reforestación

Nendo dango: el milagro de las bolas de arcilla

¿Se puede provocar una revolución con bolitas de arcilla? ¡Va a ser que sí! Os presentamos a Fukuoka, un campesino-filósofo japonés que transformó, entre otras, una montaña desertizada de Japón en un huerto comestible. ¿Sus herramientas? Cientos de bolas de arcilla (nendo dango) mezcladas con semillas, algún sustrato vegetal como el mantillo y un repelente natural como la pimienta. ¿Su propuesta? Podría resumirse en esta frase: “No perturbes a la tierra y siembra como Dios”. ¡Viva la reforestación! Gracias, Elisa Macías, por tu artículo de hoy.

Si todos realmente plantáramos un árbol una vez en la vida ¿cómo sería el planeta? ¿Y si dejáramos semillas de vida como las de Fukuoka? Hoy queremos reflexionar sobre la importancia de la técnica japonesa “nendo dango” que significa “bola de arcilla”. Masanobu Fukuoka inventó este método revolucionario para generar bosques en desiertos, para reforestar.

Imagen de Masanobu Fukuoka de verdequetequieroverde.net

Imagen de Masanobu Fukuoka de verdequetequieroverde.net

Ha llegado el momento de sembrar semillas de vida, semillas de amor, vamos a sanar la tierra, a sanarnos.

El autor de “La Revolución de una Brizna de Paja” defiende una agricultura natural sin arar la tierra, sin quitar “malas” hierbas, no empleaba compost ni abonos, evidentemente no usaba fertilizantes químicos, ni biológicos, ni herbicidas o pesticidas, no podaba… Este humilde sabio cultivó la tierra y el alma de otra manera, rompiendo barreras establecidas.

Como recoge una entrevista de Toni Marín en 2011 en la revista EcoHabitar este poeta, este campesino, este filósofo nos hablaba de imitar a la naturaleza, de poner en los «nendo dango» nuestra alma y nuestro amor. Fukuoka decía que “Cuando sembráis nendo dango sois como Dios, sembramos como Dios”.

El llamado también padre de la agricultura natural predicó con el ejemplo a lo largo de sus 95 años de vida. Nos recordaba la importancia de estar con la naturaleza, escuchar, sentir el corazón de la tierra. Olvidarnos de reforestar en nuestro propio beneficio y despertar nuestra intuición.

¿Qué lleva el milagro de Fukuoka?

Las «nendo dango» son bolas de arcilla mezcladas con semillas, algún sustrato vegetal como el mantillo y un repelente natural como la pimienta. Tod@s podemos convertirnos fácilmente en hortelanos como explica un artículo de Planeta Huerto.es. Además como proponen es un juego divertido y vital para los más pequeños.

 

Imagen de nendo dango, bolitas de arcilla

Imagen de nendo dango, bolitas de arcilla

Otros estudios hablan de hacer una selección de 100 semillas para darle a la naturaleza la posibilidad de crear su propio equilibrio. Fukuoka decía que un paisaje de rocas y pinos es “un espacio desequilibrado y a un paso de la desertización total”.

En la web de la asociación “Dona Senyal, Vida Conciencia, Libertad” encontramos incluso un manual de cómo hacer “nendo dango”.

Como narran muchos grupos de voluntarios entregados a la reforestación, gracias a las bolitas de arcilla no sólo se crea vida, también se organizan charlas, risas y reflexiones llenas de vitalidad.

Soluciones para florecer en el desierto

Fukuoka recorrió muchas tierras y generó numerosos proyectos de reforestación. Miles de voluntarios en el mundo sembraron «nendo dango». Incluso apostaba por usar bombas para lanzar semillas por toda la superficie terrestre.

Los trabajos de este intelectual hortelano del planeta han dejado numerosos rastros de vida, entre ellos una montaña desertizada de Japón, convertida en un huerto comestible.

Las aplicaciones de «nendo dango» son innumerables , de hecho incontables agricultores usan las bolitas de arcilla no sólo para reforestar, también para encontrar el equilibrio de sus cultivos, más productivos con este método sencillo.

Sabemos que la mecha de Fukuoka no se apagará, cada día prende en miles de seres humanos entusiasmados con la idea de sembrar, de hecho sigue creciendo la imaginación y podemos encontrarnos desde techos verdes o cubiertas ajardinadas hasta ciudades donde los jardines están repletos de verduras y frutas.

Os dejamos con un reportaje de televisión española que aunque con menor calidad podemos ver ahora en el canal de YouTube de NatureProductions.

 

Dinos, ¿qué vas a sembrar hoy?