo con lenguaje cercano».

 

imagen yoga aereo unnata karina morales sevilla huelva buenasterapias comunicacion integral saludable

Yoga Aéreo Unnata ®: beneficios del yoga en suspensión. Karina Morales

 

Yoga Aéreo Unnata nos ayuda a realizar un trabajo muy importante, el mental y emocional. No es sencillo ni fácil de comprender que una práctica en apariencia física nos ayude a trabajar emociones, sin embargo, no debemos olvidar que hablamos de YOGA. Ello implica trabajar con la respiración y la máxima atención posible, adquiriendo una capacidad de concentración y de auto conocimiento importante. Con cada asana (o postura de yoga) observamos qué músculos se trabajan, qué sensaciones tenemos y cómo nos sentimos. Cuando observamos cómo nos sentimos obtenemos la capacidad de reconocer nuestras emociones en ese momento, respirar con ellas y regularlas de forma dinámica y con destreza. Observar cada detalle de la sensación y/o emoción, descubrir su origen, son algunos de los puntos más importantes que se trabajan.

 

imagen yoga aereo unnata karina morales sevilla huelva buenasterapias comunicacion integral saludable

Yoga Aéreo Unnata ®: beneficios del yoga en suspensión. Karina Morales

 

La confianza, los miedos, la decisión, el atrevimiento y la voluntad son algunos de los aspectos que más se trabajan en el aire, además de que cada persona emprende, con la práctica, su auto crecimiento personal a nivel emocional y físico y le permite, a su ritmo, ir avanzando.

Este tipo de trabajo se centra en uno de los pilares esenciales de la práctica del yoga, la observación y aceptación de los límites para poder luego trabajar sobre ellos y superarlos. Se desarrollan factores como la orientación y el equilibrio, la práctica nos aporta satisfacción, bienestar, equilibrio y fortaleza física y moral, pues ante todo comprobamos que somos capaces de mucho más de los que nos podíamos imaginar, además de reordenar y alinear cualquier desajuste físico y mental.

Si quieres, con este Yoga tienes la oportunidad de vivir una experiencia única para descubrir tu esencia más pura desde la sencillez.

TESTIMONIOS

Lara (maestra de educación física): «Gran ejercicio para la sensibilidad propioceptiva y el equilibrio jugando con la fuerza de gravedad».

Azul (dietista): «Es dura y da agujetas en músculos que no recuerdas tener, pero es muy adictivo!. Saca y trabaja emociones que se reprimen».

Pilar (maestra): «Es una oportunidad para experimentar con mi cuerpo sensaciones nuevas».

Sonia (pedagoga): «Es lo mejor que me ha pasado en mucho tiempo, una experiencia muy positiva. Ha cambiado mi forma de ver y vivir la vida. Mil gracias!»

Mari Ro (gerente de librería papelería): «Es bienestar y conocimiento de uno mismo, difícil de explicar, hay que vivirlo desde la experiencia».

Pepi (enfermera): «Gracias al yoga aéreo Unnata he conseguido paz y tranquilidad interior y sobre todo he logrado controlar el dolor cuando tengo brotes de artritis, incluso me alivia si practico en pleno brote, notando alivio al día siguiente».

Jose (empleado de mantenimiento): «Una experiencia sorprendente que todo el mundo debería probar».

Natalia (administrativa): «Es la unión entre la mente, el cuerpo y el alma».

 

Karina Morales

Instructora de Yoga Aéreo Unnata® en Rishikesh, India. 2015

Mi web Mindfulness y Naturopatía

607 591 436

mindfulnessynaturopatia@gmail.com

Mindfulness y estrés: la habilidad de responder en vez de reaccionar

A ella le estresa el ruido y las mudanzas; a él, su madre y que su jefe le cambie de planes en el último momento. ¿Por qué un monje puede estar más estresado que unos padres de familia numerosa? Y a ti, ¿qué te estresa? Tu estrés está relacionado con tu percepción de la vida, con las emociones que te inundan y te «enganchan», con la calidad de tu comunicación interna-externa y con tu gestión del tiempo. Karina Morales te ofrece en este artículo una opción saludable para que manejes tu estrés con el mindfulness. ¿Preparad@?

imagen de karina mrales, colaboradora buenasterapias especialista en mindfulness

Karina Morales. Reducción del estrés a través de Mindfulness o Atención Plena

 

En los años 80 el equipo que formaba la unidad de ansiedad del Hospital Médico de Massachusetts liderado por Jon Kabat-Zinn, se propuso buscar una forma eficaz y que estuviera al alcance de cualquier persona para poder gestionar su malestar, tanto físico como el malestar psíquico. El resultado de esta búsqueda fue el Programa de Entrenamiento basado en Mindfulness conocido como M.B.S.R. (Mindfulness Based Stress Reduction).

En general, cuando hablamos de estrés nos referimos principalmente a la sensación de inquietud, nerviosismo e irascibilidad que muchos sufrimos cuando nos vemos sobrepasados por la cantidad de tareas que afrontamos todos los días y que con el tiempo termina haciéndose visible con problemas en nuestra salud. Los más destacados suelen ser problemas digestivos, ansiedad, hipertensión arterial, tensiones musculares, tics nerviosos, jaqueca, etc.

Algunos de estos problemas de salud son tan frecuentes en la mayoría de las personas que, por regla general, se le resta importancia y seguimos con el mismo ritmo sin más o recurrimos a cualquier medicamento que nos alivie, aunque sea por unas horas. Hasta que un buen día nos planteamos  qué podemos hacer para intentar vivir de forma que nos sintamos mejor y poder descansar y recuperar fuerzas para la siguiente jornada. Si reflexionas sobre el ritmo que sueles llevar, te das cuenta de que tu cabeza anda siempre dando un montón de vueltas a tantos asuntos que por mucho que corras nunca llegarás a todas ellas… Y en el momento de dormir, sigues con tal actividad mental que el descanso no llega tan fácil como decir “vamos a la cama que hay que descansar”.

A partir de esta base empiezan a establecerse los principales puntos y objetivos para diseñar lo que hoy en día se conoce como El Programa de entrenamiento M.B.S.R. (Mindfulness Based Stress Reduction), es decir, Reducción de Estrés basado en Mindfulness o Atención Plena.

Uno de los principales factores que avalan la calidad de este programa es su eficacia científicamente probada. Son cada vez más los estudios que demuestran que M.B.S.R. mejora el nivel de estrés entre un 30% y un 45% dependiendo de los casos. Se aplica tanto para el estrés agudo como el crónico. Es de gran utilidad en personas que padecen dolor crónico de diversas causas, hipertensión, diabetes, ansiedad, depresión, insomnio. Unos de los estudios más llamativos es la evidencia científica de su eficacia en pacientes que padecen cáncer o personas con VIH.

M.B.S.R. No es ningún tipo de terapia, es una intervención psico-educativa (como comenté en el anterior artículo), es decir, aprendemos una herramienta que nos ayuda a gestionar de forma más eficaz los diferentes aspectos de nuestro día a día. Pues el objetivo principal es que la práctica de Mindfulness se convierta en un modo de gestión, de forma que nuestra vida no esté conducida por ninguna circunstancia que no sea la que nosotros mismos elegimos. Comprobando que esta herramienta es complementaria a todas las tareas y quehaceres.

El programa tiene una duración de 28 horas distribuidas en 8 semanas y 10 sesiones repartidas de la siguiente manera:

1.- Una sesión informativa o presentación

2.- Una sesión semanal de 2,5 horas, durante las 8 semanas

3.- Una sesión de un día en fin de semana de 8 horas de duración, en un lugar cercano a la naturaleza, dedicado a integrar la práctica.

Las sesiones semanales incluyen una parte teórica y una práctica, así como dinámicas de grupo en las que la interacción de los participantes es esencial. El tema de cada sesión es:

1.- Introducción a Mindfulness

2.- Las percepciones

 3.- Las emociones

4.- El estrés

5.- Responder al estrés

6.- La comunicación consciente

7.- Gestión del tiempo

8.- Después de las 8 semanas y despedida

En cada sesión se dan apuntes con las tareas para seguir con el entrenamiento entre semana, además de un libro y 3 cd´s como material de apoyo a las sesiones y apuntes adicionales.

Como podemos ver, la primera mitad del programa se centra en aprender a reconocernos, nos ayuda a parar y ver con la finalidad de identificar y distinguir lo que sentimos, este conocimiento aporta calma física y mental.

La segunda mitad nos aporta las herramientas para desarrollar la habilidad de responder en vez de reaccionar a los desafíos del día a día. La sutil diferencia entre reaccionar o responder en un momento dado, es esa parcela en la que se encuentra la libertad, es decir, la capacidad de decidir qué queremos en la vida. Esta cualidad nos ayuda a comprendernos mejor y también a aceptar nuestros límites. Conseguimos responsabilizarnos de esa parte de nuestra vida que en ocasiones parece que se deja arrastrar por una fuerza que no controlamos.

El participante debe rellenar unos cuestionarios privados y no vinculantes que ayudan a evaluar la calidad del programa, al instructor y para llevar un seguimiento de la mejoría de su estrés.

Si una persona decide hacer este programa y quiere obtener resultados óptimos es importante saber que, en las 8 semanas de duración, se aconseja dedicarle unos 45 minutos, 5 o 6 días a la semana como parte del entrenamiento.

Mindfulness y su programa de reducción de estrés son efectivos si se practica. Y el empeño que cada persona ponga en aprender lo mejor posible esta gran herramienta se fundamentará en el tiempo que le dedique.

Karina Morales