Robert St. John

La memoria de tu existencia prenatal está en tus pies. Técnica Metamórfica

Tu existencia prenatal, según la técnica metamórfica, no sólo abarca los 9 meses de la gestación dentro del útero materno, sino que también se extiende hasta un tiempo anterior, denominado Preconcepción, un plano fuera del tiempo, del espacio y de la materia. ¿Podrías plantearte que antes de que vinieses al mundo ya habías  experimentado miedo, la soledad, pánico, rechazo, o, en sentido  contrario, alegría, confianza, unidad y expansión? ¡Es tu existencia prenatal! La Técnica Metamórfica trabaja con ella y te ayuda a deshacer tus resistencias y bloqueos sanando a través de tu Existencia Prenatal.

José Manuel Mongango, colaborador Buenasterapias y experto en Técnica Metamórfica, os explica cómo te ayuda esta técnica en tu proceso de liberación y conquista de tu verdadera energía vital autosanadora. 

Técnica metamórfica. Existencia prenatal. imagen de José Manuel Mongango. Buenasterapias

José Manuel Mongango.  Técnica metamórfica

Si quieres experimentar sus “beneficios” pero no sabes en qué consiste te la describo un poco en este artículo. Ya sólo con el deseo de recibirla estás en el comienzo de la metamorfosis…, el resto queda en mis manos como catalizador de la Técnica Metamórfica.

Primero se interviene en tus pies, que son los que nos “sostienen” en la tierra, con los que “avanzamos” y nos “movemos” por la vida. En segundo lugar se interviene en tus manos, que son las que “hacen”, las que “tocan”, las que “palpan”, la acción. Y por último se termina en la cabeza, que es donde están nuestros “pensamientos”, el “banco de los recuerdos”, y la que nos conecta con la energía universal.

Técnica metamórfica. Existencia prenatal. imagen de José Manuel Mongango.

Técnica metamórfica. Imagen: conmigo8.blogspot.com

 

Con estas tres intervenciones se pone en funcionamiento tu ENERGÍA VITAL, que activa las acciones primarias descritas anteriormente:

Pensamiento
Acción
Movimiento

Los pases que recibes en tus pies, manos y cabeza, transmutan tus resistencias en liberaciones, ya que se toca la zona correspondiente con la “columna vertebral”, el centro por donde discurren los bloqueos que no nos permiten alcanzar nuestro potencial “Autosanador” y “Transformador” que todos tenemos.

Tocando la zona refleja de la “columna vertebral” accedemos al ESQUEMA PRENATAL, descubierto por Robert St. John, creador de la Técnica Metamórfica. Este Esquema Prenatal no sólo abarca los 9 meses de la gestación dentro del útero materno, sino que también se extiende hasta un tiempo anterior, denominado Preconcepción, un plano fuera del tiempo, del espacio y de la materia.

Imagen del mapa del pie. Técnica metamórfica. Existencia prenatal.

Mapa del esquema prenatal. Técnica metamórfica

 

A continuación detallo dichos periodos:

  • PRECONCEPCIÓN: es el momento en el que la conciencia se encamina, desde un plano etéreo (fuera del tiempo, del espacio y de la materia) al momento de la concepción, donde se reunirá con la vida que empezará a materializarse.
  • CONCEPCIÓN: aquí se forma la vida por la unión del espermatozoide y el óvulo, dando lugar al desarrollo para la gestación del futuro embrión. Es nuestro comienzo como persona física e individual.
  • POSTCONCEPCIÓN: comprende desde el momento de la concepción hasta las semanas 18-22 del embarazo, los cuatro primeros meses y medio desde el momento de la concepción, periodo del crecimiento físico del embrión, en el cual se forman también los pulmones, que serán los que nos permitan existir de forma independiente.
  • MOVIMIENTO FETAL: periodo donde la madre percibe por primera vez al bebé dentro de su útero, y donde el bebé empieza a descubrir y a explorar su entorno, es una apertura de conciencia. Está recogido entre las semanas 18-22 del embarazo.
  • PRENACIMIENTO: Finaliza la formación física del bebé, y aquí es donde él toma conciencia de que está en un lugar cerrado y percibe el ambiente externo, es donde se prepara para la acción y la comunicación. Este periodo va desde las semanas 18-22 hasta el momento del nacimiento.
  • NACIMIENTO: Se encuentra en el momento de la acción o no acción, madre e hijo afrontan la separación para convertirse en seres independientes. Es un momento crucial circunstancialmente hablando; podrían manifestarse el miedo, la soledad, el pánico y el rechazo, o de lo contrario la alegría, la confianza, la unidad y la expansión.

Independientemente de lo externo, el momento del nacimiento es un momento de dolor,  oscuridad, confusión y constricción, pero a su vez es de apertura, movimiento, luz y expansión, patrón que refleja el de la vida humana.

La Técnica Metamórfica es profunda y extensa. Con ella puedes encontrarte con la paz, la tranquilidad y el bienestar. Tener como amigos a la serenidad y a la calma genera una unión con tu interior que establece un vínculo directo con tu Energía Vital, que es realmente la que sana y la que cura.

imagen de una mariposa. tecnica metamorfica

Técnica metamórfica. La transformación de la oruga en mariposa

El equilibrio entre los aspectos emocionales, mentales y físicos, son vitales para una vida saludable y plena, algo que te ofrece esta práctica, partiendo de la base que cualquier sintomatología física tiene su origen anterior en el campo emocional, y de ahí se somatiza en el cuerpo, seamos conscientes o no de ello. Por eso con la Técnica Metamórfica no sólo recibirás equilibrio a nivel emocional, si no que por consecuencia recobrarás la estabilidad física que deseas en cuanto te sientas preparado/a para que eso sea una realidad.

Los catalizadores de la Técnica Metamórfica acompañamos a la persona en la sesión y nos desapegamos del proceso, y gracias a esto se “activa” la Energía Vital, la tuya, la que cada uno trae desde su Esquema Prenatal, para que así empiece a manifestarse la Metamorfosis y descubras que, si estás en la fase de ORUGA, puedes ir formando tu CRISÁLIDA y convertirte en MARIPOSA cuando así lo desees.

“Mientras exista VIDA, hay posibilidad para un nuevo RENACER

Artículos relacionados

ExtractoTu madre, en el talón;  tu padre, en el dedo gordo. ¿Sabías que Robert St. John, creador de la Técnica Metamórfica, descubrió que las personas con problemas en los talones tienen una relación dificultosa con su madre? Adéntrate en la memoria que almacenan tus pies…  

ExtractoTu estructura ósea (el Movimiento), tus tejidos blandos (la Acción) y tus fluidos (el Pensamiento) están estrechamente ligados. Según la Técnica Metamórfica, los huesos representan la manifestación física de tu energía; los tejidos blandos (órganos internos, piel, músculos, etc.) están ligados a tu mente y los fluidos (sangre, linfa y agua) se vinculan con tus aspectos emocionales. José Manuel Mongango te muestra este universo de relaciones y te invita a cuidarte de una manera integral. 

Extracto¿Qué cuenta sobre tu vida el hecho de tener hongos, un juanete o un dedo martillo? ¿Sabías que las actitudes y aptitudes más comunes que se pueden interpretar en los pies son la autoestima, el don de liderazgo, el carisma, la pasión, el miedo y la culpa?

Técnica Metamórfica: como es arriba es abajo; como es dentro es fuera

Tu estructura ósea (el Movimiento), tus tejidos blandos (la Acción) y tus fluidos (el Pensamiento) están estrechamente ligados. Según la Técnica Metamórfica, los huesos representan la manifestación física de tu energía; los tejidos blandos (órganos internos, piel, músculos, etc.) están ligados a tu mente y los fluidos (sangre, linfa y agua) se vinculan con tus aspectos emocionales. José Manuel Mongango, colaborador Bt, te muestra este universo de relaciones y te invita a cuidarte de una manera integral. 

 

José Manuel Mongango

 

Como es arriba es abajo, y como es dentro es fuera.

En esta frase y en estas palabras ya míticas podemos encontrar el resumen que engloba nuestro complejo mundo interior.

Antiguamente se pensaba que estos tres aspectos, cuerpo (energía), mente y emociones, estaban divididos entre sí y que no eran más que estructuras que dividían lo físico de lo psicológico y de lo etéreo. Esta idea se ha modificado con el paso del tiempo y de los avances científicos, pues se está demostrando su estrecha relación.

Normalmente, solemos atender a nuestro cuerpo material, a nuestro físico, cuando experimentamos alguna dolencia o malestar que nos rompe el ritmo habitual y nos produce una desarmonía importante en nuestro organismo. Pero si hubiésemos observado antes aquello que “encerramos” dentro de nuestro envoltorio celular, los síntomas que notábamos en un principio comenzarían a desvanecerse y a dejar fluir la energía en nuestro cuerpo, desbloqueando los distintos circuitos que tienen lugar en él.

¿Y tus emociones? Nuestro sistema autónomo interno también reacciona ante cualquier anomalía que producen nuestras emociones. Deberíamos de ser conscientes que todo está unido, y en concreto todo nuestro Ser, que todo está relacionado y que el estado interior en el que nos encontremos conforma nuestra salud.

Esto nos lleva a plantearnos la pregunta que puede surgir en este contexto, ¿no existen entonces diferencias entre estas partes tan distintas que nos componen?

Evidentemente desde el punto de vista más tangible y material sí las hay, lo que se propone es considerarlas desde nuestro cuerpo más sutil, que es donde se generan los comportamientos que van a determinar nuestra forma de vida y, por tanto, nuestro estado de salud.

Con la Técnica Metamórfica nos centramos en tres estructuras celulares del ser humano para analizar la unidad de esos tres aspectos nombrados anteriormente:

  • Tejidos Duros: corresponden a nuestros huesos, los cimientos donde se asienta la estructura ósea de nuestro cuerpo, es decir, la manifestación física de la energía.

Según el Esquema Prenatal de Robert St. John, dicha estructura está ligada al momento de la Concepción, donde se adhieren nuestros rasgos hereditarios y los patrones kármicos para encarnamos y convertirnos en materia. A su vez, en los tejidos duros se asientan las otras dos estructuras que veremos a continuación, los Tejidos Blandos y los Fluidos, lo que quiere decir que cualquier rotura o trauma afectan a las tres. Según pensemos estamos influyendo o no en nuestra estructura ósea.

 

Imaginemos que, por los motivos que sean (kármicos, del momento actual, por el patrón familiar…) considero que no seré capaz de desarrollarme como persona o que no voy a lograr nunca mi propósito en la vida. Entonces comienzan a generarse conflictos que influirán en cómo se va a “estructurar” mi vida, lo cual afecta a mi “estructura” ósea. Primero pienso y luego co-creo a pie juntillas.

 

  • Tejidos Blandos: corresponden a nuestros órganos internos, la piel, las articulaciones, los tendones, los músculos, los que envuelven a nuestros huesos para darle movilidad, y están ligados al aspecto mental.

Gracias a los tejidos blandos es posible el movimiento de nuestro cuerpo físico, al igual que gracias a la mente somos capaces de permitir los cambios y movimientos internos que sean necesarios para adaptarnos a cualquier circunstancia o no. Cuando nos resistimos al cambio y a sus movimientos internos, nuestro cuerpo se expresa, y aparecen las tensiones e incomodidades que bloquean la energía y pueden producir rigidez en los tendones, cúmulos de grasa en nuestro cuerpo como protección, hipertrofia o flacidez muscular según nuestras fortalezas o debilidades.

Las personas erguidas van con seguridad por la vida y se sienten más libres, mientras que las personas encorvadas llevan a cuesta cargas que no desean y que les impiden avanzar con fuerza en este mundo.

 

  • Fluidos: corresponden a la sangre, al agua y a la linfa de nuestro organismo, que nutren nuestros Tejidos Blandos y estos a su vez envuelven a nuestros Tejidos Duros. Los Fluidos están ligados al aspecto emocional, y las emociones toman el papel de direccionar nuestro rumbo, las que propician nuestra expansión como seres humanos.

En la anemia, por ejemplo, el fluido que se implica es la sangre, aunque da igual cuál de los fluidos sea. Lo importante es la información que recibimos: que no estoy fluyendo con la vida, con lo que estoy haciendo en mi cotidiano, y pierdo todo mi poder y me quedo sin fuerzas. La anemia, para mí, sería un sobre esfuerzo que la persona realiza al no “permitir” que su vida se equilibre atendiendo a sus necesidades.

Es importante entonces estar emocionalmente sanos para que el recorrido de nuestros Fluidos no se obstruya y puedan tener libre sus vías paso, poder llegar a nuestros músculos, a las articulaciones y hasta la piel lo más cómodamente posible, para que éstos a su vez puedan afianzarse y tirar de nuestros huesos sin problemas, sin dolor, sin atrofias, sin traumas.

Todo esto vuelve a relacionarse estrechamente con lo que tratamos en el primer artículo, las tres acciones primarias de los humanos: Pensamiento, Acción y Movimiento.

 

Marioposa Alambre con Texto

 

Con las sesiones de la Técnica Metamórfica se activan precisamente esas acciones primarias situadas en los pies, manos y cabeza para darle un empujoncito a la fuerza vital de la persona:

 

  • Pensamiento = Emociones = Fluidos
  • Acción = Mente = Tejidos Blandos
  • Movimiento = Energía = Tejidos Duros

 

Dejamos de darle la importancia que tiene cuidar nuestras emociones hasta que nos sucede algo que bloquea nuestro caminar en la vida, es ahí donde se produce a veces el salto cuántico para elevarnos a la cima de nuestros pensamientos, donde conectamos con algo muy poderoso y entramos en un discernimiento entre lo que realmente vale la pena y lo que ya deja de servirnos.

La Técnica Metamórfica facilita a la persona poder asumir su papel dentro de cada escenario y fuera de la obra, y no sólo como un actor entregado a su guión, sino como el productor del largometraje, siendo partícipe en cada momento de la creación de su película. Los niveles subconscientes y conscientes de cada individuo comienzan cada vez a tener mayor conexión entre ellos, porque lo que antes pasaba desapercibido para el espectador ahora se vuelve cada vez más intuitivo, incluso hasta llegar a saber el final de aquel guión del que tachaste algunos párrafos para que tuviese un precioso final.

 

Otros artículos de colaboración de José Manuel Mongango sobre la Técnica Metamórfica:

Título: “Técnica metamórfica y existencia prenatal

Extracto:

Antes de que vinieses al mundo has experimentado emociones: el miedo, la soledad, el pánico y el rechazo, o, en sentido  contrario la alegría, la confianza, la unidad y la expansión. ¿Cómo puede ayudarte la técnica metamórfica a deshacerte de emociones limitantes?

http://www.buenasterapias.es/archives/4423

 

 

Título: “Técnica Metamórfica: ¡tu padre y tu madre están en el pie

Tu madre, en el talón;  tu padre, en el dedo gordo. ¿Sabías que Robert St. John, creador de la Técnica Metamórfica, descubrió que las personas con problemas en los talones tienen una relación dificultosa con su madre? Nuestro colaborador nos adentra hoy en la memoria que registran tus pies …

http://www.buenasterapias.es/archives/8160