Psoriasis

La Psoriasis se cura: ¡Viva la clorofila!

Según nos explica el Dr. Rafael Méndez Cobos, «la Medicina Biológica entiende que la etiología de la Psoriasis es multifactorial. En ella convergen varios factores: un estado mental-emocional (suma de conflictos no resueltos), una dieta inadecuada donde consumimos alimentos que nos causan alergias o intolerancias y un déficit de eliminación.

 

En mi experiencia con personas aquejadas de psoriasis, es fundamental practicarle al paciente una Organometría y estudio de alimentos para verificar el estado general de su organismo y la salud de sus órganos, a la vez que detectamos los alimentos provocadores de alergias e intolerancia por medio de electroacupuntura de Voll. 

 

La Organometría es un método que nos muestra el nivel energético y funcional de los órganos, sus alteraciones y desequilibrios, incluso antes de la aparición de trastornos. Tiene un alto valor preventivo y está basado en técnicas milenarias de acupuntura modernizadas y adaptadas a las nuevas tecnologías electrónicas e informáticas.

 

Además nos permite reconocer un problema cuando en las pruebas convencionales como analíticas, radiografías, etc. aparece todo normal y sin embargo la persona tiene síntomas claros de alteración.

 

 

Imagen de un estudio de alimentos con la Electroacupuntura de Voll

Testando los alimentos que nos hacen daño y nos restan energía vital. imagen: ouas.org

 

  

El tratamiento pasa por eliminar en lo posible el estrés, corregir el sistema digestivo, incrementar la clorofila ingerida y tonificar el sistema endocrino y nervioso.

 

La clorofila es muy beneficiosa para el organismo. Para evitar el mal aliento es muy eficaz y estimula al organismo para cicatrizar y reconstruir tejidos. También desintoxica y oxigena la sangre, equilibra el PH del organismo, desintoxica el hígado y el colon, inhibe la acción metabólica de los cancerígenos y es antioxidante, mejora la digestión y soluciona problemas de acidez, gastritis y úlceras.

 

Imagen de un licuado de clorofila

imagen: www.aperderpeso.com

 

¡Prepárate un licuado de Clorofila (desintoxicante, antioxidante y energético)!

Ingredientes:

Alfalfa fresca (o espinacas, manzana verde con piel, remolacha, apio), unas hojitas de menta (opcional) y un vaso de agua purificada. Podemos añadir también un poco de zumo de limón para que el sabor sea más agradable. Lo llevamos a la batidora. 

Colamos el jugo obtenido y ya podemos beberlo (en ayunas sería lo ideal).

 

Alimentos que contienen clorofila:

brotres de trigo, alfalfa, damiana (hojas), brócoli (hojas), té verde (hojas), mate (hojas), plátanos (parte interior de la piel), soja (semillas), espinacas (hojas), tomatera (frutos), manzano (fruto), pimentero (fruto), ajo (bulbo), verdolaga (planta), zanahoria (planta)…