Tu bebé libre de tóxicos

Arcilla verde para enfermedades de la piel y blanca para la gastritis

Arcilla en Egipto para curar a los faraones y momificar los cuerpos; en Grecia, para afecciones de la piel e incluso contra la peste. Los geófagos (comedores de tierra) y las embarazadas que la toman ya nos indican que la arcilla alimenta y cura. El abate Kneipp usó la arcilla para curar a los animales y trató con éxito  la fiebre aftosa. Y en la I Guerra Mundial ¡arcilla con mostaza para combatir la disentería!

El Dr. Rafael Méndez Cobos, colaborador Buenasterapias, nos habla de las múltiples bendiciones de la Arcilla y comparte con nuestros lectores recetas sencillas para aliviar muchos trastornos que nos aquejan a diario. Descubrirás para qué sirve beber el agua de arcilla blanca… ¡Visita la web del Dr. Cobos!

 

Imagen del Dr. Rafael Méndez Cobos. Colaborador Buenasterapias. Arcilla verde. Acné. Gastritis

Dr. Rafael Méndez Cobos. La Arcilla

 

La arcilla es un producto de la tierra con propiedades terapéuticas y cosméticas excepcionales. Existen diferentes tipos con usos e indicaciones diversas. Unas de las propiedades que caracteriza a la arcilla es su estructura, que la dota de una superficie activa muy grande.

Comparada con el cuarzo, cuya superficie exterior es de un centímetro cuadrado por gramo de materia, la arcilla, que es un silicato, presenta una superficie sinuosa que puede alcanzar los mil metros cuadrados por gramo. De cuatro a cinco gramos de arcilla bastarían para cubrir un campo de fútbol. Posee también una gran capacidad de absorción; esta capacidad filtra entre todas las sustancias aquellas que resultan dañinas o tóxicas para el organismo. Ejerce una acción ligeramente mineralizante, reequilibra la acidez (de la piel) y ayuda a la cicatrización por medio del silicato de aluminio que contiene.

En Egipto se empleaba la arcilla, purificadora y antiséptica, para momificar los cuerpos. Los griegos la utilizaban para las afecciones de la piel e incluso contra la peste. Hemos oído hablar de los geófagos (comedores de tierra) de las Indias, del Sudán y de América latina y de las mujeres embarazadas que comen tierra para satisfacer sus deseos y porque creen que fortalecerá a su bebé. La tierra de las termiteras (refugios que construyen las termitas) es un remedio infalible para las infecciones intestinales en Filipinas… El abate Kneipp usó la arcilla para curar a los animales y trató con éxito  la fiebre aftosa. Luego la aplicó con los hombres y en determinados casos.

La arcilla se emplea por fuera y por dentro tanto en hombres como en animales. En la I Guerra Mundial los servicios sanitarios recetaban a los combatientes franceses aquejados de disentería tomar arcilla con mostaza, controlando así esta plaga. En las filas rusas la disentería se trataba con una taza de 200 gramos de arcilla en polvo por día.

 

La arcilla cura. Arcilla verde. Arcilla blanca. Rafael Méndez Cobos. Buenasterapias

Afecciones que pueden tratarse con arcilla

 

La arcilla se presenta bajo diferentes colores: amarilla, roja, blanca, morena, azul, gris o verde. Nos centramos en la verde (y rosa), ideales para los cuidados de la belleza y de la piel en general y en la blanca (caolín), que usaremos en gastritis, úlceras y gases intestinales.

Las cataplasmas de arcilla verde  son un útil y antiquísimo remedio para aliviar los dolores. Para ello haremos lo siguiente: pondremos arcilla verde en un recipiente no metálico y lo dejaremos reposar unas horas; cuando esté como una pasta para modelar, la aplicaremos sobre las zonas dolorosas (neuralgias, calambres, heridas no infectadas, quemaduras). Si se trata de un resfriado o de un tratamiento de revitalización (para los riñones o durante la menstruación) se aplicará caliente.

Para las lesiones y enfermedades de la piel la arcilla es muy recomendable.

 

Mascarilla de arcilla verde. Acné. Piel grasa. Buenasterapias

Mascarilla de arcilla verde. Acné. Piel grasa. Imagen: trendenciashombre.com

 

Si padece acné prepare una pasta de arcilla como si fuera a hacer una cataplasma. Moje un pincel blando en la mezcla y píntese con él la zona enferma, una vez trascurridos treinta minutos, enjuáguese y vierta sobre la misma zona un poco de zumo de limón. Para hidratar utilice yogur natural. Ayudando a este tratamiento ingiera una o dos cucharaditas diarias de arcilla en ayunas o antes de las comidas. Este mismo tratamiento descrito es igualmente válido para eccemas y erupciones. Si tiene picazón (prurito) aplíquese una pomada preparada con arcilla y leche de almendras dulces o aceite de oliva.

Por su parte, la arcilla blanca (silicato de aluminio hidratado) está compuesta de caolín puro, sin ninguna impureza ni arena. Su nombre viene del chino kao (alta) yling (colina), ya que fueron los chinos los que encontraron por primera vez este tipo de arcilla natural. Su indicación principal es para uso interno:

contrarresta la acidez estomacal en gastritis, predisposición a úlceras duodenales y gases intestinales. Con el uso de la arcilla blanca disminuye la agresividad propia de la hiperacidez y se equilibra enzimáticamente la mucosa digestiva, ahí donde estuviese más dañada. Se utiliza también como desintoxicante y como desinfectante. Por último, ejerce una acción reguladora de las glándulas endocrinas (tiroides, suprarrenales, sexuales) y absorbe las radiaciones nocivas.

 

¿Cómo la utilizo y en qué dosis?

Se recomienda poner una cucharadita de arcilla blanca colmada en medio vaso de agua, moverla bien con una cuchara de madera, no metálica y dejarla reposar una hora. Entonces bebemos el agua sin necesidad de tener que tomar el poso formado en el fondo del vaso. El agua de arcilla blanca debe tomarse por las mañanas en ayunas y antes de dormir por las noches. Está contraindicado si se toma parafina o se ha tomado, puesto que puede provocar oclusión intestinal. También contraindicado en casos de hipertensión arterial severa, en estreñimiento crónico y con tratamientos homeopáticos.

 

BT: Te dejamos una receta casera de Yolanda Jordán, autora del libro Tu Bebé, libre de tóxicos,  para elaborar una pasta de dientes con arcilla blanca (propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes):

Ingredientes:
  • 1 cucharada de tomillo, 1 cucharada de salvia, 3 cucharadas de arcilla blanca, 2 gotas de aceite esencial de menta, 1 pizquita de sal

Pasos:

  1. Pon a calentar 1/4 de litro de agua en un cazo.
  2. Añade una cucharada pequeña de salvia y otra de tomillo y déjalo hervir durante 5 minutos.
  3. Cuela la infusión.
  4. En un vaso aparte mezcla 2 cucharadas de la infusión resultante con 3 cucharadas de arcilla blanca y 2 gotas de esencia de menta y la pizca de sal.
  5. Mezcla bien con una cuchara hasta que quede una crema uniforme. Si queda un poco líquida puedes ir añadiendo arcilla hasta obtener la consistencia deseada.

Conservación: En un tarro pequeño de vidrio en el frigorífico. Dado que no tiene conservantes, por seguridad, hay que consumirla pronto.

Con este vídeo sabrás aplicar correctamente una mascarilla de arcilla, aprovechando también los beneficios de añadirle al agua algunas tisanas. Recordarte que puedes hacerte la mascarilla con agua de mar -rica en minerales- multiplicando los beneficios de la misma.

 

¡Bebés libres de tóxicos!

El hogar está lleno de tóxicos y los niños son los más vulnerables. Aprende a crear un entorno más sano para tus cachorros con las alternativas que te aporta en esta entrevista Yolanda Jordán. Es autora del libro”Tu bebé, libre de tóxicos” y profesora superior de Piano y de Música de Cámara. Hablamos con ella de toallitas limpiadoras, pañales, pastas de dientes, purificadores de aire y de los tóxicos en la habitación del bebé.

¡Comparte esta entrevista en Facebook y podrás tener en casa un ejemplar del libro! Realizaremos un sorteo el martes 4 de agosto con todos los participantes. (Tienes que ser residente en España).

imagen de yolanda jordan. bebes libres de toxicos. entrevista buenasterapias.

Yolanda Jordán. Bebés libres de tóxicos

 

BT: Yolanda, ¿por qué crees que los productos destinados a bebés y niños llevan disolventes, conservantes, antioxidantes, perfumes sintéticos y colorantes sin que nadie de la voz de alarma? ¿Realmente son necesarios para que éstos sean de calidad?

Pues verás, diferentes medios y campañas llevan años intentado informar a la población sobre el problema tóxico y continúan dando la voz de alarma lo que sucede es que, a nivel de calle, este tema es aún bastante desconocido. Comienza a observarse un interés creciente pero, en general,  no es algo que preocupe porque erróneamente los padres piensan que los productos destinados a bebés y niños son muy seguros: están etiquetados, testados dermatológicamente, cumplen unos criterios de calidad y han pasado controles sanitarios.

Esto no es suficiente: Los productos de los que hablamos contienen sustancias químicas y muchas de ellas son perjudiciales para nuestros hijos. Si pensamos en un bebé, su organismo es aún inmaduro, no elimina correctamente los tóxicos y su piel es muy delgada. Como la piel de un adulto, la del bebé también absorbe una pequeña cantidad de todo cuanto aplicamos. Es fundamental protegerle.

¿Qué sucede? Parece ser que se acepta la utilización de sustancias de origen químico porque las dosis son ínfimas y, a corto plazo, parecen seguras. Se realizan muchísimos estudios serios en todo el mundo y aunque los resultados son claros, no hay unanimidad: unos países prohíben algunas sustancias por considerarlas nocivas, mientras que  otros las siguen permitiendo por no considerarlas “tan nocivas”. Es algo incomprensible…

No se tiene en cuenta el efecto acumulativo de aplicarlas en nuestro cuerpo con frecuencia ni se han probado los efectos que generan estas sustancias combinadas con otras, combinación que se hace presente en los productos que adquirimos.

De verdad que me apena y no logro entender que los productos destinados a los niños estén formulados con ingredientes químicos cuando podían perfectamente contener únicamente ingredientes naturales. No es tan complicado criar bebés libres de tóxicos.

imagen del libro Bebés libres de tóxicos. Yolanda Jordán. Entrevista buenasterapias

Tu bebé libres de tóxicos. Yolanda Jordán

 

 

BT: ¿Qué puedes comentarnos sobre las toallitas limpiadoras que tanto empleamos para la higiene diaria del bebé?

Las toallitas limpiadoras también llevan muchas sustancias químicas. He revisado un gran número y los ingredientes varían de una a otra: unas indican que no llevan alcohol ni perfumes, otras están formuladas con extracto de aloe vera o camomila, algunas son blanqueadas sin utilizar cloro pero no he encontrado ninguna tradicional que esté libre de químicos. Afortunadamente  tenemos buenas alternativas naturales como son las toallitas ecológicas y las lavables de algodón orgánico.

 

BT: Como bien afirmas en tu libro, Greenpeace Alemania advirtió hace poco que en muchos pañales de bebé habían encontrado tributilo de estaño (TBT). ¿Qué es y qué efectos provoca?

Es un pesticida, una sustancia antiincrustante con la que se pintan los cascos de los barcos porque impide que se le adhirieran algas y otros organismos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que este pesticida supone un riesgo para la salud: puede causar desequilibrio hormonal, trastornos del sistema nervioso e inmunitario, afectar a la reproducción y también provocar cáncer.

 

BT: ¿Hay algunas sustancias más en los pañales que debamos tener en cuenta?

Sí. Los pañales desechables tradicionales (no ecológicos) suelen llevar:

  • Poliacrilato de sodio (SAP) un material con un gran poder de absorción. Cuando el pipí entra en contacto con él, éste se hincha conteniéndolo. Este químico es relativamente nuevo y aún se desconocen sus posibles efectos adversos a largo plazo.
  • Los pañales suelen blanquearse con cloro dando lugar a estas partículas. Son altamente tóxicas y cancerígenas. Como efecto evidente causan reacciones en la piel si bien también pueden perturban el sistema hormonal e inmunitario.
  • Compuestos químicos volátiles (COV) que pueden causar irritación de ojos, nariz y garganta, daños en hígado, riñones y el sistema nervioso central.
  • Derivados del petróleo como las parafinas. Taponan y cubre la piel impidiendo que respire correctamente.
  • Perfumes sintéticos.

 

BT: ¿Nos recomiendas un tipo de pañal asequible económicamente hablando y que no suponga demasiado trabajo para padres y cuidadores?

Claro. Podemos escoger entre los pañales desechables ecológicos (se usan igual que los normales pero no llevan químicos) o los pañales de tela. Estos últimos requieren algo más de trabajo porque hay que lavarlos.

 

BT: Valora las pastas de dientes para niños y haznos tus propuestas saludables. ¿Nos enseñas a hacer una pasta casera?

Al escoger la pasta de dientes para niños hay que cerciorarse de que no lleva triclosán ni flúor sintético (o fluoruro sódico) ya que ambos son tóxicos. De hecho, los dentífricos con flúor para menores de 6 años están obligados a advertir que debe emplearse una pequeña cantidad de producto bajo la supervisión de un adulto para que el niño/a no trague la pasta.

Para asegurarnos que no lleva ingredientes desaconsejables (por ejemplo, Lauril sulfato de sodio, parabenos, ftalatos, dióxido de titanio, productos derivados del petróleo, edulcorantes, colorantes y conservantes) mi recomendación es la de escoger un dentífrico con certificación ecológica, tanto para nuestros hijos como para nosotros mismos. Y también podemos hacer pasta de dientes casera, 100% natural. En mi libro propongo esta receta a base de arcilla con propiedades antisépticas, antiinflamatorias y astringentes.

Ingredientes:
  • 1 cucharada de tomillo, 1 cucharada de salvia, 3 cucharadas de arcilla blanca, 2 gotas de aceite esencial de menta, 1 pizquita de sal

Pasos:

  1. Pon a calentar 1/4 de litro de agua en un cazo.
  2. Añade una cucharada pequeña de salvia y otra de tomillo y déjalo hervir durante 5 minutos.
  3. Cuela la infusión.
  4. En un vaso aparte mezcla 2 cucharadas de la infusión resultante con 3 cucharadas de arcilla blanca y 2 gotas de esencia de menta y la pizca de sal.
  5. Mezcla bien con una cuchara hasta que quede una crema uniforme. Si queda un poco líquida puedes ir añadiendo arcilla hasta obtener la consistencia deseada.

Conservación: En un tarro pequeño de vidrio en el frigorífico. Dado que no tiene conservantes, por seguridad, hay que consumirla pronto.

 

BT: ¿Puedes recomendarnos algunas marcas que sean de tu confianza para adquirir productos de cuidado corporal e higiene para nuestros bebés?

Escoger un producto de cuidado e higiene corporal es cuestión de gustos porque hay decenas de marcas diferentes. Personalmente me encanta toda la gama de productos de la empresa danesa Urtekram  pero, más que hablar de marcas, yo haría hincapié en la elección de productos ecológicos certificados que son aquellos que llevan el sello de una empresa independiente que controla las materias primas utilizadas en su elaboración, el proceso mismo de fabricación y nos garantizan que el producto es libre de químicos nocivos y de ingredientes transgénicos. Suelen proceder, en su gran mayoría, del cultivo ecológico y muchos llevan un sello que indica que no realizan pruebas en animales.

 

Bebés libres de tóxicos en su habitación…

BT: ¿Por qué pintarla con pintura ecológica? Recomiéndanos algunas marcas…

Por salud.  Verás, la mayoría de las pinturas contienen disolventes que pueden causar asma, alergias e intolerancias químicas, conservantes, fungicidas y compuestos orgánicos volátiles peligrosos desde el mismo instante en que abrimos la lata.

Las pinturas acrílicas llevan sustancias cancerígenas como el cloruro de vinilo y las pinturas al agua tampoco son inocuas ya que pueden emitir amoníaco y formaldehido.  Sin duda, la mejor opción es pintar con pintura ecológica. No desprende disolventes químicos ni compuestos orgánicos volátiles y no contiene plastificantes ni metales pesados.

Algunas buenas marcas son Biofa y PNZ (distribuidas por Decologic y Ecopinttors respectivamente), Biofusta, Colorea, Livos y Naturhaus.

Debemos recordar que la pintura y los barnices de los muebles también pueden emitir al ambiente sustancias químicas nocivas. Es importante que, al menos, los muebles de la habitación infantil sean ecológicos. Yo citaría la empresa Ecoideas Decoración porque conozco la calidad de sus muebles y son totalmente saludables. Sin ninguna duda, habrá otras empresas que realicen muebles ecológicos. Yo las desconozco.

 

BT: ¿Deberíamos prescindir de las alfombras sintéticas?

En mi opinión, sí. Se fabrican con materiales derivados del petróleo y están tratadas con sustancias químicas como, por ejemplo, retardantes de llama. Además, acumulan mucho polvo y ácaros. Hoy en día, en el mercado existen mejores materiales como, por ejemplo, la lana o fibras naturales vegetales como el sisal.

 

BT: ¿Alguna sugerencia sobre los juguetes y los peluches?

Es conveniente evitar todos los juguetes de plástico.  En la etapa de descubrimiento, en la que el bebé se lleva todo a la boca, es recomendable escoger solo juguetes de madera y tela libres de sustancias tóxicas.

 

BT: ¿Para qué usar un purificador de aire en la habitación? 

En nuestro hogar hay gran número de las partículas suspendidas en el aire. Yo recomiendo a los padres que compren un purificador de aire con filtro HEPA para la habitación de su bebé. La función de este aparato es la de filtrar y capturar hasta el 99,97% de partículas tóxicas e impurezas minúsculas incluyendo las esporas de moho, polen, ácaros del polvo, microbios y alérgenos que se encuentran en suspensión en el aire.

Otro aparato que considero esencial es un purificador de agua, cuya función es la de eliminar el 99% de los contaminantes de ésta.

 

BT: ¿Cómo lavas la ropa de tu bebé?

En casa lavamos toda la ropa con detergente ecológico, no solo la de mi niño. También hay otras opciones naturales como, por ejemplo, usar bicarbonato sódico y vinagre de manzana, las nueces de lavado o incluso podemos hacer nuestro propio jabón. Yo antes lo hacía pero ahora no tengo tiempo.

Me gustaría finalizar la entrevista animando a todos a cambiar sus hábitos a la hora de comprar para que escojan solo productos ecológicos. Sin duda, son la mejor opción para proteger a nuestros pequeños y a toda la familia.

Entrevista relacionada: 

Medicina ambiental: el mercurio es un veneno“. Entrevistada: Dra. Pilar Muñoz-Calero. Fundación Alborada.

Extracto: Hemos entrevistado a la Dra. Pilar Muñoz-Calero, experta en Medicina Ambiental. Se calcula que aproximadamente el 15% de la población española padece trastornos relacionados con la sensibilidad a los tóxicos que nos rodean. Pilar vivió estos trastornos en carne propia (malestar, pérdida de memoria, dolor de huesos, de cabeza, muscular, cansancio, irritabilidad) y ahora preside la Fundación Alborada (Brunete, Madrid), donde personas afectadas van a desintoxicarse y a comprender mejor las dolencias que les aquejan.

imagen de la Dra. Pilar Muñoz-Calero. Medicina ambiental. Buenasterapias

Dra. Pilar Muñoz-Calero. Medicina ambiental