resfriados

¿Qué es la bioneuroemoción?

¡Media España tiene gripe, catarro o resfriado! Y ninguno de ellos aparece por azar o casualidad. ¿Será la enfermedad el esfuerzo que hace la naturaleza para sanar profundamente al ser humano? ¿Qué emociones se “esconden» detrás de tu gripe?  La bioneuroemoción te ayuda a descubrir la emoción oculta o los bloqueos inconscientes que te han llevado a desarrollar una “enfermedad” o un síntoma y a entender el para qué estás teniendo esa experiencia. ¿Qué papel juega la Nueva Medicina Germánica en la bioneuroemoción? ¿Por qué determinados vínculos que mantenemos con nuestros familiares pueden generar limitaciones en nuestras vidas presentes? Hoy Pablo Merino Marbán, especialista en bio y osteópata, nos presenta su interesantísimo artículo.

Es triste pensar que la naturaleza habla y que el género humano no escucha” (Víctor Hugo)

 

Ahora que estamos en fechas invernales muchos de vosotros estaréis pasando o habréis pasado por un resfriado, catarro o similar. ¿Pero acaso os habéis preguntado cuál es el sentido del síntoma llamado “resfriado”? ¿Creéis que el cuerpo se “estropea” sin más o quizá os atrevéis a ir más allá y pensar que pueda ser una respuesta inteligente del organismo para restituir el equilibrio que habéis perdido?

Desde la Bioneuroemoción tenemos bien claro que se trata de la segunda opción. Cuando padecemos algún catarro, gripe o resfriado suele ocurrir que alguna situación vivida nos ha “hinchado las narices” (metafóricamente) o nos ha dejado “fríos”, que algo nos “huele mal” o estamos “fríos” con alguien.

Es una noción de inquietud vivida con intrusión que nos ha producido un enfado (conflicto mental) y esa rabia provoca un debilitamiento del sistema inmunológico que se acaba manifestando en nuestro cuerpo, que solo está tratando de dar una respuesta para que nos hagamos conscientes de lo que nos ocurre y restaurar el equilibrio perdido.

Este síntoma en concreto sería una fase de solución a un conflicto mental vivido previamente. Ahora con las fechas navideñas recientes nos hemos reunido con nuestros familiares por unos días y es habitual que caigamos enfermos con alguno de estos síntomas: ¿fue quizá por aquella discusión durante la cena de Nochebuena con el cuñado que no aguantamos y cuyo comentario nos dejó “fríos” delante de toda la familia? ¿O quizá aquella charla familiar, en la que se nos cuestionaba continuamente, y que por no estropear el “ambiente navideño “tragamos” como pudimos y aún no hemos podido digerir? No, no eran el pavo ni las gambas las que te provocaron la gastroenteritis…

Ahora que empezamos a ir más allá de nuestros malestares físicos para poder resolverlos, me gustaría presentaros al Dr. Hamer. A principios de los años 80 este médico demostró un hecho que la medicina convencional obvia o ignora en absoluto, con dramáticos resultados en numerosas ocasiones: la existencia de dos fases en toda enfermedad: una fase activa o de estrés y una de reparación o de solución. El 80% o más de las enfermedades se diagnostican en la segunda fase de solución, que es cuando el conflicto mental que has padecido ya se ha solucionado y tu cuerpo ya ha puesto en marcha su mecanismo de reparación propio.

 

imagen de las dos fases de una enfermedad segun la nueva medicina germanica

Las fases de una enfermedad, según la NMG creada por el Dr. Hamer

 

Por eso la mayoría de las veces lo que estamos combatiendo con la medicina es el proceso curativo de nuestro propio cuerpo. Si dejáramos a nuestro organismo actuar y el conflicto mental que generó determinados síntomas no se vuelve a repetir, el cuerpo llegaría por sí solo a un nuevo equilibrio. Esta realidad, obviamente, es bastante más compleja pero, a grandes rasgos, funciona siempre así, en todos los seres humanos y en los animales, con la excepción de casos de envenenamientos, “accidentes” (aquí habría que ir un poco más allá) y conflictos heredados de los padres o ancestros.

En este último caso tendríamos las típicas bronquitis infantiles. Un niño de corta edad aún no sufre de los conflictos mentales que sufrirá de más adulto. Entonces ¿por qué enferma de bronquitis? Con frecuencia la respuesta está en los padres. Lo que suele ocurrir es que el niño viene a somatizar lo que ocurre en casa que no son ni más ni menos que disputas y “broncas” en el territorio-casa. Algo muy parecido ocurriría con las otitis en el niño que viene a mostrarnos mediante ese síntoma lo que ningún niño quiere oír, a sus padres discutiendo continuamente.

Volvamos al Dr. Hamer. A raíz de la trágica muerte de su hijo en un accidente en 1978, comienza a estudiar la relación entre este impactante hecho y la posterior aparición de un cáncer de ovarios en su mujer y un cáncer de testículo en él mismo. Fruto de años de investigación y el análisis de miles de casos clínicos junto a su propia experiencia va publicando, desde 1981 a 1987, las 5 leyes biológicas de la Nueva Medicina Germánica. Descubre la relación directa entre el impacto emocional vivido por la persona y el desarrollo de la llamada enfermedad, que Hamer denominó Programa Biológico con Sentido Especial y que siempre consta de las dos fases descritas anteriormente.

Tras esta introducción que creo necesaria quizá te sigas preguntando: Muy bien, ¿pero en qué consiste la Bioneuroemoción?

Lo primero a tener claro es que no es una técnica sino una metodología que engloba diversas técnicas. Como hemos visto previamente, tenemos en cuenta  las 5 Leyes Biológicas de Hamer, utilizamos la PNL, la hipnosis eriksoniana y el estudio del transgeneracional o del árbol genealógico del paciente a fin de encontrar el origen de su dificultad o síntoma.

No es una terapia ni somos terapeutas en el sentido clásico del término. No curamos a nadie ni lo pretendemos. Es un cambio de paradigma en la relación paciente-terapeuta. De hecho nosotros hablamos de consultante-acompañante. Entendemos que la persona es la única que puede sanarse a sí misma, pues tiene todos los medios para ello, de la misma forma que tiene los medios para enfermar.

La Bioneuroemoción vendría a ser el arte de acompañar a la persona a descubrir su emoción oculta o los bloqueos inconscientes que la han llevado a desarrollar esa enfermedad o síntoma y a entender el para qué está teniendo esa experiencia, a fin de desactivarla. Se trata de pasar a un estado más coherente entre lo que hacemos, lo que decimos y lo que pensamos, pues esto, la incoherencia, es lo que provoca la llamada enfermedad.

Para encontrar el origen del problema dividimos en tres partes la vida de la persona que nos consulta:

Por un lado, el aspecto transgeneracional, donde estudiamos el árbol genealógico, la historia de sus ancestros y la relación que hay entre ésta con la persona consultante y su dificultad en este momento de su vida. Por otro, el Proyecto Sentido de la persona, o las expectativas, conscientes o inconscientes, que sus padres proyectaron sobre ella, que iría desde nueve meses antes de la concepción hasta los 2-3 primeros años de vida.

 

IMAGEN DE UN BEBE DURMIENDO

 

Y, por último, la parte coyuntural o la propia vida de la persona, una vez que se va desarrollando y teniendo sus propias experiencias.

Para terminar, me gustaría decir que para mí no es una simple terapia que aplico y ya está. Obviamente, con todo lo expuesto antes, es mucho más que eso. Es un cambio de paradigma, de forma de pensar, de percibir y entender la vida. En la naturaleza, alrededor nuestra, todo es información y toda esta información está establecida, de alguna forma, como aprendizaje en nuestro inconsciente. Se trata de desaprender o transformar todas las programaciones inconscientes que dirigen nuestra vida para ir viviéndola con más consciencia, incorporando los nuevos aprendizajes que nos ofrece.

En definitiva, creo que sólo hay dos opciones fundamentales en esta vida: o vives en el papel de víctima, lamentándote por las desgracias que te ocurren, creyendo que no tienen nada que ver contigo y culpando a los demás de ellas o a ti mismo o vives sabiendo que todo lo que te ocurra en la vida lo estás atrayendo, ya sea de forma consciente o inconsciente, y es el aprendizaje que necesitas en ese momento para crecer y evolucionar como ser humano. La Bioneuroemoción nos ayuda a entender el para qué de ese aprendizaje.

Acabo con un par de citas muy descriptivas de lo que persigue este método:

“Sana tu mente y tu cuerpo te seguirá”, utilizada por grandes maestros hace miles de años y termino con ésta del gran Carl G. Jung, discípulo aventajado de Freud:La enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para sanar al ser humano”.

Pablo Merino Marbán

Acompañante en Bioneuroemoción (CP1, CP2, CP3 y CP5)
Socio titular de la Asoc. Española de Bioneuroemoción
Máster en Hipnosis Erikssoniana
Theta Healing

La lota: limpieza nasal profunda

¡Dale las gracias a tu nariz! ¡Cada día pasan por ella nada más y nada menos que 16.000 litros de aire! ¿Sabías que limpiándola naturalmente con una lota puedes generar una voz potente y clara,  aliviar los ronquidos y superar la sinusitis, las alergias, la rinitis y los resfriados recurrentes? Rocío Jimeno, colaboradora espontánea Buenasterapias, profesora de yoga y buceadora profesional, te lo explica en este artículo.

¡Respirar es vivir!

Imagen de Rocío Jimeno, profesora de Yoga y Pilates en Almuñécar (Granada)

Así como ya es habitual el uso de cepillo de dientes, la nariz es el único orificio que no limpiamos y que más ensuciamos porque por ella pasan cada día 16.000 litros de aire dejando gran cantidad de partículas, bacterias, etc.

Además, la contaminación, el tabaco y la dieta rica en azúcares, lácteos y harinas refinadas perjudica a las mucosidades, volviéndolas densas y espesas.

Lota anatomia1

 

La mejor manera de limpiar la nariz y mantener los conductos nasales despejados es administrar regularmente una ducha nasal que en términos yóguicos se llama NETI o Jala Neti. Para ello se utiliza una especie de tetera denominada LOTA.

La Neti limpia la zona, expulsa el polvo, grasa y contaminantes, lava a fondo las sensibles terminaciones olfativas y con todo ello aumenta nuestra capacidad para extraer y asimilar el aire físico y energético.

 

Imagen de una lota hecha de cobre

Lota de cobre

¿Cómo se usa?

Es muy fácil. Se llena de agua tibia y se disuelve un 1/3 de cucharadita de sal. La idea es aproximarse a la temperatura y salinidad de los conductos nasales para que no se produzca un intercambio osmótico de líquidos con las membranas nasales.

Se inclina el cuerpo hacia delante en el lavabo, se ladea la cabeza, se inserta la punta de la LOTA en el orificio superior de la nariz y se va vertiendo poco a poco. Se trata de que el líquido entre por el lado superior de la nariz y salga por el inferior. Se hace eso con la mitad del líquido de la lota y se cambia de lado.

Cuando se acaba el agua de la lota, nos tapamos alternativamente la nariz y soplamos primero con suavidad y luego con fuerza para secar la nariz.

Imagen de una lota de plástico

Lota tipo «Aladín»

Notaremos desde el primer uso sus beneficios. Y con el tiempo mejorará nuestro olfato, alergias, sinusitis, ronquidos, problemas de garganta, mejora la capacidad visual…

Los expertos afirman que con ejercicios respiratorios y duchas nasales regulares, nos podemos despedir de los resfriados. Generalmente la causa de estos es una toxicidad patológica de las membranas nasales que se convierten en caldo de cultivo ideal para los gérmenes.

La tradición yóguica recomienda el uso diario y en ayunas. Cuando hay mucha mucosidad se puede repetir varias veces al día, la última antes de dormirse.

La Neti es una técnica sencilla, inocua e indolora. Los niños desde los 3 años la realizan sin problemas.

Algunos beneficios del empleo de la lota:
  • Aclara y mejora la vista
  • Ayuda a eliminar resfriados recurrentes
  • Alivia los ronquidos
  • Ayuda a superar la sinusitis, las alergias y la rinitis
  • Favorece el buen funcionamiento  del oído
  • Genera una voz potente, clara y resonante
  • Relaja los músculos de la cara, en especial la tensión que se acumula entre las cejas
  • Deja destapadas ambas fosas nasales, con lo cual queda libre la circulación de energía (Prana) y aire. Se equilibra, entonces,  el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales y se enriquece de oxígeno la sangre
  • Estimula el chakra ajña, (entrecejo). La apertura equilibrada de este centro de energía aporta claridad mental, desarrollo intuitivo y entendimiento, expresado a través de la capacidad de ver más allá de las apariencias, y profundizar en la comprensión de lo que la vida presenta a cada momento
  • Alivio en tensiones mentales y dolores de cabeza
¡Visualízate por dentro! ¡Pon una Lota en tu vida!