Raquel Jimeno

Reiki para médicos y personal sanitario en Sevilla

Reiki es una técnica energética Japonesa. Reequilibra tu cuerpo trabajando directamente con él. Se aplica para cualquier dolencia, enfermedad o situación personal. Su propósito no es  curar enfermedades, pero al aportar equilibrio a las personas que las padecen,  se produce una mejora de los síntomas y, a veces, hasta la remisión de la dolencia.

No hace falta que te comprometas con una  vida saludable al contactar con el reiki porque reiki no implica ni una filosofía de vida, ni una religión, ni un sistema de creencias.

En las iniciaciones que he hecho a lo largo de 2012-2013 he constatado que el perfil de los usuarios que se inician se va trasformando. Hace 20 años el reiki era una rareza femenina y ahora, al menos aquí en Sevilla,  los hombres jóvenes y maduros ya llevan años sintiendo curiosidad por esta sencilla técnica energética japonesa que promueve la salud integral a través de la imposición de manos.

 

Junto a estos hombres jóvenes, ya son numerosas, en mi caso,  las iniciaciones a enfermeras , odontólogos , veterinarios y cuidadores de personas mayores y discapacitadas.

 

Iniciar a médicos y personal sanitario me produce una satisfacción especial. Tras la iniciación estoy en contacto con mis usuarios durante un año. Es mi compromiso, porque el reiki mueve fichas dentro de cada uno, abre balcones y ventanas y generan emociones y sentimientos que, a veces, requieren una llamada a la maestra/o  que te inició.

 

Imagen de un arriate con flores

 

 

Cuando un médico o una enfermera me comentan cómo cambia para bien su relación con el paciente y con la enfermedad gracias al reiki sonrío y agradezco. Cuando un miembro de tu familia enferma, la familia se remueve. El dolor de un paciente es sagrado como lo es la forma en la que cada miembro «traduce» esa enfermedad. . Por eso creo que el reiki nos hace más sabios a la hora de  acompañar el dolor ajeno.

 

Este sábado 25 de enero haré una inciación de primer  nivel en la sede Buenasterapias. Atiendo a 3 personas en cada taller. Comenzamos a las 11:00 y hacemos un descanso a las 14:00. Regresamos a las 16:00 para finalizar a las 20:00. La verdad es que rara vez acabamos a la hora convenida. Afortunadamente, las personas que vienen a los talleres están vivas, son curiosas, tienen dudas… y así debe ser. Si hay que finalizar a las nueve o nueve y media, bienvenido sea.

El sábado 8 de febrero la iniciación será de II nivel. El lugar y los horarios, iguales a los anteriormente descritos. El máximo de participantes, tres.

Contacta con la sede Buenasterapias (651495063/ 954262589) o escribe a rakelajimeno@buenasterapias.es si deseas estar presente en los talleres. Un abrazo repleto de buenos deseos

¡Cámbiate de nombre!

A veces te llamas como tu hermano al que nunca conociste porque murió justo antes de que tú nacieras.

Puede ser que te adjudicaran ese nombre en honor a un familiar que vivió años encerrado en un armario durante una contienda para que no lo le robaran la vida.

Quizá compartas nombre con tu madre y tu abuela…

 

Cada nombre tiene un poder, una consistencia, una vibración, respira por sí mismo… En multitud de ocasiones hay una biografía detrás de cada uno de ellos. Y en un número elevado de casos, esas biografías están marcadas por sucesos desagradables, tristes, con hondas soledades y frustraciones, con duelos espesos, con injusticias de gran calado…

Podemos honrar a nuestros familiares sin «cargar» con sus nombres. Podemos aceptar sus destinos, regalarles un espacio en nuestro corazón y elegir con conciencia otro nombre con el que conquistar la felicidad que nos merecemos.

¿Te gusta tu nombre? ¿Cómo fueron los días y las noches de esa persona con la que compartes ciertas vocales y consonantes? ¿Te has planteado alguna vez que hay una razón -o varias- por la que no te sientes a gusto con él? ¿Por qué llamarse igual durante toda una vida si a cada instante nos mudamos de piel y vemos el mundo con colores diferentes?

¿Será lo mismo llamarse Esperanza, Alba o Clara que llamarse Angustias, Socorro o Dolores?

 

“Cada uno de los miembros de la tribu recibe un nombre al nacer, pero se sobreentiende que lo perderá cuando crezca y que elegirá un apodo más apropiado por sí mismo. Es de esperar que el nombre de cada persona cambiará varias veces durante su vida a medida que su sabiduría, su creatividad y sus objetivos se definan con mayor claridad al transcurrir el tiempo. En nuestro grupo se hallaban Cuentista, Hacedor de Herramientas, Guardiana de los Secretos, Maestra en Costura y Gran Música, entre otros”.

Las Voces del Desierto. Marlo Morgan

 

¿Cuál sería el apodo o nombre en tu tribu en este momento de tu vida? ¿Cómo deseas que te nombremos? ¿Quién eres ahora?

De pequeña quise que me llamaran Margarita, y un solo miembro de mi familia -mi tío Federico- me tomó en serio y me llamó cual flor hasta el día en que se despidió de esta vida. Ahora me gusta mi nombre, aunque me suena mejor pronunciarlo en hebreo (Rajel). A ratos me llamo Serena. También hay variaciones de mi nombre. Mis amigos mexicanos me llaman Raquelito, mi madre Rakela y mi hermana pequeña, Ra. Todos me gustan y cada uno despierta en mí sensaciones distintas, matices de mi propio ser. ¡Somos infinitos!

 

Trámites para el cambio de nombre en España:

http://www.mjusticia.gob.es/cs/Satellite/es/1200666550200/Tramite_C/1214483962185/Detalle.html