La inteligencia del Corazón en la Medicina Tradicional China

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

¿Sabías que el Corazón tiene un Sistema Nervioso independiente con sus propias neuronas y neurotransmisores y que es capaz de tomar decisiones al margen de tu cerebro? El Corazón es la expresión máxima del conocimiento y la inteligencia según la Medicina Tradicional China. Rige la lengua y en ella podemos leer parte del estado de salud de nuestro organismo. Nuestro colaborador Bt, Javier Fernández Pachón, te ilustra sobre este órgano mágico en este maravilloso artículo. 

 

Imagen de Francisco Javier Fernández Pachón

Javier Fernández Pachón, Colaborador Buenasterapias

 

– Un día un maestro preguntó: ¿Por qué grita la gente cuando está enojada?

– Los monjes dijeron: Porque perdemos la calma -dijo uno de ellos, por eso gritamos.

– Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado?

Nadie dijo nada. Al final el maestro dijo:

– Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más alejados estarán y más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno al otro. Luego el maestro preguntó:

– ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran?

– Se hablan suavemente porque sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.

Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, pues la distancia se hará tan larga que no encontrarán el camino de regreso.”

Este corto relato ilustra perfectamente algo que los antiguos chinos conocían muy bien y es la importancia del Corazón en todas las relaciones psico-afectivas.

 

El Corazón es el órgano más importante del cuerpo. Considerado como el Emperador, ha de ser protegido a toda costa, puesto que de él depende que toda la economía orgánica sea alimentada por el fluido más precioso del organismo: la sangre. Ésta, siendo su función principal, va de la mano de la no menos importante de control de las actividades mentales.

Se dice que el Corazón comanda las emociones en su acción de control al cerebro. Modernos estudios revelan que el Corazón también contiene células cerebrales.

Se podría pensar que el bombeo del Corazón es una función aislada y que se produce de manera autónoma sin ningún tipo de apoyo. Pero realmente ¿de dónde saca la energía para seguir latiendo constantemente durante los 80, 90 o 100 años de vida?. El Corazón se encarga de impulsar la sangre por los vasos sanguíneos pero para realizar esta función necesita los aportes energéticos proporcionados por el Pulmón por la llamada “energía torácica” que estimula la acción motora del Corazón. Muchas arritmias y fibrilaciones tienen su origen en disfunciones del Pulmón.

Los principios holísticos en que se basa la Medicina China tienen en cuenta la importante relación que existe entre los sistemas orgánicos y de los sentidos y la fisiología propia de los órganos.

 

imagen del mapa de una lengua

 

“Así nos dicen los tratados chinos que el Corazón rige la lengua. La lengua es un importante método de diagnóstico. Por la observación de su color, su forma y el estado de la saburra podemos deducir el estado del Corazón en referencia a la sangre. Pero la lengua también es el órgano del verbo y la palabra consideradas por la Medicina China la expresión máxima del conocimiento y la inteligencia, que son cualidades emocionales del Corazón. Podemos observar esto en las personas que o bien permanecen calladas (no expresan sus emociones) o bien hablan mucho, lo que nos indica “calor Yang de Corazón” (que no debe considerarse patología cardíaca).

El Corazón se manifiesta en la cara. Esto es las expresiones de tristeza o alegría que se ven en el rostro y, por otro lado, la manifestación propia del color relacionada con cada órgano. El rojo es el color del Corazón, el negro del Riñón, el amarillo del Bazo, el verde del Hígado y el blanco del Pulmón.

 

La Inteligencia del Corazón

Los textos clásicos nos dicen que la cualidad emocional del Corazón es la Inteligencia y el Conocimiento y en recientes investigaciones esta máxima se pone de manifiesto al descubrir que el Corazón contiene un Sistema Nervioso independiente con su propio sistema neuronal y de neurotransmisores capaces de tomar decisiones al margen del cerebro e incluso influir en él activando o inhibiendo determinadas partes.

Se ha descubierto que el campo electromagnético del corazón es muy potente y que se ve alterado por la influencia de estados emocionales negativos como miedo, frustración o estrés y que esto a su vez influye en la composición bioquímica de la sangre.

 

Pero de igual manera ante las emociones positivas su campo electromagnético se regula y el corazón es capaz de producir una hormona, la oxitocina, conocida como la hormona del amor. Se sabe que este campo electromagnético es muy amplio por lo que la información que emana de él, el amor, es capaz de “contagiarse” a los demás.

En base a esto se puede decir que el cerebro no es el único capaz de
procesar información, sino que el Corazón también la recibe y la procesa
atendiendo a la calidad de la misma según sean emociones positivas o
negativas. El Corazón responde alterando la frecuencia cardíaca de manera
que ésta sincroniza con las ondas cerebrales activando alguna función.

 

Este concepto de reciente estudio ya era tenido en cuenta por los tratados chinos que nos dicen que el Maestro de Corazón (pericardio energético o envoltura del corazón) se encarga de filtrar toda la información del exterior tratando de neutralizar los ataques emocionales o climatológicos capaces de alterar al Corazón y al líquido que controla, la sangre.

 

Esto es muy importante puesto que si nuestra receptividad se hace desde el Corazón la percepción que tenemos de la realidad es más exacta puesto que no ha de pasar por los circuitos cerebrales apoyados en experiencias pasadas y recuerdos subconscientes.

Nos encontramos aquí con un importante potencial que puede lograrse si somos capaces de liberarnos de todo el bagaje de miedos y situaciones estresantes que desarrollamos cada día y las cambiamos por emociones más positivas de entrega, afecto y amor. Para ello vamos a tomar conciencia de cómo nos estamos sintiendo, vamos a ser “observadores” de nuestros estados y comportamientos, sin culpas, sin juicios y entrando de lleno en la dinámica de pensamientos positivos y amor.

 

 

 

 

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×