zinc

Tratamiento natural para aminorar los efectos nocivos del tabaquismo

¿Sabías que fumar reduce el 25% de vitamina C en tu organismo? ¿Para qué ingerir ajo a diario mientras y después de dejar de fumar? ¿Cuál es el licuado que puedes tomar por la mañana? ¿Con qué hierbas hacemos las gárgaras para que tengan un efecto antiinflamatorio y antiséptico? Mientras decidimos dejar de fumar, el Dr. Rafael Méndez Cobos nos recomienda intervenciones naturales para minimizar los numerables efectos perniciosos del tabaquismo.

 

Imagen del Dr. Rafael Méndez Cobos. Alimentos para la depresión. Buenasterapias

Dr. Rafael Méndez Cobos

 

El cigarrillo contiene  un cincuenta por ciento de sustancias cancerígenas: níquel, acetona, tolueno, DDT (dicloro difenil tricloroetano), nicotina, acroleína (los alimentos fritos y el café tostado pueden contener pequeñas cantidades de esta sustancia, que aparece generalmente cuando se produce una combustión), alquitrán… Los numerosos aditamentos químicos presentes en un cigarro provocan:

– Aumento de  la frecuencia cardiaca
–  Aumento de la presión arterial
– Taponamiento en el sistema cardiovascular
– Intoxicación bronquial
–  Constricción bronquial
– Agregación plaquetaria
– Cardiopatías coronarias, arritmia, angina de pecho, infarto de miocardio
– Cefaleas, diarrea, estreñimiento
– Arteriosclerosis
– Cáncer de boca, pulmón, renal…
– El tabaco, además, consume tu vitamina A, vitamina C, ácido fólico, calcio y muchos otros nutrientes que necesitas para estar en forma.

 

imagen de un cigarro, tabaquismo, rafael mendez cobos, buenasterapias

Imagen: es.slideshare.net

gfkhjgkhjgkhj

ñkgjrñhgjdrñth

¿Qué hacer para disminuir los efectos tóxicos del tabaco?
  • Hacer ejercicio con regularidad. Un estudio realizado por la Asociación Estadounidense de Investigación del Cáncer, reveló que el ejercicio regular puede reducir el riesgo de un fumador de desarrollar cáncer de pulmón hasta en un 35%.
  • Una dieta rica en vitamina E, vitamina C, zinc, selenio y proteínas estimulan el sistema inmunológico, disminuyendo los efectos pernicioso de fumar, aunque no se consigue eliminar completamente los daños que provoca el tabaco. Un fumador reduce la Vitamina C que tiene en su organismo hasta un 25%. Esta falta de vitamina C favorece la aparición de infecciones , contagios, encías débiles sangrantes e inflamadas, piel arrugada, insomnio, deficiente circulación del retorno venoso…

La vitamina C está presente en los cítricos, además de la piña , kiwi, pimiento , perejil, fresas  y también en las verduras frescas como el brécol. Por tanto, es aconsejable comenzar al día con un licuado o zumo de cítricos sin mezclar entre ellos, tomando una sola variedad.

  • Aumentar el consumo de vitamina A. Licuar zanahorias y tomates añadiendo cúrcuma y jengibre tomando este licuado en ayunas, comenzaremos el día con un plus de vitamina A y antioxidantes imprescindibles …

 

imagen de tomates, tabaquismo, buenasterapias, rafael mendez cobos

Tabaquismo. Licuado de tomates con zanahoria, cúrcuma y jengibre

 

  • Consumir mucho ajo. Por su contenido en ácido ascórbico, magnesio, calcio, fenilalanina, triptófano, potasio y selenio, lo hace imprescindible como agente desintoxicante, ansiolítico y antidepresivo para los ex -fumadores que padezcan en los primeros días el síndrome de abstinencia.

El ajo contiene componentes sedantes como son la apigenina, ácido cafeico, gereniol, linalol y estigmasterol

  • No consumir lácteos, puesto que al fumador le provocarán más mocos. Sí, en cambio, es aconsejable tomar verduras de hojas verdes ( brócoli, espinacas, acelgas…)
  • También el plátano, y por su contenido en potasio, vitamina B6 y vitamina B12, pueden neutralizar los efectos nocivos de la nicotina

 

imagen de platanos con limon, tabaquismo, buenasterapias, rafael mendez cobos

Tabaquismo. Plátanos. cítricos y tomillo

 

  • Investigaciones recientes revelan que comer pescado de forma regular  reduce el riesgo de enfermedades respiratorias comunes entre fumadores como bronquitis y enfisema
  • Aumentar el consumo de ácido fólico y clorofila. Por tanto, tendremos que incluir en la dieta calabaza, espárragos, aguacate, acelgas, cebolla, chiles verdes , judías, lentejas , nueces,  sésamo, pasa, fresas, etc.
  • Evitar el consumo de alcohol, frituras y comida basura, así como  azúcar blanca y trigo refinado, dado que van a intoxicar más al organismo
  • Beber mucha agua. Al menos 2 l al día, es el mejor desintoxicante
  • Después de cada comida ,tomar té verde
  • Hacer gárgaras con infusión de cola de caballo, corteza de encina y malva, va a limpiar faringe y amígdalas  de los residuos tóxicos del humo del tabaco. Y efectuarán un efecto antiinflamatorio tanto de los folículos linfoideos  del cavum, de las amígdalas y laringe. Añadir que estas gárgaras son antisépticas de las vías respiratorias altas.

La corteza del olmo favorece la expulsión de mucosidad. Por tanto, es un potente expectorante natural. Se puede adquirir en cápsulas.

  • Si el tabaco tiene un antídoto se llama Valeriana, imprescindible para el síndrome de abstinencia y para neutralizar sus letales tóxicos en gran medida.
  • También el jengibre en cápsulas de 500 miligramos, tomando una cápsula en cada comida, es un potente antiinflamatorio y drenador pulmonar. Otras plantas igualmente recomendables son el gordolobo (para la tos) y el tomillo.

 

imagen de jengibre, tabaquismo, buenasterapias, rafael mendez cobos

Tabaquismo. Jengibre, antiinflamatorio y drenador pulmonar

 

  • Existe un concentrado en forma de jugo que incorpora en su composición yemas vegetales frescas del abeto, miel y zumo de pera, para reducir la inflamación de las vías respiratorias con tos y mucosidades viscosas de difícil eliminación que provoca el nocivo y venenoso tabaco.
  • El consumo de tabaco agrava la  y  acrecienta la patología del hígado graso, si además se bebe alcohol. En estos casos, aconsejamos tomar un vial de Mpapa ( wwwmpapa.es) después de comer y cenar, mientras que no se pueda dejar de fumar, que a todas luces es lo más importante, desterrar para siempre  tan devastador hábito.

 

Dr. Rafael Méndez Cobos

Medicina Biológica. Naturopatía, Homeopatía, Fisioterapia

Iridología, Terapia Gerson, Electroacupuntura de Voll, Escritor

Visita mi web Dr. Méndez Cobos

Soluciones naturales para la hiperhidrosis (sudoración excesiva)

Salvia, encina, abedul, ciprés, leche de magnesia, clorofila, zinc, ropa orgánica… ¿Sabías que en España más de 300.000 personas padecen exceso de sudor y que esta situación afecta a hombres y mujeres por igual generándoles falta de autoestima e inseguridad? ¡No te pelees con el sudor! Veamos qué encontramos en la alacena de la Naturaleza para echarte una mano. 

Sudas para conquistar  la temperatura corporal idónea, tu piel se protege de la sequedad y, simultáneamente, eliminas toxinas y  otros compuestos que el organismo necesita expulsar. El 90% del sudor es agua; el resto, sales minerales y materia orgánica. Ésta última es la responsable del olor.

Puede ocurrir que sudemos en exceso en axilas, rostro y plantas de pies y manos (hiperhidrosis) o todo lo contrario, que no sudemos. En ambos casos la medicina natural puede ayudarte a resolver. No es necesaria una intervención quirúrgica (simpatectomía) para solucionar el exceso de sudor ni tampoco el empleo de productos que contienen antitranspirantes (el más utilizado es el Clorhidróxido de Aluminio). Hay pautas sencillas y asequibles que en sinergia irán regulando la salida prudente del sudor en tu cuerpo.

150716 sudando mucho

  • Consulta a un experto en nutrición inteligente. Come sano y ecológico y evita alimentos procesados para que tu cuerpo no tenga que expulsar tantas sustancias tóxicas acumuladas. Puedes decirle adiós a las comidas grasas, al café, al alcohol, al chocolate y al azúcar.
  • De momento, el sistema nervioso no está muy “equilibrado” cuando hay exceso de sudor. Para templar nervios y reducir el estrés el yoga o cualquier otra disciplina que te ayude a estar más relajado será buena para ti.
  • Dale la bienvenida a los alimentos de hojas verdes (mascar perejil, alfalfa y otras verduras de hoja verde ayudan a reducir el olor corporal) ) y a las infusiones de salvia (infusión de una cucharadita de planta seca por vaso de agua. Tomar dos al día) o de encina y abedul (infusión de 20 gramos de hojas de encina y 20 gramos de abedul en 1 litro de agua durante ocho minutos. Dos vasos al día). Externamente, puedes hacer baños de pies y manos con ciprés: decocción -durante diez minutos- de tres cucharadas de ramas secas trituradas por litro de agua. Comer ajo y cebolla en exceso puede intensificar tu olor corporal; no abuses de ellos.
  • Olvídate de la ropa y el calzado sintéticos. Busca prendas naturales de algodón o  lino y deja que tu piel respire, evitando así el mal olor corporal que resulta tan desagradable para todos.
  • Puedes usar leche de magnesia -sin saborizantes ni colorantes- en axilas, manos y pies después de bañarse (no deja olor). Se emplea, igualmente, para hidratar la piel, aliviar quemaduras, calmar el dolor tras la depilación…
  • El zinc ayuda a eliminar el exceso de sudor de las axilas gracias a que revitaliza las enzimas del sistema inmunológico responsable de la cicatrización e hidratación de la piel. La clorofila y la vitamina A también. Consulta a un especialista natural.
  • Lávate las manos a menudo para evitar que se obstruyan los poros.
  • Como las bacterias que crecen debajo del vello se alimentan de las bacterias de la transpiración, evita los vellos en las axilas.
  • Utiliza (en axilas y pies) desodorantes naturales 100% (salvia, lavanda, aloe vera, tilo). Los encontrarás en la herboristería de tu barrio. Hay una gama amplia para elegir. O hazlos tú mismo con aceite de coco, manteca de cacao, agua de rosas o lavanda.