Tatuajes, lealtades familiares y salud

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

 

Ya no es un castigo militar, ni una marca que señala que somos esclavos dentro de un Imperio, ni un estigma sobre la frente de prostitutas y ladrones. No significa que seamos guerreros maoríes dotados o que pertenezcamos a una mara centroamericana. Hoy el tatuaje es un fenómeno permanente y global. Nos tatuamos hace, al menos, 5000 años. En 1991 encontraron en una montaña del Tirol a la momia del llamado hombre de hielo de Ötzi. Murió congelado en la Edad de Bronce y tenía 57 tatuajes sobre la piel pasmosamente conservada por las circunstancias orográficas y la congelación.

¿Sabías que los tatuadores profesionales están obligados a vacunarse contra la Hepatitis B y el tétanos? ¿Y que hay mujeres que recurren al tattoo reconstructivo para sustituir cicatrices por una “obra de arte”? Las féminas prefieren el tiny tattoo (pequeñas frases o símbolos en lugares discretos).

Hoy entrevistamos a dos tatuadores artísticos, padre e hijo, y hablamos de salud e higiene, de lealtades familiares y emocionales y de aquellas situaciones en las que no debes tatuarte. Bienvenidos al mundo de Manolo y Guillermo Madrigal y de su espacio de trabajo en Sevilla: Twotattoo

 

manuManu y Guille-twotattooiamgen de manolo madrigal

En TWOTATTOO trabajan bajo las más estrictas normas de higiene y seguridad Manolo Madrigal y su hijo Guillermo. Manuel, licenciado en Bellas Artes desde 1985, actualmente doctorando, docente universitario, diseñador gráfico, dibujante, ilustrador… descubrió el mundo de la aerografía, del graffiti y desde hace varios años el tatuaje artístico. Su hijo, Guillermo, artista gráfico, inmerso en el mundo de la escultura, del maquillaje y caracterización para Cine y TV, trabaja también con el cuerpo como soporte artístico.

El tatuaje hoy

 

B.T: Muchos tatuadores profesionales portan un catálogo extenso de tatuajes en su piel… ¿es tu caso?

Manuel: Me he estado resistiendo desde que abrimos el estudio… pero finalmente he caído… Lo habitual es que las personas que hayan estado tatuándose durante años con uno o diversos tatuadores se involucren tanto con el tiempo que si tienen habilidades artísticas terminen ejerciendo de tatuador. Yo en cambio provengo del mundo del diseño gráfico, por lo que no me incluyo en ese caso. De hecho cuando empecé a tatuar no tenía ningún tatuaje. Cuando mis clientes me preguntaban si yo no tenía tatuajes siempre les contestaba que si un cirujano tenía que haber pasado forzosamente por una operación para poder ejercer… Yo disfruto tatuando al igual que lo hago ante un lienzo. Finalmente me apeteció tatuarme, entre otras cosas por experimentar la sensación de ser tatuado y la satisfacción de llevar un trabajo de mi hijo en mi piel. Estoy muy satisfecho y seguro que repito… ya veremos cuándo….

Guillermo: Sí, llevo algunos encima… El primero que me hice -por cierto que fue mi padre el que me “bautizó”- son mis dos mascotas en la pierna (perro y gato). El segundo es un texto en el costado.

Hará un año en el pecho me tatué un par de personajes de la Capilla Sixtina, y que posteriormente continué envolviéndolo con el texto en italiano “El arte es mi pasión”. Todos ellos me los ha tatuado mi padre, pero hará unos meses, con un colega de profesión hicimos un intercambio de tattoos, algo habitual en este mundillo. Yo le hice una gamba y él me hizo un ciervo junto a mis dos mascotas. Lo último que me he hecho son las firmas de mis padres en cada talón de Aquiles, me encantan. Ya estoy dándole vueltas al siguiente…

 

B.T: ¿En qué momento y por qué te atrae la idea de tatuar?

M: Soy licenciado en Bellas Artes y llevo trabajando en distintos soportes y herramientas desde hace más de 30 años… Desde la aerografía hasta el graffiti, pasando por ilustración digital, y me apetecía trabajar con un soporte “vivo”. Se dice que cuando te tatúas repites… Pues lo mismo nos ocurre, cada vez que tatuamos nos enganchamos y estamos deseando empezar con el siguiente. Francamente, cada tattoo que hago disfruto más.

 

buho

Tatuaje realizado en Twotattoo

catrina1

 

G: Siempre me ha atraído el mundo de los tatuajes, pero hace varios años que amigos míos se empezaron a tatuar y me atrajo más la idea de ser yo el que tatuara. El problema es que me engancho con los tattoos y todo lo que hago me apetece hacerlo también para mí …

 

B.T: Los tatuadores imprescindibles en estos momentos…

M: Hay tatuadores geniales fuera y dentro de nuestro país; sin ir más lejos han estado numerosos de ellos en las últimas convenciones tattoo que se han celebrado en Sevilla. He conocido auténticos artistas en estas convenciones.

G: Xavi Boix, con su estudio en Valencia, es uno de los mejores retratistas actualmente, y Jee Sayalero, venezolano de nacimiento pero con su estudio en Madrid. Su especialidad, los tatuajes a color. Pero por supuesto que hay otros muchos muy buenos.

 

B.T: ¿Les gusta a las mujeres ser tatuadoras? 

M: No creo que en esta actividad haya diferencias de sexo… Cuando realizamos el curso para conseguir la titulación homologada, había más chicas que chicos…. Y en cualquier convención que vayas te encuentras bastantes chicas, y algunas son auténticas artistas. Creo que si una persona tiene sensibilidad artística y le gusta el tatuaje, sea hombre o mujer, las agujas no impiden que tomen el camino del tatuaje. De hecho cuando abrimos nuestro estudio contamos con la colaboración de una excelente tatuadora.

G: Hay muchos locales en que las propietarias y por supuesto tatuadoras son mujeres. Puede que haya más hombres que mujeres tatuadoras pero hablamos de una profesión artística, y en eso no hay diferencias.

 

B.T: ¿Qué motivos (tamaños y zonas) suelen tatuarse ellas?

M: La verdad es que hay diversidad… aunque el mayor porcentaje de las mujeres se tatúan pequeñas frases o símbolos, lo que se denomina tiny tattoo tan de moda ahora en las actrices, en zonas del cuello, tobillos, costado… Sí es verdad que ellas generalmente prefieren zonas más discretas, menos visibles.

triskel en espalda

triskel en espalda

G: Principalmente zonas que no se aprecian a simple vista como la nuca, muñecas, junto a la ingle, empeine y tobillo. Las frases ganan por mayoría, pero he realizado con algunas chicas unos tatuajes artísticos preciosos y de gran tamaño en el brazo y en piernas con motivos de animales, búhos, tigres, y motivos florales…

 

B.T: ¿Cómo te sentiste la primera vez que hiciste un tatuaje?

M: Nervioso por la gran responsabilidad que supone, pero a la vez una gran satisfacción, sobre todo por la respuesta del cliente una vez finalizado el trabajo. Esto es como los actores o bailarines antes de entrar en el escenario, siempre estás nervioso y una vez empiezas te envuelves en el trabajo y disfrutas.

G: En el primer tattoo que hice estaba nervioso, aunque a la vez tranquilo porque era a un amigo, y al terminarlo, me sentí muy satisfecho con el resultado, ilusionado y con ganas de empezar otro.

catrina1

B.T: En tu web vemos que hay tatuajes tribales, maoríes, tradicionales, Old School, catrinas mexicanas. Cuéntanos un poco de ellos, qué representan y a quiénes les gusta y se los tatúan…

M: Estos temas dependen de cada persona; hemos trabajado varios maoríes, pero también trabajos realistas que son los que más me apasionan… Un chaval se tatuó una imagen de él mismo junto a su perro que murió; una chica se tatuó un caballito de plástico que le regaló su abuelo para que aprendiese a dibujar cuando era pequeña; otra chica se tatuó una pequeña mariquita a color en recuerdo a su abuela que se llamaba así… Son tatuajes que para la gente que los ve pueden no significar nada, pero para el que los porta tiene un profundo significado.

 

Tattoo-Reconstructivo_mariquita

Tatuaje reconstructivo Tatuaje realizado en Twotattoo para cubrir una cicatriz

 

En mi web me gusta subir comentarios sobre el por qué se han hecho mis clientes sus tatuajes. Son historias verdaderamente interesantes. Uno de los últimos que he hecho antes del verano ha sido a una chica que le diagnosticaron hace 10 años Lupus, una enfermedad autoinmune que no tiene cura. Antes de ingresar y que le dieran sesiones de quimio decidió hacerse su primer tattoo, a modo de cicatriz. Ahora vuelve a estar mal y vuelven a darle quimio. Según sus palabras, el tatuaje que le hemos hecho es una nueva cicatriz, para recordarle que está viva y que la vida es muy corta, y ella, como el poema de Benedetti, prefiere no salvarse…

G: Cada vez, y por suerte, se está extendiendo más los diferentes estilos, y te pueden pedir cualquiera de ellos cualquier persona; ya no se relacionan los tatuajes con las etnias o gremios como antiguamente, ahora se mira más la estética del tatuaje.

 

B.T: ¿Hay modas dentro de la profesión? Me refiero a si los usuarios tienen gustos distintos dependiendo de qué se estila más…

M: La profesión no suele influir en el tema, aunque sí en el tamaño y zona a tatuar. Según la profesión se tatúan en zonas más o menos visibles. Yo de hecho actúo a veces como “padre” e intento convencer que ciertas zonas son muy visibles y que en un futuro puede traerle algún conflicto a la hora de desarrollar su actividad laboral. Todavía la gente sigue teniendo un mal concepto del tattoo y aunque poco a poco va adentrándose en nuestras vidas, quizás ayudado por los programas de televisión en que es tan habitual ver a actores, deportistas, cantantes… todos ellos repletos de tatuajes, aún así, para los que no son famosos, tardará algunos años en que se vean con buenos ojos los tatuajes.

Hecho de pedacitos de tiG: Como en todo, las modas cambian, y al igual que antes se llevaban más los tribales, temas chinos… actualmente están más de modas los tatuajes a color, retratos e hiperrealismo, catrinas, aunque todo vuelve, y el estilo Old School de los años 50 – 60 se está llevando mucho de nuevo..

catrina1

 

B.T: ¿Qué lleva a una persona a hacerse uno o varios tatuajes en su cuerpo? ¿Qué reciben o qué buscan con ellos?

catrina1

M: La primera vez que se tatúan suele ser por un tema sentimental, en recuerdo de algún miembro de su familia, iniciales, nombres… y como se suele decir, el tatuaje crea adicción y después ya pasas a motivos más artísticos. Pero hay de todo, clientes que se tatúan dibujos solo por estética y otros eligen el motivo por su afición a un equipo o devoción a imágenes religiosas… es todo un mundo.

Hecho de pedacitos de ti

Un caso del que tengo gran satisfacción fue el de una señora que le reconstruyeron el pecho, a causa de un cáncer, con gran parte del tejido del vientre. La cicatriz le marcaba de lado a lado. La felicidad de esa persona tras tatuarle la zona y saber que delante del espejo antes se veía una cicatriz y ahora una obra de arte…, ¡eso no tiene precio!

Actualmente estoy trabajando en otro tatuaje para disimular zonas del vientre que le ha quedado deformado tras el parto, piel floja y estrías. Lo conocemos como tatuaje reconstructivo. Lleva 4 años, desde que trajo al mundo a su hijo, y lo está pasando muy mal, sin querer mirarse al espejo cada día por no ver el estado en que le quedó el vientre tras el parto. No puedes imaginarte la ilusión con la que está esperando que llegue septiembre para comenzar con su tattoo. Ya he tenido un par de reuniones con ella para estudiar su tatuaje, y si ella está ilusionada, más lo estoy yo por verla tan feliz. De verdad, es muy gratificante vivir estas situaciones.

G: Buscan una forma de expresar sus sentimientos y emociones diferentes, plasmar un momento de sus vidas o algún símbolo o imagen que les recuerde a alguien o a algo, momentos negativos o momentos positivos. Se nos ha dado el caso de algunos clientes que incluso deciden hacerse dos o tres tatuajes a la vez en distintas zonas.

 

B.T: ¿Existe un perfil más o menos homogéneo entre los usuarios que te visitan?

M-G: principalmente nos llegan estudiantes, supongo que en parte influido por la ubicación del estudio, frente a un instituto… ¡pero también nos han llegado clientes de hasta 70 años! Y, por supuesto, de diferentes clases sociales y laborales, bailarines, modelos, atletas, profesores, empresarios, arquitectos, abogados, veterinarios… las cosas han cambiado mucho.

 

B.T: Cuéntanos anécdotas que hayas vivido con tus usuarios… ¡Seguro que hay muchas!

M: La verdad es que sí… Por ejemplo vienen mucha gente a taparse tatuajes con los nombres de sus antiguos novios/novias con el que han cortado relación. Se nos ha dado el caso de un cliente que ha venido en un par de ocasiones, con distintas “novias” para que ellas se tatuasen su nombre…

Otra situación simpática fue una chica que su madre le dejaba tatuarse con la condición de que ella tenía que dar el visto bueno a la zona a tatuar, pero como no pudo venir al estudio, le íbamos transfiriendo el calco a la chica por distintas partes del cuerpo y por whatsapp le iba mandando las imágenes a la madre…. hasta que ya aprobó la zona y pudimos comenzar a tatuarla.

O el caso de un chaval, ya tumbado en la camilla para comenzar el tattoo, que se levantó arrepentido porque no le había dicho nada a sus padres y le daba cargo de conciencia… así que me pidió perdón y se fue sin hacérselo.

La verdad es que hay muchas anécdotas, tantas como para escribir un libro.

 

B.T: ¿Duele hacerse un tatuaje? En caso afirmativo, ¿se puede mitigar ese dolor?

M: Depende de la zona puede llegar a doler más o menos… y por supuesto dependiendo del tiempo que lleve la realización del tattoo; no es lo mismo 25 minutos que una sesión de 4 horas. Es un dolor “llevadero” que según dicen merece la pena… Yo siempre lo comparo con el parto… lo mal que lo pasas pero después siempre se olvida y vuelves a traer niños al mundo… pues lo mismo ocurre con el tattoo, después siempre vuelves al estudio y repites. Aunque hay maneras de mitigar el dolor, no se recomienda pues el efecto se pasa y se acumula el dolor que anteriormente no has notado… Efectivamente existen productos para calmar el dolor cuando la zona se trabaja mucho tiempo, para bajar la inflamación, pero estamos hablando de tatuajes de muchísimas horas seguidas. Así que como solemos decir, ¡¡sarna con gusto no pica!!

G: Depende mucho de la persona y la zona a trabajar, hay zonas como puede ser el pie o el costado entre otras que quizás pueda causar una mayor molestia, pero es una molestia aguantable. Para mitigar el dolor hay productos que insensibilizan la zona a trabajar durante un periodo corto de tiempo.

 

B.T: ¿Aguantan mejor el dolor los hombres o las mujeres?

M: ¡¡Creo que son más valientes las mujeres!!… Ellas dicen que la depilación láser no tiene comparación con el dolor del tattoo, que duele mucho más la depilación láser… Pero tengo que decirte que cada cliente tiene un umbral diferente del dolor.

He tenido 3 chicas en días consecutivos que se han tatuado por vez primera y en el costado. Una de ellas se retorcía y lloraba; la segunda se reía y no paraba de charlar… y la tercera estuvo con los ojos cerrados y llegué a pensar que se había dormido, y sencillamente estaba super relajada… Desde ese día ya no se qué contestar a cuando me preguntan si duele un tatuaje.

 

G: Es relativo, suelen venir más asustadas las mujeres, pero una vez empezado el trabajo se suelen quejar más los hombres. Te sorprendes con cada cliente. Sobre todo cuando es el primer tattoo y desconoces qué se siente. Empezamos despacio para que vaya “preparando su cuerpo” y cuando ya está más relajada y ve que no es para tanto seguimos tranquilamente.

 

B.T: ¿Qué personas (o en qué circunstancias) no puedes hacerte un tatuaje? ¿Un menor puede tatuarse?

M: No es recomendable tatuarse si acabas de tener intervenciones quirúrgicas, quimioterapia, infección local, cicatrices no establecidas, quemaduras recientes, úlceras, hematomas. Tampoco si padeces diabetes, hemofilia, cardiopatías, portadores de VIH y hepatitis B y C, inmunodeprimidos, prótesis.

Y por supuesto si padeces alergia a los pigmentos, padecimientos de la piel en la zona de aplicación (lunares, queloides, cáncer de piel, impétigo, psoriasis). Si padeces dermatitis tampoco se aconseja tatuar, pero ya he tenido varios casos que bajo consentimiento de su médico hemos accedido y lo ha aceptado su piel perfectamente. Es como todo, hay distintos grados de afecciones, y si no es muy alto, tras unas pruebas previas, puede tatuarse.

A la pregunta de si un menor puede tatuarse, nunca sin el consentimiento de sus padres, por supuesto aportando su aprobación por escrito y acompañando DNI de padres o tutores legales. Ya han venido varios padres con sus hijos menores “de rebote”, es decir, que se han hecho un piercing o tatuaje en cualquier sitio sin medidas de higiene, y como los chavales van a seguir haciendo lo que les da la gana, los padres prefieren que al menos se lo hagan en un sitio de confianza.

 

B.T: ¿Hay algún lugar del mundo donde esté “mal visto” no tatuarse?

M: En aldeas indígenas el tatuaje es parte de un ritual de valentía antes de una batalla, o incluso en Nueva Zelanda indicaba un estatus dentro de un grupo. En las Islas Marquesas, Polinesia Francesa, un cuerpo sin tatuar era un “cuerpo estúpido”, estaban tatuados de arriba abajo… Pero al paso que vamos, dentro de nada el que no esté tatuado será visto con mala cara, jajaja, es broma, pero la verdad que si lo piensas detenidamente, los que ahora están tatuándose tomarán el relevo a la generación que ahora mira mal los tatuajes, por lo que dentro de 20 añitos, los “cuarentones o cincuentones” estarán ya tatuados y ya no estará tan mal visto el tatuaje. Cuestión de tiempo…

 

B.T: Si en algún momento quieres quitarte un tatuaje, ¿qué opciones tienes?

M: Antes la única opción era hacerte un “cover”, que era taparlo con un nuevo tatuaje encima… ahora ya puedes eliminarte el tatuaje mediante sesiones de láser. Lo curioso es que en muchas ocasiones decides borrarlo para volver a tatuarte encima con un nuevo motivo.

 

El Tatuajes y tu Salud

 

B.T: Hay anestesistas y médicos que desaconsejan tatuarse en la columna vertebral porque si en un futuro necesitas ponerte una anestesia epidural puede resultar peligroso. De hecho, hay anestesistas que se niegan a ponerla en determinados casos. ¿Cómo manejas esta situación?

 

imagen: www.tattoo.com

imagen: www.tattoo.com

 

M: Hasta ahora solo se me ha dado el caso de una chica que quería repasarse uno que tenía hecho anteriormente. Le comenté el riesgo ante una operación y casualmente estaba pendiente de una operación en un par de meses después, por lo que le sugerí no hacer nada hasta después de la intervención. En la mayoría de los casos los clientes desconocen este riesgo.

G: Nosotros advertimos primero si la zona a trabajar puede tener repercusiones de algún tipo, y una vez advertidos e informados, el cliente decide. Aunque hay zonas que no se pueden tatuar en ningún caso.

 

B.T: En un artículo publicado en dmedicina.com se afirma que “la mayor parte de los productos químicos empleados en la realización de tatuajes son pigmentos industriales que se utilizaban originariamente para pintar coches o como tintas para escribir. Asimismo, afirma que existe muy poca información sobre el efecto de estas tintas industriales en la piel, por lo que es conveniente rechazar este tipo de pigmentos”. ¿Cuál es tu opinión al respecto? ¿Existe el concepto de tatuaje ecológico?

M: Nosotros utilizamos tintas homologadas en España como la mayoría de los estudios legalizados. Ya los pigmentos no son como los de antes. Pasan por rigurosos controles de calidad y Sanidad nos comunica si aparece algún caso de conflicto con algún pigmento. De todas formas es aconsejable, así al menos lo hacemos nosotros, realizar pruebas de alergia a los pigmentos.

Cada pigmento tiene composiciones distintas y pueden interactuar en cada persona de diferente forma. Son unas pruebas sencillas que hacemos con anterioridad a la realización del tatuaje, preferiblemente uno o dos días antes, que consiste en depositar una gota de cada color sobre la piel y pinchar levemente con una aguja sin sobrepasar la epidermis, y esperar de 24 a 48 horas para observar si se produce reacción.

Me ha llegado al estudio “caballeros legionarios” para que le retocase algunos tattoos realizados en su momento con tinta china y en lugar de utilizar agujas esterilizadas… ¡¡se pinchaban la tinta con chapas de cerveza afiladas!!… Y ahí están aún en pie los tattoo…

Han venido también a nuestro estudio preguntando si hacemos tatuajes temporales, de henna… pero no los realizamos. Para mí el tattoo es un arte, y como tal me gusta verlo y que perdure en el tiempo, y tatuar con henna es como hacer un dibujo en la orilla de la playa…

 

B.T: La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) alertó hace unos años sobre la presencia en territorio nacional de tres tipos de tintas para tatuajes de efectos nocivos para la salud. En concreto, las marcas eran Milenium (Incredible Tatoo Supply. Italia), Intenze Colors (Global Tattoo Suplies Ltd Reino Unido) y Eternal Tattoo Color PLUM 29 plum 3846 del lote 128. Las dos primeras contenían tintes azoicos que liberan aminas aromáticas, catalogadas como cancerígenas. La tercera podía representar un riesgo para la salud ya que estaba contaminada por Pseudomonas Aeruginosa, el bacilo responsable de bacteriemias, otitis externa y media, infecciones respiratorias, infecciones del tracto urinario, osteomielitis, artritis, infecciones de piel, infecciones gastrointestinales, del sistema nervioso central, entre otras. Ninguna de estas tintas posee la autorización sanitaria de comercialización de la AEMPS prevista en la normativa estatal aplicable. ¿Siguen estando estas marcas desautorizadas?

M: Efectivamente, solo existen dos o tres tintas homologadas en España, aunque sí numerosas tintas homologadas en el resto de Europa, de las cuales no está permitida su venta aquí. Sí es cierto que las asociaciones de tatuadores en España están luchando para que se permita el uso de muchas tintas que están permitidas en el resto del mundo, pero como está ocurriendo en todos los terrenos últimamente, estas historias se mueven la mayoría de las veces bajo intereses comerciales.

De todas formas, como comentaba antes, los estudios dados de alta pasamos por inspecciones sanitarias al menos una vez al año, y nos mantienen informados si hubiese conflicto con algún pigmento concreto.

 

B.T: Las normas de higiene y seguridad estatales, ¿qué te exigen a la hora de dedicarte al oficio de tatuador?

M: Es bastante extenso el protocolo a seguir, desde la firma de un consentimiento por parte del cliente, en el que le informas de los riesgos y cuidados antes y después del tatuaje, hasta realizar pruebas de alergia previas al trabajo, usar material desechable o esterilizado y por supuesto un buen cuidado del tattoo por parte del cliente.

Un tatuaje mal cuidado puede terminar en infección, por lo que tan importante es seguir el protocolo de higiene durante el proceso del tatuaje como el cuidado durante la cicatrización del tatuaje; no debemos olvidar que el tatuaje no deja de ser una herida. En general el cliente es bastante cuidadoso y cumplen las indicaciones que le damos para el cuidado.

Además nosotros como tatuadores, tenemos que estar vacunados contra la Hepatitis B y el tétanos. Para abrir el estudio debes de presentar previamente los certificados de estar vacunados cada uno de los miembros junto a la certificación de tener tu local montado según normativa exigida. Anualmente Sanidad visita el estudio sin previo aviso para verificar que sigues reuniendo los requisitos y las normas de calidad e higiene.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×