Registros Akáshicos

Árbol de la Vida de la Kabala: el Tikún, misión de tu alma en esta existencia

¡Cuánta espiritualidad en las matemáticas!  Dice la Kabala que cada persona viene a esta existencia con un Tikún (la misión que elige el alma para evolucionar). ¿Cuál es tu Tikún? Si no conectas con él, puedes enfermarte ya que no materializas la plenitud que has venido a experimentar en la vida. Al Tikún lo intuyes porque cuando vives tu misión sagrada sientes verdadera paz en el corazón. Norah Barranco, colaboradora Bt, te cuenta algo sobre el Sentido de tu Vida. 

 

imagen de norah barranco, colaboradora buenasterapias, arbol de la vida de la kabala, registros akashicos, jaen, madrid, malaga, tikun

Norah Barranco. Socióloga. Árbol de la Vida de la Kabala

Hay una canción de Jorge Drexler que se llama Amar la trama más que el desenlace y creo que es la frase que mejor define este maremagnum en el que nos embarcamos cuando elegimos estar vivos.

Y en esa “trama” nos enredamos y nos encontramos, bajamos a los infiernos, tocamos fondo para luego ascender a lo más luminoso de nosotros mismos, para luego olvidarnos y volver a caer… Hasta que donde caemos es en la cuenta de que el manual de instrucciones de la Vida lo llevamos dentro y que, precisamente, escribirlo recordando quiénes somos, es una de las mejores ocupaciones que le podemos otorgar a los días.

Esa trama resulta que no es aleatoria, pero tampoco un guión cerrado. Me explico:

dice la Kabala que cada persona viene a esta existencia con un tikún (que viene a ser la misión de elige el alma para evolucionar), y que para cumplir ese tikún necesita experimentar algunas cuestiones, que se le hacen más o menos difíciles dependiendo de cómo se usen los demás recursos y potenciales que se trae puestos de fábrica o que ha desarrollado e integrado a lo largo experiencia vital. El caso es que en la constante elección (porque el libre albedrío es intocable, no se vayan a creer) de situaciones, personas y experiencias se nos va creando la trama necesaria para vernos cara a cara con nuestra verdadera esencia, desnuda de tonterías superficiales, y así afrontar lo que verdaderamente venimos a integrar.

No es tan complicado: traemos un tesoro dentro, pero como en los juegos, la literatura o el cine… lo importante no es el final, sino los mecanismos que ponemos en marcha para jugar a encontrar, no sólo el tesoro final, sino los miles de tesoros internos que nos van a acercar al cumplimiento de nuestro tikún. Que por cierto lo ha decidido el alma para evolucionar, no es una imposición sino una honesta elección.

¿Y cuál es nuestro tikún?

¡Ahí quería yo llegar!

Quizá sin usar esas mismas palabras, pero sí el mismo cuestionamiento, es la pregunta del millón desde tiempos ancestrales: ¿qué sentido tiene mi vida? Sería la pregunta. Pero igual el enfoque no nos crea más que nuevas preguntas, dudas, falsas creencias, inseguridades y hasta fanatismos. Yo he creído entender, en estos años de estudio y análisis, que igual habría que cambiar la pregunta para que la respuesta fuera menos desconcertante, quizá la pregunta sería menos incómoda así:  ¿cómo hago para darle sentido a mi vida? Porque al fin y al cabo quien tiene las herramientas de cambio en su mano es cada cual. Ahora, ¡cómo las uses es tu problema!

Y en ese sentido, una vez que se es consciente de la responsabilidad individual de cumplir el propio tikún (que por cierto cuanto más claro lo tienes más fácil te resulta, incluso sientes mucha más paz avanzando en esta vida sin despistarte en cuestiones baladís), es cuando empieza la acción consciente de dar el salto cuántico evolutivo que permite sanar esta vida (y otras anteriores o posteriores) en pos de la propia evolución y de la evolución humana en general…que se dice pronto.

Para facilitar este proceso de autoconocimiento y sanación, existe una herramienta que desde tiempos ancestrales nos acerca a la posibilidad humana de conectar todo el puzzle, interno y externo, para que el mapa del tesoro esté completo y la búsqueda resulte más fácil, se trata del Árbol de la Vida de la Kabala.

Gracias a la sistematización, análisis, actualización, recopilación y profundo estudio de Jaime Villarrubia, tenemos acceso a una Kabala Aplicada y Práctica que se está extendiendo por el mundo con la intención de que cada cual conozca su propio tikún con todos sus extras, bloqueos, crisis, potenciales, talentos y maestrías.

Basada en las matemáticas y la lengua hebrea,  elabora un mapa conceptual de la vida de cada ser humano capaz de ofrecer respuestas a las grandes preguntas que nos hacemos desde el principio de los tiempos.

Este “mapa” enlaza aspectos personales a nivel físico, mental, emocional y espiritual y con ello nos permite configurar una visión de cómo manejarlos para lograr una mejora en nuestros objetivos vitales y de cómo vivirlos de la manera más sana posible.

¿Y eso cómo se hace? A través de una sesión de interpretación de nuestro árbol, que previamente se ha realizado en base a operaciones matemáticas. La sesión dura entre hora y media y dos horas, se graba en audio para escucharla más de una vez e integrar la información que en un primer momento se nos escape. Y dado que el mapa es de cada cual, la responsabilidad de aprovechar dicha información también lo es. (Para más información búscame en el mapa solidario de Buenasterapias)

Una herramienta ancestral, redefinida para  acceder a su lado práctico y su aplicación directa en la vida cotidiana, que se abre al ser humano tras milenios de estar en la esfera de lo oculto. Toda una experiencia de autoconocimiento para verdaderamente “amar la trama… más que el desenlace”.

Gracias a Senai Rubio por sus enseñanzas.

Norah Barranco

Socióloga, Arteterapia, Directora del Programa radiofónico saludable Échate un Ojito (UniRadio Jaén), Maestra de Reiki, Registros Akáshicos, Árbol de la Vida de la Kabala.

670 700 256

Extracto:

Fue en el libro “Moby Dick” donde encontré una reveladora definición del Dolor del Miembro Fantasma (DMF) en la voz del capitán Ahab: “hay sólo una pierna para el ojo, pero dos para el alma”. En las narraciones infantiles encontramos ejemplos de personas con amputaciones: el soldadito de plomo, el padre de la princesa Brave, el niño del flautista de Hamelín, casi todos los piratas… En los referentes literarios y cinematográficos posteriores los personajes amputados son tratados con bastante menos amabilidad que en los cuentos: en su mayoría son los “malos” de la película. Resulta curioso que, en ninguna de las referencias anteriores, se hable del dolor del miembro fantasma…

Artículos de Colaboración Bt de Norah:

 

Ofertas Buenasterapias, ¡lectura de Registros Akáshicos con un 25% de descuento!

¡Promoción para los lectores Buenasterapias!

Nuestra colaboradora Norah Barranco te ofrece la posibilidad de experimentar la lectura de los Registros Akáshicos con un 25% de descuento. Solo necesitas compartir este artículo en Facebook o en Twitter y enviarnos un mensaje privado donde nos indiques en qué espacio lo compartiste. Norah es Maestra de Reiki y canalizadora energética a través de la apertura de Registros Akáshicos. Realiza, además, la interpretación y análisis del Árbol de la vida de la Kábala.

Validez de la Oferta Buenasterapias: del 1 de diciembre 2014 hasta el 31 de enero 2015

Lugar: Rumbos   C/ Exposición 14, Polig. PISA. Mairena del Aljarafe. Sevilla

Reserva tu cita:  644 396 918 /670 700 256

La muerte y el aprendizaje de un duelo

Ya sabéis que Norah Barranco, colaboradora Bt, reconstruyó su vida atravesando dos duelos importantes: despedirse de su pierna izquierda y, simultáneamente, de su pareja. ¡Vamos a hablar de la pasión por la vida, del Ave Fénix, del regalo del presente!   «De la pérdida a la pasión» es el sincero artículo que nos comparte hoy esta Mujer de Ojos Grandes. Norah es socióloga, maestra de Reiki y canalizadora energética a través de los Registros Akáshicos. 

«Cuando afrontamos el dolor de la pérdida, cuando somos capaces de aislar la emoción amorosa y transformarla en agradecimiento a quien se ha marchado, no somos conscientes de que uno de los regalos que se nos hace en ese acto es el presente. Ante el duelo inevitable nos cabe la opción del miedo, o la opción del amor… pero no digo exclusivamente amor a quien ya no está. No. Además hablo del amor a la propia vida«.

 

Si fuese infinito el camino (que lo es, pero no lo sabemos con fórmulas matemáticas… aún), si no hubiese fecha de caducidad en nuestro envase corporal, no seríamos capaces de transformar nada, no seríamos capaces de crear cada segundo de nuestra vida para superar los obstáculos que se nos ponen delante, no habría pulsión de vida. Y es que el recordatorio de la finitud humana es la crisis que nos despierta para resituar la escala de prioridades.

Algo así como “si no hay pulsión de muerte, no hay pulsión de vida” (vamos lo que se ha llamado desde Freud “eros y thanatos”), porque no existiría búsqueda de la belleza, no existiría la búsqueda de la sanación, no existiría el contacto humano porque no tendríamos la necesidad de compartir el tiempo limitado… El “ya nos veremos” se podría convertir en siglos y así no hay quien se conecte a la esencia fundamental que compartimos los seres vivos.

Hasta ahí bien. Sólo que cuando estamos inmersos en el dolor, porque se nos acaba de ir alguien, a ratos sentimos que se ha liberado del cuerpo y a ratos tenemos ganas de gritar con desmedida ira que no es justo, no es justo y no es justo. Y tan legítimo es un momento como el otro, porque amar, lo que se dice amar a otro ser humano, implica tal energía que nos renueva por dentro y por fuera… y cuando se cierran las puertas del vagón a la otra vida, nuestro ser humano más humano se desgarra en una metáfora de todo lo que existe. Sí, como dice Jorge Drexler: “todo se transforma, pero la responsabilidad de cada ser humano es asumir la posibilidad de encontrarse a sí mismo desde el amor incondicional, esté en el estado que esté”.

 

Ese duro recordatorio de qué es vivir, que se nos planta en jarras delante cuando nos encontramos con una pérdida, es el motor de la pasión por la vida y es entonces cuando apasionarnos en cada segundo se vuelve el motor sanador que nos permite llevar a cabo nuestro más íntimo deseo de buscarnos a nosotros mismos y afrontar la propia evolución.

Quiero dedicar estas líneas  a mis amados Matías Cobo y Eva Benavides, por ser motor de pasión y vida, tanto mientras estaban aquí como ahora que se acaban de ir.

 

Otros artículos de colaboración de Norah en Buenasterapias:

«Arteterapia: crear para crearnos»

http://www.buenasterapias.es/archives/6939

«El Jazz y la sanación»

http://www.buenasterapias.es/archives/4754

 

Entrevista Bt  relacionada:

«La Tanatología y el buen morir«. Entrevistada:  Pamela Sniezhkin, tanatóloga clínica formada en la Asociación Mexicana de Tanatología

http://www.buenasterapias.es/archives/6792

 

¿Qué aprendiste o recordaste tú en tu duelo? ¿Cómo fue tu reconstrucción?

 

B.T: Os recomendamos la lectura del libro de Norah: «En búsqueda de la sirenidad o el arte de eludir el dolor del miembro fantasma a través de la escritura«. ¡Conocerás de primera mano el poder de la Arteterapia para sanar esos dolores que, a veces, nos visitan para mostrarnos cuánto poder,  belleza y ternura llevamos dentro!

 

imagen de la portada del libro de norah barranco totulado "en busca de la sirenidad o el arte de eludir el dolor del miembro fantasma a traves de la escritura

La confianza y el «observador interno»

Reyes Lamprea, escritora, consultora y formadora en Registros Akáshicos,  afirma en este artículo de colaboración  que la Confianza no es una actitud, sino un estado del Ser y que las relaciones más importantes que mantienes a lo largo de tu vida proceden de la relación que has mantenido con tus padres. ¿Quién es tu “observador interno” y cómo puede ayudarte a deshacerte del miedo y a confiar en tu grandeza? ¡Agosto es un buen mes para retomar los sueños y proyectos que aún no has materializado. Y septiembre un mes ideal para incluirlos en tu agenda personal!    

 

imagen de reyes lamprea

Reyes Lamprea 

 

En esta ocasión quiero hablar sobre la confianza y la importancia que tiene esta condición en nosotros. Y digo condición pues va más allá de una actitud o postura, se trata de un estado del Ser que, experimentado en la propia vida, invariablemente transforma todo aquello donde se le reserva un espacio de crecimiento.

¿Eres consciente de la importancia de que la confianza forme parte intrínseca de ti?

La confianza es la base de cualquier buena relación y nace de la relación que mantienes contigo mismo o contigo misma. Esto lo llevas posteriormente a todas las áreas de tu vida con las que también mantienes una relación:

Por ejemplo tu relación con tus padres y hermanos, con tu pareja, con tus hijos, con tus parientes,  con tus amigos, tus profesores, y todas aquellas personas con que te relacionas en tu vida diaria.     La forma en que te relacionas con tu vida profesional, con tus jefes, compañeros con la empresa, con tu puesto, con tu sueldo, con tu trabajo…, o con tus negocios o proyectos, con tus socios, con tu plan de empresa, con tus gastos e ingresos, con el personal, los clientes o proveedores.

La relación con tu cuerpo y tu salud física, mental o emocional. La relación con tus finanzas, tu economía familiar, la relación con tus ingresos y gastos, la relación con el dinero…

Las relaciones más importantes que mantienes a lo largo de tu vida proceden de la relación que has mantenido con tus papas, ellos son tu primer amor y aprendes de ellos tus hábitos de relación.  Estos hábitos los llevas a la relación contigo mismo y al resto de tus relaciones.

Es comprensible que vivamos momentos de falta de confianza en nosotros pero resulta absurdo que el temor a los errores, a sus consecuencias o a empeorar una situación personal o de otra persona se convierta en la “condición” auténtica de nuestra vida.

Sabemos que nuestro subconsciente refleja y “reproduce” aquello que hemos “impregnado” en él con nuestro pensamiento y nuestro observador interno. El observador interno es un “personaje” al que es conveniente conocer sinceramente pues ha ido tomando forma con nuestra conciencia, es decir, a través de la percepción que hemos ido tomando de los hechos. De forma más clara puede decirse que nuestro observador es un “invitado semi imaginario” que hemos creado casi de la nada y al que hemos entregado las llaves de “la ciudad”.

Explico esto con algo más de detalle.

El observador es el que “recopila” los datos durante la experiencia y los transmite a nuestra mente en forma de ideas, sensaciones, opciones y juicios de valor. Es aquel amigo invisible que mantiene conversación constante con nosotros, un consejero del que nos fiamos pues le hemos “construido” con nuestras propias percepciones, y nos sentimos a gusto pues sabemos que tiene el nivel de conciencia que nosotros tenemos. Nos sentimos cómodos.

Cuando nacemos venimos sin un campo emocional definido, si observamos a los bebes  o a los niños muy pequeños, ellos viven las experiencias sin grandes aspavientos, simplemente están y no buscan la ocasión de “pensar” en lo que está pasando pues valoran más la experiencia que la “idea” sobre la experiencia.

En su observación del mundo que les rodea comienzan a “imitar” las reacciones emocionales del mundo adulto, a lo que se une su propia iniciación en el terreno emocional con sus primeras experiencias positivas (expansivas) o negativas (contractivas).

Esto irá definiendo su campo emocional a lo que pronto se unirá su observador interno. Durante su vida irá prestando su atención a uno u otro hecho, transmitiendo su “visión y percepción” a su observador. Pasados unos años su confianza está absolutamente delegada en su observador interno, sin recordar que durante la “creación” de su observador era un/a niño/a y quizá su conocimiento del mundo no era muy avanzado.

Situados ahora en cómo se formó nuestro observador podemos plantearnos que algunos de los datos que nos ofrece quizá proceden de conocimientos muy básicos en ciertos asuntos.  Bien, volvamos a la confianza.

Pensemos que durante nuestro crecimiento se han producido hechos que han sido “juzgados” por papá, mamá, un hermano o hermana mayor, un profesor, abuelo, una pareja o un vecino… y esto ha fijado en nosotros la idea de que no podemos depositar mucha confianza en nosotros pues nos equivocamos. Pensemos también como se ha formado el “observador” interno de cada una de estas personas. ¿Es confiable seguir el consejo de nuestro observador, que ha sido “ilustrado” por personas que también tienen distorsionado su propio observador?

Entonces ¿cómo resolvemos esto?

Vamos a partir de la postura “de que estoy equivocado/a”.

Sé que lo que quiero es realizable porque otros ya lo han hecho y como sé que estoy equivocado en mis observaciones internas voy a fijar mi atención en aquellas personas que ya lo han logrado para aprender. Mientras tanto mi observador se va a fijar en aquello que apoya mi propósito y en un tiempo mi observador me traerá datos nuevos, actualizados y de mayor confiabilidad para elaborar mis “tesis internas” con referentes apropiados a mis intenciones.

Este es uno de los caminos a abordar, las sendas son infinitas, lo importante es que nos preguntemos de dónde viene nuestra falta de confianza y cuando hallemos el motivo se disiparán los fantasmas.

Puedes confiar en ti, eso es seguro. Mantén esta idea mientras caen ante tus ojos las antiguas percepciones y tus acciones serán cada vez más y más acertadas, acordes a lo que estás sintiendo.

Os recomendamos este otro artículo de colaboración espontáneo de Reyes Lamprea: «Registros Akáshicos: guía y ayuda para sanar relaciones conflictivas»

http://www.buenasterapias.es/archives/5397

 

BT: Sabemos que los sueños se cumplen. ¿Cuál ha sido tu último sueño convertido en realidad aquí y ahora? ¿Qué proyecto has empezado a materializar? ¡Dale ánimo con tus comentarios a esas personas que ya están en el camino de la Confianza Plena!

¡Formación en Registros Akáshicos en Sevilla!

Los Registros Akáshicos son una memoria universal de la existencia, un espacio multidimensional donde se archivan todas las experiencias vividas por nuestra alma: vidas pasadas, la vida presente y la posibilidad de la vida futura. No es un arte adivinatorio, es lo que llevamos escrito en el libro de nuestras vidas.

El 28 de Junio, de 10.00 a 20.00 horas puedes comenzar a formarte con Conchi Montilla en Dos Rosas Terapias Naturales. Precio: 100 euros.

Inscripciones: rosa@dosrosas.es o en el teléfono: 662 678 690.

 

imagen del interior del centro de terapias naturales dos rosas

Interior del Centro de Terapias Naturales Dos Rosas (Mairena del Aljarafe)

Norah Barranco Martos

Áreas Profesionales:

  • Sociología
  • Arteterapia
  • Maestra de Reiki
  • Apertura de Registros Akáshicos
  • Interpretación y análisis del Árbol de la Vida de la Kábala
  • Escritora: «En búsqueda de la sirenidad o el arte de eludir el dolor del miembro fantasma a través de la escritura»

 

CONÓCELA MEJOR EN SU ESPACIO PERSONAL DEL

DIRECTORIO DE PROFESIONALES BUENASTERAPIAS

PUBLICACIONES BT

Entrevistas:

Extracto:

Dice Norah Barranco que fue en el libro “Moby Dick” donde encontró una reveladora definición del Dolor del Miembro Fantasma (DMF) en la voz del capitán Ahab: “hay sólo una pierna para el ojo, pero dos para el alma”. En las narraciones infantiles encontramos ejemplos de personas con amputaciones: el soldadito de plomo, el padre de la princesa Brave, el niño del flautista de Hamelín, casi todos los piratas… En los referentes literarios y cinematográficos posteriores los personajes amputados son tratados con bastante menos amabilidad que en los cuentos: en su mayoría son los “malos” de la película. Resulta curioso que, en ninguna de las referencias anteriores, se hable del dolor del miembro fantasma…

 

 

 

Registros Akáshicos: guía y ayuda para sanar relaciones conflictivas

¿El Universo tiene memoria? ¿Y si esa memoria estuviese a tu disposición si la requieres? Casi todos necesitamos, en cierto momento de la vida, comprender nuestra biografía para trascenderla, conectar con nuestra inocencia, con la paz del corazón y con el perdón. Reyes Lamprea, consultora y formadora en Registros Akáshicos, comenta hoy en su artículo de colaboración espontáneo:

“A través del acceso a nuestro Registro Akáshico podemos encontrar Guía, ayuda e información de Seres de Planos Superiores de Conciencia y tenemos la posibilidad de trascender situaciones y sanar traumas”. 

 

¿Qué es el Campo Akáshico?

El Campo Akáshico se hace presente en todo lo que existe, resuena con todo lo que sucede y conecta cada átomo de vida. Se trata de un campo inteligente y vivo.

Tiene que ver con el Campo Universal de Energía,  al que todos estamos conectados en todo momento, registrando nuestros pensamientos, sentimientos, emociones y acciones, impregnándolo de la “vibración” dominante en nosotros. Es una extensión de nuestra propia historia más allá de nuestra percepción inicial. Nos conecta con el Vórtice de Creación y es una libre y amplia puerta de acceso hacia el conocimiento y recuperación (sanación, inocencia, autoimagen), hacia la paz y el perdón (auto-perdón). Es un acceso fuera del tiempo con incidencia en el tiempo según nuestro nivel de libertad interna. Puede accederse en cualquier momento, lugar y situación al Campo Akáshico para muy distintas cuestiones, acciones e intenciones.

 

¿Qué son los Registros Akáshicos?

El Registro Akáshico es aquella esfera del Campo Akáshico protegida en dimensiones Superiores de Conciencia con el fin de facilitar el  proceso de Conciencia durante la vida y entre vidas. Su vibración es altísima y es necesario elevar la vibración para acceder a dicha esfera.

A través del acceso a nuestro Registro Akáshico podemos encontrar Guía, ayuda e información de Seres de Planos Superiores de Conciencia. También podemos trascender situaciones, sanar traumas, elevar nuestra vibración, y un sinfín de opciones a descubrir a través del proceso de la conexión consciente, del auto-descubrimiento y de la elevación de la vibración.

En el Registro Akáshico se encuentra todo aquello de tal significado para nuestro espíritu como para ser “Registrado”. Durante nuestra vida presente podemos acceder a aquellos momentos que quedaron “grabados” por su importancia. En las situaciones más cotidianas también se encuentran experiencias significativas para nuestro espíritu.

Tanto en el acceso al Campo Akáshico desde nuestra vida cotidiana como desde el acceso al Registro Akáshico, abrimos un nuevo camino más consciente, creativo e ilimitado en el ejercicio de nuestra existencia.

 

¿Cómo accedemos a la conciencia akáshica?

La conciencia Akáshica tiene que ver contigo, con la forma en que sientes tu presencia en este mundo, con la explicación interna que das a tu experiencia espiritual más allá de este mundo. Comprendiendo con ello más profundamente tu propia existencia y el resto de la existencia. Es una vía de experimentación más allá del razonamiento, que es la utilización humana de tu mente y tus pensamientos.

 

Al participar conscientemente de los aspectos invisibles de tu ser realizas un camino que te lleva hacia una vida completada con tu parte corporal y tu parte espiritual. Dentro de los aspectos espirituales accederás a las decisiones internas libres de los condicionantes personales, encontrando una vía anexa a la “habitual”, provocando nuevas aperturas de oportunidades, ideas, encuentros y experiencias en tu vida.

Imagina una montaña donde existe un túnel que podrías entender como el paso que habitualmente se utiliza para pasar al otro lado de una experiencia (reflexión, razonamiento, ecuaciones de pros y contras, convenientes e inconvenientes, oportuno o inoportuno, adecuado e inadecuado, aprobado o no por otros, etc,), este es el camino del túnel labrado a lo largo de años por muchas personas, incluidas tu y yo.

Un día en que no tienes tanta prisa por llegar al otro lado de una experiencia (vivirla), reconoces un pequeño camino anexo rodeando la montaña y decides caminar un poco por él. De esto te hablo. Puedes utilizar para vivir a veces el túnel y a veces este otro camino. El túnel es amplio y durante el paso por él sólo puedes ver el túnel, a los que te acompañan en el túnel y el principio y final del mismo (pasado y futuro). A través del camino que rodea la montaña tienes una vista panorámica (PRESENTE).

 

¿Por qué es trascendental vivir el ahora?

El momento PRESENTE o AHORA es el acceso a la Experiencia Pura, necesitándose un gusto por la libertad para habitar en presente. En Presente la experiencia no tiene fin ni principio pues forma parte integrante de muchos instantes unidos por el hilo del paso del espíritu por la experiencia humana. Habitando el momento presente, fuera de horarios, deberes y obligaciones accedemos a una conexión interna con nuestra auténtica esencia espiritual, encontrando la valía, la inteligencia, el amor incondicional por nosotros y por los demás, el aprecio profundo por todo lo que existe, la experiencia de la paz, la dicha y el agradecimiento. El poder de hacer, de ser y de trascender el tiempo y la personalidad.

 

¿A qué le llamamos «personalidad»?

La personalidad es la “autoimagen” creada por nosotros, por las personas que hemos amado y de las que hemos “interpretado” una parte de nosotros. También es el resultado de nuestras “lealtades” con personas, vivencias y compromisos pasados. Tiene que ver con una forma de amor “condicionado” a la forma de amor que hemos conseguido comprender de la inmensa cantidad de estímulos recibidos durante nuestra vida.

 

Al experimentar traumas durante la vida se conforman en tu conciencia, en tu energía, en tu cuerpo, en tus emociones y en tus pensamientos “rasgaduras”, corazas, bloqueos, incapacidades, apegos, hábitos, etc., que limitan  tu capacidad de vivir plenamente.

Un proceso sencillo y amoroso para superar el aspecto de creerte quien hasta ahora te has creído es TRASCENDER LA PERSONALIDAD. Pues es en tu personalidad, tu ego, donde se guardan las heridas, como en la carcasa de tu móvil se registran los golpes. Y es “soltando” tu personalidad, respirando y trascendiendo quién crees que eres como liberas las heridas (traumas) registrados por tu “carcasa”.

 

La confianza

Resulta fundamental para una experiencia de vida plena y satisfactoria, y más aún para el acceso profundo, placentero, auténtico y pleno a los Registros Akashicos/ Campo Akáshico. Casi todos los principiantes necesitan superar las pruebas de la confianza, y conforme las superan adquieren una mayor y más admirable dirección de su vida.

Todo proceso de confianza es un proceso de valor, aprecio y gratitud. Aprender a confiar en ti es aprender a reescribir tu historia.

 

Aprendimos a vivir desde el esfuerzo…

El esfuerzo es la unión de una acción y su contrario.

Es Acción más Resistencia.

Básicamente es un miedo que interfiere en tu habilidad natural de realizar cualquier tarea fácilmente.

ESFUERZO= Acción + Resistencia

 

Espíritu, ser y alma

El Espíritu es la Esencia. Impregna toda vida, todo lo existente y por su cualidad pura viviente lleva en sí la Matriz de Creación.

Todo existe en espíritu, entendido también como energía.

El espíritu no impone límites, no cuenta con el yo y el tú, expresa el “somos”.

El Espíritu Santo es Expresión viviente de la Fuente, Dios, Padre-Madre, Creador.

El Espíritu es Vida, Conciencia y Amor.

Las distintas expresiones de Espíritu buscan el experimentarse a sí mismas. Esto es el Ser.

El Ser es una expresión “individual” del Espíritu conectada con el todo.

El Ser es Espíritu en esencia. Para su experiencia humana cuenta con la “tecnología del alma”.  El Alma es un apoyo dado al espíritu que quiso experimentarse a sí mismo.

El espíritu es el que mantiene al ser humano conectado a la vida humana.

El alma es tecnología espiritual capaz de “Recuperar” toda vivencia del Ser a lo largo de todas sus vidas. Está conectada a la persona mientras vive su experiencia humana y retorna con el espíritu al abandonar la vida humana, regresando en la próxima.

 

¿Cuál es la relación entre Registro Akáshico y la Ley de la Atracción?

La Ley de Atracción nos conecta con todo aquello que es afín a nosotros, a nuestra energía.

Cada vez que “registramos” algo, a través de nuestras emociones, pensamientos o acciones queda gravado y vivo en el Campo Akáshico, que nos conecta con todo lo demás, por esto, si yo siento que soy rechazada, el CAMPO me va a conectar con aquello en lo que vibro, y me va a traer todas las experiencias que yo siga “llamando” para seguir siendo rechazada.

Esto sucede porque “nos novemos” en ciertos hábitos que están muy instalados en nosotros y que se mantienen ahí por nuestro OBSERVADOR.

La forma más rápida y efectiva que conozco de atraer a nuestra vida aquello que realmente nos gustaría experimentar es a través del proceso del REGISTRO DE LA VIDA.

 

¿Qué es y cómo trabaja el «Observador» en tu vida?

El observador es tu “voz interna”, es quién te cuenta lo que está pasando, son tus ojos, tu piel, todos tus sentidos, es el conjunto de lo que percibes y tu forma de sentirlo, pensarlo y actuarlo.

 

El observador es aquella parte interna de ti que hace que tu vida sea un infierno o una delicia.

Es una parte crucial de tu persona y tiene que ver con tu estado de conciencia, tus elecciones, tu ambiente, crianza, lealtades, etc.

Para conocer a tu “observador” sólo tienes que oírte, escuchar tus pensamientos cuando sucede algo, cuando estás tranquila/o, cuando piensas en algo, cuando te enfrentas a alguna situación… Te va a hablar sobre cómo ve a las otras personas, sobre cómo ve los asuntos de salud, dinero, relaciones, proyectos, situación actual.

Puedes incluso ver la forma en que ve a tu persona a través de una meditación y con esa intención.

Cuando ves la forma en que tu observador te ve no puedes más que comprender que tal como te ve es como propicia tu comportamiento. Si te crees un conejo comes zanahorias.

Puede realizarse un importante avance personal si “mejoramos” nuestro observador.

 

B.T: Os recomendamos la lectura de esta entrevista Buenasterapias a Reyes Lamprea. ¿Su título? “Mujeres emprendedoras: ¡empleo con corazón!

http://www.buenasterapias.es/archives/681