El aprendizaje de los viajes astrales

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×

Las personas que los experimentan afirman que tienen una prueba irrefutable de que la muerte no existe y que recuerdan el propósito de vida que planearon antes de nacer, acelerando el proceso de madurez de la conciencia. Obdulia Chico es voluntaria de la International Academy of Consciousness (IACA) y nos explica en esta entrevista qué es y qué ocurre en un vuelo astral o Experiencia Fuera del Cuerpo (EFC).

 

Obdulia Chico. Viajes astrales

Obdulia Chico. Viajes astrales

 

Obdulia es extremeña. “Soy una persona corriente,  con su trabajo, familia, amigos… Desde temprana edad me preguntaba  ¿Quién soy?, ¿Qué hago aquí?, ¿Adónde voy? En 1998, en plena crisis personal, conocí la International Academy of Consciousness (IACA). A partir de ahí, me di cuenta de que quería “ayudar a los demás de alguna forma”. Desde 1998 soy voluntaria de la IAC, instructora e imparto clases y conferencias por diferentes ciudades. Soy Coordinadora de la unidad de Madrid desde 2006.

 

BT: Obdulia, ¿qué es un vuelo astral?

La ciencia convencional considera que la conciencia es generada o es un subproducto del cerebro físico, limitándose a métodos de investigación puramente materialistas. Es decir, que somos el cuerpo físico y que todo termina con la muerte biológica.

La conciencia es conocida popularmente como principio inteligente, alma, espíritu, esencia, ser,  teniendo en cuenta además todos sus atributos, su capacidad parapsíquica, sus múltiples vidas y la capacidad de manifestarse tanto dentro como fuera del cuerpo.

Desde aquí, Conciencia somos cada uno de nosotros con todo el bagaje de conocimiento, atributos e inteligencias y experiencias que hemos ido desarrollando a lo largo de las múltiples vidas que hemos tenido hasta el momento actual, es decir, hoy. Lo que ahora estamos viviendo cada uno de nosotros es el resultado de nuestros patrones de pensamiento, sentimientos y actitudes de nuestro pasado, tanto de esta vida como de vidas anteriores.

El paradigma conciencial no limita a la conciencia a este cuerpo físico, sino que reconoce la realidad de la conciencia de manera multidimensional. Es decir, usted, yo, todos los seres, somos conciencias, que nos manifestamos en múltiples dimensiones o planos y utilizamos diferentes cuerpos o vehículos, dependiendo en qué dimensión esté interactuando la conciencia. En esta dimensión física, la conciencia se manifiesta a través del cuerpo físico, pero cuando estamos en vuelo astral o pasamos por la muerte biológica, la conciencia sigue siendo la misma, manifestándose con un cuerpo diferente llamado a lo largo de los siglos, cuerpo astral, cuerpo emocional o, actualmente, con el término más técnico, psicosoma .

La proyección o viaje astral, conocida también como Experiencia Fuera del Cuerpo (EFC), desdoblamiento o experiencia extracorpórea, es un fenómeno natural, benigno en el que la conciencia se desprende del cuerpo físico, manifestándose en un vehículo más sutil (cuerpo astral o, psicosoma) quedando conectado al primero por lo que se ha llamado popularmente, cordón de plata.

Viaje astral, desdoblamiento o experiencia fuera del cuerpo

Viaje astral, desdoblamiento o experiencia fuera del cuerpo

 

Existen diferentes tipos de proyección astral, variando en calidad y dependiendo del nivel de lucidez y control energético de la persona. Por regla general tenemos vuelos astrales cuando nos vamos a dormir, este tipo de viaje astral no es planeado y generalmente, no hay control por parte de la persona que lo está experimentando.

Mientras su cuerpo físico está durmiendo, se encuentran despiertos fuera de su cuerpo físico, en el cuerpo astral o psicosoma, a menudo viendo hasta su cuerpo físico durmiendo en la cama. No suelen tener mucha duración por la falta de control y lucidez.

Lo ideal es tener proyecciones lúcidas, desarrollar la lucidez fuera del cuerpo es una capacidad que se puede aprender. En la proyección lúcida la persona está plenamente consciente de lo que está sucediendo, con quién está interactuando, que está pensando, siendo el tipo de proyección más productiva por tener pleno control de los pensamientos, energías y sacando el máximo provecho de la experiencia.

 

BT: ¿Qué se puede sentir cuando te desprendes del cuerpo físico?

En el viaje astral, muy a menudo se experimentan varias sensaciones o síntomas particularmente en el momento de la separación o desconexión y también cuando regresamos al cuerpo. Las personas relatan cómo sienten vibraciones por todo el cuerpo, escuchan sonidos y voces a su alrededor, la típica parálisis del sueño o catalepsia proyectiva, zumbidos o sonidos dentro de su cabeza, sensación de caída, flotación, o hundimiento a través del colchón, estar hinchado como un balón. Cada persona es única, por lo que pueden experimentar todos, algunos o ninguno de estos fenómenos.

 

BT: ¿Por qué nos asustan, en un principio, estas experiencias?

Por regla general, cuando las personas tienen alguna de estas sensaciones se sorprenden porque éstas son muy diferentes a las sensaciones que sentimos con los sentidos físicos y no sabemos controlarlas. Estas sensaciones nos están indicando que estamos a punto de tener un viaje astral, pero lo que ocurre es que al no tener control de ellas, abortamos la salida del cuerpo. Pero con práctica, paciencia y un poquito de tiempo nos vamos a habituarnos a ellas y a poder controlarlas para que tengan una mayor duración y sacar mayor provecho de ellas.

Aunque en sí mismo un viaje astral es una experiencia fascinante, el propósito del mismo es catalizar la evolución personal, proporcionando a las personas oportunidades de percibir de primera mano lo invisible, pero real, de las dimensiones no físicas con las que está interactuando.

Algunos de los beneficios de la Experiencia Fuera del Cuerpo son:

  • Evidencia personal irrefutable de la vida después de la muerte. Cuando uno tiene una experiencia fuera del cuerpo lúcida, no le cabe la menor duda de que la muerte no existe, la conciencia sigue viviendo, pensando, interactuando, aprendiendo y pudiéndose encontrar y relacionarse con familiares y amigos ya fallecidos que se encuentran en esas dimensiones no físicas o planos astrales.
  • Responder a las preguntas Quién soy, de dónde vengo y a dónde iré cuando pase por la muerte biológica.
  • Recordar el propósito de vida que planeamos antes de nacer, para realizarlo en esta vida que estamos teniendo.
  • Asistencia a quien lo necesite a través de la transmisión de energías terapéuticas mientras estamos fuera del cuerpo.
  • Comunicación directa con seres más evolucionados no físicos.
  • Recuerdos de vidas pasadas
  • Expansión del autoconocimiento y aceleración del proceso de madurez de la conciencia.

Muchas veces reflexionamos sobre las proyecciones astrales, sus beneficios, técnicas y consecuencias, pero nos parece importante destacar que este fenómeno, conocido como viaje astral, experiencia fuera del cuerpo o proyección de la conciencia, es tan natural como el ser humano y tan antiguo como la humanidad, incluso, quizás más antiguo que ésta. Salir del cuero es tan natural como respirar o dormir. Es parte de la vida  y también de las formas de vida menos evolucionadas.

BT: ¿Hay tradiciones o civilizaciones que sepamos emplearan los vuelos astrales como herramientas de conocimiento de la vida y del ser humano?

A lo largo de la historia hay documentación exhaustiva sobre las proyecciones astrales. Estas narraciones nos dan idea del carácter universal de la capacidad de salir del cuerpo. Las evidencias más remotas aparecen en el antiguo Egipto, entre 5.000 y 3.000 años de antigüedad. Ya en ese tiempo tenían conocimiento del cuerpo astral, que llamaban Kha.

En la antigua Grecia, podemos encontrar referencias en el Templo de Eleusis, en los escritos de filósofos de Platón, Hermótimo de Clazomene, Herodoto y en algunos informes del historiador Plutarco de Queronea.

En los siglos XVIII y XIX, Emmanuel Swedenborg, Honoré de Balzac y Allan Kardec, realizaron los primeros esfuerzos para popularizar la proyección astral.

La experiencia fuera del cuerpo es positiva y beneficiosa para todas las personas que la realizan. Por lo tanto, se hace necesario parar los lavados cerebrales que han estado sucediendo a lo largo del tiempo debido a la ignorancia sobre el tema. Hoy en día existe una ciencia, Proyecciología, con el propósito de estudiar este fenómeno. Cualquier persona puede desarrollar estas capacidades, percepciones y controlarlas, hasta llegar al punto de producir la proyección astral a voluntad.

IAC Madrid

http://madrid.iacworld.org/

www.iacworld.org

madrid@iacworld.org

 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- 0 Flares ×