Quantec

Alimentos vivos, ¡cambia tu vibración energética!

¿Qué se esconde detrás del Codex Alimentarius? ¿Pueden los alimentos vivos modificar mi vibración energética?

¿Qué recomendaciones te ofrece Teresa Salazar sobre el agua, el pan, las frutas y verduras, los azúcares, las carnes, pescados, lácteos y frutos secos?

«Hoy te hablo de alimentación viva y consciente. Soy Teresa Salazar, terapeuta energética. Vivo y trabajo en Jarandilla de la Vera (Cáceres). 

Trabajo con Quantec, un sistema de sanación holística basado en los últimos adelantos de la física cuántica y la radiónica.

He escrito el libro Una cuestión de energía (2011, Editorial Cuarto Centenario), que puedes encontrar en mi blog.

 

La alimentación consciente implica darnos cuenta del momento tan especial que estamos viviendo y tener información acerca de lo que comemos y de lo que está pasando en la Tierra, aquí y ahora. La comida no es la misma que hace diez años, ni nosotros tampoco. Actualmente casi todos los alimentos de supermercado llevan muchísimos tóxicos, con lo que se hace imprescindible plantearse otro tipo de alimentación, no solo por salud, sino para poder asimilar las nuevas energías que están entrando en la Tierra. Estas energías son de altísima frecuencia y para que podamos incorporarlas a nuestro Ser, se hace necesario otro planteamiento respecto a la comida y la bebida.

 

Imagen de la portada del libro Una cuestión de energia

 

El 21 de diciembre de 2012 fuimos testigos de una alineación galáctica nunca vista en la Tierra anteriormente. El gran Sol Central de la galaxia se puso en línea recta con nuestro planeta y nuestro Sol. La descarga electromagnética que sufrimos fue de proporciones descomunales. Muchos fuimos preparándonos para esta descarga, tanto a nivel físico como mental. Nos fueron de gran ayuda tanto los ayunos como las curas de líquidos (un día a base de licuados de frutas, por ejemplo), opciones saludables no solo entonces, sino ahora también.

 

¿Cómo podemos asimilar mejor las nuevas energías dela Tierra?

 

AGUA 

El agua de red lleva muchísimos metales pesados, con lo cual, no es recomendable, ya que esos metales se alojan en nuestros órganos vitales, causando numerosas enfermedades. Una alternativa es utilizar agua mineral, pero que no esté fluorada. La mejor para mi gusto es Lanjarón.

Si por cualquier razón decidís seguir bebiendo agua de red o cocinar con ella, tomad la precaución de ponerla al sol en una botella de cristal, al menos durante dos horas, ya que la energía fotónica limpia cualquier líquido.

 

Imagen de botellas de cristal

imagen: nomemancheselsuelo.blogspot.com

 

Otro dato a tener en cuenta son las dioxinas, un veneno súper potente que se forma al exponer los plásticos al frío o al calor. Si queréis tener el agua fresquita en la nevera, siempre en botellas de cristal.

 

Para borrar memorias o patrones limitantes de comportamiento, el podeís poner el agua en botellas azules de cristal. Al llenar la botella, decís:

“Lo siento… Perdóname… Te amo… Gracias». Es la técnica más poderosa que conozco para que a través de un líquido se puedan borrar patrones antiguos. Si os acostumbráis a hacerlo a diario, vais a sorprenderos de los cambios internos que van a tener lugar en vosotros. 

Otra acción buenísima es beber agua de mar. El primer día se toma un sorbito nada más, porque si no estáis acostumbrados, os puede dar una colitis tremenda. Cada día se va subiendo poco a poco la dosis, hasta llegar a tomar dos vasos al día de la siguiente forma: dos terceras partes de agua mineral con una tercera parte de agua de mar. Si queréis más información sobre este método, buscad en Internet René Quinton, el médico que estuvo trabajando con esta terapia.

 

PAN

El pan que se suele vender en las panaderías y supermercados está hecho con harina de trigo transgénico, levaduras químicas y algunos aditivos más.

Yo os recomiendo tomar pan integral de espelta o de centeno. Si no lo encontráis fácilmente, podéis ir a Media Markt, donde venden unas panificadoras pequeñitas que cuestan unos 30 euros, con las que podéis hacer vuestro propio pan, a base de levadura madre y harinas integrales del cereal que prefiera cada uno. También se pueden añadir tomatitos, cebolla, ajo, frutos secos, etc., para darle un sabor diferente al pan. ¡Sale riquísimo!

 

FRUTAS Y VERDURAS 

Para que os hagáis una idea, una pera del supermercado puede llevar entre 30 y 40 productos químicos. ¡¡¡Es un asco!!!! 

La fruta y verdura ecológica están libres de químicos, abonos y pesticidas, con lo que son unas buenas aliadas para nuestra salud en general. Si vivís en el campo es mucho más fácil hablar con alguien que tenga una huerta, pero para los que estáis en las ciudades, me gustaría proponeros que dejéis en esta página todas las direcciones que conozcáis de agricultores ecológicos, para que cada vez sea mayor la cantidad de gente que se alimente bien. Gracias de antemano por vuestra participación.

 

AZÚCARES

El azúcar blanco, aparte de engordar, no tiene ningún alimento. Lo mejor es tomar azúcar moreno integral de caña (de venta en los herbolarios) o miel.

Por favor, tened muchísimo cuidado con el Aspartame porque es un toxicazo impresionante y lo venden en todos los supermercados. Es causante de muchísimas enfermedades degenerativas, así como de lupus, esclerosis múltiples y demás.

Las sacarinas también son muy tóxicas, o sea que ojo con los postres light, bebidas light y todo lo que pone en la etiqueta “sin azúcares añadidos”, porque lo que llevan para endulzar es veneno.

Si sois adictos al dulce, haceros vuestras propias tartas, bizcochos y galletas en casa, utilizando componentes sanos. A mí me gustan las tortas de arroz con chocolate de la marca Bio Century, porque están buenísimas, me llenan y me quitan el “mono” de azúcar.

 

CARNES

Los animales, actualmente, están medicados y alimentados con hormonas, con lo cual, las únicas carnes que se pueden tomar son las de producción ecológica y el pollo de campo que haya estado criado de forma natural.

Buscar en el súper pollos ligeramente amarillos de granja, que sin ser sanos al cien por cien, no está mal del todo… pero del resto, no os fiéis porque llevan muchísima porquería.

 

PESCADOS

Mirad siempre bien las etiquetas y comprar solo aquel que ponga pesca extractiva”, ya que el resto es de piscifactorías y al tener hormonas sexuales sintéticas, son muy peligrosos para el consumo humano.

 

LÁCTEOS

Pasa lo mismo que con las carnes… Los yogures y los quesos tienen los mismos problemas, ya que salen de los mismos animales. Lo peor que se puede tomar es la leche pasteurizada, porque con esa técnica se destruyen las enzimas de la leche y causan deterioro en los dientes y confusión mental.

Las alternativas más sanas son los yogures de producción ecológica y los quesos de cabra y de oveja, así como la leche de almendras y de soja (siempre que no sea transgénica)

 

FRUTOS SECOS

Siempre sin tostar, porque de lo contrario pierden todas sus propiedades, que son muchas.

 

¿Bioterrorismo a gran escala?

Me imagino que a estas alturas os estaréis preguntando cómo es posible que nos estén envenenando de una forma tan descarada y que sea perfectamente legal. ¡¡¡Viva el bioterrorismo a gran escala!!!

Sobre los años 70, la élite mundial ya tenía conocimiento del cambio de conciencia que iba a tener lugar así como del despertar masivo que iba a sentir toda la humanidad. Entonces decidieron impedirlo de algún modo que no fuera muy evidente y redactaron El Codex Alimentarius, documento por el cual se rige nuestra alimentación actual.

Me lo bajé de Internet para echarle un vistazo y hasta que no me lo leí por tercera vez, no vi “la letra pequeña”… Lo tienen muy bien calculado para que no te enteres de nada.

 

En el Codex Alimentarius dan luz verde a todos los alimentos transgénicos, camuflados bajo la mentira de que es la única forma de alimentar a todos los habitantes de la Tierra… ¡Qué morro!… También permiten fluorizar todo el agua del planeta, administrar al ganado la hormona bovina del crecimiento, poder utilizar químicos en toda la producción de verduras y frutas que les dé la gana y lo que para mi modo de ver es lo más grave, permitir el uso de todo tipo de conservantes y acidulantes. Es un escándalo total y algo que nos debería avergonzar como seres humanos.

 

Con esa inmensa cantidad de tóxicos, pretenden enfermarnos para que vayamos a los médicos y consumamos medicamentos (No nos olvidemos que los laboratorios farmacéuticos son la tercera industria más potente del mundo), así como retrasar en todo lo que puedan el despertar de conciencia de la humanidad.

Cuando estemos todos despiertos, se les juzgará por crímenes contra la humanidad y toda esa gentuza irá a parar a la cárcel… De eso no me cabe la menor duda.

 

CONCIENCIA de lo que está pasando…

CONCIENCIA de lo que quieren hacer con nosotros…

CONCIENCIA de que el cuerpo físico es el vehículo de la ascensión planetaria…

 

Medicina Cuántica, niños índigo y fotones

Teresa Salazar es terapeuta energética y actualmente trabaja con Quantec, un sistema de sanación holística basado en los últimos adelantos de la Física Cuántica. Nos explica las ventajas del empleo de esta terapia a la hora de sanar nuestras dolencias (sean del tipo que sean) y nos ayuda a entender mejor a los Niños Índigo, con los que trabaja desde hace años.

B.T.: Teresa, ¿cómo llegas al mundo de las terapias naturales?

Llegué buscando algo diferente, porque la medicina oficial nunca me ha convencido del todo. No entiendo que todos los medicamentos tengan efectos secundarios y que el mismo remedio sirva para todo el mundo, cuando cada uno de nosotros es único e irrepetible.

 

B.T.: Has vivido muchos años en tierra gaditana, ¿qué te aportó energéticamente hablando?

Este lugar es tan bueno como cualquier otro, siempre que haya naturaleza y que la mano del hombre no esté muy visible todavía. La zona de Los Caños, donde residí, tiene una energía muy poderosa y muy extrema. Aquí se vienen a aprender lecciones muy duras y a toda velocidad. Mi alma buscaba “espabilar” y por eso llegué hasta aquí…

 

B.T.: ¿Qué es la enfermedad? ¿Para qué se hace presente?

Yo creo que la enfermedad es un aviso de nuestro cuerpo físico de que hay algo que no estamos haciendo bien y en ese sentido, pienso que en lugar de pelearnos con ella, es mucho más sanador agradecer el mensaje, escuchar y cambiar.

 

B.T.: Has elegido el Quantec como medio terapéutico para sanar a tus usuarios. ¿Puedes explicarnos en qué consiste y para qué sirve?

El Quantec es un sistema de sanación holística, basado en los últimos adelantos de la física cuántica y la radiónica. Mediante una simple fotografía, el Quantec escanea por fotones el estado de todos tus cuerpos (físico, emocional, mental, energético y espiritual) tanto de esta vida como de vidas anteriores. La información que te ofrece es tan certera, que incluso ahora -después de estar trabajando con más de setecientos usuarios- me quedo asombrada. Esa información se manda al Universo, la sopa cuántica, tu Ser Superior… o como quiera llamarle cada uno y automáticamente empiezas a recibir “paquetes de energía” con la sanación. La persona no siente nada especial, pero sus células empiezan a curarse poco a poco.

 

Por mi experiencia, creo que el Quantec trabaja lo que nosotros no podemos manejar… Por ejemplo, resolver emociones o situaciones de vidas anteriores, cortar lazos kármicos, etc., aparte de sanar el cuerpo físico, en el caso de que haya alguna enfermedad, tratar adicciones, problemas emocionales… Acabé un poco harta del tipo de terapias en las que tienes que llorar, hablar, analizar a tu familia, etc. Con todos mis respetos, en los tiempos actuales del cambio de conciencia, el Universo nos está dando otras herramientas más poderosas e indoloras para poder sanar y evolucionar.

 

De hecho, este tipo de medicina, es de la que habla Kryon en sus libros, denominándola la Medicina de la Nueva Energía. La sesión dura aproximadamente una hora y se puede hacer a distancia.

El Quantec y los niños Índigo

 

B.T.: En 2011 escribiste el libro «Una cuestión de energía» y se lo dedicaste a tus sobrinos ¿Son distintos los niños de hoy a los de hace 30 ó 40 años? Hablas de los niños Índigo en tu libro, ¿cómo son y cómo se sienten?

 

Imagen de la portada del libro "Una cuestión de energía", de Teresa Salazar, que  ya a la venta

 

Los niños de ahora están más evolucionados y formando parte a la vez de un sistema a punto de disolverse. Cuando hablamos de niños problemáticos, es la sociedad la que tiene el problema, no ellos.

 

Imagínate un niño que no es materialista, que no sabe mentir, que su alma está pulsando continuamente por una conciencia superior, una conciencia de amor… y que a la vez, está metido en un sistema de apariencias, de no mostrar los sentimientos, de no tener humanidad… Pues claro que el niño va a tener problemas por no poder adaptarse a una sociedad tan enferma como la nuestra…

 

Conozco muchísimos niños Índigo y casi todos están en familias a las que solo les preocupan el trabajo, el dinero y el entretenimiento. Me imagino que están aquí para enseñarnos una nueva manera de vivir, pero para ellos es duro.

 

B.T.: ¿Qué puedes decirle a los padres de niños índigos?

Los padres de un niño Índigo, generalmente, no están en el camino espiritual, por lo que estos niños “les ponen de los nervios”.

 

En el mejor de los casos, si los padres piden ayuda a alguien que conozca estos temas, les pueden dar  pautas para tratarlos de otra forma… y en el peor de los casos, acaban diagnosticados como niños con síndrome de hiperactividad y medicados con “Retalin” o medicamentos parecidos.

Con el Quantec he tratado a muchos niños Índigo y en la mayoría de los casos -cuando los padres reciben la noticia de que su hijo tiene otra conciencia- suelen reaccionar muy bien, porque en el fondo les mueve el amor. Empiezan a entender otras cosas y es como si de repente les encajaran las piezas del puzle que han querido montar desde hace tiempo sin ningún éxito.

 

B.T.: ¿Conoces colegios públicos y/o privados o instituciones diseñadas para formar y permitir que estos niños crezcan de forma expansiva mientras fortalecen sus bendiciones espirituales y creativas?

Actualmente creo que no existen en España colegios que traten a los Índigo. Lo que más se puede acercar, es la pedagogía Waldorf, pero es bastante caro y hay pocos centros en nuestro país.

 

B.T.: Algunas corrientes psicológicas afirman que los niños (hasta determinada edad) se enferman por razones sistémicas, es decir, que son catalizadores de las energías que hay en su entorno y que si no hay orden amoroso allá donde habitan, ellos lo detectan y “protestan” a través de su cuerpo… ¿Qué piensas tú? 

Creo que no tiene nada que ver si provienen de familias desestructuradas o en las que haya falta de amor… sino con una falta de conciencia . Los problemas vienen cuando los padres no están en el camino espiritual y los valores son distintos a los del niño. Cuando se me presenta un niño así, también les sugiero a los padres que se hagan un Quantec, para que tengan una apertura de conciencia y estén más en sintonía con su hijo.

 

B.T.: ¿Qué medicinas no convencionales recomendarías para los niños?

Para los niños Índigo, recomendaría cualquier tipo de terapia energética. Ellos, por sus características, no soportan bien las terapias en las que se trabaja a nivel mental, tipo psicología, Gestalt, etc. Necesitan trabajar a nivel corporal y a nivel energético.

 

Deben respetar también una dieta sana y equilibrada. Un desayuno energéticamente perfecto para nuestros niños sería un zumo de licuadora de frutas ecológicas con zanahoria y varias tostaditas de pan de espelta o centeno, con aceite, tomate y sal. Todos necesitamos alimentos vivos, pero para ellos es absolutamente esencial.

 

B.T.: ¿Podrías decirnos los alimentos que están ausentes en tu dieta? ¿Por qué?

Simplemente no como nada que lleve tóxicos. Hace ya tiempo que no compro nada de los supermercados. Mi dieta se compone de una caja semanal de fruta y verdura ecológica, pasta del herbolario, pollo de campo y pescados del mar, pan de espelta que me hago yo misma en casa, legumbres, frutos secos, e infusiones. No solo me alimento así por salud, sino porque pienso que nos están envenenando conscientemente, para retrasar todo lo que puedan el cambio de conciencia de la humanidad y a mí me gusta estar bien despierta.

 

B.T.: ¿Cuánta agua debemos beber diariamente? Hemos leído que el agua se puede energetizar para eliminar los tóxicos que pueda haber en ella…

Creo que cada uno debe beber lo que necesite. Si tomas suficientes zumos de frutas y verduras y apenas ingieres sal, lógicamente necesitas menos agua que otra persona que lleve una alimentación más convencional. Y sí, la manera de energetizar el agua es muy simple: pones el agua en una botella de cristal y al sol durante un par de horas.

 

 

Testimonio Quantec

Cristina M., usuaria de Teresa Salazar, ha compartido con los lectores de Buenasterapias los efectos que el Quantec produjo en su vida:

«Desde mucho antes de oír hablar del Quantec siempre he creído en el Universo, en su funcionamiento perfecto y armonioso. Siempre he imaginado herramientas para aplicar la sabiduría de la naturaleza en nuestras vidas… Pues bien, la primera vez que mi vieja amiga y hermana cósmica Teresa me hizo Quantec, pude experimentar esta magia de la que os hablo en mi propia vida y de forma directa. Y así han sido todas la veces sucesivas. El Quantec, con la ayuda de mi fe, ha manifestado cosas increíbles en mi vida, ha movido asuntos y situaciones estancadas, a las que no me atrevía a enfrentarme, por miedo, inseguridad, desconocimiento…

Cuando me pongo en manos de Quantec, sé que todo lo que ocurra a partir de ese momento estará en armonía con el Universo y con la vida y que responderá a un orden perfecto. Quantec ha despertado mi conciencia a muchos niveles, a partes de mi ser que estaban dormidas o que no sabía que tenía, y me ha dado una visión de la vida mágica y maravillosa. Recomiendo Quantec a todo el mundo, eso sí, hay que tener fe, porque la fe es el hilo conductor para que los `milagros´ empiecen a manifestarse. A veces podemos no entender bien qué está pasando, pero si tenemos fe sabemos en el fondo del corazón que todo está bien, que así tiene que ser. A mi madre también se lo hizo para un tema de depresión y de muchas cargas que tiene y aunque a priori los cambios han sido lentos, se han terminado por manifestar, a su debido tiempo y dentro del orden universal”.

 

B.T.: Teresa, antes de despedirnos hasta la próxima, ¿nos recomiendas un documental?

Recomiendo el documental THRIVE, que es lo mejor que he visto últimamente. Duración, 2:12:03.