Wifi

WIFI en las escuelas, ¿un riesgo para nuestra infancia?

¿Sabías que en Francia ya se ha prohibido el uso de wifi y dispositivos móviles en los espacios dedicados a la atención, descanso y actividades de los niños menores de 3 años? Desde las guarderías y las AMPAS de los colegios se puede trabajar para ir tomando conciencia de los problemas de salud que esta tecnología puede causar en nuestros jóvenes.  El Consejo de Europa nos insta a cuidar de nuestra infancia, especialmente en escuelas y aulas, dando preferencia a las conexiones a Internet por cable y regulando estrictamente el uso de teléfonos móviles por los escolares. José Manuel López Menchero -geólogo, geobiólogo y Coordinador de Escuela sin WIFI- aborda hoy este tema.

Y tú, ¿qué piensas?
imagen de José Manuel López Menchero

José Manuel López Menchero, geobiólogo y coordinador de Escuela sin WIFI

 

Las nuevas tecnologías están cada vez más presentes en la educación y son más demandadas por padres, profesores y alumnos. Todos sabemos la gran ventaja o comodidad que tiene utilizar el wifi: su movilidad y el dinamismo. Aunque a la hora de decantarnos por esta opción, ponemos en la balanza algo que para nosotros tiene mayor peso que esa movilidad y dinamismo: la salud de los niños.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), a través de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer (IARC), clasificó en Mayo de 2011 los campos electromagnéticos generados por móviles y wifis en la categoría “2B”; es decir, posible cancerígeno, lista en la que se incluyen otros productos claramente nocivos como el humo de los automóviles, el cloroformo, el humo de motores, vegetales macerados, herbicidas clorofenóxicos, el cloruro de metileno (utilizado como desengrasante, en farmacias o como plaguicida) y un largo etcétera hasta un total de 271 agentes que hasta la fecha no queremos oír ni nombrar en nuestras vidas.

En España existen unos 6 millones de niños con edades comprendidas entre 3 y 16 años que pasarán, a lo largo de su ciclo educativo, más de 10.000 horas en centros en los que, posiblemente, exista conexión wifi, con lo que serán sometidos durante este periodo particularmente vulnerable a un agente posiblemente cancerígeno.

En cuanto a la conectividad de nuestras escuelas, la práctica totalidad tiene conexión a internet. Respecto al tipo de conexión, parece ser que hay importantes variaciones por Comunidades Autónomas, pudiendo coexistir la conexión wifi y el cable. Es difícil cuantificar cuántas de ellas solo poseen wifi, aunque parece ser la opción más frecuente. Pienso que esta es una elección equivocada y que está dañando la salud y el bienestar de al menos algunos niños.

¿No hay manera de que los padres y madres puedan optar, ante la evidencia existente, por no exponer a sus hijos al wifi?

En mi opinión, los padres pueden, y deben, evitar la exposición de sus hijos a wifi, teléfonos inalámbricos DECT, consolas, etc., cuando están en casa y en los colegios donde tantas horas pasan porque la exposición prolongada a radiofrecuencias afectará negativamente a los niños.

En la actualidad, no existe evidencia de que los dispositivos inalámbricos (más divertidos de usar) sean más educativos que aquellos conectados por cable y que tienen la ventaja de no exponen a los niños a microondas pulsantes durante todo el día.

tics555

 

Debemos considerar el impacto que puede suponer en la salud, a medio y largo plazo, la utilización de dichas tecnologías. Ya existen suficientes evidencias científicas para considerar las radiaciones electromagnéticas emitidas por el dispositivo wifi como un riesgo potencial para la salud de nuestros hijos.

Así por ejemplo, según la Dra. Magda Havas: “los efectos sobre la salud van desde el insomnio hasta el cáncer pasando por un gran número de trastornos en nuestro organismo”, (Analysis of health and enviromental effects of proposed San Francisco earthlink wi-fi network, 2007).

Este es tan solo uno de los miles de estudios y testimonios que científicos y médicos de prestigio internacional están aportando sobre los efectos nocivos de las radiofrecuencias en los seres vivos.

Existen miles de documentos que se han realizado durante décadas y que documentan los efectos adversos para la salud y los efectos neurológicos (entre otros) de los campos electromagnéticos (EMF) y las radiofrecuencias (RFR) que pueden ejercer un efecto desorganizador de la capacidad de aprender y recordar y también puede desestabilizar el funcionamiento inmune y metabólico.

Esto hará que sea más difícil para algunos niños aprender.

Tenemos que dar un paso atrás y optar por tecnologías con cable o bien iniciar a nuestros hijos en este tipo de tecnologías en edades más tardías. Será más fácil tomar ahora una decisión más saludable que deshacer una decisión equivocada más tarde.

A continuación, como muestra, podemos ver una gráfica en la que se observa un rápido aumento del espectro autista diagnosticado en los últimos 20 años, el cual se acerca al aumento de la exposición a radiofrecuencias en los niños.

20130214-autism-rf-time

 

Existen muchos factores que contribuyen al aumento de los trastornos del espectro autista (que incluye un mejor diagnóstico) pero aunque los factores conocidos se tienen en cuenta un aumento rápido todavía se observa que es debido a “causas desconocidas”. Este aumento es similar al aumento de la exposición de los niños a los teléfonos inalámbricos DECT, wifi en el hogar, consolas y ahora el uso de los teléfonos móviles.

 

Desde Europa llevan tiempo avisando…

El Consejo de Europa, en su Resolución 1815 acordada el 27 de mayo de 2011 en comité permanente, pidió a los gobiernos que adoptasen todas las medidas razonables para reducir la exposición a campos electromagnéticos.

La Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE), reunida en Kiev en Comité Permanente, solicitó a los Gobiernos europeos que «tomasen todas las medidas razonables para reducir la exposición a campos electromagnéticos, especialmente a las frecuencias de radio de los teléfonos móviles «, y en particular la exposición de los niños y jóvenes que parecen estar en mayor riesgo de sufrir tumores cerebrales «.

Según los parlamentarios, los gobiernos deberían «para los niños en general, y especialmente en las escuelas y las aulas, dar preferencia a las conexiones a Internet por cable, y regular estrictamente el uso de teléfonos móviles por los escolares en las escuelas», y dar información y realizar campañas de sensibilización sobre los riesgos de los posibles efectos nocivos biológicos a largo plazo sobre el medio ambiente y la salud humana, especialmente «Dirigidos a los niños, adolescentes y jóvenes en edad de procrear».

A raíz de las propuestas del ponente (Jean Huss, Luxemburgo, SOC), la Asamblea pidió a los gobiernos que proporcionasen información sobre los riesgos potenciales para la salud de las DECT que emiten radiaciones semejantes a los teléfonos móviles, monitores de bebés y otros aparatos domésticos que emiten de forma continua ondas de pulso, si todos los equipos eléctricos se dejan permanentemente en estado de alerta. Se recomienda «el uso de cable, telefonía fija en casa o, en su defecto, modelos que no emitan de forma permanentemente ondas de pulso «.

Los gobiernos deberían «replantearse las bases científicas de los actuales estándares establecidos para los campos electromagnéticos por la Comisión Internacional de Protección de Radiación No Ionizante «, que tiene serias limitaciones» y se deben aplicar niveles tan bajos como sea razonablemente posible (Principio ALARA).

La resolución aprobada destacó el hecho de que «el principio de precaución debía ser aplicable cuando la evaluación científica no permitiera que se adoptasen medidas con la suficiente certeza frente a los riesgos y se subrayó que» la cuestión de la independencia y la credibilidad de los conocimientos científicos era crucial «para lograr una evaluación transparente y equilibrada de los posibles impactos negativos sobre el medio ambiente y la salud humana».

Nuestros vecinos de Francia el 29 de enero de 2015 aprobaron, aunque con muchos recortes y matices ambiguos, la proposición de ley que presentó, hace dos años, el grupo ecologista-los verdes. La propuesta de ley es la nº531 y se presentó a la Asamblea Nacional, en diciembre de 2012 por Laurence Bee, diputada del grupo Val-de-Marne . En esta propuesta se propusieron puntos muy controvertidos, como la obligatoriedad de que todos los equipos que emitieran radiaciones electromagnéticas incorporasen una advertencia de los riesgos, eliminar el wifi en las escuelas o crear zonas especificas sin radiación para las personas con electrosensibilidad. Finalmente la ley aprobada el 29 de enero no recogió muchos de estos puntos, ya que a su paso por el senado sufrió muchos recortes. Aún así los verdes defendieron la aprobación pues suponía un paso adelante en materia de protección y de aplicación del principio de precaución y suponía un primer paso para reducir los niveles de exposición a radiaciones electromagnéticas artificiales.

Al final los puntos clave se consiguieron en la protección de las futuras generaciones. Prohibición del uso de wifi y dispositivos móviles «en los espacios dedicados a la atención, descanso y actividades de los niños menores de 3 años». No aprobaron la propuesta de retirar el wifi en las escuelas pero sí que debería ser desactivado cuando no estuviesen en uso, por lo que finalmente se podría reducir el tiempo de exposición de los niños. En todos los anuncios de telefonía se deberían incluir recomendaciones del uso de dispositivos, como los auriculares, que redujesen la exposición en la cabeza. El gobierno se comprometió a presentar a la Asamblea un estudio sobre el problema de las personas con electrosensibilidad en el plazo de un año.

En Francia ya existe mucha conciencia social de estos temas. La exposición habitual media de la población se encuentra en torno a 1 V/m– voltio por metro- pero aún existen muchas zonas donde se superan los 10 V/m. Recordemos que los límites en la mayor parte de países de la Unión están entre los 41 a 61 V/m en función de la frecuencia y estos límites se alejan mucho de los 0,6 V/m que diferentes grupos de científicos están recomendando no superar.

 

¿A qué esperamos nosotros para actuar?

Súmate al resto y di ¡NO AL WIFI EN MI COLEGIO!

http://www.escuelasinwifi.org/

José Manuel López-Menchero González

Geólogo, Geobiólogo y Coordinador de Escuela sin WIFI.

 enarmonia

Campos electromagnéticos de alta frecuencia: ¡aprende a utilizar tu móvil!

¿Por qué el líquido amniótico no es compatible con el uso de un teléfono móvil? ¿En qué consiste el “efecto Campana” que se produce cuando uso el móvil dentro de un vehículo? ¿Por qué debemos prescindir de los interfonos para bebés electrónicos? ¿Cómo evitar la  “Telefonía Pasiva”? ¿Para qué comprar un teléfono móvil con antena externa extensible? José Manuel López-Menchero, geólogo y geobiólogo, te ofrece una información valiosísima en este artículo de hoy. Y te comparte 19 pautas saludables para que te cuides de los campos electromagnéticos de alta frecuencia.

En mi primer artículo me propuse introduciros en el campo de la Salud Geoambiental como área de conocimiento que estudiaba, entre otros, los factores físicos procedentes del exterior que afectaban a la salud de nuestros hogares y lugares de trabajo y por tanto a la salud de los seres vivos que los habitaban con el fin de conocer algo más el medio que nos rodea y en el que desarrollamos nuestra vida diaria.

En esta nueva entrega nos centraremos en uno de los factores físicos que más nos preocupan tal vez por el tratamiento que se le hace en prensa, por el creciente uso desmesurado que estamos haciendo de él, o en definitiva, por el desconocimiento general que tenemos de su funcionamiento y de la forma en que interacciona con nuestro cuerpo.

Vamos a hablar de los campos electromagnéticos de alta frecuencia.

Las ondas electromagnéticas constituyen la base de la tecnología de la información.

En la última década hemos sido testigos del creciente aumento de teléfonos móviles, antenas de telefonía en las azoteas de nuestras casas, teléfonos inalámbricos, routers WIFI, emisoras de radio y televisión digitales…, que utilizan como base tecnológica radiaciones electromagnéticas de alta frecuencia.

En nuestra vida diaria también nos encontramos con radiaciones de alta frecuencia junto a las pantallas y ordenadores, aparatos electrónicos y juguetes infantiles teledirigidos. Son especialmente intensas junto a las antenas colocadas cerca de la cabeza de radioteléfonos así como en el entorno cercano de los interfonos para bebés electrónicos. Incluso en las líneas de alta tensión se pueden medir ondas electromagnéticas en la magnitud de las altas frecuencias a distancias de algunos cientos de metros.

Una fuente de radiaciones conocida es el horno microondas. Dentro del horno la radiación es tan alta que los tejidos se cuecen. No hay ningún aparato que no tenga fugas de radiación. Muchos hornos de microondas utilizados en el comercio y la industria presentan fugas de radiaciones debidas a la falta de estanqueidad y cierres de puertas defectuosos.

Casi nadie de los responsables ha sacado a colación hasta ahora la cuestión de las consecuencias biológicas y ecológicas de la omnipresente radiación de altas frecuencias y año tras año se continúan ampliando las redes y cada vez hay más emisoras.

 

CONSEJO DE EUROPA

El 27 de mayo de 2011 la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) pide a los gobiernos que adopten todas las medidas razonables para reducir la exposición a campos electromagnéticos.

Según los parlamentarios, los gobiernos deberían «para los niños en general, y especialmente en las escuelas y las aulas, dar preferencia a las conexiones a Internet por cable, y regular estrictamente el uso de teléfonos móviles por los escolares en las escuelas «, y dar información y realizar campañas de sensibilización sobre los riesgos de los posibles efectos nocivos biológicos a largo plazo sobre el medio ambiente y la salud humana, especialmente «Dirigidos a los niños, adolescentes y jóvenes en edad de procrear».

Los gobiernos deberían «replantearse las bases científicas de los actuales estándares establecidos para los campos electromagnéticos por la Comisión Internacional de Protección de Radiación No Ionizante», que tiene serias limitaciones» y se deben aplicar niveles tan bajos como sea razonablemente posible (Principio ALARA).

wifi

La resolución aprobada destaca el hecho de que «el principio de precaución debe ser aplicable cuando la evaluación científica no permite que se adopten medidas con la suficiente certeza frente a los riesgos «y se subraya que» la cuestión de la independencia y la credibilidad de los conocimientos científicos es crucial «para lograr una evaluación transparente y equilibrada de los posibles impactos negativos sobre el medio ambiente y la salud humana.

Por otra parte, la Asamblea señala que el problema de los campos electromagnéticos y las ondas y las posibles consecuencias para el medio ambiente y la salud, tiene un claro paralelismo con otras cuestiones de actualidad, tales como la concesión de licencias de medicamentos, productos químicos, pesticidas, metales pesados o los organismos modificados genéticamente . Por lo tanto, pone de relieve que la cuestión de la independencia y la credibilidad del acervo científico es fundamental para llevar a cabo una evaluación transparente y equilibrada de los posibles impactos negativos sobre el medio ambiente y la salud humana.

 

ELECTROBIOLOGÍA

El cuerpo humano está compuesto por una gran cantidad de partículas cargadas o polarizadas eléctricamente: se encuentran en el agua del tejido corporal. Hay cargas eléctricas en las paredes de las células y movimientos iónicos de partes cargadas de átomos y moléculas.

Los campos de alta frecuencia actúan sobre estas partículas: las cargas se desplazan bajo su influencia; las moléculas y los iones se orientan dentro de un campo que cambia constantemente. Pueden iniciar una actividad recíproca (resonancia) con la frecuencia aplicada. Mediante la radiación de microondas, por ejemplo, las moléculas de agua fuertemente polarizadas comienzan a rotar y la radiación se convierte en calor. Es posible asimismo que se vean afectados los sensibles enlaces por puentes de hidrógeno en células y membranas.

Estos efectos hacen que el cuerpo absorba las radiaciones de alta frecuencia.

En la actualidad la ciencia considera que sólo la potencia de la radiación absorbida por el cuerpo determina el efecto biológico de la radiación de altas frecuencias. Una magnitud básica reconocida mundialmente para medir los efectos térmicos es la tasa de absorción específica SAR. Sin embargo, la SAR solamente tiene en cuenta la cantidad de energía de alta frecuencia transmitida como energía térmica.

 

estres.electromagnetica03

Efecto térmico de los teléfonos móviles

Pero al examinar la alta frecuencia habría que tratar no solo el efecto térmico (generación de calor) sino el efecto no térmico ya que existen suficientes estudios que nos alertan de los efectos a nivel del sistema cardiovascular, en el sistema nervioso, en el sistema inmunológico, en el sistema endocrino, en el aparato respiratorio y reproductor.

Gran parte de estos estudios podemos consultarlos en el Bioinitiative Report 2012, una revisión de 1.500 estudios científicos realizada por 26 expertos internacionales en la materia detallando el impacto de las radiaciones artificiales en nuestra salud. Es difícil creer que haya tanta documentación al respecto y que determinados círculos sigan negando la evidencia.

 

¿QUÉ PUEDO HACER PARA MINIMIZAR TODOS ESTOS RIESGOS?

 Como prevención ante los riesgos de la contaminación electromagnética y demás radiaciones presentes en nuestro entorno, podemos resumir una serie de medidas que nos ayudarán a vivir en un entorno más saludable.

  • Restringir el uso de móviles a niños jóvenes y mujeres embarazadas.
  • Los teléfonos inalámbricos de uso doméstico (DECT) utilizan tecnología pulsada emitiendo, tanto el auricular como su base, ondas digitales relativamente intensas y pulsadas. Las estaciones de base emiten a pleno rendimiento sin parar aunque no se esté utilizando. Desecha los teléfonos inalámbricos que utilicen esta tecnología y sustitúyelos por teléfonos con cable o bien inalámbricos con tecnología FULL ECO-DECT.
  • Limita el uso del router WIFI y desconéctalo cuando no lo utilices, sobre todo a la hora de dormir o bien sustitúyelo por un acceso a la red con cable.
  • Limita el número y la duración de las comunicaciones a un máximo de 6 minutos, que es el tiempo que necesita nuestro organismo para auto regularse. Y cambiar regularmente el teléfono de oído al hablar para repartir la radiación.
  • Utiliza dispositivos manos libres como el auricular con cable o el propio altavoz del teléfono, o enviar mensajes en lugar de realizar llamadas para mantener el teléfono móvil a más de 20/30 cm del cuerpo. Ten en cuenta que los auriculares inalámbricos Bluetooth emiten igualmente radiaciones de microondas.
  • En ningún caso hay que aproximar el teléfono a menos de 2 cm de la cabeza cuando hablemos por él y, sobre todo, no presionarlo nunca contra la oreja cuando no oigamos al comunicante.
  • Al llamar o recibir una llamada espera a que se establezca completamente la comunicación del teléfono con la estación base (normalmente menos de 3 segundos), porque durante el proceso de búsqueda de la mejor antena el teléfono emite a la máxima potencia de radiación.
  • No lleves nunca el teléfono móvil cerca del cuerpo en los bolsillos, fundas de cinturón o brazaletes incluso en modo en espera. Utiliza bolsos o mochilas, siempre lo más alejado posible de la cabeza, corazón o sistema urogenital.
  • No utilices el móvil en lugares públicos o si estás a menos de un metro de otras personas para evitar irradiar involuntariamente a terceros, sobre todo niños, disminuyendo así el impacto de la «Telefonía Pasiva«.
  • Bajo ningún concepto permitas el uso del teléfono móvil a menores de 15 años. Durante las fases de crecimiento, con menor masa de tejidos, la interacción de las radiaciones se incrementa exponencialmente, particularmente en relación al cerebro, a la apertura de la Barrera Hematoencefálica, a la cadena de los ovarios, etc.
  • Desaconseja la utilización de un teléfono móvil a una persona mayor y a toda persona en estado de debilidad (las radiaciones pueden debilitar aún más el organismo y el sistema inmunológico), así como a las mujeres embarazadas (el líquido amniótico, en el cual se desarrolla el embrión, es un medio que facilita la absorción de las radiaciones artificiales de Alta Frecuencia que generan los móviles).
  • Utiliza el móvil sólo en zonas con cobertura óptima y nunca en lugares cerrados o en movimiento como el coche, autobús, metro, avión, tren, ascensor, sótanos (subsuelos), túneles, etc. En estos casos el teléfono multiplica la potencia para intentar no perder la conexión con la estación base (antena de telefonía móvil) o para buscar constantemente las estaciones base más próximas.
  • Cuando utilices el móvil dentro de edificios, hay que acercarse a las ventanas para obtener mejor cobertura y disminuir así el nivel de radiación del terminal.
  • No utilices el teléfono dentro de un vehículo ni con manos libres, incluso si está parado. En un espacio metálico cerrado se produce el «efecto Campana» que multiplica al máximo los efectos de las radiaciones debido a las reflexiones (rebotes) sobre todos los pasajeros.
  • Adquiere un teléfono móvil con una Tasa de Absorción Específica sobre los tejidos humanos (índice SAR) cuyo valor sea el más bajo posible, por debajo de 1 W/Kg en la cabeza (consulte el manual del terminal). Es preferible comprar un teléfono móvil con antena externa extensible, aunque sea menos estético, porque difunde la señal de modo óptimo y a menor potencia que los que tienen la antena integrada (oculta). En caso de duda elegir siempre el teléfono de menos potencia.
  • No es aconsejable la utilización de un móvil si tenemos elementos metálicos en la cabeza del tipo amalgamas, prótesis, aparatos dentales, placas, tornillos, clips, piercings, pendientes, … Este consejo debe extenderse también a los usuarios con muletas o con sillas de ruedas metálicas, con el fin de evitar todo tipo de reflexiones, refracciones, amplificaciones, puntos calientes, resonancias, reemisiones pasivas, etc… Así como a las personas que reciban una inyección que contenga uno o más coadyuvantes con derivados vacunales metálicos.
  • Realiza el máximo número de llamadas posible con teléfonos fijos con cable, que además la mayoría de las veces son gratuitas e ilimitadas, incluso las internacionales a través de Internet. Y limita el uso del teléfono móvil exclusivamente para emergencias.
  • Apaga siempre el móvil por la noche y no lo dejes nunca en las mesillas o cerca de las camas ya que incluso en modo espera el móvil se conecta a la antena enlace de la estación base y emite radiación por fases. Una buena acción es activar el desvío de llamadas al teléfono fijo cuando estemos localizados en casa.
  • No utilices el móvil nunca para jugar ni dejárselo a los niños para que jueguen ni para que escuchen música. El terminal emite continuamente radiaciones GSM, WiFi,…, aunque no estemos hablando.

 

En la mayoría de los casos adoptando estas simples medidas de protección o de “higiene Geoambiental” bastarán para que la salud de nuestros hogares se restablezca y por qué no, la nuestra.

José Manuel López-Menchero González

Geólogo y Geobiólogo. Asesor en contaminación electromagnética y geobiología. En armonía Salud Geoambiental

imagen de jose manuel lopez menchero

enarmonia                                                                                                                       

Vídeo Bt: «La alimentación invisible: radiaciones naturales y artificiales»

En este vídeo Buenasterapias conocerás de cerca cómo nos afectan las radiaciones naturales y artificiales y cómo podemos protegernos de ellas. Los ponentes Federico Santurino y Jesús Gracía López de la Osa son expertos en Geobiología y Feng Shui. En su intervención  te ofrecen información actualizada sobre contaminación electromagnética y eléctrica, energías telúricas o terrestres, tormentas solares, casas sanas y hogares que enferman, chemtrails (o estelas químicas)…

Escuelas y guarderías sin wifi

¿Qué es más dañino para el organismo, un móvil pegado a la oreja diez minutos, un ordenador con wifi a 200 metros o una antena de telefonía móvil encima de mi piso o al lado de mi casa? ¿Por qué se prohíbe fumar en lugares públicos y sin embargo se permite el wifi en hoteles, bares, restaurantes, cafeterías, guarderías, colegios e institutos? ¿Por qué tu hijo no debe permanecer tantas horas en el cole con el wifi permanentemente funcionando?

Federico Santurino,  nuestro entrevistado de hoy,  es experto en Geobiología  (energías de la Tierra que están presentes en tu casa), Contaminación electromagnética por wifi, antenas de móvil, líneas eléctricas, aparatos… y  en Feng Shui (el arte-ciencia de armonizar las energías de un lugar para mejorar la salud humana).

Imagen de Federico Santurino, experto en Geobiología

 

Trabaja actualmente en el IES Santa Aurelia de Sevilla. Con sus alumnos adolescentes habla a menudo de la salud geoambiental. Los chicos valoran que su profesor les explique los  problemas que se derivan del uso del móvil o del wifi.

 

B.T: En Escuelas sin wifi calculan que hoy, en España,  hay unos 6 millones de niños -con edades comprendidas entre 3 y 16 años- que pasarán, a lo largo de su ciclo educativo, más de 10.000 horas en el colegio. Si en estos centros  existe conexión wifi en vez de conexión por cable, ¿cómo podría afectar a la salud de nuestros hijos?

El wifi puede afectar al desarrollo cerebral de los niños según un encuentro de expertos reunidos en la sede de la Unión Europea en Madrid en el 2012.

El wifi afecta interfiriendo en las comunicaciones nerviosas y en las comunicaciones entre la célula y su entorno; por lo que afecta al sistema nervioso, al sistema inmunitario; es decir, altera la concentración, provoca  fatiga, falta de atención, stress y disminución de las defensas ante enfermedades. Hay innumerable cantidad de estudios científicos que avalan esto.

 

B.T: ¿Hay escuelas en Andalucía que hayan tenido conexión wifi y por razones de salud pública hayan regresado a la conexión por cable?

Yo conozco un Instituto en Sevilla que ha eliminado el wifi porque en el grupo de docentes  había profesores con problemas de electrosensibilidad. Me consta que hay muchos colegios que han considerado la cuestión. Yo lo he propuesto en mi Instituto sin mucho éxito. La conexión por cable es más segura y no daña.

 

B.T: ¿Qué es más dañino, un móvil pegado a la oreja diez minutos, un ordenador con wifi a 200 metros o una antena de telefonía móvil encima de mi piso o al lado de mi casa?

Depende del tiempo de exposición y la intensidad de la señal que recibes. A igual tiempo de exposición lo más dañino es el teléfono inalámbrico, después el móvil y la antena de telefonía móvil cercana y por último el wifi; pero el wifi y la antena están siempre emitiendo.

 

B.T: Si mi vecino tiene wifi y no lo desconecta por la noche, ¿me puede afectar?

Sí. Pero si lo desconectas no emite y no afecta.

 

B.T: ¿Cómo nos protegemos frente a esta situación?

No teniendo wifi en nuestra casa y detectando la intensidad que llega a tu casa de otros usuarios. Pueden emplearse protectores para disminuir la contaminación electromagnética en casa o en la oficina pero antes hay que evaluar bien la situación.

 

B.T: ¿Hay algún país en el mundo que tenga prohibido la conexión wifi en las escuelas?

Que yo sepa, no.

 

B.T: ¿Qué dice la legislación europea y la OMS sobre el wifi?

El informe Reflex de la Unión Europea recomienda revisar los niveles de exposición y adoptar el principio de precaución. La OMS ha dicho públicamente que afecta a la salud humana. Pero, no solo ellos, innumerable cantidad de científicos de primer orden  y organismos médicos han denunciado la peligrosidad de las radiaciones… pero hay muchos intereses de multinacionales… y políticos…y otros…

 

B.T: Jenaro García, fundador de la empresa española Gowex, pensaba que estaba creando ciudades “inteligentes y sostenibles” conectadas sin cables a Internet y afirmaba que el nanochip cerebral con wifi podría sustituir al móvil en el futuro. ¿Sus ventajas? Según él liberaría al usuario de cargar con dispositivos en las manos, permitiría entender a otra persona con distinto idioma -ya que  accederíamos a Internet para una traducción automática mientras se conversa-   o  nos facilitaría llamar directamente a un taxi o conocer el estado de tráfico de las calles de la ciudad… ¿Qué piensas tú al respecto?

Lo primero es que el primer microchip se lo conecte él durante varios años y hagamos estudios clínicos de cómo afecta. Lo segundo es que las ciudades no son “inteligentes”;  los que podemos serlo somos nosotros si no llegamos al grado de  deficiencia mental expresada en el comentario del señor arriba citado.

Un nanochip cerebral deja el control de mi cerebro a las posibilidades del chip que te explican y no te explican . ¿Por qué entrego mi libertad cerebral a las manipulaciones del chip de una empresa o un gobierno? Está expresado en muchos libros y películas de ciencia ficción: LA MÁQUINA DEBE ESTAR AL SERVICIO DEL HOMBRE Y NO DEBE CONTROLAR MIS LIBERTADES.

 

B.T: En Zaragoza el Ayuntamiento ofrece a los ciudadanos 462 puntos de conexión wifi repartidos por la ciudad para que te conectes en la calle, edificios públicos, plazas, y todo ello con un precio muy ajustado. En Barcelona más de lo mismo, 448 puntos de conexión. Los kioscos wifi tienen en Sevilla 24 horas de conexión gratis para todos los usuarios… ¿Hasta dónde vamos a llegar? ¿Quién pone los límites aquí?

Mejor harían en ofrecer más parques, disminuir la contaminación en las ciudades y ofrecer puntos de conexión por cables  que no afectan a nadie. Están contaminando electromagnéticamente nuestro hábitat. ¿Por qué se prohíbe fumar en lugares públicos y se permite el wifi?

¿Quién pone los límites? Los límites los ponemos nosotros. Según dice nuestra constitución la Soberanía reside en el pueblo. Falta conciencia y conocimiento.

 

B.T: Consejos prácticos para los usuarios que deseen protegerse, en la medida de lo posible, de la contaminación ambiental…

Primero no te agobies, eso aumenta el problema. Afronta las limitaciones con calma y estrategia.

– No uses el móvil mucho y protégete de la radiación de tu móvil.

– No tengas wifi en tu casa: conexión por cable.

– No entres en bares con wifi o sepárate de la antena emisora. Habla con los dueños para decirles que es una contaminación y sería mejor conexión por cable.

– Utiliza teléfonos inalámbricos full eco dect que no emiten. No dejes tu inalámbrico fuera de la base.

– Pasea por los parques y ve a la Naturaleza

 

B.T: Recomiéndanos algunos libros para profundizar más en estos temas. ¿Y algún documental o vídeo?
  • En You Tube:  Joan Carles ofrece muchos y buenos vídeos con charlas sobre electrocontaminación y radiaciones
  • La página de GEA (Asociación de Estudios Geobiológicos)
  • El documental “Zona de sombra” en You tube

 

Os recomendamos este vídeo de 5 minutos de duración titulado «Escuelas sin wifi» (vealia TV). Escucharás las opiniones del Dr. Joaquín Fernández (Medicina Interna), de Jesús María Sánchez (Presidente de CEAPA) y del Dr. Miguel Solans (Médico de Atencion Primaria), entre otras.

 

Federico Santurino y Jesús G. López de la Osa forman el equipo Kanyu. Trabajando en armonía utilizan la geobiología y el feng shui para conseguir que vivamos en casas que sanan y no en casas que enferman. Dan charlas, asesoran personalmente sobre los temas expuestos arriba y ofrecen  soluciones adaptadas a las necesidades de sus clientes. ¡Los dos son Colaboradores Buenasterapias!